Ya hay polémica con la canción de Barei y Eurovisión: el idioma

barei-eurovision

RTVE / Barei celebra su victoria en ‘Objetivo Eurovisión’

Qué mal se nos dan los idiomas en España. No se puede decir que seamos un país en el que cualquier ciudadano se maneje en su lengua oficial y en inglés, francés… En general, lo nuestro es un inglés chapurreado que nos sirve para ir tirando.

Esto se refleja en numerosos ámbitos: igual escuchamos a un político hablar de una “relaxing cup of café con Leche in Plaza Mayor”, o vemos cómo se traduce horripilantemente al castellano el título de una película extranjera o igual se lía la marimorena porque la letra de la canción que presentamos a Eurovisión está en inglés.

Esto último es lo que está sucediendo con Say Yay!, el tema con el que Barei representará a España el próximo mes de mayo en Eurovisión. Una canción que no contiene estrofas en español y en cuya composición ha participado la propia Barei ya que considera que cantar en inglés en Eurovisión puede ser positivo para España.

Una decisión que no ha sentado bien a todo el mundo. “teniendo en cuenta que el español es una lengua que hablan 500 millones de personas, presentarse con una canción en inglés es sorprendentemente estúpido“. Son declaraciones a la Agencia EFE de José María Merino, escritor, articulista y miembro de la Real Academia de la Lengua.

Ya es conocido el desencanto de la RAE con que España no presente canciones íntegramente en castellano; en 2014 presentó una queja ante RTVE por considerar que el Dancing in the rain de Ruth Lorenzo contenía demasiadas estrofas en inglés.

Para Merino, lo de cantar en inglés se puede entender en países cuyo idioma no sea hablado fuera de sus fronteras, pero no que lo haga España: “Entiendo que un país con una lengua limitada en cuanto a sus hablantes intente usar una lengua de conocimiento masivo, pero esto es impresentable” , ha dicho.

ampliar foto

RTVE / Barei en rueda de prensa tras ser elegida como representante para Eurovisión

El del idioma es un viejo debate en Eurovisión. Muchos seguidores demandaban a RTVE que apostase por canciones en inglés para intentar conseguir así el favor de los eurofans del resto de países. Otros, por el contrario, consideran que la lengua nacional aporta variedad a las actuaciones, lo que es parte de la esencia de Eurovisión.

Desde RTVE aseguran que ellos no obligan a los candidatos a presentar conciones con partes en español, aunque sí se lo sugieren y lo prefieren. El jurado internacional y el público ha optado por Say yay!, canción con letra en inglés, en detrimento de las otras cinco que sí contenían fragmentos en español. Habrá que ver si así está más cerca el triunfo final…

FUENTE: 40 PRINCIPALES

 

 

Otras partes del mundo donde se habla español además de Hispanoamérica

Publicado por

Denisse Charpentier

El idioma español es más popular de lo que muchos creen. Es la segunda lengua materna más hablada en el mundo después del chino mandarín y tiene alrededor de 559 millones de hablantes, de los cuales 468 millones son nativos.

Aunque existe la creencia popular de que este idioma sólo se habla en España y América Latina, lo cierto es que hay otras partes del mundo donde también está presente.

Un ejemplo es el Sahara Occidental, ubicado al norte de África y al extremo occidental del Desierto del Sahara.

Como este territorio no autónomo fue una colonia española desde finales del siglo XIX hasta mediados de la década de los 70′ y la presencia de ese país aún sigue siendo muy fuerte , uno de los idiomas del territorio es el español. Aunque no es la lengua oficial -lo es el árabe- es una de las principales.

Según un informe del Real Instituto Elcano de España, “en este territorio que un día fue provincia de España la lengua española sigue estando viva entre la población de origen saharaui, a pesar de los obstáculos que su uso y enseñanza han encontrado en la administración del territorio, hoy en manos de Marruecos”

Pero no el único lugar fuera de Hispanoamérica donde esta lengua está presente. En Guinea Ecuatorial, nación centroafricana, también se habla español. De hecho es el único país de África donde el idioma oficial es el español, aquí el 91% de los habitantes lo habla. Los restantes tienen como lengua el inglés o el francés. Esta zona también fue una colonia española hasta 1968 cuando obtuvo la independencia.

De acuerdo a la Constitución del país, “la lengua oficial de la República de Guinea Ecuatorial es el Español”, y “se reconoce las lenguas nacionales como integrantes de la cultura e identidad nacionPartes del Mundo donde de habla español | Wikipediaal”.

Partes del Mundo donde de habla español | Wikipedia

Donde también está presente el español fuera de los ya mencionados, es Filipinas. Aunque los idiomas oficiales en este país del Sudeste Asiático son el inglés y el filipino, el español también está presente. La influencia española en Filipinas data de 1521 cuando el explorador Fernando de Magallanes llegó a la zona, y comenzó una época de influencia española, hasta que en 1899 quedó definitivamente bajo el dominio de Estados Unidos en la guerra hispano-estadounidense. Filipinas luego logró independizarse de E.E.U.U. en 1934.

“Si la primera República de las Islas Filipinas, liderada por Emilio Aguinaldo, hubiese derrotado a los estadounidenses en 1900, el español sería ahora la lengua oficial de Filipinas”, señaló el poeta e historiador filipino Virgilio Almario a la cadena británica BBC, añadiendo que “aunque sólo una pequeña élite de la población hubiera estudiado español, creo que esa élite representaba el sector más influyente. Cualquier cosa que ellos decidieran, hubiera arrastrado al país en términos de educación”.

Alamario explica que como los españoles estuvieron en la zona durante tres siglos, “todas las lenguas importantes de Filipinas tienen, al menos, 2.000 términos españoles”.

Palabras del idioma filipino muy similares al español

Aunque el español cada vez está menos presente en la zona, el idioma Filipino tiene muchas palabra similares fonéticamente.

Por ejemplo, la gente saluda diciendo “kumustá”, que como ya habrás imaginado es muy similar a decir “¿cómo está?”.

Asimismo, se dice “dutsa” a la ducha, “otel” a hotel, “baryo” al barrio, “Kalye” a la calle, “kotse” al coche y “bisikleta” a la bicicleta.

Por otro lado, están los términos “panyolito” que es pañuelo, “sapatos” es zapatos y “takong” es tacón. También están “Luho” (lujo), “barat” (barato), “lamesa” (la mesa), “kutsilyo” (cuchillo), “tinidor” (tenedor), “kutsara” (cuchara), “yelo” (hielo) , “gastos” (gastos), “gwapo” (guapo) y “suwerte” (suerte).

FUENTE:

Por qué un robot que entienda todos los idiomas sigue siendo cosa de Star Wars

El entrañable C-3PO domina seis millones de formas de comunicación, mientras que Skype Translator controla siete idiomas por todo lo alto. ¿Será posible que las máquinas traduzcan todas las lenguas algún día? ¿Por qué el traductor de Google sigue cometiendo tantos fallos? La dependencia de textos adaptados por humanos y las limitaciones tecnológicas son los principales obstáculos.

C3-PO dominaba seis millones de formas de comunicación. Google Traductor, 90 idiomas

C3-PO dominaba seis millones de formas de comunicación. Google Traductor, 90 idiomas

George Lucas ideó hace casi cuatro décadas un droide de protocolo capaz de dominar seis millones de formas de comunicación. Por muy repelente que nos siga pareciendo a veces el bueno de C-3PO, lo cierto es que su capacidad para entender a otros seres ha servido para sacar a los personajes de ‘La guerra de las galaxias’ de algún que otro apuro.

Años antes de que el creador de la famosa saga intergaláctica imaginara al pedante autómata o de que la tripulación de la nave Enterprise se comunicara con los alienígenas en ‘Star Trek’ mediante un traductor universal, los investigadores de IBM confiaban en desarrollar rápidamente una máquina que entendiera varios idiomas. Hablamos de la década de los 50.

Sin embargo, en la actualidad, Skype Translator, el C-3PO de Microsoft, está disponible en siete idiomas, medio centenar para sus mensajes instantáneos. Mientras, el famoso Google Translate ofrece traducciones en 90 lenguas. Si se calcula que existen unas siete mil lenguas en el mundo y los sistemas actuales siguen metiendo la pata con los que ya incluyen (con casos tan sonados como el “festival del clítoris” que, según los de Mountain View, se iba a celebrar en Galicia), parece evidente que la traducción automática no va a ser perfecta a corto plazo. Ahora bien, ¿conseguiremos en los próximos años el ansiado traductor universal?

PRIMERO TE ESCRIBO Y LUEGO TE TRADUZCO

Hace un año que Skype presentó su novedosa herramienta para traducir conversaciones de voz al chino, inglés, francés, alemán, italiano, portugués y español. En realidad, el sistema no traduce automáticamente la charla. Según explicó Gurdeep Pall, el vicepresidente de Skype, el ‘software’ combina un sistema reconocimiento de voz con otro de traducción automática. Cada intervención se pasa a texto y el sistema la traduce después, aunque todo suceda asombrosamente rápido.

Es precisamente en la primera fase del proceso en la que Skype Translator ha supuesto un gran avance. El programa utiliza el famoso ‘deep learning’, las redes neuronales profundas, para lograr que una tertulia se transforme en palabras escritas de una forma mucho más eficiente.

“Se puede construir un sistema que tiene el mismo estado del arte en temas de reconocimiento de voz sin tener que hacer nada, todo lo hace la red neuronal, es capaz de ‘comprender’ desde la propia señal”, explica a HojaDeRouter.com Francisco Casacuberta, catedrático e investigador del Centro Pattern Recognition and Human Language Technology de la Universidad Politécnica de Valencia.

Las redes neuronales profundas realizan todas las fases del proceso por sí mismas y, además, perfeccionan progresivamente el sistema a medida que Skype las entrena con las conversaciones que graba de los usuarios. Así, el innovador sistema que traduce nuestras videollamadas va haciendo cada vez mejor su trabajo.

EL ‘QUID’ ESTÁ EN LOS DATOS

Cuando Skype ya tiene el texto en su sistema, lo traduce con ayuda de Bing Translator. Al igual que el traductor de Google o que el sistema de código abierto Moses (financiado por el Programa Marco de I+D de la Unión Europea y que ahora utilizan muchas empresas e investigadores), Bing Translator se basa en modelos de aprendizaje automático estadísticos.

Estos sistemas ni han estudiado traducción e interpretación ni tampoco son expertos lingüistas. Para realizar su labor, memorizan las traducciones de millones de documentos realizadas por humanos en los dos idiomas requeridos, ya que se pueden fiar de ellos. No utilizan todo internet, sino solo la parte de la Red traducida por expertos.

A partir de ahí, la estadística es la clave. En lugar de responder a nuestras peticiones traduciendo palabra por palabra, la máquina analiza qué probabilidad hay de que una secuencia de vocablos en una lengua se corresponda con una traducción determinada, teniendo en cuenta además el contexto global.

Por eso Google Translate sabe que el significado de ‘work’ puede variar en base a quién realiza la acción, si es una máquina o una persona, y aunque no tenga ni idea de gramática, sabe que los adjetivos van delante de los sustantivos en inglés. Así, intenta traducir primero y ordenar después las piezas del puzle de cada frase calculando la frecuencia con la que han aparecido ordenadas de esa misma forma en textos memorizados previamente. Como la máquina no entiende de verdad lo que está traduciendo, sino que tira de estadística, tenemos que seguir lamentando sus fallos.

Poco a poco, se espera que las redes neuronales sean también más precisas que los tradicionales modelos estadísticos. En su caso, transforman cada combinación de palabras en un vector capaz de representar si “banco” es un asiento del parque, un grupo de peces o una entidad financiera.

Pese a ello, la eficacia de las redes neuronales también depende de la disponibilidad de textos traducidos. “Aunque tengas una revolución copernicana en la tecnología, dependerás todavía de textos traducidos para diferentes pares de lenguas”, defiende Núria Bel, investigadora del Instituto Universitario de Lingüística Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra.

Así que, para crear un hipotético C-3PO, no solo es necesario mejorar infinitamente su cerebro robótico, sino que el verdadero reto es llenarlo de textos y traducciones. “ Es como diseñar un Fórmula 1 sin gasolina. Los datos, las traducciones, son como la gasolina que hace funcionar el motor”, ejemplifica Bel.

POR QUÉ RUSIA ERA MORDOR

El traductor de Google y otros sistemas recurren a documentos de Naciones Unidas o de la Unión Europea y rastrean la Red en busca de textos multilingües. Obviamente, hay combinaciones de lenguas entre las que es imposible encontrar textos traducidos por expertos humanos o bien los documentos que se encuentran no son suficientes.

En los casos en que no dispone de textos basados en unos determinados pares de lenguas, Google Translate utiliza una lengua como intermediaria o pivote: transforma el texto al inglés, del que hay más documentos traducidos a cualquier lengua, y posteriormente al idioma deseado. Esto puede explicar por qué es capaz de respetar el género cuando traduce “profesora” al catalán pero no cuando traduce ese término al alemán. La criba que realiza la lengua de Shakespeare acaba provocando un notable descenso en la calidad.

Además, un sistema de traducción automática difícilmente se ha entrenado con todas las palabras que forman un idioma, por lo que, de vez en cuando, deja una palabra sin traducir o rellena el hueco con ayuda de un atajo. “Cuando una palabra es desconocida, se intenta ver su contexto y producir la traducción. Se puede acertar o no, pero siempre será menos malo que no hacer nada”, explica Casacuberta. La colaboración entre el humano y la máquina es otra de las soluciones. De hecho, Google pide ayuda a la comunidad para traducir y corregir los textos y mejorar así su sistema.

En internet solo están representados un 5% de idiomas

En internet solo están representados un 5% de idiomas

Estas triquiñuelas podrían justificar que el imparcial traductor de Google tradujera la Federación de Rusia como Mordor del ucraniano al ruso, y convirtiera al ministro de Exteriores en un “pequeño caballo triste”. Al fin y al cabo, Ucrania no estaba nada contenta con la anexión de Crimea y se puede deducir que lo plasmaron en la Red, la fuente de la que beben sus adaptaciones.

Problemas como estos podrían resolverse si los sistemas contaran con los suficientes documentos traducidos. Todo un desafío si tenemos en cuenta que, según un informe de la Broadband Commission unos 1.500 idiomas están en peligro de extinción, en internet solo están representadas el 5 % de las lenguas y el 55,2 % de las webs están en inglés.

Los investigadores necesitan más datos para construir a C-3PO y la mayoría de veces solo disponen de ellos cuando hay una verdadera necesidad. Sin ir más lejos, durante el terremoto de Haití se creó un improvisado sistema de traducción del criollo haitiano al inglés para que el ejército estadounidense entendiera los mensajes de emergencia.

En España, se presentó hace unos meses el Plan de Impulso de las Tecnologías del Lenguaje para promover, entre otros aspectos, la traducción automática en las Administraciones Públicas. Ahora bien, hablar del desarrollo de sistemas perfectos es otro nivel.

El traductor de Google utiliza modelos estadísticos pero también pide ayuda a los usuarios

El traductor de Google utiliza modelos estadísticos pero también pide ayuda a los usuarios

CÓMO HACER QUE UN TRADUCTOR  ENTIENDA FÍSICA CUÁNTICA

Aunque Google Translate o Skype Translator funcionen decentemente como traductores de propósito general, todavía es un reto conseguir buenas traducciones sobre ciertos temas y en ciertos idiomas. “Lo que hace el traductor de Skype es modelar: hace modelos estadísticos o de redes neuronales sobre un dominio específico. Si estamos hablando de viajes, la cantidad de veces que una palabra será la traducción de otra se puede estimar mejor porque tienes menos cosas entre las que elegir”, explica Núria Bel.

Además de utilizar Bing Translator, la compañía propiedad de Microsoft ha añadido al sistema “una capa de palabras y frases” que solemos usar en los diálogos, para lo que han utilizado ejemplos de las redes sociales. Por eso Skype logra reconocer y traducir bastante bien las conversaciones: todos utilizamos un lenguaje coloquial en nuestras videollamadas o hablamos de cosas similares.

Sin embargo, hay otros temas de conversación en los que el sistema no es tan eficiente: un estadounidense trató de leer a un chino la definición de la eficiencia de Pareto sin buenos resultados, si bien Skype Translator fue capaz al menos de traducir el término.

“Tendremos traductores muchos mejores entre el inglés y el español para temas de economía, pero nunca serán capaces de traducir entre el pitjantjatjara y el euskera sobre temas de física, porque probablemente no hay ni un sólo par de documentos online que sean dos versiones, en esos idiomas, del mismo texto sobre física”, explica Julio Gonzalo, profesor del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UNED.

Precisamente esa dificultad de algunos sistemas generales de traducción automática ha hecho que algunas empresas se especialicen en áreas muy concretas, como la traducción de prospectos médicos. Cuanto más delimitados están los temas, más acertado puede ser su modelo estadístico.

Hace unos meses, la compañía Elan Languages demostró que la traducción de una receta del japonés al inglés con su sistema superaba a la del gigante de Mountain View. Ahora bien, ¿es mejor tecnológicamente su programa o es simplemente que habían utilizado un mayor número de documentos sobre recetas en japonés para entrenarlo?

¿JAMÁS TENDREMOS UN C-3PO EN EL PLANETA TIERRA?

La disponibilidad variable de datos según los pares de lenguas, la temática y la dificultad de aprendizaje de la traducción automática hacen sospechar a Julio Gonzalo, investigador de la UNED, que la “traducción universal perfecta entre idiomas al estilo de C-3PO será una quimera todavía por mucho tiempo“.

Francisco Casacuberta también se muestra escéptico sobre la posibilidad de conseguir un droide de protocolo como el inseparable acompañante de R2-D2. “Los sistemas no son perfectos ni lo van a ser. Estoy convencido de que traducir una novela es imposible, porque es un proceso artístico. El traductor humano debe conocer no solamente las dos lenguas como si fuesen suyas, sino el autor, la obra, el contexto…”

Por el momento, Casacuberta cree que pueden mejorarse los sistemas conocidos. Por ejemplo, los sistemas de reconocimiento de voz podrían generar miles de transcripciones diferentes que sirvieran como “hipótesis alternativas” para el traductor automático, en lugar de realizar una única transcripción. De esta forma, el traductor podría decidir cuál es la más adecuada y acertaría en más ocasiones.

Núria Bel, por su parte, está investigando con su grupo de la Universidad Pompeu Fabra cómo producir automáticamente recursos que sirvan para entrenar a los algoritmos sin depender exclusivamente de documentos traducidos profesionalmente. ¿Queremos adaptar un catálogo de mobiliario del catalán al inglés? Seleccionamos dos, uno en cada idioma, y encontramos la equivalencia de palabras a partir de una representación semántica para crear un nuevo diccionario bilingüe.

Aunque los 'ewoks' hablan un dialecto primitivo, C3-PO es capaz de entender que le adoran

Aunque los ‘ewoks’ hablan un dialecto primitivo, C3-PO es capaz de entender que le adoran

Bel sugiere otra línea de investigación que podría dar sus frutos en un futuro: utilizar revolucionarios sistemas que no dependan de las traducciones que les enseñen los maestros humanos, sino que aprendan por sí mismos. Sin embargo, esta tecnología no ha dado todavía buenos resultados. “ El [traductor universal] no es imposible, parece que lo que necesitamos es tiempo para desarrollar otra tecnología y evitar la dependencia de datos traducidos”, señala esta investigadora.

Mientras tanto, C-3PO nos seguirá superando cuantitativamente al dominar seis millones de formas de comunicación. Eso sí, él mismo no sabía exactamente lo que le decían los ‘ewoks’ en su primitivo dialecto, pero le bastaba para comprender que le consideraban un dios. Si al menos se consiguiera descubrir un sistema que entendiera más o menos una gran cantidad de idiomas, aunque siguiéramos quejándonos de los fallos de la máquina, ya sería un gran paso que, a corto plazo, no parece que vayamos a dar.

FUENTE: Diario.es

———-

El centro de idiomas ofrece inglés sanitario y para los negocios

El Centro de Idiomas de la Universidad de León cerrará el 8 de febrero el plazo de matrícula para su oferta de cursos regulares, intensivos, superintensivos, de conversación, específicos y de preparación de pruebas de acreditación de nivel que se imparten en el segundo cuatrimestre y a la que se han incorporado dos nuevos programas temáticos: un curso de inglés sanitario y otro de inglés para los negocios con inicio los días 10 y 11 de febrero, respectivamente, y para los que se exige nivel intermedio de ese idioma.

Por otra parte, también se ha dado a conocer el calendario oficial de celebración de las pruebas de acreditación de nivel que se van a celebrar entre enero y marzo: prueba de acreditación de nivel de inglés TOEIC, que será el 29 de enero, prueba de acreditación de nivel de español Acles B1, el 12 de febrero, prueba de acreditación de nivel de inglés IELTS, el 13 de febrero, prueba de acreditación de nivel español Dele A2, que será el 19 de febrero, la prueba de acreditación de nivel de inglés TOEFL, que tendrá lugar el 11 de marzo y prueba de acreditación de nivel de inglés TOEIC que cerrará el calendario el 18 de marzo.

FUENTE: Diario de León.es

¿Por qué los animales hacen diferentes sonidos en distintos idiomas?

¿Por qué los animales hacen diferentes sonidos en distintos idiomas?

¿No deberíamos usar los mismos sonidos que hacen los animales sin importar en qué idioma hablemos? Si imitáramos un sonido probablemente sí, pero en realidad lo que sucede es que le estamos dando un nombre a un sonido. Por ejemplo, en Japón, los perros no hacen guau sino wan, en Italia, bau bau, en Albania ham ham y en Rusia, wav wav. En la mayoría de los idiomas, el mugido de las vacas  es una palabra que empieza con M, excepto en Urdu que es Baeh.
Más ejemplos extraños, en danés los caballos hacen Vrinsk.
La realidad es que hay muy pocos estudios que han investigado la apasionante ciencia de la onomatopeya animal en diversas lenguas. Uno de esos es el Proyecto Quack, que ya no está disponible en internet desafortunadamente. Las iniciativa recogía el sonido de diferentes animales reproducidos por niños de diferentes culturas en las escuelas de Londres.

También puede tener que ver con reglas gramaticales: por ejemplo en japonés el sonido L no puede ir detrás de la letra D, esencial para hacer el kikirikí del gallo inglés: cock- a doddle do.
Pero la realidad es aún nadie lo sabe. Para algunos expertos, como el filósofo alemán Johann Gottfried Herder el origen de las lenguas tenía que ver con imitar las onomatopeyas propias de los animales. Otros, como Derek Abbott, de la Universidad de Adelaida, Australia,  sostiene que se trata de un área olvidada en términos académicos: “Los diccionarios en general no incluyen estos sonidos – explica Abbott – . De hecho en un estudio que estoy realizando, he descubierto los sonidos más diferentes entre distintos idiomas. Y estos corresponden al de los abejorros. En la mayoría de los idiomas siempre hay una Z o una S (en español sería BZZZZZ), excepto en Japón, donde los abejorros hacen boon boon.”
Las onomatopeyas de los animales, en verdad, dicen más sobre nosotros que sobre ellos. Hablan de nuestra cultura, nuestra gramática y hasta nuestro vínculo con los animales a los que “retratamos” con palabras.

FUENTE: Redacción Quo – 12/01/2016

Cartas de la Generalitat a los fabricantes de coches exigiendo el uso del catalán

Ford, Seat, Nissan, Renault, Citroën y Peugeot han recibido una misiva para que usen la lengua cooficial en folletos, manuales, página web…

La polémica por el uso del catalán en las grandes compañías con presencia en Cataluña no cesa. Banco Santander, Coca-Cola, Nestlé y Danone, entre otros, se han negado a implantarlo en sus productos y servicios, pese a las presiones de plataformas catalanistas subvencionadas por la Generalitat. Ahora, la ofensiva se ha dirigido a las marcas de fabricantes de coches.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes empresariales en Cataluña, la Plataforma por la Lengua y WICCAC (Webmasters Independientes en Catalán, de Cultura y de Ámbitos cívicos) han solicitado por carta a varios fabricantes de coches la implementación del catalán en sus plataformas de comercialización.

Entre las destinatarias de estos correos están Seat, Ford, Nissan, Honda, Opel-GM, Renault, Peugeot, Citroën y Toyota. Las cartas son recientes: han sido enviadas en los meses de octubre y noviembre.

Catalán en la web, catálogos, manuales…

En estas misivas, a las que ha tenido acceso ECD, se critica, por ejemplo, que la web corporativa, los catálogos para la compra de vehículos y los manuales de las marcas de coches en España descuiden “la calidad de la atención en catalán, cuando es una lengua utilizada por 10 millones de personas”.

No se entiende, sin embargo, que estas compañías tengan disponibles “portales en más de veinte lenguas europeas, algunas con muchos menos hablantes que el catalán, como el albanés, el esloveno, el estonio, el georgiano, el letón, el lituano o, incluso, el islandés (con menos de medio millón de usuarios)”, añade el texto.

Se les conmina a poner en marcha una versión multilingüe, como la que facilitan ya en Bélgica o Suiza. Les reprochan, además, que sean sensibles a “comunidades de hablantes que no tienen la lengua reconocida como oficial, como las de habla rusa de Armenia, Estonia, Letonia, Lituania o Moldavia”. No se comprende que alguna de estas multinacionales cuenten con versiones estatales bilingües y no incluyan el catalán.

Reciben subvenciones de la Generalitat

Las empresas automovilísticas afectadas han identificado a varias organizaciones catalanistas que están detrás de estas campañas contra sus marcas. Entre ellas destacan la participación de la Plataforma per la Llengua.

Esta asociación se define como una organización no gubernamental, creada en 1993, para garantizar la presencia de la lengua catalana en todos los ámbitos.

Sin embargo, en las multinacionales que sufren estas presiones no pasan por alto que esta plataforma lleva recibiendo desde el año 2006 una subvención directa de la Generalitat de 36.000 euros anuales. Algo semejante ocurre con otras organizaciones nacionalistas implicadas en la campaña.

El castellano se utiliza en todo el país

Las principales marcas de coches ya están preparando una respuesta conjunta a esta ofensiva. Según las fuentes consultadas, habrá una oposición cerrada a estas presiones y las razones que se van a esgrimir son que “España es un mercado único”, y que “la rotulación en castellano, el idioma oficial del país, sirve para todos los consumidores en cualquier territorio del Estado”.

Anteriormente, en el caso del etiquetado, se argumentó que las plantas de Coca-Cola, Nestlé o Danone están repartidas por toda España, y por tanto en el momento de la producción se desconoce el destino que finalmente tendrán los productos. Esto les obliga a diseñar una etiqueta estándar para cualquier autonomía del país utilizando el castellano.

Otra de las explicaciones que se manejará en este caso es que, al tratarse de multinacionales del automóvil que exportan sus bienes también fuera de España, encuentran problemas de espacio en catálogos, manuales y folletos.

“Si asumimos el catalán, habría que hacerlo también con el vasco, el gallego…, y no hay sitio para sumar las lenguas cooficiales a los idiomas de los países de destino final de los coches”, concluye un importe fabricante de automóviles que opera en España.

FUENTE: ECD.EL CONFIDENCIAL DIGITAL

La ULE ofrece dos nuevos cursos de inglés para alumnos que vayan a estudiar al extranjero

La ULE ofrece dos nuevos cursos de inglés para alumnos que vayan a estudiar al extranjero

El Centro de Idiomas de la Universidad de León (ULE) ha organizado dos cursos de inglés especialmente dirigidos a los alumnos que vayan a estudiar al extranjero y deseen mejorar sus conocimientos del idioma. Se trata de afianzar los niveles B1 y B2 con sesiones de refuerzo, que les permitirán seguir después con más normalidad las clases que reciban en inglés.

Ambos cursos serán impartidos por el profesor Timothy Hoolahan en el Campus de Vegazana de la ULE entre los días 9 de diciembre y 4 de abril de 2016. En total se completarán un total de 60 horas lectivas, que permitirán a los participantes convalidar 6 créditos LEC y 3 ECTS.

– El curso destinado a reforzar el nivel B1 se iniciará el 9 de diciembre y celebrará sus clases hasta el 4 de abril de 2016 los lunes, miércoles y jueves de 16:30 a 18:00 horas.

– El segundo de los cursos, para quienes deseen consolidar su nivel B2, se impartirá también lunes, miércoles y jueves, de 18:00 a 19:30 horas.

El plazo de inscripción permanecerá abierto hasta el mismo día del comienzo de las clases, el precio es de 180 euros para los estudiantes y personal de la ULE. Las personas interesadas pueden solicitar más información y formalizar su matrícula en el teléfono 987 – 291 – 962 o bien en la siguiente dirección de internet:

http://fgulem.unileon.es/cimodernos/

FUENTE:  Diario digital de León, 30 Noviembre 2015

El Centro de Idiomas se prepara para acoger el primer TOELF

La primera de las pruebas que celebrará como segundo centro acreditado de Castilla y León tendrá lugar el viernes 4 de diciembre

 

Fachada del Centro de Idiomas de la ULE.

Fachada del Centro de Idiomas de la ULE.

El Centro de idiomas de la ULE acogerá el próximo viernes 4 de diciembre, y lo hará por vez primera en su condición de segundo centro acreditado de la comunidad, el examen que es preciso superar para obtener el certificado TOELF (Test of English as a Foreign Language), prueba que es avalada por la prestigiosa universidad norteamericana de Princeton.

El TOEFL mide la capacidad de hablantes no nativos para utilizar y entender la lengua inglesa de forma oral o escrita en el ámbito académico y es una de las certificaciones más solicitadas en países como Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y Australia.

El TOEFL a través de internet (TOEFL iBT) evalúa las cuatro destrezas lingüísticas esenciales para una comunicación efectiva: comprensión oral y escrita, y también expresión oral y escrita. El examen permite a los estudiantes a demostrar que poseen los conocimientos necesarios para seguir las clases con éxito.

TOEFL iBT evalúa los conocimientos de forma conjunta y ofrece mejor información a las instituciones sobre la capacidad de los estudiantes para comunicarse en el ámbito académico y para seguir el trabajo de clase. Con el examen TOEFL iBT el Educational Testing Service (ETS) puede recoger las respuestas orales y la puntuación de forma estandarizada.

Las personas interesadas pueden solicitar inscripción a través de la web del Centro de Idiomas: http://fgulem.unileon.es/cimodernos/toefl.aspx Las plazas son limitadas.

Convocatoria para el certificado TOEIC

También es posible realizar en el Centro de Idiomas de la ULE las pruebas del Test of English for International Communication (TOEIC®), y la próxima convocatoria se ha fijado para el viernes 11 de diciembre (Speaking + Writing). El plazo de inscripción permanecerá abierto hasta el 3 de diciembre, a través de la siguiente dirección de internet: http://fgulem.unileon.es/cimodernos/toeic.aspx

TOEIC® es la certificación oficial de lengua inglesa más utilizada en el mundo, (más de 7 millones de candidatos a nivel mundial realizaron el examen en 2014, 30.000 de ellos en España), y se mantiene como el examen más utilizado para la evaluación del nivel de inglés en el ámbito profesional.

En la actualidad se utilizada en más de 14.000 organizaciones de 150 países, seguido por su hermano de ETS, TOEFL con unos 1.600.000 de exámenes.

 FUENTE:  Leonoticias. Universidad
portada leonoticias

 

Las personas bilingües se recuperan más rápido de un accidente cerebrovascular

Las personas bilingües se recuperan más rápido de un accidente cerebrovascular

Los beneficios de aprender otro idioma no se limitan a conseguir una conversación en otra lengua. También tiene beneficios cognitivos ocultos que podrían proteger a tu cerebro en el caso de un episodio grave de salud, como un derrame cerebral o demencia.

Investigadores del Reino Unido e India reunieron datos de 608 pacientes con accidentes cerebrovasculares en Hyderabad, India, y se encontró que las personas que hablan más de un idioma tienen una mayor probabilidad de recuperarse de un accidente cerebrovascular que las personas monolingües.

Las personas bilingües (y los que hablan más de dos idiomas) son dos veces más propensos a tener funciones cognitivas normales después de un derrame cerebral que las personas monolingües, incluso después de tomar en cuenta otros factores como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la diabetes y la edad.

Los investigadores aseguran que los retos mentales involucrados con hablar más de un idioma puede aumentar la reserva cognitiva de una persona, lo que lleva a una mayor capacidad para hacer frente a los daños en el cerebro derivados de incidentes como un accidente cerebrovascular.

También mostraron un mejor desempeño en las pruebas post-accidente cerebrovascular que midieron su atención, junto con su capacidad de recuperar y organizar la información.de recuperar y organizar la información.

FUENTE: MuyINTERESANTE. Ciencia 27/11/15

 

En India, el inglés está al alcance de todos: descubra su método

  • Los más pobres y con menos recursos se ven aislados del mundo y del progreso

  • La solución es hacer frente a las necesidades y situaciones que se te plantean en tu vida diaria

india-getty.jpg Foto: Getty

Todos conocemos las dificultades por las que pasan los habitantes de países tercermundistas, como es el caso de la India. En este lugar la sociedad se divide por clases sociales, por lo que el nivel cultural y las posibilidades laborales se verán condicionadas por este factor.

Los más pobres y con menos recursos a la fuerza se ven aislados del mundo y del progreso, ya que cada día es más importante dominar los idiomas. Algo que se considera un pilar fundamental dentro de la educación de cualquier persona a día de hoy. Si no existen recursos ni dominio del idioma, es muy difícil que su situación económica y social cambie.

Sin embargo, en India despuntan algunos casos en los que se ha conseguido un excelente dominio del inglés por méritos propios. India fue una colonia británica durante casi 100 años, pero solo un 30% de la población habla el idioma. Los demás se comunican en uno de los 400 idiomas nacionales o 2000 dialectos del país. Por eso, cada vez más personas dan importancia al intercambio cultural y abren sus hogares para recibir a extranjeros y practicar idiomas.

Algunos de los casos de progreso más llamativos de este país son, por ejemplo, el de Prashant Choudhary, quien nació en Nueva Delhi y quien ha contado a la BBC que jamás había asistido a clases de inglés; no obstante, en muy poco tiempo lo habla con fluidez por un giro del destino y su deseo de progresar laboralmente. Trabajaba en una agencia de seguros cuando decidió que quería ser su propio jefe, así que se convirtió en taxista de Uber, una aplicación que une a conductores profesionales con pasajeros necesitados de transporte.

De esta forma, el recién estrenado como autónomo tuvo que enfrentarse a manejar una aplicación tecnológica en un idioma desconocido y dar servicio a turistas de todas partes con pocos o ningún conocimiento de la lengua: “Ser taxista de Uber ha aumentado mi confianza y, como tengo que hablar constantemente con clientes de diferentes países, he mejorado muchísimo mi dominio del inglés”.

El caso de Ram Kidambi es algo parecido. Se trata de una madre de familia del sur de la India que se ha unido a AirBnB para alquilar habitaciones a extranjeros que pasan cortas temporadas en el país. Si bien confiesa hablar inglés con fluidez, este tipo de intercambio le ayuda a aprender nuevas frases y argot norteamericano. “Exponerme a diferentes culturas y lenguas en mi propia casa y en un ambiente informal es una de las experiencias más gratificantes”, sostiene. Y no es la única: más de 9.000 hogares indios participan en esta plataforma y sus usuarios valoran sobre todo el intercambio cultural, que permite a mayores y niños interactuar con viajeros de todo el mundo.

El portal El Confidencial afirma, tras las declaraciones de Lea Aylett, que la forma más inteligente de aprender inglés es en la calle, haciendo frente a las necesidades y situaciones que se te plantean en tu vida diaria

FUENTE:

EconomíaHoy.mx –  – 27/11/2015