Citas y referencias bibliográficas. Los estilos bibliográficos.

Si ya tienes claro que es obligatorio citar todos los materiales que hayas consultado para realizar tu trabajo, en este apartado veremos la forma general de hacerlo.

Cuando escribimos un documento y queremos reflejar de dónde hemos tomado la información tenemos que incluir en el mismo citas y referencias bibliográficas. A menudo estos dos conceptos se confunden pero no es lo mismo una cita que una referencia.

 

Cita bibliográfica (dentro del texto)

Una cita es una llamada dentro del texto que indica brevemente al lector que la información que está leyendo ha sido tomada de otro autor. De esta forma se diferencia claramente lo que es aportación personal de lo que no. Hay distintas formas de citar aunque básicamente son dos:

  • Autor-fecha: Se indica en el texto entre paréntesis el apellido/s del autor/es, y a continuación el año del documento consultado: (Gutiérrez Aragón, 2013)
  • Número: En el texto se incluyen números sucesivos que indican que en ese punto la información se ha tomado de una fuente externa: (1), (2), (3), o [1], [2], [3]

 

Referencia bibliográfica (al final del texto)

Sea cual sea el método elegido para citar, en ambos casos, al final del trabajo es necesario incluir el listado completo y detallado de todas las citas que se hayan incluido a lo largo del texto. Así, cada cita bibliográfica breve se convierte en una referencia bibliográfica donde se hacen constar todos los elementos que servirán al lector para identificar los trabajos citados (autores completos, títulos, documentos fuente, URLs, etc.). La cita en el texto (Gutiérrez Aragón, 2013) se convierte al final del texto en la siguiente referencia bibliográfica:
Gutiérrez Aragón, Ó. (2013). Fundamentos de administración de empresas. Madrid: Pirámide.

El listado final va precedido del término “Referencias”, no Bibliografía. [Una bibliografía es una recopilación exhaustiva de obras sobre un determinado tema]. El listado se ordena alfabéticamente si la cita se ha redactado conforme al esquema autor-fecha, o secuencialmente por orden de aparición si las citas en el texto se han expresado mediante números.

A través de las referencias bibliográficas el lector podrá comprobar la veracidad del contenido y valorar la fiabilidad de las fuentes utilizadas por el autor.

 

Estilos o formatos bibliográficos

Un formato bibliográfico es un estándar, una norma, es decir, un conjunto de especificaciones que indican cómo se redactan  las citas y las referencias bibliográficas que acompañan a un documento científico.  En estas normas se hace referencia a diversos aspectos como por ejemplo:

  • Si la cita dentro del texto se hace de acuerdo al esquema autor-fecha (formatos de autor-fecha) o número secuencial (formatos numéricos)
  • El orden de las referencias en el listado final: alfabético en los formatos de autor-fecha y por orden de aparición en los formatos numéricos
  • Qué elementos identificativos incluye cada una de las referencias bibliográficas. Estos elementos variarán en función del tipo de documento al que se refiera la cita (libro entero, capítulo de libro, artículo de revista, tesis doctoral, página web, mapa, etc.)
  • En qué orden se colocan esos elementos.
  • La puntuación que separa unos elementos de otros.
  • Su tipografía (mayúsculas/minúsculas, cursivas, negritas…), etc.

En estos momentos hay más de 3.000 formatos bibliográficos válidos y cada disciplina o revista se decanta por uno de ellos. En general, las Ciencias Sociales prefieren formatos de autor-fecha mientras que las Ciencias puras, la Medicina y las Ingenierías utilizan formatos numéricos. Algunos están avalados por Asociaciones profesionales de larga tradición (APA-American Psychological Association, ASA-Americal Sociological Association, MLA-Modern Language Association), otros por prestigiosas Universidades (Harvard, Chicago), otros responden a acuerdos entre editores (Vancouver para las revistas de Ciencias de la Salud) e incluso hay muchas revistas que utilizan sus propios formatos (Nature, Science, revistas Elsevier, etc.). En la década de los 80 surgió el formato ISO 690 con el objetivo de convertirse en un estándar internacionalmente aceptado pero ha acabado siendo un formato más.

 

El formato bibliográfico utilizado en los Trabajos de Fin de Grado de la Facultad de Económicas de la ULE es APA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *