“La aventura de la ciencia en la Antártida”, con Valentín Carrera

El jueves 7 de marzo de 2019  abordaremos la primera de las Lecturas de divulgación científica para este año. Como siempre, la sesión  es gratuita y abierta para todo el público, y se emite en vídeo streaming para que quien lo desee pueda seguirla en tiempo real desde cualquier ubicación a través de este enlace al canal de eventos en directo de la ULe

Te ofrecemos la obra a texto completo. Ven y participa, o envíanos  tus preguntas y comentarios  a  @tULEctura_ULE con el hashtag  

 

 

El ponente: Valentín Carrera

Ponferrada 1958. Escritor y periodista, analista político, profesor universitario, autor de libros de ensayo, viajes, novela; director de más de ochenta documentales y series de TV. Director de la Biblioteca Gil y Carrasco en la que ha editado las Obras Completas del escritor romántico Enrique Gil. Actualmente trabaja en: Romanticismo y Humanidades Digitales; analista político (España, Irán/Mediterráneo); ecologismo glo-cal y cambio climático (Antártida, El Bierzo).

Licenciado en Filosofía por la Universidad de Santiago, Doctor en Bellas Artes por Salamanca, Master en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática de Madrid, Master EAVE en Producción Audiovisual (European Commission); Master en Community Manager por la Fundación UNED; diploma Impact Europe de Green European Foundation. Premio Blanco Amor 1990 por la novela Riosil. Premio Galicia de Comunicación 1991. Premio Francisco de Cossío de Periodismo 1989. Premio de Honor Mi retina, Festival de Cine de Ponferrada, 2007. Aloitador de honra de Sabucedo, 2011.

Publica su primer artículo en la revista Aquiana en 1971, a los trece años; a los quince gana el Premio Nacional de Redacción. En el verano de 1975 presenta Panorama de Galicia, el informativo regional de TVE. En 1979 viaja al Amazonas, donde convive con yaguas y boras, experiencia iniciática que marcará su vocación. En 1984, director de Radio 80 Pontevedra. Redactor en La Voz de Galicia, La Región, La Vanguardia, Viajar, Agencia EFE, El Correo Gallego, Faro de Vigo, El País Semanal, Altaïr, etc.; escribe miles de noticias y crónicas a lo largo de cuarenta años de experiencia en prensa, radio, televisión e Internet. Productor ejecutivo de IBISA TV de 1998 a 2010. Desde 2011 dirige la editorial Paradiso_Gutenberg, cuyo sello eBooksBierzo es pionero en edición digital. Analista político en el blog Tornarratos, crítica constructiva desde la periferia, compartido en TVG, Radio Galega, Galicia Confidencial, Mundiario, ESD, Público, InfoLibre, Galicia Digital, Ara.cat, etc.

En 1986/87 fue cronista de la Primera Expedición Científica Española a la Antártida, experiencia que relata en el libro Viaje a los mares de la Antártida. Treinta años después, repitió la aventura en el verano austral 2016/17 con una apasionante estancia de cinco meses en la Antártida, como cronista de la XXX Expedición Científica Española, narrada a través de la Agencia EFE y del blog Horizonte Antártida. Las crónicas científicas se recogen en La aventura de la ciencia y en Gabriel de Castilla: avistador de la Antártida en 1603.

Entre sus últimos libros, la investigación Pescanova Crimen Perfecto, Ahí estamos, Mayo iraní: la primavera persa. Actualmente escribe en Agencia EFE (EfeVerde) y La Nueva Crónica el blog de ecología Lo pequeño es hermoso, inspirado en la vida y obra de Humboldt y Thoreau. Además del blog Horizonte  Antártida

Horizonte Antártida, blog de Valentín Carrera

 

La obra: “La aventura de la ciencia en la Antártida”

—¡Hace un día estupendo para leer, Señor!

“¡Hace un día estupendo, Señor!” es la célebre frase con la que se saludaban los hombres del Endurance, el buque de Shackleton, cuando quedó atrapado entre los hielos, en la banquisa del mar de Weddell. Allí pasaron una odisea de 497 días, casi año y medio sin pisar tierra firme, sobre el hielo, “sin apenas dormir ni descansar, con las ropas heladas, los labios rotos, las bocas hinchadas por la sed, las barbas blancas de hielo y las manos reventadas por las ampollas”, a veces cercados por orcas, y sin dejar de hacer fotos, las fantásticas placas de Hurley que se conservan como un tesoro en los museos polares ingleses. ¡Y siempre con buen humor, dándose ánimo entre compañeros! En medio del desastre, a la deriva, enfermos, hambrientos, moribundos… se saludaban cada mañana a carcajadas: ¡Hace un día estupendo, Señor!

Este fue el lema que escogí para mi segundo viaje a la Antártida en 2016 como cronista de la XXX Expedición Científica Española: cinco meses a bordo de los buques oceanográficos Sarmiento de Gamboa y Hespérides, conviviendo en las bases Juan Carlos I y Gabriel de Castilla, compartiendo navegación por los Canales Fueguinos y Tierra de Fuego, por el Paso Drake, visitando una veintena de bases científicas internacionales y pisando, al fin, el Continente Blanco, en los amaneceres inolvidables de Caleta Cierva, rodeados de ballenas.

Mi regreso a la Antártida, este segundo viaje —pues había sido cronista oficial de la Primera Expedición Científica en 1986/87—, me ha regalado varias aventuras en una: la aventura del viaje, 130 días a bordo, que fui contando diariamente en mi Cuaderno de Bitácora; la aventura científica, cómo y por qué y para qué se hace Ciencia con mayúscula en la Antártida, que se recoge en el libro La aventura de la ciencia, editado por el MINEICO en 2017; la aventura personal, el crecimiento interior del viajero, del escritor, la vivencia y la convivencia convertidas en tesoro íntimo, manantial de experiencias, reflexiones y sentimientos.

Los hilos de estas tres aventuras —el viaje, la navegación, los proyectos científicos, las conversaciones con los investigadores, el paisaje, la toma de conciencia verde o ecológica sobre la contaminación y el calentamiento global, la estrecha convivencia en las bases, los abrazos dados y recibidos, la luna llena en Isla Decepción, y el baño en las fumarolas volcánicas, el impagable despertar entre icebergs o la danza de las ballenas en la proa del Hespérides…— tejen un complejo tapiz de belleza y emoción ante el que el corazón se conmueve. El descubrimiento de la Antártida emocional.

Pero luego está la Ciencia y sus preguntas, que también conmueven nuestros cimientos: ¿Qué está pasando en el Planeta? ¿Hacia dónde vamos? (y de dónde venimos, y todas las demás eternas preguntas, tal vez sin respuesta). La aventura de la ciencia en la Antártida —escrita con nombres extraños: tardígrados, permafrost, competencia espermática, bentos, colémbolos…— es la apasionante tarea de tomar el pulso a la vida y al Planeta.

Ser testigo directo del trabajo en este inmenso laboratorio, y tener el privilegio de contarlo como periodista, es la experiencia que me propongo compartir con los lectores y lectrices del Club de Lectura de la ULE, a quienes propongo esta reflexión, inspirada en Pascal, como punto de partida: “El corazón tiene sus razones que la Ciencia y la razón no entienden; pero acaso la Ciencia tiene su modo de amar como no sabe el corazón…”.

¡Hace un día estupendo para leer!

(Texto completo desde la página del MInisterio de Ciencia e Innovación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *