Archivo de la categoría: actividades

El cuento español actual: Curso de verano de la Universidad de León.

Con nuestra fiesta del 22 de mayo hemos finalizado las actividades en torno a la lectura de este curso 2017-2018. Ya estamos programando el próximo curso, pero hoy te hacemos una interesante propuesta.

La Universidad de León imparte a través de Cursos de verano, durante los meses de julio y agosto,  una formación complementaria dirigida a aquellos que deseen  completar o especializar su curriculum, pero también a  la sociedad en general y a cualquier persona con la inquietud de seguir aprendiendo y profundizando  en algún tema que resulte ser de su interés.

Desde tULectura te proponemos uno de ellos: “El cuento español actual: entre lo canónico y lo fracturado (Homenaje a la cuentística de Antonio Pereira)”, que se celebrará entre el 10 y el 12 de julio.  Ver programa 

Este Curso de verano se centra en la poética del cuento español actual y sus peculiaridades respecto al cuento contemporáneo. Para ello:

  • partirá de una visión panorámica de ambas tendencias. se detendrá en uno de los representantes destacados del cuento contemporáneo, Antonio Pereira
  • profundizará en los entresijos de la evolución del cuento actual, con especial énfasis en lo que se ha denominado como «postcuento», campo narrativo en el que sobresale la ruptura con los cánones tradicionales del género.
  • Se pondrá de relieve la capacidad de renovación del cuento y sus relaciones con la cuentística de Antonio Pereira.

El curso contará con la presencia de académicos especialistas y con un número amplio de relevantes autores actuales que combinarán sus reflexiones con análisis de cuentos planteados desde la perspectiva de la escritura creativa:

  • Natalia Álvarez Méndez. Profesora. Facultad de Filosofía y Letras. Universidad de León.
  • Ángeles Encinar. Profesora de Literatura Española en la Saint Louis University, Madrid
  • Tomás Albadalejo Mayordomo. Profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Universidad Autónoma de Madrid
  • Gonzalo González Laiz. Crítico de cine y profesor de Enseñanza Secundaria Obligatoria.
  • Juan Jacinto Muñoz Rengel. Escritor y profesor de talleres de escritura creativa
  • Eloy Tizón . Escritor y profesor de talleres de escritura creativa
  • Clara Obligado. Escritora y profesora de talleres de escritura creativa
  • Pablo Andrés Escapa. Escritor
  • Berta Vias Mahou. Escritora y traductora
  • Ana Calvo Revilla. Profesora de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada, Universidad San Pablo CEU, Madrid
  • Departamento  y  Centros Implicados
    •  Departamento de Filología Hispánica y Clásica.
    • Grupo de Estudios literarios y comparados de lo Insólito y perspectivas de Género (GEIG).
    • Biblioteca Universitaria. Curso de Verano integrado en el Programa Institucional de Actividades tULEctura, con la consiguiente grabación en vídeo de las conferencias que generará un material multimedia disponible gratuitamente en el repositorio de la ULE y en el Blog tULEctura.
  • ENTIDAD COLABORADORA: Fundación Antonio Pereira.

Información y matrícula de  este curso

Tal vez pienses que tu formación específica no es la literaria y que no te vas a enterar de la mitad de lo que te cuenten en el curso; tal vez  incluso haga años que no asistes a ningún curso y te sientas un poco “oxidado”. Por eso, para  tentarte, te invitamos a leer el cuento de Antonio Pereira “El toque del obispo”, incluido en  su obra “Cuentos de la Cábila”León, Edilesa, 2000, págs. 7-10.) 

El toque de obispo

Postal antigua de la antigua estación de tren de Villafranca del Bierzo, término del ramal desde Toral de Los Vados.

Postal de la antigua estación de tren de Villafranca del Bierzo, término del ramal desde Toral de Los Vados.

Mi padre era económico, no digo tacaño, y si en casa había que coger el tren se viajaba en tercera. Por esto fue una fiesta la vez que los dos cenamos en el vagón-restaurante, como un par de personajes.

Era por los días más largos del año y a media tarde habíamos salido de casa bajo un sol que pegaba duro. El correo de Galicia llegó con retraso al trasbordo de Toral, y tan lleno que nos costó trabajo meternos. Luego, ya camino del puerto de montaña, el tren se paraba a cada poco, por el mal estado de la vía. Íbamos en el pasillo de nuestra clase, pensar en un asiento aunque fuera el borde de una maleta sería mucha fantasía. Mi padre me miraba con preocupación, sudoroso yo en mi trajecillo de mocete. Él era fuerte de haber martillado el hierro en la fragua de los abuelos y aunque fuera en traje de vestir se le notaba la musculatura.

Un empleado de chaquetilla blanca se abría paso avisando con una campanilla. Mi padre me miró y esta vez era con compasión. Sin levantar mucho la voz, como si no quisiera que los otros viajeros se enteraran, le dijo al empleado que nos apuntara para el primer turno de la cena.

-Si es para el primer turno, los señores pueden pasar a sentarse -dijo el de la chaquetilla.

Anduvimos pasillos de coches alfombrados, menos llenos que los de tercera. En el restaurante había ventiladores. Rodábamos por la minería tristona del carbón, pero allí dentro te veías en un escenario de espejos y marquetería, y a mayores el mundo fascinante de los idiomas extranjeros, Companhia Internacional dos Grandes Expressos Europeus.

-Aquí se cena temprano como en los barcos -dijo mi padre cuando nos sentamos a la mesa y el sol de poniente se resistía a dejarnos del todo.

-¿Usted ha ido alguna vez en barco? -le pregunté.

-Toda la vida es un viaje. -Con las respuestas de mi padre no siempre sabías a qué carta quedarte.

Trajeron un caldo poco sólido, aunque sí lo era el bol como de metal estañado. Tortilla francesa y un pescado pequeño. Mi padre tenía la curiosidad de mirar el culo de los platos y vasos para verles la marca de fábrica, y a los cuchillos de mesa les tentaba el filo con la yema del dedo. Me habló de la fábrica de loza de San Claudio, del cristal escogido que se requiere para los catavinos, del corte inigualable de los fabricantes de Solingen en Alemania…

Mi padre no tenía preparación literaria, pero sí un gusto por las expresiones realzadas. Lo atraían los calificativos «suntuosos». Éste, precisamente: que en los programas de las fiestas -él era de la comisión- se anunciara «la suntuosa procesión del Santísimo Cristo». Los paisajes los quería «deleitosos». Y todavía más: «ubérrimos». Aprobaba mi inclinación hacia la literatura. Que leyera. Le enorgullecía que su chico pudiera escribir lo que él acaso tendría escrito si le hubiesen dado los conocimientos. Pero pensaba que la escritura era una afición llevadera con el comercio y tenía el empeño de que sus hijos estuviesen al tanto, acaso un día nuestra tienda fuese una firma almacenista para surtir a los ferreteros de la región. Ahora mismo, a donde íbamos era a Castrocontrigo, allí estaba el mejor fabricante de fuelles del país y mi padre quería comprarle toda la producción, doce fuelles diarios que se hacían con madera de castaño y la piel más flexible. Aquella tarde, por el ambiente o porque encartara así, yo sentí como si tuviera más cerca que nunca al autor de mis días.

Qué cursilada lo del autor de mis días. Es por no repetir tanto mi padre, mi padre. Había que dejar sitio a los comensales del segundo turno, y además el tren se acercaba a Astorga, donde teníamos casa de orden.

Salimos a la plataforma del vagón, y el olor a carbonilla no derrotaba al que venía de los trigales. La noche estaba estrellada, con una franja luminosa por el oeste que idealizaba las torres de la capital de los maragatos, la catedral, el palacio de cuento de hadas. Es verdad que era un junio hermoso y ubérrimo. Mi padre puso su mano en mi cabeza, pero en la familia no somos querenciosos y me revolvió el pelo para que no fuese a parecer una caricia.

De pronto, el silbato de la máquina sonó con gravedad, casi solemne, un silbido largo y dos cortos.

-¿Has oído? -dijo mi padre-. ¡Es el maquinista, que ha hecho el toque de obispo!

-¿Y eso? -me admiré yo.

-Ellos tienen su código de señales, atención, atención especial, máquina de cola que se separa del tren. Y el toque de obispo, éste es de reverencia cuando se acercan a una ciudad episcopal, de las que tienen obispo y no tienen gobernador civil. Astorga, Calahorra, Guadix…

La maravilla se repitió. Una señal profunda, declinante en sus tramos finales, donde la pompa parecía dar paso a una emoción que te apretaba el pecho, y ya entrábamos en agujas.

-Pero el toque de obispo -a mi padre le tiraba su origen- donde hay que oírlo es cuando el maquinista avista la insigne sede mitrada de Mondoñedo, a las ferias de San Lucas te he de llevar.

Luego supe que en Mondoñedo no hay tren, pero eso importa poco cuando la historia es bonita.

Fiesta tULectura. Fin de la programación del curso 2017-2018 (II)

Cada mes de mayo, cuando acabamos la programación del curso,
nos gusta celebrar una fiesta con nuestros amigos.

Salimos temprano y comenzamos a preparar el escenario del encuentro:
la música, la megafonía, las carpas, las mesas, la cartelería, los folletos informativos…
Los libros de bookcrossing están deseando que los saquemos de sus cajas para echar a volar.
Y nosotros: “por favor, que no llueva… por favor, que no llueva….”

 

La hora se acerca y la gente va llegando. Encuentros, saludos, charlas…

 

Llevamos muchos meses trabajando con ilusión para preparar este día…

 

Tenemos ganas de reencontrarnos con nuestros amigos, queremos que  pasen un rato feliz  curioseando entre los libros,  confiamos en que todo salga bien y  “por favor, que no llueva… por favor, que no llueva….”

 

Es el día adecuado para buscar tu libro. O para dejar que él te encuentre a ti…

 

¿Ya estamos todos? ¿Empezamos?

 

Luis Arias, de la Biblioteca de la Facultad de Educación,
toma las riendas del micrófono, da la bienvenida y pone un poco de orden (gracias Luis  🙂  )
para que pueda comenzar la entrega de premios

Ana R. Otero, coordinadora del blog tULectura;  Roberto Soto Arranz, director del servicio de bibliobuses del I.L.C.; Mª Teresa Llamazares Prieto, directora Programa Interuniversitario de la Experiencia Piex7; Beatriz Abella García, coordinadora en la ULe del Programa de Acercamiento Intergeneracional; Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria; Alfredo Labarta Calleja, director del SAULE;  Jesús Nieto, coordinador de la RIUL en la ULe.

III Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones” 

Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria, y Fernando Carreño González, ganador del premio a sorteo del Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones”Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria,  y Fernando Carreño González, ganador del premio a sorteo del Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones”

III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Jesús Nieto, coordinador de la RIUL en la ULe, entrega el primer premio de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria al relato “I am Antonio”, de Héctor Marina García. Recoge el premio en su nombre Maite Senén: 

 

Alfredo Labarta Calleja, director del SAULE, entrega el premio del accésit primero  de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria a Nerea Fernández Cadenas por su relato “Queridos Reyes Magos”:

 

Mª Teresa Llamazares Prieto, directora Programa Interuniversitario de la Experiencia Piex7 entrega el premio del Accésit segundo de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria a Marcos Álvarez por su relato “Parque de atracciones”:

 

José Antonio Vallejo, ganador del primer premio de la  categoría Mayores de 60 años, lee su poema “Madre, el alma ¿cómo es?”:

 

Manuela Bodas Puente, ganadora del accésit primero  de la  categoría Mayores de 60 años por su relato “La vida es la monda”:

 

José Cobo, ganador del accésit segundo  de la  categoría Mayores de 60 años lee su poema “Generaciones III”:

 

Mónica Fernández Álvarez, ganadora del primer premio de la  categoría Público general, lee su relato:

 

Yolanda Casado, ganadora del accésit primero  en la  categoría Público general lee su relato “Instrucciones para ser anciano”:

 

Guadalupe Díez Álvarez,  ganadora del accésit segundo en la  categoría Público general, recibe el premio por su relato “El arenero” de manos de Mª Teresa Renilla, coordinadora del CEI-3 en la Universidad de León:

 

Héctor Bayon Campos, ganador de la tableta electrónica  sorteada entre todos los participantes del  III Concurso de microrrelatos “Lectura: conectando generaciones” “De almuerzos y extranjerismos”:

Aunque no estaba previsto en las bases del concurso, quisimos  tener un reconocimiento hacia el alumnado de 1º y 2º de ESO del IES Lancia de León que, gracias a la implicación de su profesora María Barreiro García, ha participado en este concurso.

De entre todos sus relatos,  hemos seleccionado algunos que consideramos merecedores de una mención a su esfuerzo y al potencial que contienen. Hemos valorado en ellos la creatividad, la originalidad, la sensibilidad y la empatía con la que reflejan las relaciones intergeneracionales.

Deseamos a estos adolescentes que su camino esté lleno de libros inspiradores que les acompañen en su vida como lo haría el mejor de los amigos y les ayude a llegar a ser adultos felices y conscientes.

Estamos muy contentos de ofrecerles este pequeño reconocimiento. Además de nuestra felicitación y nuestro  agradecimiento, pretendemos que con estas menciones, reciban un estímulo para continuar en el camino de la lectura y la escritura. Han sido para nosotros una alegría, por eso quisimos que  ellos  también se alegraran al recibir nuestra enhorabuena, nuestro diploma y nuestro abrazo más cariñoso:

Mireya Contreras Salcedo; Martina Urdiales Landa;  Guillermo Fernández Álvarez; Manuel López Bondoni;  Julia Rubio Gutiérrez; Marco Bondorino Gimeno.

 

En resumen:

  • que todo salio bien
  • que hicimos nuevas amistades  y reencontramos viejos amigos
  • que felicitamos de corazón a todos los participantes en los concursos, premiados o no
  • que el público asumió la filosofía bookcrossing tan al pie de la letra, que uno de los libros que teníamos apartado para la entrega de premios “voló” libremente (¡caray, qué éxito!)
  • que el cielo respondió a nuestra súplica (“por favor, por favor,  que no llueva…” ) con tanto entusiasmo, que quienes tuvimos que estar durante todo el acto a plena solana, casi nos desmayamos del calor
  • que fue una auténtica fiesta de amigos de los libros, de la lectura
  • que en el transcurso del evento tuvimos presentes a todos quienes nos han apoyado, han colaborado con nosotros o han patrocinado nuestros eventos
  • que se acabó por este curso… pero que ya estamos preparando más y mejores actividades ¡no nos pierdas de vista!

¡Muchas gracias a todos!

Fiesta tULectura. Fin de la programación del curso 2017-2018

Cada curso  celebramos el final de la programación con una  gran liberación de libros de BookCrossing y la entrega de premios de nuestros concursos. Es para nosotros una ocasión de encontrarnos con muchos de nuestros amigos y expresarles nuestra gratitud por su  apoyo y su colaboración.

Por eso queremos invitarte y contamos contigo el  día 22 de mayo, a las 12:00 horas en la campa que está delante de la  Biblioteca Universitaria  San Isidoro.

Dispondremos de un estand desde el que, como cada año,  llevaremos a cabo una liberación masiva de libros registrados en la plataforma BookCrossing para que los asistentes puedan llevarse a su casa un libro viajero. Este año serán más de 400 volúmenes. 

En el transcurso de esta fiesta, los ganadores del III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” leerán  los relatos premiados. Todos podremos disfrutar de historias que nos divertirán, nos conmoverán o nos harán sentirnos identificados. Te gustará escucharlas.

¿Sabes qué es y cómo funciona BookCrossing?

BookCrossing se basa  en la idea de compartir libros con otras personas y hacer un seguimiento de ellos;  cada libro registrado tiene su propio diario personal, en el que cualquiera por quien haya pasado el libro puede  dejar una entrada antes de volver a ponerlo en circulación. La ‘liberación’ consiste en dejar un ejemplar en un espacio público para que cualquier lector que pase por allí pueda recogerlo, leerlo y después volver a ponerlo en circulación para el que el ciclo se reinicie.

Así se crea una cadena de lectores,  ya que cada libro está identificado por un número que genera la página de BookCrossing  cuando se registra antes de liberarlo en este sistema. Aquel lector que encuentre el libro tendrá que introducir ese número en la web y anunciar en qué lugar encontró el libro y dónde lo liberará después de leerlo.

En este acto de ‘liberación’ de libros, la plataforma BookCrossing no obliga a leer el libro encontrado, pues como lectores, siempre está por encima la libertad de elegir qué tipo de lectura leer, pero sí reclama que se indique en la web de dicha plataforma, dónde está el libro.

Leer, registrar y liberar
son  tres pasos sencillos en los que, si nos necesitas,  te ayudaremos.

Esta fiesta está destinada a toda la comunidad universitaria (estudiantes, profesores, personal…), pero también a cualquier persona de la sociedad que quiera acercarse a nosotros para conocernos, preguntarnos, interesarse por nuestras actividades, recoger información, llevarse un libro,  hacer una propuesta o simplemente charlar.

Invitamos a todos nuestros colaboradores, amigos y seguidores.

Habrá música, libros, historias, regalos, premios…

Queremos que vengas, seguro que encuentras algo de tu gusto.

Deseamos  expresar nuestro agradecimiento a:

 

Fallo de la III edición de los Concursos de fotografía y microrrelatos

En 1995, la UNESCO proclamó el 23 de abril «Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor». Su  celebración suscita cada vez más adhesiones y hoy participan en ella millones de personas de más de cien países, reunidas en centenares de asociaciones, escuelas, organismos públicos, instituciones y empresas. 

Nosotros hemos escogido esta fecha para hacer público el resultado de los concursos de fotografía y de microrrelatos que convocamos en colaboración con el CEI Triangular-E3, BUCLE, el Programa de Acercamiento Intergeneracional entre personas mayores y estudiantes universitarios, el Programa interuniversitario de la Experiencia y el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo y el de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes de la Universidad de León.

Queremos agradecer cada una de las participaciones recibidas, y aunque no nos es posible premiar más que a unos pocos, felicitamos a todos los concursantes como auténticos ganadores.

CONCURSO DE FOTOGRAFÍA

Una vez reunido el jurado de la III edición del Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones”, ha decidido dejar desiertos la totalidad de los premios debido a que las fotografías participantes no cumplían la totalidad de los requisitos especificados en las bases del concurso. Agradecemos a todos los participantes su aportación.

CONCURSO DE MICRORRELATOS

 Categoría: Miembros de la Comunidad Universitaria 

Primer premio

  • Héctor Marina García
  • Título: “I am Antonio”

Antonio, un hombre de pueblo al que le costaba leer la pantalla de su nuevo portátil. Entrecerrando los ojos, adivinó lo que unas letras blancas decían sobre un fondo azul.

 Instalando Skype 

Mientras dejaba ver una expresión de indiferencia en su rostro, miraba a su mujer pensando si realmente lo estarían haciendo bien. Seguían instrucciones de su hijo mayor, vía telefónica.

– Hello, I am your grandfather – pronunciaba desde hace días un nuevo abuelo, ensayando las primeras palabras que le iba a decir a su nieta, recientemente angloparlante. Un gran esfuerzo tenía que hacer este anciano por no mostrar sus sentimientos mientras ensayaba esas palabras y se imaginaba presentándose a través de aquella cámara.

Finalmente, llegó el momento.

– Hi! – dijo ella con tono agudo.

Una lágrima descendió por su rostro paralizado acompañada de una sensación de ahogo. Con un sonriente tartamudeo dijo:

– Hola, soy … tu abuelo.


 Accésit primero

  • Nerea Fernández Cadenas
  • Título: Carta de un abuelo a nuestros Sres. los  Reyes Magos de Oriente

Queridos Reyes Magos:

Este año me he portado muy bien:

  • No he ensuciado la casa de mi hija.
  • He conseguido andar sin ayuda.
  • He entretenido a mis nietas contándoles mis aventuras de juventud.
  • He protegido a mi nieta del ataque de una abeja.

Y cómo me he portado muy bien, les pediría a sus majestades que pudiese enseñar a mis nietas a hacer frisuelos; darle una lección a mi yerno jugando a la escoba; ir con mi hija a pasear por el campo; soplar las velas con ese gorro extraño que cada año me ponen mis nietas.

Bueno majestades, creo que todo lo que pido se puede resumir en una cosa: tiempo.

¡Ah! Se me olvidaba, y salud, mucha salud para que este año mi deseo se cumpla.

Firmado: Un abuelito.


Accésit segundo

  • Marcos Álvarez Díez
  • (Sin título)

– El abuelo nos invita a visitar el Parque de Atracciones– le dije hace unos días a mi hijo mayor.

Ya despuntan los primeros rastros de barba juvenil en su rostro y mantengo una dura pugna diaria por ver quien es el más alto de los dos.

– No me apetece–  fue su primera contestación.

El que hasta hace poco tiempo aun era un niño, hoy es un adolescente con ideas propias que intenta, poco a poco,  ganar cuotas de independencia.

Con algo de trabajo y mucha mano izquierda conseguimos preparar el viaje y las tres generaciones pudimos coincidir en diversas atracciones y espectáculos.

Aun no sé quién demostraba más satisfacción cuando la montaña rusa llegó al final del vertiginoso recorrido.



 

Categoría: Personas mayores de 60 años

Primer premio

  • José Antonio Vallejo Aller
  • Título: Madre, el alma ¿cómo es?

Marina Marcolin

-Madre, el alma ¿cómo es?
-Es como el aire, como la luz o el viento;
es… no sé cómo decirte, ¡como el sueño!
Es el beso de Dios en cada niño.
-Madre, ¿el alma pesa?
-Sí, hijo; pesa el alma
cuando llega la pena y nos derrota
y en el dolor nos ancla sin remedio.
-Pero un día dijiste
que el alma también vuela .
¿Cómo puede volar, si es tan pesada?
-Es que, cuando estás alegre, se aligera.
Y entonces es capaz de alzar el vuelo,
liviana como el céfiro, hasta el cielo,
hasta el umbral de Dios, que a veces nos regala
un instante de gloria interminable.
-¿Y cuándo ocurre eso?
-Pues, por ejemplo, cuando te alzo en brazos
y te beso y me besas, y me dices,
muy bajito:“te quiero”.
El cielo, ¿sabes?, seguramente es eso:
un momento de amor,
en los brazos de Dios
fijado para siempre.


Accésit primero

  • Manuela Bodas Puente
  • Título: La vida es la monda

Las cinco, ¿merendamos? Pero antes voy a llamar al teléfono que he apuntado en la biblioteca. Como no cumpliste con nuestra promesa. Sí, si, no te hagas el sordo. Quedamos en que nos iríamos juntines, pero tuviste que ser el primero, bien me has amolao. Me acuerdo mucho de nuestra querida hija. Desde que se la llevó aquel… no volvimos a saber más de ella. ¡Qué bueno sería tenerla cerca!

Buenas tardes, mi nombre es Mariana, quería informarme de ese programa que tienen para acoger en mi casa a un estudiante.

De acuerdo, tomo sus datos, en cuanto tengamos a alguien de su perfil, se lo comunico.

Al fin sonó el timbre. ¡No, no podía ser, imposible! ¿Era su…? Sí, tenía que ser su…, porque era igual que su hija cuando se fue de casa.

La vida es la monda…


Accésit segundo

  • José Cobo
  • Título: Generaciones III

Musa que de mí te fuiste
en arrebatada lucha
del fatídico momento,
dejando mis ilusiones
en mítico desconcierto.

Nunca tu imagen amada
dejó en mi tan mal recuerdo,
que con los años perdura
aun cruzando otros selectos
de aquella vida armoniosa
que tanta ilusión nos dieron.

Los infantes que engendramos
dieron frutos en el tiempo,
ocal de dulces caricias,
trato con acercamiento
que hacen de mi recordar
los anteriores encuentros
generaciones, que unidas,
valoran a sus ancestros,
aquellos que dieron vida
a nuestros padres, abuelos,
formando la gran cadena
hasta llegar a los nuestros.

Los deudos que van faltando
forman aquella legión
de recuerdo insatisfecha,
de ignorancia en sus costumbres
¡ pero son nuestros abuelos !,
y como tal, nuestra sangre,
que va regando semilla
fertilizada en el cuerpo.

Los misterios de esta vida…
¡qué pena no conocerlos!



 Categoría: Público general 

Primer premio

  • Mónica Fernández Álvarez
  • (Sin título)

Por supuesto que se lo dije al rapaz, bien alto y claro. Le tenía que haber visto usted, delgado, más bien desgarbado, el pantalón tobillero, las botas rotas y allí estaba con el rebaño en el monte Palacio, con los perros mastines y el carea, pero ovejas suyas a lo sumo serían tres. Le veía  los días que trabaja en el turno de la tarde, en la mina.

 Y un día se lo dije, fíjese usted que me acuerdo todavía que sería abril. Cuando llegué a casa se lo conté a mi señora, que en paz descanse,  movió la cabeza y dijo “esas frases pesan y son sentencias”.

Pues de eso hace casi cuarenta y cinco años,  y fíjese usted que este junio voy a ser bisabuelo. Claro que estoy emocionado, bisabuelo…

Pues sepa usted que le dije al rapaz “como te acerques a una de mis hijas…”


Accésit primero

  • Yolanda Casado
  • Título: Instrucciones para ser anciano
  1.  Acuéstese pronto, madrugue y duerma siesta.
  2. Vista prendas clásicas de colores oscuros, no es tiempo de llamar la atención.
  3. Dedique su tiempo a actividades tales como sentarse en el parque, alimentar a las palomas o ver obras. En casa, puede usted ver la televisión tanto como desee…

Mi abuelo me arrancó el papel de la mano sin terminar de leerlo.

– Está claro – dijo – a pesar de mi edad, no soy mayor.


Accésit segundo 

  • Guadalupe Díez Álvarez 
  • Título: El arenero

El niño pequeño jugaba agachado en el arenero del parque; se divertía tanto, tan solo con un cubo y una palita… Estuvo así un buen rato y luego decidió levantarse. Lo pensó durante bastante tiempo, dio un pasito y, como vio que no ocurría nada dio otro, y otro, y otro… Por cada paso que daba se iba haciendo mayor: ahora ya no era un niño pequeño, sino un adolescente de unos catorce años. Siguió caminando hasta que llegó a ser adulto y aunque tropezó y cayó varias veces en su camino, no dudó en levantarse y continuar. Al llegar al final del parque ya era un entrañable viejito. Se sentó en un banco y observó a un niño pequeño que jugaba en el arenero del parque….



 

Menciones especiales

Aunque no estaba previsto, nos gustaría tener un reconocimiento hacia el alumnado de 1º y 2º de ESO del IES Lancia de León que, gracias a la implicación de su profesora María Barreiro García, ha participado en este concurso. De entre todos ellos, hemos seleccionado algunos relatos que consideramos merecedores de una mención a su esfuerzo y al potencial que contienen; además de nuestro agradecimiento, pretendemos que estas menciones sean un estímulo para continuar en el camino de la lectura y la escritura.

Mireya Contreras Salcedo

No nos damos cuenta de cómo pasa el tiempo hasta que no pensamos en ello.
Me encontraba perdido con mi nieto en mitad del bosque, cuando descubrí la tecnología de esta generación.
– ¿Dónde estamos ?– quiso saber mi nieto.
– No lo sé –respondí– . Déjame sacar la brújula para ubicarnos en el mapa.
– ¿Por qué? –dijo mi nieto– Si podemos buscarlo en el móvil, tardamos menos.
– ¿Acaso con el móvil podemos saber dónde estamos?– pregunté intrigado.
– Claro, porque tengo el GPS –explicó como si fuera demasiado obvio.
– Mira a ver si funciona.
– ¿Cómo no va a funcionar? Es última tecnología– dijo sacando ese aparato rectangular de su mochila–. No hay señal -añadió asustado.
Por eso siempre traigo una brújula en el bolsillo, porque nunca sabes cuándo estas cosas te van a dejar tirado


  • Martina Urdiales Landa
  • Título: Oviedo-New York-Sidney

Vivo en Oviedo, tengo 80 años y voy a ser muy pronto bisabuela. Mi hija Alicia reside en New York y mi nieta Olivia vive en Sidney. Nos reuniremos cuando nazca mi biznieta, Zoe, en Sidney.

Ha sido un reencuentro precioso y emocionante. No las volveré a ver. Me han detectado cáncer y me queda muy poco tiempo de vida.

Vivo en New York. Perdí a mi madre hace muchos años. Mi nieta, Zoe, va a ser madre. Vive muy lejos, en Australia. Pero, como siempre, nos reuniremos cuando nazca la niña. Y en esa reunión estaremos TODAS.


  • Guillermo Fernández Álvarez
  • Título: Larache

Caminaba arrastrando sus cómodas zapatillas y entraba cada tarde, después de dar su paseo, para no encontrar a nadie con quien hablar porque todos habían muerto ya.

– Abuelo, ¿qué tal hoy?

Así comenzaban nuestros interrogatorios. Después venía la queja por sus dolores, unos minutos más tarde por la vida, por la ausencia de abuela, por… Pero aquel día fue diferente. La casualidad hizo que tuviera examen de Geografía de África por lo que le invité a que, como decía él, me tomara la lección. Después de hablarle de Pretoria, de Malabo… llegamos a Marruecos.

– ¿Sabes que tu bisabuelo desembarcó con el ejército español en Larache en…? Pues no me acuerdo.

Aquella tarde se convirtió en una tarde mágica de recuerdos de su padre: de playas infinitas, de zocos, de olor a incienso, de té…

– Abuelo, abuelo… lo encontré: en 1911. Hasta mañana, abuelo.


  • Manuel López Bondoni
  • Título: Cinco y salgo

Es miércoles, llego del cole. Coloco las temperas en el estante y lo veo. Siempre está ahí, dispuesto al encuentro. Me pregunto ¿mis hijos lo querrán tanto como yo? La yaya me lo presentó y a ella mi bisabuelo en el pueblo. Gracias a él conocí los colores primarios (aunque ahora se diga magenta, cian…) y, sin darme cuenta, a sumar… Esta tarde, querido amigo, nos echamos una partida por los viejos tiempos. ¿Mi hermano podrá?, mejor invito a mamá, ella lo llama ludo, pero para mí serás siempre parchís.


  •  Julia Rubio Gutiérrez
  • Título: Tiempo  

    Tiempo… Todo el día preocupados por el tiempo… El tiempo mide nuestra vida, con el fin de organizarla y aprovechar cada segundo de ella antes de que se acabe. Nuestro pensamiento, centrado y seccionado día y noche ordenando las tareas y deberes que hemos llevado a cabo ese día o que haremos mañana, o quizá dentro de una semana…

    “Corre, vete a recoger la compra que ayer mamá dijo que compraras. Vale, son las cinco, llega la hora de ir a clases de piano y después entrenamiento de baloncesto. Espera, me había olvidado que tengo que hacer los deberes de lengua…” Eso resumiría en pocas palabras lo que pensamos relacionado con el tiempo.

    Hace tres años, perdí a mi abuelo, que padecía de parkinson. No aproveché el tiempo que pasé a su lado… ¿Realmente merece la pena preocuparse tanto por todo, sin ni si quiera saber lo que es todo?


    • Marco Bonorino Gimeno
    • Título: Mirando

Miró la fotografía con cierta curiosidad, una sonrisa maliciosa se dibujó en la comisura de sus labios. Aquel hombre delgado y de piel arrugada no le resultaba extraño y, sin embargo, era un auténtico desconocido. Carlos se había sorprendido cuando esa mañana su padre le había dado el amarillento retrato. Lo había sacado del fondo de un cajón del armario donde se guardaban los recuerdos de la familia.

Miró el revés del viejo papel y leyó. Eran letras viejas y movidas. Acercó el retrato a los ojos para observarlo con detenimiento y se estremeció. Ya sabía por qué aquel hombrecillo le era familiar, su cara, sus ojos y su nariz… ¡era como verse a él mismo en el futuro!


 

¡Felicidades a los ganadores!
La entrega de premios tendrá lugar en breve.

A pesar de nuestra intención de entregar los premios el día 30 de abril, muchas personas nos han comentado lo problemático de asistir en un día entre dos festivos. Desde la organización nos pondremos en contacto personalmente con los premiados para comunicar la nueva fecha  y daremos publicidad de la misma a través de nuestros canales habituales.

Lectura de “El Quijote”

Siempre es tiempo de releer el Quijote, pero cada primavera, cuando que se acerca el  23 de abril, los entusiastas del hidalgo hacen por encontrarse en torno a la lectura de este libro.

Como cada año, el Centro UNESCO de Castilla y León ha convocado, en la sala del Pendón de la Colegiata de San Isidoro, a personas conocidas o anónimas de diferentes ámbitos de la sociedad leonesa  para leer colaborativamente los textos de ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de La Mancha’

Este acto de lectura es especialmente relevante en el Año Europeo del Patrimonio Cultural  ), cuyos objetivos son  fomentar el intercambio y la valoración del patrimonio cultural de Europa como un recurso compartido, sensibilizar acerca de la historia y los valores comunes y reforzar un sentimiento de pertenencia a un espacio común europeo.

Desde tULectura  respondimos a la llamada que nos hizo  el Centro UNESCO de Castilla y León a través de su presidenta, Dña. Isabel Cantón Mayo, con tan buena fortuna que nos tocó explicar a la asturiana Maritornes, a través de las palabras de Sancho  Panza, qué es un caballero aventurero:

—¿Tan nueva sois en el mundo, que no lo sabéis vos? -respondió Sancho Panza-. Pues sabed, hermana mía, que caballero aventurero es una cosa que en dos palabras se ve apaleado y emperador: hoy está la más desdichada criatura del mundo y la más menesterosa, y mañana tendría dos o tres coronas de reinos que dar a su escudero.

(Don Quijote. Primera parte.Capítulo XVI)

Pues eso, “apaleado y emperador”: no me digas que ese sentimiento te resulta ajeno. Explicado queda.

Un tranvía llamado deseo en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León

Dentro de los los actos programados en , en las fiestas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León,  los alumnos del Grado de Filología Moderna (Inglés) representarán la obra teatral A Streetcar Named Desire (Un tranvía llamado deseo) de Tennessee Williams, acompañados de música en directo interpretada por el grupo New Orleans Jazz Band.

Será el  martes 17 de abril a las 12:30 horas en el hall de la Facultad,  y la representación estará abierta a todo aquel que desee asistir.

A nosotros nos ha gustado esta actividad, pero hay muchas otras: conferencias, talleres, arte, juegos, deporte, chocolatada… (Ver programa)

 

III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (IV)

¿Ya has escrito  tu microrrelato?
Tienes de plazo hasta el 9 de abril de 2018
Solo 150 palabras sobre el tema “Unidos por generaciones”
Participa y ¡suerte”

 

La lectura y la escritura pueden unir a todo tipo de personas, sea cual sea su sexo, su raza o su edad. Si estás de acuerdo, exprésalo en un microrrelato  de 150 palabras como máximo y envíanoslo a nuestro correo tulectura@unileon.es

Story Time ... Steve Hanks This painting looks like like my mother, Bonnie Brown. Miss you Mom. And your grandchildren miss you too

Las personas adultas promueven en los más pequeños el amor por la lectura, para que desarrollen su creatividad e imaginación y para que cuando crezcan sepan encontrar por sí mismos la pasión por los libros.

Compartir los primeros momentos de acercamiento a la lectura, crea lazos que duran para siempre

Vladimir Volegov - Reading a NovelLos adultos encuentran en la lectura una forma de identificación, de evasión e incluso de comprensión que no siempre son capaces de encontrar en la vida real.

¿Crees que  ficción  y  realidad se encuentran en las obras literarias?  ¿que la ficción literaria es una metáfora de la vida real? ¿tienes la sensación de que, a veces, la propia ficción es “más verdad que la propia verdad”?

El tema central de nuestro concurso son las relaciones intergeneracionales, entendidas como el modo en que personas de muy distintas edades se manifiestan e interactúan ante situaciones, valores o problemas.

En la actualidad, las personas de mayor edad son apartadas de la primera línea del interés social. Pero eso solo aumenta el trabajo que supone para las nuevas generaciones el aprendizaje de contenidos y valores que la experiencia ha ido acumulando a lo largo del tiempo.

De alguna manera, los libros son “nuestros mayores”: en ellos podemos encontrar la sabiduría, el aliciente, los consejos o la experiencia necesaria para ir tejiendo la propia vida. Del mismo modo, las personas de edad pueden encontrar en los libros los estímulos, la vitalidad y las novedades que la sociedad, por lo general  muy prejuiciosa con los mayores, les niega.

Libros y lectura se convierten así en puntos de encuentro intergeneracionales. Parafraseando a los clásicos, podríamos decir que “soy un libro y nada humano me es ajeno”

Leer y escribir es beneficioso y placentero a todas las edades: esta es solo una de las muchas ideas que puedes expresar en nuestro III Concurso de Microrrelatos “Unidos por generaciones”.  Consulta las bases

 

III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (III)

¿Quieres contarnos, en menos de 150 palabras, 
tu experiencia acerca de las relaciones intergeneracionales?

Consulta las BASES 
y participa en nuestro III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

 

Tuve a mi hija y, la verdad, ese fue un gran momento, Sí, la niña fue algo grande, aunque a los pocos años me dio un disgusto tremendo. Fue el día en que hizo pis ella solita. Sí, no se rían, fue un gran disgusto. Yo me levantaba a media noche para ponerla, medio dormidita, a hacer pis y una noche oigo a la niña, despierta, que se levanta sola, la oigo mover el orinalito, sentarse a hacer pis y volver a la cama, y me digo: “¡Vaya, por Dios, me quedé sin hija!”. Sí, sí, ustedes no lo entienden, pero sentir que la niña ya no me necesitaba fue duro. Algo parecido a cuando, más adelante, vienen y te dicen que se casa. Bueno, no tanto, seguramente exagero, pero me sentí desplazado”

Escribir es vivir, de José Luis San Pedro

Martes de carnaval y BookCrossing (II)

Para celebrar  el martes de carnaval, hoy 13 de febrero  hemos llevado  a cabo una liberación temática de BookCrossing: más de cien  ejemplares de la obra Carnavales: Colección de carteles del Círculo de Bellas Artes vuelan libremente por todos los edificios de la Universidad de León, identificados con una etiqueta de BookCrossing como esta:

¡Búscalos! Y si te encuentras uno de esos libros libres, te rogamos que dejes noticias de él en la página  http://www.bookcrossing-spain.com/. Pero además nos encantaría ver tu comentario aquí o en nuestras redes Instagram Facebook o Twitter (#BookCrossing)

¡Felices carnavales y felices lecturas!

 

Carnaval y BookCrossing (I)

¿Cómo vas a celebrar el martes de carnaval?

El carnaval rompe con las formas típicas de la vida social, con los hábitos cotidianos que identifican al grupo y al individuo que se disuelve en el acontecer colectivo, y se olvida del mundo; libera de los dioses que hay que respetar, de las leyes que hay que cumplir, de las virtudes y de los protocolos que hay que practicar todos los días.

(Manuel Mandianes)

Leer nos ayuda a descubrir nuestra auténtica personalidad,  a desarrollar nuestro pensamiento, y a ser más críticos con la realidad que nos rodea:  leer nos hace más libres. Por eso, para celebrar esa libertad  que nos da la lectura, y aprovechando  la oportunidad que nos ofrece la fiesta de carnaval, vamos a llevar a cabo una  liberación  de BookCrossing:  más de 100 ejemplares de la  obra Carnavales: Colección de carteles del Círculo de Bellas Artes volarán libremente por todos los edificios de la Universidad de León.

El día 13 de febrero estate atento porque, en cualquier lugar de cada uno de  los  edificios de la Universidad de León,  puedes encontrar un libro libre, identificado con una  etiqueta de BookCrossing como esta:

¿Sabes qué es y cómo funciona BookCrossing?  BookCrossing es la práctica de dejar libros en lugares públicos para que los recojan otros lectores, que después harán lo mismo. De ese modo, se ha convertido en una biblioteca mundial en la que participan más de un millón de usuarios con más de 10 millones de libros  viajando libremente por todo el mundo. BookCrossing se basa  en la idea sencilla y generosa de compartir algunos de tus  libros con otras personas y hacer un seguimiento de ellos;  cada libro registrado tiene su propio diario personal, en el que cualquiera por quien haya pasado el libro puede valorarlo, opinar sobre él y… ¡volver a ponerlo en circulación!

Los carteles  que aparecen en este libro del Círculo  de Bellas Artes componen una de las colecciones más completas, valiosas y bellas dentro de su género en España. Fechados desde 1891, están realizado por los mejores artistas de la época. Las fiestas de carnaval  se interrumpieron en la  Guerra Civil y se prohibieron en la posguerra española.  El Círculo de Bellas Artes intentó recuperarlas  y convocó de nuevo en 1948 el concurso de carteles bajo la disimulada  denominación de Baile de la exaltación de los trajes populares; del disfraz y  la máscara al mandil y la pañoleta: la idea de transgresión e irreverencia (¿qué decir, ya, de libertad?) estaba  perdida. En  1950 se abandonó el evento y no se recuperó hasta 1984, aunque ya sin concurso de carteles 🙁

¿Quieres ver alguna de las imágenes que contiene este precioso libro? 

Si te encuentras uno de estos libro libres, te rogamos que dejes noticias de él en la página BookCrossing , pero además nos encantaría que nos lo comentes aquí o nos lo hagas saber en nuestras redes Instagram   Facebook o Twitter  (