Archivo de la categoría: recomendaciones de los sabios

Cinco propuestas de lecturas recomendadas por escritores y académicos y gentes del buen saber

Te recomiendo un libro. Seguro.

“Las cosas que quiero saber están en los libros; mi mejor amigo es aquel que me recomienda un libro que no he leído.”

Seguro que conoces esta frase de Abraham Lincoln.

Seguro que también conoces esta escultura del propio Lincoln: se trata de la figura del presidente norteamericano que la escultora Vinnie Ream (1847-1914) esculpió para la Rotonda del Capitolio de Washington.

Seguro que no has oído hablar jamás de Vinnie Ream… la mujer que en 1866 y con solo 18 años recibió el encargo de realizar esta  enorme estatua del mandatario.

Seguro que puedes citar docenas de “grandes maestros del arte” pero desconoces el nombre de “grandes maestras” a pesar de admirar su obra. Mujeres que se ganaron esforzadamente ese título al aprobar los exámenes que las organizaciones gremiales establecían para conceder el derecho a practicar como profesionales el oficio artístico. ¿Quieres conocerlas?

A muchas de ellas las hemos recuperado gracias a la obra “Ellas mismas. Autorretratos de pintoras”. Ese libro supuso, por así decir, la presentación al gran público de estas extraordinarias artistas. Si participaste en el crowdfunding de ese título (nosotros sí lo hicimos 🙂 ) estarás orgullos@ del resultado obtenido (nosotros sí lo estamos 🙂 )

Ahora puedes completar el logro colaborando de nuevo en el proyecto, pues Ángeles Caso propone Grandes maestras. Mujeres en el arte occidental. Renacimiento-Siglo XIX”,  el segundo tomo de esta obra sobre la recuperación del arte de las mujeres. Este nuevo volumen ofrece una amplia visión de la obra de más de cien pintoras, escultoras y fotógrafas del pasado. Tú puedes hacer que su creación se rescate del olvido. Y merece la pena que así sea. Seguro. 

Aquí tienes  el enlace a la plataforma de recogida de fondos (crowdfunding), donde puedes ver todos los detalles, tanto del libro como del sistema, totalmente transparente, de funcionamiento de la plataforma Verkami.

Aquí puedes participar

 

Jon Bilbao recomienda leer…

jon-bilbaoJon Bilbao visitó recientemente el Club de lectura de la Universidad de León y con él conversamos de su obra “Estrómboli” (puedes recordar el encuentro en el vídeo). Nos dejó además las siguientes recomendaciones de lectura:

El corazón de las tinieblas, Joseph Conrad. Los clásicos nos dan la medida de lo que es bueno de verdad, de lo que resiste el paso del tiempo, de lo que es valedero para una generación tras otra. El corazón de las tinieblas es un perfecto ejemplo: una nouvelle que aúna la amenidad con la complejidad y que es fértil en interpretaciones.

Walden,   Henry David Thoreau. A veces nos olvidamos de que la literatura también abarca el ámbito de la no ficción. El relato de la experiencia personal de Thoreau mientras trató de vivir al margen de la sociedad no sólo nos invita a reflexionar sobre las imposiciones que acarrea habitar en un marco social, sino que es un insuperable canto a la naturaleza.

Los cuentos, Ramiro Pinilla. A la hora de adentrarse por primera vez en la obra de un escritor, es una buena estrategia comenzar por una colección de relatos, puesto que así, en un solo libro, tenemos un adelanto de sus temas y registros principales. Este libro, que reúne todos los relatos del autor de Getxo, es una perfecta introducción a una obra que bien puede calificarse de cosmogonía.

Reflejos en un ojo dorado, Carson McCullers. Mi preferida entre las nouvelles de McCullers. Orfebrería literaria con personajes maravillosos en su turbidez.

Nostalgia, Mircea Cartarescu. Un autor al que he descubierto hace poco pero que ya está entre mis favoritos y del que pienso leer todo lo que se traduzca. Sus libros se dividen en dos grupos: los autobiográficos, donde imperan el realismo y el humor, y los de ficción, con un caudal imaginativo y un lirismo envidiables. Nostalgia pertenece a este segundo grupo.

Sacrificio, de Alberto R. Torices

Por Natalia Álvarez Méndez
Profesora Titular de Teoría de la Literatura de la ULE

Saint_Eulalia_detail by Waterhouse

Santa Eulalia (detalle), de John William Waterhouse

da3d37e499622d6186017668249afa04

Autor Rodríguez Torices, Alberto, 1972-
Título Sacrificio / Alberto R. Torices
Publicación Madrid : Gadir, [2015]
Descripción 162 p. ; 21 cm
Premio Novela Corta de la Fundación MonteLeón 2015
ISBN 978-84-944455-6-9 ; 978-84-944455-9-0 (Contracub.)

Puedes encontrar ejemplares en la Biblioteca de la Universidad de León.

Sacrificio. Qué hermoso título. En un principio puede parecer tan sencillo como contundente pero tras la lectura de la narración se incrementa su carácter rotundo al revelarse como un vocablo plenamente significativo. Esta novela –IV Premio de Novela Corta de la Fundación Monteleón 2015– desarrolla inicialmente una trama centrada en el aprendizaje emocional, sentimental, de un muchacho situado a las puertas de la adolescencia. Sin embargo, ese hilo conductor, que parte del amor y los deseos frustrados, nos conduce a otros niveles temáticos de mayor profundidad que se generan gracias a una voz que despliega su personalidad, sus intereses literarios tanto en el contenido como en el acabado, y que demuestra una hábil destreza en el manejo de todos los recursos narrativos.

riverwalk

Paseo por el río, de Jeffrey T. Larson

De tal modo, la novela nos ubica en la adolescencia pero, como se nos concreta en la contraportada, va más allá, pues «se sirve del tránsito a la adolescencia como metáfora de los períodos críticos de nuestras vidas, en los que la realidad y nuestro deseo colisionan y tiene lugar la batalla más cruenta: una refriega sentimental que nos permite madurar, aunque dolorosamente, y en cuyo saldo se incluye con frecuencia el sacrificio de un tercero». Ese tránsito queda bien consignado en el guiño circular que encauza la novela, ya que la misma aunque matizada y enriquecida reflexión está contenida tanto en el primer párrafo como en el último de la obra:

«Pero admitamos antes que un principio es siempre el final de otra cosa, determinante aunque no se diga» (p. 15);

«Todo final es el principio de otra cosa, confundible aunque se diga» (p. 159).

Se evoluciona, por lo tanto, del aprendizaje emocional de un chico –el protagonista, personaje simbólicamente innominado– al aprendizaje vital extrapolable a cualquier etapa de nuestra existencia en la que nos enfrentamos a cambios no exentos de dolor y renuncias. De ahí que no debamos sorprendernos cuando al leer Sacrificio nos van golpeando frases que nos obligan a detener el ritmo, a pensar, pues nos conducen a revelaciones con un interesante trasfondo moral sobre la identidad, el paso del tiempo, la inocencia perdida, el amor, el deseo, el dolor, el suicidio, el cuerpo, la pareja, los hijos, la falta de comunicación, la ausencia de inteligencia emocional, o el alcance del daño que pueden hacer determinadas palabras, actos concretos y terribles abusos. No extraña, por lo tanto, que Alberto R. Torices, gran conocedor de la tradición literaria –como se constata en sus textos no ficcionales y también en su obra de ficción, por ejemplo en los relatos de Los sueños apócrifos que nos ofrecen bellos homenajes a grandes títulos de la literatura universal–, ofrezca al lector como epígrafe introductorio a su obra un fragmento de El puente de San Luis Rey, de Thornton Wilder, que versa así:

«Miraba el amor como una especie de enfermedad cruel a través de la cual es preciso que pasen los elegidos al final de la juventud y de la cual salen pálidos y agotados, pero listos para el trabajo de vivir».

Es en ese «trabajo de vivir» en el que profundiza Sacrificio a través de un motivo que creo que forma parte desde siempre del territorio literario de su autor, ya que ha profundizado en él con anterioridad en otras de sus narraciones desde la publicación de Yo, el monstruo. Me refiero a la culpa. El chico, el personaje central de la novela, se muestra constantemente frustrado por la ausencia de valor para hacer lo que realmente desearía, por su escasa capacidad de reacción, de respuesta ante el mundo que se abre ante él. Tal hecho provoca su decepción y su furia con lo que le rodea y consigo mismo por sentirse más un espectador que un protagonista de su propia vida. Ese comportamiento se ve unido, además, al concepto del bien y del mal que ha interiorizado o aprehendido a lo largo de su corto periplo vital. Por ello manifiesta con frecuencia la sensación de estar haciendo algo que no debe, como si sus pensamientos no fueran algo natural sino algo vergonzoso y sucio. Ese pudor constante, que le obliga a mentir o a disimular, enlaza, a su vez, con el miedo a perder los pequeños logros alcanzados en esa nueva etapa de su vida, lo que le lleva a ser cruel de modo premeditado en ciertas ocasiones provocando el daño a terceros. Toda esta vertiente temática nos aboca a la idea de equivocarse como fuente de crecimiento. El narrador ya nos avanza, nos sugiere, en la segunda página de la novela ese proceso con una hermosa y perfecta frase:

«Y así conoció el chico el miedo, primero, y el deseo, después, de desencajarse y salir despedido del propio camino y hasta de sí mismo» (p. 16).

200807231333

Ondulaciones, de Jeffrey T. Larson

En ese contexto sobresale la fuerza de los personajes, cuyo retrato logra que la literatura se haga vida, que la trama se convierta en realidad. Pienso en el empleo de materiales que, ficticios o extraídos de la vida, erigen una verdad en el seno de la narración gracias a personajes que se configuran como «reales». Esto se consigue mediante el relato de sus sueños, el relato de hechos cotidianos de sus existencias, y a través de las pinceladas descriptivas –corporales o físicas, y de sentimientos y actitudes– que los convierten en seres de carne y hueso. Es muy interesante, además, percibir cómo hasta los personajes secundarios son retratados de igual modo, con la misma intensidad psicológica aunque se les dedique lógicamente menos espacio discursivo. Por tal motivo, hay pasajes magníficos centrados en la madre del chico y en la madre de la muchacha adolescente, y líneas conmovedoras y muy significativas dedicadas incluso a un personaje apenas visible en las acciones principales como es la pareja de la progenitora del chico. A ello se suma que, a pesar del protagonista masculino, las mujeres tienen una fuerza especial en la trama, así como el comportamiento de los hombres con ellas bajo el que se esconde gran parte del trasfondo moral de la novela.

1293e096a9ea1a61b9491374e8c8c664

Un baño, de Jeffrey T. Larson

Pero a todo lo dicho se suma un elemento más que se convierte en imprescindible y que constituye uno de los mayores aciertos de Sacrificio: la mirada narradora que consigue penetrar en la complejidad y en la hondura de esa etapa de la adolescencia. A lo largo de toda la novela, estructurada en tres partes –una primera muy larga que abarca el nuevo mundo que se abre ante el protagonista, una segunda más breve que se inicia con la destrucción de ese mundo, y una tercera todavía más breve en la que se cierra la trama– se nos presenta un narrador externo a la acción, que no participa en ella, que nos traslada la historia a través de una tercera persona gramatical, aparentemente la más objetiva a la hora de relatar aunque esto sería muy discutible ya que nos encontramos con constantes guiños en muchas de las frases de Sacrificio que desmienten esa objetividad pura, guiños que contribuyen a la riqueza de esta narración y que el lector avezado logrará captar. Sin embargo, en el inicio de la tercera parte se intercala un discurso totalmente diferente, sintético pero muy impactante, marcado por la letra cursiva y por la voz del personaje, la voz del chico que expone en primera persona sus pensamientos. Pero no es la identidad del adolescente la que habla, lo que se introduce es su voz adulta que nos ofrece de modo directo y con formato autobiográfico el testimonio de su experiencia. Ese espectacular e inesperado quiebro de la linealidad de la historia, ese cambio de narrador que juega a distanciarse del relato de su vida a través de la tercera persona en el resto de páginas, nos ofrece la clave de la novela. Dicha forma da un mayor significado a los temas planteados, explicita su función e implica que la adolescencia se recrea o se revisita desde la perspectiva del adulto, que el protagonista necesita expiar su culpa y que, por lo tanto, esa etapa y el daño hecho siguen pesando en la identidad en la que nos convertimos al madurar. Tras ello se retoma la tercera persona en las últimas páginas que golpean de modo tremendo al lector con un final sorprendente de la historia del chico y que repercuten, en un gran triunfo final, sobre el contenido de las páginas anteriores presentadas en primera persona.

En suma, no hay nada en Sacrificio que sea inconsciente ni gratuito. El testimonio de vida que ofrece nos permite comprender mejor la naturaleza humana que nos lleva por la senda del autoconocimiento tras equivocarnos, tras perdernos. Todo ello aderezado por la calidad estética de su estilo, por la fuerza y la frescura de una prosa madura y pulcra, precisa pero con hallazgos verbales que la hacen bella tanto en las pinceladas descriptivas como en la narración más pura, una prosa capaz de realizar la hazaña más importante que no es otra que la de mover al lector.

c8c43a5f0f6c9b91ca4b28745bc8d618

Siesta en la playa, de Jeffrey T. Larson

Miguel Paz Cabanas recomienda leer…

MIGUEL PAZ CABANAS, POSA EN LA PLAZA DE SAN MARCOS, DURANTE UN MOMENTO DE LA ENTREVISTA TRAS GANAR EL PREMIO RELATOS DE DIARIO DE LEON

No es leonés… aunque ya es de León desde hace más de veinte años. Escribe porque “es mi forma de abordar la misteriosa complejidad de la vida. Creo que también es una opción razonable al suicidio”
(fuente:  ileón.com 28/10/2014)

Su obra abarca el ensayo, el cuento y el artículo periodístico y en los tres campos ha recibido numerosos premios y reconocimientos.   Como cuentista o especialista en narrativa breve  ha publicado dos libros de relatos:  ‘Cuentos crueles para leer tumbado en la cama” (Ediciones Leteo, 2004) y ‘Ángeles, detectives y otros fracasados’ (Eolas Ediciones, 2012). Como novelista, es autor de “El viaje del idiota” (Baile del sol, 2010) y Memorias de un cabrón resentido (La Armonía de las Letras,  2011).

Estas son sus recomendaciones:

1) Por supuesto, Moby Dick, una obra superlativa, llena de grandeza, candor, exaltación metafísica y literaria en dosis inigualables.

2) La Peste, de Camus, desgarradora, lúcida, eterna.

3) La balada del café triste, de Carson MCcullers, porque no hay novela que deje en el lector ese poso de extrañeza y melancolía.

4) Sexus, de Henry Miller. Es el único autor que ha conseguido que me empalmara leyendo.

5) Las estaciones, de Maurice Pons. Obra de culto, indescriptiblemente bella a pesar o gracias a su sordidez, al insólito mundo que retrata y a su originalísimo estilo. Uno de los mejores finales de la literatura.

¿Quo vadis universidad? : necesitamos un nuevo estatuto

 

 Puedes acceder al texto completo de la ponencia pinchando en la imagen:
Diapositiva1

Y también puedes ver el vídeo completo de la sesión:

 

 

El día del padre y la alma máter

El pasado 19 de marzo, en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro, tuvo lugar el coloquio participativo de divulgación científica sobre artículos periodísticos titulado “¿Tocando en el Titanic?: la universidad española hace aguas”, dirigido por Enrique López González, catedrático del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa de la Universidad de León.

La fiesta del día del padre fue, por azar, una de las referencias  de las que partió la sesión, y es curioso  comprobar cómo los cuidados de las figuras parentales pueden tener cierto paralelismo con las funciones de la universidad como alma máter  (madre nutricia): ambos sacian nuestra hambre (de alimentos, de conocimientos) nos ayudan a crecer como personas, a desarrollar nuestras capacidades, nos ofrecen modelos de comportamiento y convivencia y, en definitiva son parte importante de la configuración de nuestra estructura mental y emocional.

En la sociedad actual, cambiante, líquida,  es frecuente revisar las  tareas de los progenitores (a veces desorientados, desbordados), para adaptarlas más eficazmente a la realidad  que sin remedio  van a encontrar sus hijos. De forma paralela: ¿está revisando  sus tareas  la alma máter que nos alimenta intelectualmente y que tiene la responsabilidad de ayudarnos en nuestra consolidación como personas, ciudadanos y profesionales valiosos?

No nos anticipemos…

El camino sin retorno

La patas del taburete de una buena historia

Vivir tiempos interesantes no tiene por qué ser una maldición. La sal de la vida se encuentra en los giros inesperados, repentinos, sin resuello para asimilar la disrupción de saltos que curvan los renglones de nuestra existencia, trastocando cualquier eventualidad prevista. En ocasiones sorprendiéndonos, tornándose en inolvidables. Imperecederos en el recuerdo.

Como aquel miércoles de junio de 1976. Ya no había clase y yo estaba con mi madre en la cocina. Me levanté muy temprano. El verano se había adelantado: lucía radiante y añil. Ese día iba a acompañar a mi padre a pescar en el coto de San Cipriano del Condado. Me había pasado la noche relamiéndome cavilando lo que podía encontrar en la “tablona de los curas” de Villimer o en el “pozo del obispo” bajo la Ermita de la Virgen de las Mercedes.

Bueno, en realidad, lo que estaba saboreando ya era la tortilla que estaba friendo mi madre. Pelar las patatas suponía una oportunidad más para aprender conversando. Mi madre, tierna y sensible, aprovechaba esos chances para, sin coba pero cercana y amable, como si una cebolla se tratase, capa a capa, ir conociendo mi parecer en aquella u otra cosa.

 (La historia continúa en el documento que ofrecemos a texto completo)

taburete-cocina-nuta-mobles-114Así comienza la parte que Enrique López dedica a la lectura y a la escritura, a la vida, al aprendizaje como parte de ella;  al goce que produce ir avanzando en el propio camino personal, desde el más íntimo núcleo familiar hasta el  ámbito  público en el que reconocidas autoridades (gigantes) tienen la generosidad de subirnos a  sus hombros para que podamos  vislumbrar la meta y  la ruta a seguir. La travesía del aprendizaje se realiza siempre, hasta cierto punto, en solitario; pero nos ocurre que, en ocasiones, tenemos la oportunidad, la suerte, de encontrar en esa travesía a algún viajero  experimentado que nos ayuda a descubrir el auténtico sentido del camino, “el gozo intelectual”, “la pasión por la ciencia”. Y ese es un camino sin retorno…

 

Vivat Academia

En ese recorrido personal, uno de los hitos reconocidos universalmente (de ahí su nombre) en el que confluían intelectuales, maestros y estudiantes ha sido la institución universitaria como foco de creación de conocimiento y búsqueda de la verdad en un entorno librepensador.

Así ha sido durante siglos. Y hasta hoy.universidad1

Muchos de nosotros hemos ido llegando a las puertas de la universidad  con ilusiones, necesidades o deseos, esperando encontrar en ella el conocimiento requerido para emprender no solo el viaje individual del que hablábamos, sino también la “expedición” colectiva que la sociedad de la época nos demandaba. Porque eso fue la universidad para muchas de las recientes generaciones en España: un agujero por el que vimos otras cosas, una llave para abrir puertas, una maza para derribar muro un muro: una esperanza.

No es siempre es cierto que  cualquier  tiempo pasado fue mejor. Lo que sí es cierto es que la institución ejerció su “auctoritas”   gracias a su valor, a la fuerza moral que residía en la solidez de su trabajo y de su  compromiso: ser miembros de la comunidad universitaria  llevaba implícito el pacto de trabajar para mejorar la sociedad.  En algún punto del camino, la institución se ha decantado por la  “potestas” y  se ha conformado con ser reconocida por su cargo.


L’air du temps

Hoy el mundo nos parece más complicado, más competitivo, y nos obliga a abandonar nuestras sucesivas “zonas de confort” porque todo cambia continuamente (¿conoces el término VICA/ VUCA?).

En este entorno de inestabilidad y demanda creciente de innovación, la escasez de recursos financieros está minando  tanto la actividad investigadora como la calidad de la docencia en la universidad, Pero no todo  está causado por los  cicateros presupuestos económicos con que se dota a la institución: el sistema de acceso al estamento docente mediante criterios  muy mejorables y las tensiones que origina  la gobernanza  de cada universidad son algunos de los temas clave que necesitan una revisión.

En la faceta de la docencia,  y partiendo con la desventaja del modelo pedagógico previo a la enseñanza superior, sostenemos una  estructura  casi industrial,  en la que priorizamos el producto final manufacturado y obviamos el talento y la creatividad; la formación en  los contenidos  que ofrecemos no siempre se adapta a las necesidades del mercado actual, mucho menos  a uno  futuro; el paradigma educativo se ha estandarizado y no repara en la inteligencia ni en las habilidades; transmitimos conceptos, definiciones que por principio son decisiones ya tomadas, sin estimular el desarrollo del  pensamiento crítico.

No nos duelen prendas al enumerar las lacras que nos aquejan. A todas ellas se une  una especie de modorra crónica, una mentalidad estática, atrapada por procesos de trabajo anticuados, servicios desajustados a las necesidades y políticas de actuación que no conectan con la realidad.

ovejas bien La modorra es una enfermedad parasitaria que ataca al ganado lanar, caracterizada por una especie de aturdimiento patológico que hace que el animal se quede solo, aislado del resto del rebaño, comience a girar sobre sí mismo, pierda el enfoque visual y se quede como ausente. Curar esta enfermedad es muy difícil y, en su caso, muy caro, por lo que lo más frecuente es sacrificar al animal enfermo si ya no puede aportar ninguna rentabilidad.

Así las cosas, una parte de la comunidad universitaria (estudiantes, P.D.I. y P.A.S.) está formada por personas valiosas, trabajadoras y profesionales  que se han rendido ante lo que consideran una batalla perdida y, eligiendo el mal menor,  se han resignado a que las cosas sean así. Mientras tanto, hay quien aprovecha las faltas de coherencia de la organización para vivir más cómodamente u obtener beneficio propio (ya se sabe que a río revuelto…). Ambos comportamientos nos perjudican, y la mayoría de nosotros somos conscientes de que necesitamos un cambio de mentalidad  orientado hacia nuestro propio trabajo, hacia  nuestra manera de insertarnos en la institución y, a través de ella, en la sociedad

LibroDelBuenTunar

Debemos  preguntarnos cómo estamos reaccionando ante esta realidad cambiante y desajustada. No vale cerrar los ojos, ‘sostenella y no enmendalla’. No vale alarmarse, menos aún negar la evidencia. La cobardía, el adocenamiento, el elogio de la mediocridad en connivencia con  la estupidez nos han traído hasta aquí.

Pero no podemos engañarnos: o avanzamos y ajustamos nuestros servicios a la sociedad en la que vivimos, o estamos abocados a desaparecer, a quedar como un vestigio simbólico del pasado glorioso que tuvimos.

El rol de la universidad debe cambiar para atender como es preciso las necesidades y problemas de la sociedad a la que pertenece. La reforma ha de ser de tal calado que sacuda la institución hasta los cimientos para sanear vicios y soltar lastres: politización, endogamia, falta de excelencia, opacidad en sus actividades y funcionamiento, incoherencia curricular, escasa investigación de calidad, falta de  proyección internacional…

Conocemos nuestras debilidades y deseamos reformar y mejorar la calidad y eficiencia del sistema universitario. La solución está en clave de libertad, innovación y creatividad.

 

La universidad del futuro o el futuro de la universidad

La transformación que necesitamos  requiere un cambio de mentalidad: el modelo actual ya no sirve y perseverar en él solo  hace que los jóvenes pierdan cada vez más oportunidades. El planteamiento de la nueva realidad ha de tener en cuenta las cuestiones que se plantean desde varias perspectivas (fuente:  2020 Vision: Outlook for online learning in 2014 and way beyond)

Los estudiantes
1. ¿Cuáles son mis objetivos de aprendizaje? ¿Cuál es la mejor manera de lograrlos? ¿dónde puedo ir para conseguirlos?
2. ¿Necesito algún tipo de certificación para mi futuro profesional? ¿de qué tipo?
3. ¿Cuál es la mejor manera de aprender? ¿Presencial, online, semipresencial ?
4. ¿Qué tipo de apoyo para el aprendizaje necesito?
5. ¿Cuánto quiero o puedo pagar por estos servicios?
6. ¿Qué tipo de institución o qué otra manera tengo de lograr lo que necesito en términos de aprendizaje? ¿Dónde puedo obtener asesoramiento independiente?
7. ¿Cómo puedo proteger mis datos y mi privacidad en el aprendizaje online?

Los docentes
1. ¿Por qué necesitan los estudiantes venir al campus? ¿Qué puedo ofrecer en el campus que no se puede dar online?
2. ¿Qué metodologías de enseñanza facilitan los aprendizajes que los estudiantes necesitarán a lo largo de su vida?
3. ¿Cuál es mi papel si el contenido está abierto y accesible online?
4. ¿Qué tipo de espacios físicos necesito para la enseñanza presencial que quiero ofrecer?
5. ¿Cómo puedo utilizar mejor mi tiempo de clase? ¿En qué tipo de actividades de aprendizaje puedo aportar algo diferencial a mis alumnos?
6. Si produzco contenidos nuevos ¿los debo poner libres y accesibles a todo el mundo?
7. ¿Qué tipo de evaluación requiere la era digital? ¿Cómo puedo evaluar aprendizajes previos o informales?
8. ¿Qué tipo de cursos o de programas se deben ofrecer para el aprendizaje a lo largo de la vida?
9. ¿Qué debo conocer sobre el tema de los datos de los alumnos y la protección de su privacidad?
10. ¿Qué tipo de formación necesito para asegurarme de que puedo ofrecer lo que mis alumnos requieren?

La institución
1. ¿Cómo serán los campus en 10 años?
2. ¿Qué proporción de alumnos accederán desde la formación online?
3. ¿Cuál es la mejor manera de crecer, con más edificios o con más oferta online?
4. ¿Qué tipo de espacios físicos necesitaremos?
5. ¿Qué tipo de alianzas y estrategias de colaboración tendremos que poner en marcha para mantener las cuotas de nuevos alumnos?
6. ¿Cuál es nuestra política en el tema de los Recursos Educativos Abiertos?
7. ¿Cuál es nuestra estrategia para el aprendizaje continuo y a lo largo de la vida?
8. ¿Qué modelo económico necesitamos para fomentar la innovación en la enseñanza y para atraer alumnos?
9. ¿Cómo podemos asegurar que nuestro profesorado tiene las competencias necesarias para enseñar en la era digital?
10. ¿Cómo podemos reconocer y valorar el esfuerzo en innovación y en calidad educativa de nuestro profesorado?
11. ¿Qué tipo de organización y de PAS necesitamos para apoyar a nuestro profesorado?
12. ¿Cómo debemos proteger los datos de nuestros alumnos y su privacidad en la era digital?

El Gobierno
1. ¿Qué tipo de sistema de enseñanza superior, en términos de diferenciación institucional, ejecución del programa e innovaciones en la enseñanza necesitamos en la era digital?
2. ¿Cuántos campus y qué tipo necesitamos cuando los estudiantes también están estudiando en línea? ¿Cuál es la mejor manera de adaptarse a la expansión del sistema de educación superior?
3. ¿Cómo podemos mejor el apoyo al sistema de educación abierta para reducir costes y aumentar la calidad?
4.- ¿Cómo se debería financiar la educación post-secundaria en la era digital? ¿Cuánto y qué deben pagar los estudiantes? ¿Qué deben aprender a lo largo de su vida los que ya han pasado por el sistema de pago? ¿Qué modelos de financiación serían necesarios para fomentar la innovación en la enseñanza y ayudar a mejorar la calidad?
5. ¿Cómo puede ayudar a aumentar la productividad del sistema educativo  universitario el aprendizaje en línea? ¿Qué podemos hacer para estimularlo?
6. ¿Qué debe hacer el Gobierno para proteger los datos de los estudiantes y privacidad de los estudiantes?

Ya son multitud las voces de los expertos que consideran imprescindible una reforma profunda en la manera de entender la institución, su realidad y sus fines:

  • Una parte de la misión de la universidad “debe ser concienciar a los estudiantes de que tal vez no haya un puesto de trabajo esperándoles tras graduarse, que emplearse a sí mismos es una posibilidad viable y que todo depende de su creatividad y su capacidad inventiva” (Pasi Sahlberg, experto finlandés en educación).
  • “El valor de la Universidad no es solo transmitir conocimientos, se trata de formar a personas, su identidad, su capacidad crítica y analítica”  Roger Chao, profesor de la Universidad de Hong Kong y asesor de la ONU.
  • “Tener una educación universitaria deberá suponer habilidad para manejar el cambio, la colaboración, la sobrecarga de información y la incertidumbre” dice la profesora de la Universidad de Duke (EE UU) Cathy Davidson. Y añade: “Eso requiere una fusión de disciplinas: filosofía, física, historia, informática, antropología, ingeniería… En los desafíos del mundo real, está cada vez menos claro donde termina una disciplina y comienza otra”.

 

Nuevos retos

1.- La tecnología y su transformación del trabajo

En la171 era de Internet la universidad ha perdido el monopolio del conocimiento. Los estudiantes y el mercado exigen un modelo más flexible. La cultura digital es una tecnología absolutamente revolucionaria, que ha transformado el trabajo en el aula. Las nuevas tecnologías no solo empujan a modernizar las formas de dar clase y las opciones que se ofrecen a los estudiantes, sino que hacen irremediable la colaboración y, a la vez, la competición, en un mundo globalizado. Según el libro “Propuestas para la reforma de la universidad española“, editado por Daniel Peña en 2010, las universidades españolas se especializarán y tendrán que competir por estudiantes y por profesores en un entorno más internacional y más abierto. Las clases, lejos de convertirse en una clase magistral fundamentalmente unidireccional, se convertirán en un debate abierto donde los profesores  deberán fomentar  la participación. El profesor estará forzado a ir renovando sus clases y métodos de enseñanza para atraer la atención de los alumnos, actualizando y vinculando aquello que enseña en el aula con sucesos reales y formas que motiven a los estudiantes. No existe una vida dentro del aula diferente a la vida detrás de sus puertas.

2.- Equidad y excelencia: fomentar el talento

Necesitamos tomar medidas para frenar el deterioro de la universidad, que  debería reivindicar y revalorizar  una de sus finalidades esenciales obviada durante tantos años: lograr unos profesionales bien formados, con valores cívicos y comprometidos con la mejora de la sociedad.

Los alumnos deben tener unos mínimos recursos garantizados para poder desarrollar su talento y alcanzar su máximo potencial, ya que es la educación actual la que nos va a llevar a un futuro impredecible. Nadie sabe muy bien  cómo va a ser el mundo del mañana y, sin embargo, se supone que estamos educando a los jóvenes para él. Dado que la impredecibilidad es extraordinaria, hay que educar  para poner en valor las capacidades creativas.

bannertjueActualmente estamos enseñando en las universidades contenidos que no sabemos si servirán o no dentro de un período relativamente corto de tiempo, lo que obligaría a los docentes a ver que lo que importa no es lo que enseñan, sino cómo enseñan para que sus alumnos puedan aprender por sí mismos cuando en un futuro no muy lejano deban llevar a cabo actividades que ahora ni imaginamos que desarrollarán. El saber no está en los libros de texto, sino en la imaginación y el talento que puedan desarrollar los alumnos en un mundo que ha dejado de tener una concepción lineal para pasar a tener una visión global. La educación no puede seguir enfocada a clonar estudiantes, sino que debería hacer lo contrario: descubrir qué es único en cada uno de ellos.

Los gobernantes priorizan un modelo en el que los estudiantes memorizan los contenidos en vez de uno que potencie su creatividad, ya que en el primer caso los resultados se obtienen más rápido que en el segundo. Pero solo desde una permanente apertura al progreso se puede estar en la vanguardia de la investigación y la docencia, como corresponde a las instituciones de educación superior.

Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español es un documento que propone un cambio del sistema de acreditación del profesorado universitario (con el que prevén dar más peso a la experiencia profesional), la actualización de requisitos para la creación de universidades (la intención es simplificar el proceso) y la aprobación de un sistema de grados de tres años que las universidades podrán implantar de forma voluntaria en convivencia con los grados de cuatro años. Pero falta por resolver otro de los grandes problemas  reinante en muchos centros públicos de investigación y universidades: la rigidez y la burocracia

3.- Especialización inteligente en investigación e innovación

Nos encontramos en una nueva etapa de los sistemas de innovación: la especialización inteligente, cuyos retos se recogen en el programa europeo Horizon 2020, que obliga a las universidades a elaborar sus propias estrategias y a impulsar áreas concretas que tengan un fuerte impacto en el futuro. Todo ello, logrando un balance equilibrado entre las políticas horizontales, más genéricas, y la necesidad de abordar las líneas de especialización que vayan emergiendo y que permitan  adaptarse a una evolución cambiante y competitiva.

Las universidades deben afrontar su responsabilidad de  convertirse en  piezas clave  de las estrategias de desarrollo regional, para ser agentes dinamizadores del territorio y asumir el liderazgo de esta transformación (fuente: Estrategias nacionales y regionales para la especialización inteligente.RIS3 )

4.- Reforma estatutaria

  • Una vez aprobada la LOMCE en el año 2013, quedan pendientes otras dos reformas educativas: la Reforma del Sistema Universitario Español (ver el ya citado  informe de recomendaciones  entregado por la Comisión de Expertos) y el Estatuto de la Profesión Pública Docente, que debe regular las condiciones laborales de los profesores, sus derechos y deberes o su promoción.
  • España tiene un sistema de becas y ayudas al estudio muy deficiente, tanto a nivel nacional como internacional. Es preciso normalizar el aumento de la inversión pública en becas universitarias.
  • El sistema de financiación de las universidades  requiere  ser revisado por completo. Actualmente el 80%  de sus ingresos proviene de los fondos públicos, pero es necesario que las universidades puedan captar recursos de fondos empresariales o de aportaciones filantrópicas. En este sentid, se sigue reclamando un proyecto de ley para reformar la Ley de mecenazgo (Ley 49/2002)
  • La dotación de la I+D+i en la universidad es escasa, y “los responsables políticos de cada vez un mayor número de países europeos, así como los líderes de la Unión Europea, han perdido el contacto por completo con la realidad del mundo de la investigación científica. […] Han elegido ignorar la sinergia crucial que existe entre la investigación y la educación. En su lugar, han cortado drásticamente la financiación de la investigación en las universidades, afectando negativamente su calidad y amenazando su papel como promotoras de igualdad de oportunidades.” (Fuente: EuroScience. Carta abierta: Han elegido la ignorancia)
  • El nuevo modelo para la elección del rector amenaza con centrar toda la polémica de la reforma en el peligro  para la independencia  y la politización de las universidades.
Captura

Para construir un nuevo futuro ¿podemos sostenernos sobre viejas estructuras?

Muchos aspectos de la política educativa y sus consecuentes reformas legislativas están aun por resolver, pero la reforma de la universidad es improrrogable. Con ella deberá llegar un nuevo ordenamiento estatutario que dé respuesta adecuada  a las nuevas realidades y  necesidades, y que sea capaz de incentivar la autonomía curricular,  contractual  y financiera  imprescindibles para cumplir los fines de la institución en esta nueva era.

Necesitamos diseñar la universidad del futuro

 

Y tú ¿qué camino crees que debe tomar la universidad del futuro?
(¿y la Universidad de León de cara al futuro…?)

Deja una respuesta

¿Tocando en el Titanic? : la Universidad española hace aguas

Esta sesión será retransmitida en directo a través del canal de vídeos de la ULE.   Una vez editada, la grabación estará accesible en abierto en el portal de vídeos de la ULE y en el repositorio  digital BULERIA.

 

titanicnews

Continuamos  con las lecturas de divulgación  para, en esta ocasión, abordar textos pertenecientes al  género periodístico.  Ofrecemos en esta entrada  todo el material, accesible a texto completo, sobre el que versará el encuentro del próximo día 19 de marzo.

Desde tULEctura os invitamos a asistir, aprender, valorar y opinar en esta sesión sobre uno de los temas que más nos (pre)ocupa como implicados directos y como miembros de la sociedad a la que pertenecemos y servimos: el estado de la Universidad española

El ponente

enrique lopez

Enrique López González  es catedrático de Universidad del Área de Economía Financiera y Contabilidad del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa 

Pero hay más: Es una de las mentes más aguda y  menos mezquina de nuestro campus leonés.

Y aún esta descripción se queda (muy) corta, porque  es noble, leal, humilde y cercano, su tono es el de hombre amable, locuaz, afectivo y, algo más, el de paisano. Hablamos de un fajador  y también trotamundos, inquieto, con el cerebro en constante ebullición, hedonista, asertivo y constructor de la amistad, buena persona.

Él será el encargado de poner la voz cantante  a la melodía que sonará en esta sesión.

El título

¿Tocando en el Titanic? A estas alturas es casi imposible que alguien carezca de abundantes datos históricos “aproximadamente ciertos”  sobre el hundimiento 534c2deafc25dac8bbc817b9bc17c294del Titanic, aunque sean  las notas sentimentales y legendarias las que hayan dado reciente prestigio a la historia.  Entre estas últimas, hoy nos sirve como metáfora la Orquesta del Titanic, de la que se dice que  siguió tocando hasta que la nave se partió por la mitad y se hundió por proa con cientos de personas todavía a bordo. La  actitud de esta banda musical  es  considerada por unos  como un símbolo de nobleza, heroísmo y resistencia en medio del horror, y por otros como un elegante y frívolo gesto de inconsciencia ante una situación que más que compases exigía soluciones prácticas ante un desastre que se anunciaba inminente. Tal vez  esos acordes fueron el fondo musical con el que comenzó el final de una época, de un mundo y de un modo de entender las relaciones humanas.  No es extraño que, mientras las aguas se tragaban definitivamente el fabuloso transatlántico británico, y siempre según la leyenda, la última melodía interpretada por quienes sabían que no iban a sobrevivir fuera  Más cerca de ti, mi Dios

La metáfora está servida: dos arrogantes estructuras nobles que han chocado con una realidad dura y que ven cercano su naufragio. ¿Hay aún tiempo (y ganas) de salvar la nave o también nosotros seguimos cantando en un mundo que se está hundiendo?

La obra

aire meninas

El aire de las meninas, obra subtitulada “escritos de más de una década”, es una recopilación de  las colaboraciones escritas desde 2003 hasta 2012   en el Diario de León que dan cuenta  de  temas de actualidad relacionados con las finanzas, la economía, o el estado de la  enseñanza superior.

Para esta ocasión, la  obra viene acompañada de  una pequeña adenda  vinculada estrechamente con gran parte del  auditorio que asistirá a la charla.  Se trata  de la trilogía  ¿Quo Vadis Universidad?, aparecida en las Tribunas de Opinión publicadas en 2014 en el Diario de Valladolid (el Mundo de Castilla y León),  sobre el “estado del arte” de nuestra alma mater:

 

  1. Reseteen sus cerebros
  2. La crisis del currículum imperial
  3. Bailando en el Titanic

 

  Anexo documental

Estrategia Universidad 2015 (2010)
Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español. (2013)
Adenda de la propuesta (2013)
Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero
La polémica de  de la duración de las  carreras universitarias
La Conferencia de Rectores de las Universidades de España contra la reforma universitaria
24 de marzo de 2015: convocatoria de  huelga de la comunidad universitaria 

 

La entrada es libre y gratuita, y está abierta a cualquier persona interesada en asistir, pertenezca o no a la Universidad de León.

Os esperamos el 19 de marzo, a las 19:00 horas, en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro.

Yago Ferreiro recomienda leer…

Autor-Yago-Ferreiro-1

Yago Ferreiro es un  barcelonés que  vive afincado detrás de la catedral de León. Ha publicado bajo el seudónimo de Henry Pierrot Poética para cosmonautas (2005), poemario cuya adaptación al cine dio lugar a la película “El Cosmonauta” (2013). Esta cinta tiene el honor de ser la primera en España financiada íntegramente de forma colectiva y abierta al público.(¿Quieres ver cómo lo han hecho?).  La  última obra publicada de Yago Ferreiro es Antología de la poesía espectacular (2013)

 

Iba a ponerme a explicar los motivos de por qué elegir estos libros y no otros pero, sinceramente, si me pongo a explicar los motivos acabaría por cambiar mi lista de cinco libros por otros cinco y al ponerme a explicar los motivos del cambio acabaría por elegir otros cinco. Así mejor. 5 libros sin orden ni concierto:

La Casa Encendida, de Luis Rosales (poesía).

El lamento de Portnoy, de Philip Roth.

Juventud, de J.M Coetzee.

Solaris, de Stanislav Lem.

Poemas Encadenados, de Pe Cas Cor (poesía).

Rafael Saravia recomienda leer…

rafaelsaravia

Aunque Rafael Saravia nació en Málaga en 1978, nos lo hemos “apropiado” los de León donde reside desde bien pequeño y donde es colaborador del  Diario de León. Como editor y gestor cultural,  es fundador del Club Cultural Leteo y de Ediciones Leteo. A su buen hacer como fotógrafo (ha desarrollado varias exposiciones tanto individuales como colectivas) se une su faceta literaria, y como autor le debemos  los siguientes poemarios:  “Pequeñas conversaciones” (Leteo, 2001; Amargord, 2009), “Desprovisto de Esencias” (Renacimiento, 2008), “Llorar lo alegre” (Bartleby, 2011), “Carta Blanca” (Calambur, 2013) y en México “La transparencia de las cerraduras” (Atrasalante Ediciones, 2014).

Para mí, estos cinco títulos son un referente en la manera en que la poesía española ha trascendido ese margen artificioso que supone la nacionalidad y, si cabe, el propio idioma. Por tanto, dentro de la literatura ejercida en la segunda mitad del siglo XX, se me antojan como baluarte del lenguaje poético, y por ende, de literatura en sí. No hablo de “los más …” pues es difícil medir en esos términos. Pero sí hablo de que estos libros son fundamentales para la concepción de un idioma moderno y un sentido de la poesía vivificadora, esa que rompe moldes.

  1. Descripción de la mentira, de Antonio Gamoneda
  2. Fragmentos de un libro futuro, de Jose Angel Valente.
  3. El levitador y su vértigo, de Rafael Pérez Estrada.
  4. La casa roja, de Juan Carlos Mestre.
  5. El túnel de las metáforas, de José Viñals (VerLunas Rojas 15 [noviembre 2007] “A caballo: monográfico sobre José Viñals

Tomás Sánchez Santiago recomienda leer…

DOCU_NORTECASTILLA

Poeta. Su última publicación poética, El que desordena, data de 2006. Próximamente aparecerá su  libro: Pérdida del ahí. Pertenece al Club de Lectura “Giner”, fundado en el IES “Giner de los Ríos” de León hace cuatro años.

Los libros que yo recomendaría para leer en un Club lector, a partir de la experiencia propia como integrante de otro Club de Lectura, serían estos seis:

  1. El lector, de Bernhard Schlink.  
  2. El último encuentro, de Sandor Marai.
  3. Obras teatrales de Juan Mayorga (Hamelin, El chico de la última fila…).
  4. La cena, de Herman Koch.
  5. Grandes esperanzas, de Charles Dickens.
  6. Alianza y condena, de Claudio Rodríguez.

Me baso en que todos ellos, al margen de otras ponderaciones, suscitaron interés y diálogo, a veces más allá de ellos mismos.

Ojalá os sirvan estas pistas, hermanos lectores

Luis Artigue recomienda leer…

Recientemente hemos disfrutado de la compañía, sus relatos, sus comentarios, ¡incluso sus exorcismos! en el Congreso Internacional Figuraciones  de lo insólito.  Aquí está de nuevo.

luis artigue

Luis Artigue (León, 1974) es licenciado en Filología Hispánica  y amplió estudios en la Universidad de Toronto. Ha dado a imprenta la novela iniciática El viajero se ha ido, como es lógico (2002, Linteo, Alianza bolsillo 2014 )en la cual redibujó el mundo de la bohemia femenina del París de los años 20. Sus poemarios ya agotados han sido reeditados en el volumen Empezar por el número tres : Poesía 1995-2005, al que se suman   Tres, dos, uno… jazz (2006, Fundación Jorge Guillén, Premio Ojo Crítico), Los lugares intactos (2008, Pre-textos) y La noche del eclipse tú(2010, Visor).  En la novela fantástica  Las perlas del loco Ventura (2007, Edaf) abordó en clave de humor el delirio mesiánico,  y La mujer de nadie (2008, Linteo) era una historia sobre el donjuanismo femenino en el México de los pintores muralistas. Ahora acaba de obtener el Premio Miguel Delibes novela del año en Castilla y León por Club la Sorbona (2013, Alianza Editorial).

Su obra ha sido traducida y editada en Italia y Portugal. Se le puede encontrar fácilmente en:

Estas son sus recomendaciones de lectura:

1. El bosque de la noche, de Djuna Barnes. Novela lírica y casi plástica repleta de frases con vocación  de cita literaria y ambientada en el París de los años 20. Describe de modo profundo y nada convencional el amor masoquista entre dos mujeres singulares y rodeadas de vanguardia: una perdurable novela de época que fascinó a T. S. Elliot, autor del prólogo.

2. La mujer de púrpura, de Jeanette Winterson. Novela iconoclasta sobre el juicio a unas mujeres acusadas de brujería en la Inglaterra de Jacobo I la cual, además de dibujar con maestría una época y una atmósfera, construye un personaje, Alice Nutter, adelantado a su tiempo que se nos parece un poco a todos y todas. La prosa es matizada y magnética. La historia también lo es: se trata a mi juicio de una de las narradoras más interesantes de nuestro tiempo en lengua inglesa, la cual ha puesto esta vez su talento al servicio de la novela gótica.

3. Hijos de la medianoche, de Salman Rushdie. Como bien nos ha enseñado la Teoría Literaria Poscolonial la ficción es una mirada, y la mirada más interesante de la contemporaneidad, tras tantos años de canon eurocéntrico, metropolitano, normalizador y normativo, está en los márgenes, las lejanías y las ex-centricidades. Esta novela, ejemplo insigne de la novela poscolonial y que además incluye toques de realismo mágico, es una novela histórica a su modo sobre la independencia de La India y su fragmentación posterior: una novela que deja huella.

4. Hacedor de estrellas, de Olaf Stapledon. Esta novela es El Quijote de la ciencia ficción, una obra que describe una visión universal de epatante dimensión escrita con una prosa filosófica repleta de rigor léxico y conceptual. Una obra maestra.

5. Los nadadores, de Joaquín Pérez Azaustre. Hay una nueva generación de narradores en España con mucho que decir y mucho que aportar. Uno de los que más me interesa es este autor de prosa detenida, minuciosa, hiperrealista y líricamente preciosista.  Su última novela  rebosa madurez y aplomo: no os la perdáis.