Archivo de la etiqueta: club de lectura

Volarán las hojas: otoño lector de la Universidad de León

El arrepentimiento por ozkaraca cansu tumblr_ni9xioD5SS1qdwpdho1_1280El próximo 22 de septiembre comenzará el otoño astronómico en el hemisferio norte. Y ese mismo día tendrá, a las 19:00) lugar el primero de los encuentros de nuestro Club de lectura para este curso académico 2016-2017. Esperamos que las hojas de los libros que hemos seleccionado provoquen un revuelo de ideas y debates entre los asistentes.  Este es nuestro programa:

Los títulos han sido elegidos por su interés y su calidad; algunos te sorprenderán y otros… te sorprenderán aún más. Te gustarán o no, pero no te dejarán indiferente. Hemos buscado autores valiosos, obras que propicien el debate y expertos que nos guíen  en la comprensión de esas obras.

Formas de participación (¡importante!)

  1. Si estás interesado en obtener el diploma acreditativo para el reconocimiento de los créditos LEC y ECTS, debes matricularte  en el Curso  de Extensión Universitaria CLUB DE LECTURA UNIVERSIDAD DE LEÓN
  2. (¡importante!)  La Universidad de León abre su club de lectura a toda la sociedad, de forma abierta y gratuita. No necesitas  matricularse para poder asistir, aunque sí te pedimos que nos manifiestes tu deseo de participar para tenerte en cuenta, enviarte los avisos y recordatorios… Por lo tanto, si solo estás interesado en asistir a los coloquios y encuentros de las lecturas, no es necesario que te matricules ni pagues ninguna cantidad económica. Simplemente envíanos tus datos a nuestro correo tulectura@unileon.es para que sepamos que contamos contigo. Indícanos:
    – Nombre y apellidos.
    – Correo electrónico (si eres miembro de la ULe, el institucional).
    – Tipo de usuario: Estudiante/ PDI/ PAS /Externo.
  3. Puedes participar únicamente de forma virtual, pues a través del blog  te ofrecemos información de cada una de las sesiones, y además emitimos a través del   canal de emisión en directo  de la Universidad de León  la visita  del autor, con quien puedes interactuar en el momento a través de nuestras  redes sociales. Después, editamos este vídeo para que lo tengas disponible siempre que quieras o si no has podido asistir al encuentro. Para participar de esto modo tampoco existe ningún requisito ni es necesario abonar ninguna cantidad económica.

Puedes imprimir el TRÍPTICO con la programación del Club de lectura de la Universidad de León para próximo curso.

Club de lectura de la Universidad de León: IV edición

esta es la noticia que estabas esperando

newspaper (2)

¡Ya puedes inscribirte
en la cuarta edición del Club de lectura
de la Universidad de León!

Antes de irnos de vacaciones  hemos dejado los deberes hechos:  Ya está proyectada la programación del Club de lectura de la Universidad de León para el curso 2016-2017. Nos organizamos con tiempo para que a ti te de tiempo a  tener previsto tu calendario. Cada año te ofrecemos algo nuevo, pero siempre proponemos lecturas interesantes guiadas por especialistas que nos ayudan en la comprensión de los diferentes aspectos de la obras.

Como la noticia que te anunciamos, pretendemos que nuestras lecturas  ofrezcan contenidos  actuales, novedosos e interesantes. Los títulos han sido elegidos por su interés y su calidad; algunos te sorprenderán y otros… te sorprenderán aún más. Te gustarán o no, pero no te dejarán indiferente. Hemos buscado autores valiosos, obras que propicien el debate y expertos que nos guíen  en la comprensión de esas obras.   Este es nuestro programa:

El Club de lectura  de la Universidad de León propone actividades que no sólo están dirigidas al público universitario. La asistencia está abierta a cualquier persona de la sociedad interesada en participar y convertirse en socia. Es gratuita. No hay límite de edad ni se exige disponer de ningún certificado de estudios.

Pretendemos reunirnos periódicamente para compartir la experiencia de la lectura y aprovecharla como competencia transversal para completar la formación académica y personal. Las sesiones del Club están abiertas tanto a la comunidad universitaria como a la sociedad aunque, en caso de ser necesario, se priorizará a la primera y a continuación se tendrá en cuenta el orden de inscripción.

 

Formas de participación (¡importante!)

  1. Si estás interesado en obtener el diploma acreditativo para el reconocimiento de los créditos LEC y ECTS, debes matricularte  en el Curso  de Extensión Universitaria CLUB DE LECTURA UNIVERSIDAD DE LEÓN
  2. (¡importante!)  La Universidad de León abre su club de lectura a toda la sociedad, de forma abierta y gratuita. No necesitas  matricularse para poder asistir, aunque sí te pedimos que nos manifiestes tu deseo de participar para tenerte en cuenta, enviarte los avisos y recordatorios… Por lo tanto, si solo estás interesado en asistir a los coloquios y encuentros de las lecturas, no es necesario que te matricules ni pagues ninguna cantidad económica. Simplemente envíanos tus datos a nuestro correo tulectura@unileon.es para que sepamos que contamos contigo. Indícanos:
    – Nombre y apellidos.
    – Correo electrónico (si eres miembro de la ULe, el institucional).
    – Tipo de usuario: Estudiante/ PDI/ PAS /Externo.
  3. Puedes participar únicamente de forma virtual, pues a través del blog  te ofrecemos información de cada una de las sesiones, y además emitimos a través del   canal de emisión en directo  de la Universidad de León  la visita  del autor, con quien puedes interactuar en el momento a través de nuestras  redes sociales. Después, editamos este vídeo para que lo tengas disponible siempre que quieras o si no has podido asistir al encuentro. Para participar de esto modo tampoco existe ningún requisito ni es necesario abonar ninguna cantidad económica.

Puedes imprimir el TRÍPTICO con la programación del Club de lectura de la Universidad de León para próximo curso.

♠ ♠ ♣ ♣

Sabemos que esta noticia despierta gran interés entre nuestros seguidores, y prueba de ello son los múltiples comentarios que está suscitando en las redes sociales:

♠ ♠ ♣ ♣

nos volvemos a apuntar

♠ ♠ ♣ ♣

me matriculo y créditos

♠ ♠ ♣ ♣

para todo el mundo

♠ ♠ ♣ ♣
fantastico2

♠ ♠ ♣ ♣

De interés para nuestros amigos

No olvides que además del Club de Lectura propiamente dicho,  a lo largo del curso te ofreceremos  otras  sesiones de las que te informaremos dentro de unos días:

 Leemos con el Bibliobús (Club de Lectura en colaboración con el ILC)

bibliobus

Lecturas de divulgación científica

feminicidio autor lecturas de divulgacion

♠ ♠ ♣ ♣

Aprovecha el verano para descansar, porque te proponemos un curso 2016-2017 más lleno que nunca de actividades y, por supuesto, lecturas, muchas lecturas…

♠ ♠ ♣ ♣

(Mientras tanto tanto,  alguien en Torremolinos…)que se acabe pronto el tormento

♠ ♠ ♣ ♣

(Mientras tanto, alguien  en la ciudad de León…)voy empezando a leer

♠ ♠ ♣ ♣

(Mientras tanto, alguien en algún lugar…)iv edicion en el periódico

♠ ♠ ♣ ♣ ♠ ♠ ♣ ♣ ♠ ♠

 

 

El jardinero fiel: Coloquio participativo de guía a la lectura

 

le carré.jpg

El autor y su obra

John le Carré es, en terminología de espionaje, el nombre en clave de David John Moore Cornwell (Pool, Dorset, 1931). Detrás del seudónimo se ha ocultado la verdadera identidad del escritor cuya obra es considerada hoy de las más representativas de la narrativa de espías.

Comenzó a escribir en 1961 y hasta la actualidad ha publicado 23 novelas, varios ensayos y relatos cortos, y ha participado como guionista de algunas de las adaptaciones de sus obras al cine y la televisión e, incluso, como actor en dos de ellas. Es probable que, según él mismo comenta, si el servicio secreto de su país no le hubiera dado permiso para publicar la novela que le hizo mundialmente famoso, The Spy Who Came in from the Cold (1961) (El espía que surgió del frío), puede que su vida hubiera sido otra muy distinta. Comenzó su 510DZ7MRSCLcarrera diplomática en el Servicio de Asuntos Extranjeros en la Embajada Británica en Bonn:

“Escribí “The Spy Who came in from the Cold” a los 30 años,  en la soledad de un intenso estrés personal y en absoluto secreto. Como agente de inteligencia y en el papel de joven diplomático…. yo era un secreto para mis colegas y, la mayor parte del tiempo, para mí mismo”.

El uso de un seudónimo fue una de las condiciones que le impuso el servicio de inteligencia antes de conceder el permiso de publicación de sus dos primeras novelas. Después  de una minuciosa y prolongada revisión del manuscrito de su celebérrima novela, finalmente, concluyeron que la historia en ella narrada no suponía la revelación de actividades secretas reales ni afectaba a la seguridad diplomática. Hoy, todavía, John le Carré se lamenta de que fueran únicamente ellos los que interpretaron “correctamente que el relato era mera ficción de principio a fin”  (The Guardian, 2013).

Ningún hecho del relato procedía de su experiencia personal y, sin embargo, toda la prensa mundial  vio y en esta obra una representación auténtica del mundo del espionaje e, incluso, que contenía un mensaje revelador sobre el otro lado del Telón de Acero. Y, así, mientras la crítica aclamaba la aparición de un nuevo escritor que desvelaba el misterioso mundo del espionaje, John le Carré con “asombro y rabia”, veía cómo adquiría una etiqueta que iba a calificarlo de por vida:

“Para los críticos de la época…. yo era el espía británico que había salido de ese mundo cerrado para contar cómo era en  realidad y, todo lo que yo dijera para desmentirlo, reforzaba aún más el mito”.

Bond.-James-Bond.-Sean-Connery-is-introduced-in-Dr.-No

Fotograma de la película “Dr. No”, del año 1962

A la consolidación de este mito contribuyó un lectorado aficionado que desesperadamente esperaba un antídoto al apuesto e invencible superhéroe James Bond de Ian Fleming, su inmediato predecesor. Ian Fleming morirá en 1964, un año después de la publicación de su tercera novela.

John Le Carré fue profesor de lenguas modernas en Eton College (1956-58) y en 1959 ingresa en el cuerpo diplomático. Habrán de pasar unos años hasta que Le Carré confirmara su identidad como espía durante su servicio en la Embajada Británica. En 1964, como él mismo afirma, le liberaron y desde entonces su labor como escritor de ficción y periodista se ha prolongado hasta la actualidad. Su última novela A Delicate Truth se publicó en 2013.

tumblr_m1saj2SUUA1qf7r5lo1_1280

Fotograma de la película “La gente de Smiley”, del año 1982

George Smilie, agente del servicio de espionaje Circus, es el personaje más conocido de las novelas escritas durante la Guerra Fría, el “anti-bond” que ganó su fama también gracias al cine. El espía que surgió del frío y George Smilie supusieron para la fórmula de espías  lo que Sam Spade y El halcón maltés para la narrativa de detectives: durante las décadas posteriores a la I Guerra Mundial y hasta la caída de la URSS, la narrativa de enigma se convierte en un vehículo de compromiso moral entre el escritor y el desgarrador devenir de la historia del siglo XX.  Este era el sentido que Le Carré quería dar a sus creaciones: el mundo del espionaje de sus novelas debía ser  entendido como una metáfora del mundo real de las que se desprendiera el conocimiento, la reflexión, la denuncia y el compromiso.

“Qué he aprendido durante los últimos 50 años… Simplemente que la moral del mundo del espionaje es muy similar a la de cada uno de nosotros (What have I learned over the last 50 years? ….  Just that the morals of the secret world are very like our own)”

Con la caída del muro (1989),  la desaparición del Estado Soviético y los posteriores efectos catastróficos de la globalización financiera y neoliberal, John Le Carré continuó manteniendo su postura comprometida y redirigió su mirada hacia los nuevos poderes que ahora amenazan la desintegración de la sociedad global. The Tailor of Panama (El Sastre de Panamá),The Mission Song (La canción de los misioneros), A most Wanted Man (El hombre más buscado), Our Kind of Traitor (Un traidor como los nuestros) y su última novela (Una verdad delicada) constituyen un alegato demoledor contra las grandes corporaciones, los poderes económicos y la corrupción política a gran escala. Son estas palabras del escritor las que subyacen en todas sus obras como un llamamiento desesperado:

“La democracia termina y el fascismo comienza ahí donde el poder político y de las empresas son inseparables”.

The Constant Gardner (El jardinero fiel) (2001) es la  ofensiva más radical contra el efecto letal de las multinacionales en las comunidades más pobres del planeta, en concreto, contra las empresas farmacéuticas y la experimentación de sus nuevas fórmulas en la población más débil, causando la enfermedad y la muerte.

Conoce el compromiso del escritor:
“La barbarie es fruto de la mediocridad” (Fuente: Diario El País)

 

Guía para la lectura de “El jardinero fiel”

  1. El narrador y los puntos de vista.
  2. El tiempo de la narración y el tiempo de la acción.
  3. La trama de intriga: la narrativa de detectives actual y el patrón clásico de la novela negra.
  4. Función de los personajes protagonistas Arnold Bluhm / Tessa vs. Justin y la evolución de este último personaje en la acción.
  5. Tessa desde la perspectiva de género. El heroísmo femenino.
  6. Justin: el héroe épico y “la búsqueda”.
  7. La relación de Justin y Tessa desde la perspectiva de la convención social y romántica.
  8. La condición moral de Sandy Woodrow y su significación en la relación con el resto de los personajes y la acción.
  9. La función de los personajes africanos.
  10. La articulación de los diferentes escenarios.
  11. La pervivencia del imperialismo colonial británico y los nuevos imperialismos.
  12. Los conflictos temáticos planteados por el escritor y su consecución.

healthcare medication prescription

 

Los atacantes: Coloquio participativo de guía a la lectura

Por Natalia Álvarez Méndez

Alberto Chimal

10624579_914666155212001_7469314215656803191_nAlberto Chimal, nacido en 1970 en la ciudad de Toluca, capital del Estado de México, se perfila como uno de los escritores más talentosos y originales de su generación en el ámbito de las letras mexicanas actuales. Así lo constatan su inclusión en las antologías más relevantes de las nuevas voces de la narrativa de su país y los numerosos premios literarios recibidos. En su prolífica obra –al margen de sus colaboraciones en revistas virtuales y de sus publicaciones de dramaturgia, de ensayo, de antologías y de crónicas y artículos–descubrimos libros de cuentos como Vecinos de la tierra (1996), Gente del mundo (1998, 2014), El ejército de la luna (1998), El país de los hablistas (2001), Éstos son los días (2004), Grey (2006), La ciudad imaginada (2009, 2013), Siete. Los mejores relatos de Alberto Chimal (2012), El último explorador (2012), Manda fuego (2013); minificciones surgidas en el contexto de la literatura digital como El viajero del tiempo (2011), 83 novelas (2011) y El gato del viajero del tiempo (2014); novelas como La torre y el jardín (2012); y la novela gráfica Kustos. Libro 1: La puerta secreta (2013).

Sintetizando su poética, se puede aseverar que, junto a libros de sesgo realista como Los esclavos (2009), cultiva de modo original la literatura de lo insólito, de la imaginación, alejándose de los prejuicios relativos a este tipo de textos. Acoge bajo ese amplio término la introducción de lo maravilloso, lo mítico, lo fantástico, el horror, lo extraño y la ciencia ficción, modalidades genéricas que le permiten reflexionar con profundidad sobre el mundo y las experiencias humanas. Pretende forjar, de ese modo, una obra no complaciente, alejada de la mera evasión, con textos que se rebelan y manifiestan una conciencia política, una crítica a la hipocresía y al cinismo de nuestro tiempo. Gracias a las diversas estéticas de la literatura de lo insólito logra poner en crisis nuestra idea de lo real pero, sobre todo, nos acerca de manera crítica a nuestra visión y construcción de dicha realidad. El conjunto de su obra literaria ofrece su personal lectura del mundo y de la naturaleza humana, así como el significado último de esa recreación de lo extraordinario y de lo perturbador en su narrativa.

  

Los atacantes

Información contenida en la contraportada:

Los atacantes, de Alberto ChimalLas cámaras de seguridad nos han dado la tranquilidad de tener a alguien velando por nosotros. También la incertidumbre de que siempre pueda haber algún otro vigilándonos. La ciencia ha erradicado enfermedades, pero también ha creado monstruos e infecciones impensables. El correo electrónico, las redes sociales, un teléfono en el bolsillo: consuelos para la soledad, mejoras en la comunicación, pero también el principio del fin. Acosadores, stalkers, suplantadores. Atacantes de nuestro confort.

 Con un imaginario y una estética absolutamente personales, Alberto Chimal –una de las grandes revelaciones mexicanas de los últimos años– nos ofrece, agazapado entre siete magistrales relatos, el terror con el que convivimos, aun sin percatarnos. Un libro de cuentos de miedo –no necesariamente de horror– que mira en las esquinas más negras de nuestra sociedad, sin renunciar tampoco a la imaginación más libre, a la mirada más fantástica, al humor e incluso a la poesía. Aunque esta sea la poesía que llega con el final del mundo.

 

Estructura del libro:

01-estrella-vitriol

Vitriol, estrella de siete puntas. (Visita Interiora Terras Recti-ficatur Invenies Ocultum Lapidum).

Los atacantes es un volumen de cuentos que presenta siete historias inquietantes. Puede ser una coincidencia pero el siete es un número de gran fuerza simbólica que siempre ha atraído a Chimal. En el epílogo de Éstos son los días aludía a su potencia evocadora:

 Para asistir a quien quiera interpretar ese orden, diré que son siete las direcciones del espacio, como informa un Diccionario de símbolos: «dos para cada una de las tres dimensiones más el centro». (También, desde luego, podría mencionar la semana de bondad de Max Ernst, los siete brazos de la menorá, el triple siete del señor Perdurabo; las copas de los dones, las vidas del gato, los agujeros de la cabeza; las siete cabritas, los siete cabritos –son otros–, el cuadrado y el triángulo; las siete puertas, El séptimo sello, Los siete contra Tebas, Los siete samuráis, Los siete enanos; el arcoíris. Escoja usted.)

Booktrailer:

 

Inspiración para Los atacantes (cine y música):

  1. Vampyr (1932), de  Carl Theodor Dreyer (V.O. con subtítulos en Inglés).  Para verla, simplemente, como cuando se sueña (o se tiene una pesadilla…)
  2. Musica Ricercata (1951-1953), de György Ligeti. Composición nerviosa y viva, una de cuyas partes se empleó en Eyes Wide Shut (1999), de Stanley Kubrik
  3. Come to Daddy (1997)de Aphex Twin y  Chris Cunningham. Videoclip de tecnología-horror.
  4. Stalker, del album Unsound Methods (1997), con  Doug McCarthy. Proyecto Recoil, de Alan Wilder. Obsesión y acoso en estado puro.
  5.  Eliogabalus (1990), de Devil Doll


Palabras del autor:

En una entrevista, Alberto Chimal reconoce que la experiencia personal de sufrir un acoso real a través del correo electrónico, con páginas repletas de delirios religiosos relativos al apocalipsis y a seres sobrenaturales, generó la idea de escribir diversos cuentos que se convierten en un reflejo del desvalimiento del ser humano en nuestro mundo actual. De tal modo, emplea tanto argumentos y personajes clásicos de las historias de terror como personajes puramente actuales. Así logra profundizar en los miedos que hoy en día marcan los sucesos de la vida cotidiana de personas convertidas en víctimas desamparadas.

 

En una entrevista de El Universal, se reseña cómo el libro de Los atacantes incide en la tecnología y la violencia, hasta el punto que demuestra que el desarrollo de la tecnología digital tiene un reverso, “el de la vigilancia, el abuso de poder, el control social” a través de una serie de relatos en los que “no solamente aparecen las redes sociales, también están las leyendas urbanas de internet, y diferentes formas del poder y del abuso del poder en la época contemporánea”. En palabras del propio Chimal:

Todo esto está en algunos de los cuentos de este libro porque el libro en general está construido para contar historias de miedo, de inquietud, de angustia, son historias que se refieren a estos grandes temas de la narrativa de miedo que los tenemos desde el principio de la especie, al mismo tiempo está el contexto actual en el cual nacen los miedos de nuestra época y entre ellos está este miedo a la vigilancia, a los grandes poderes que no responden a nadie y que pueden hacer con los individuos lo que sea sin ser castigados.

A su vez, insiste en cómo el horror se vuelve cotidiano al compartirlo gracias a la tecnología y mediante la resignación del individuo actual:

Todo esto como telón de fondo para ir contando las diferentes historias; de alguna manera es mi intento de dar una visión contemporánea de estos miedos de siempre, ancestrales, atemporales. Este es un libro bastante oscuro, bastante pesimista; casi ningún personaje tiene la posibilidad de la salvación o la redención, pero es que así se refleja el ánimo de nuestra época, este ánimo de impotencia, de desolación en el que vivimos cotidianamente; hay que asomarse a las conversaciones públicas en las redes sociales y podemos ver esa desazón. […]  De que ya estamos vencidos por estos grandes poderes fácticos, por estas corporaciones, por el crimen organizado, por el narcotráfico, parece que de alguna manera el mundo ya se lo han repartido y nosotros estamos como indefensos y rendidos a su merced.

Lectura:

Para acercarnos a Los atacantes y compartir nuestras lecturas de la novela podríamos responder, entre otras muchas, a preguntas como las siguientes:

Interrogantes generales

  1. ¿Compartes la idea de que la violencia, que nos llega desde cualquier punto geográfico a través de la tecnología, se ha vuelto cotidiana? ¿No deberíamos indignarnos, tal como ha expresado Chimal, contra la injusticia de quienes nos gobiernan?
  2. ¿Somos víctimas, seres indefensos, desprotegidos, en el contexto del actual desarrollo tecnológico y científico, y ante el poder político, económico y criminal?
  3. ¿Relacionas el motivo de los peligros del desarrollo tecnológico en el avance civilizatorio de la humanidad con alguna otra obra literaria o película cinematográfica que hayas leído o visionado?

Interrogantes específicos

  1. En el primer relato se percibe un juego con el narrador, con el punto de vista desde el que se nos cuenta la historia, técnica bastante frecuente en la obra de Chimal. En este caso concreto: ¿Entiendes plenamente la primera frase del relato al iniciar su lectura? ¿Cuándo crees ser consciente de quién narra la historia? ¿Te sorprende el final o lo habías anticipado en algún momento de la lectura? ¿Ese final te hace entender la primera frase del relato?
  2. En su intención de jugar con la realidad, de distorsionarla, Chimal experimenta también con otras estructuras a la hora de presentar sus historias. Hay varios relatos en los que juega con lo metaliterario (otra técnica común en su obra) al abordar la temática del Apocalipsis. ¿Has percibido esos planteamientos metaficcionales? ¿Han complicado tu lectura o han enriquecido tu perspectiva?
  3. En las páginas de Los atacantes se presentan numerosas críticas a los regímenes políticos abusivos y corruptos, a la falta de libertad y de conciencia del hombre actual para hacer frente a las injusticias, a los asesinatos, secuestros y toda la violencia generada por el narcotráfico, etc. ¿Qué frase o párrafo te ha llamado más la atención en ese sentido?
  4. En varios relatos se plantea la definición de lo monstruoso, relacionándolo asimismo con la violencia real experimentada en el mundo actual. ¿Te ha llamado la atención alguna afirmación en esa línea?
  5. Existen atacantes que pertenecen al ámbito de nuestro entorno contemporáneo, entre ellos acosadores, psicópatas, asesinos en serie, con doble personalidad, etc. ¿De esa vertiente, qué personaje te ha inquietado más?
  6. Otros atacantes pertenecen a la tradición de la literatura de la imaginación, como el zombi, el extraterrestre, el fantasma y el vampiro. ¿Por qué crees que Chimal los incluye en sus historias? ¿En qué relato o relatos localizas a cada una de estas figuras clásicas de lo insólito?
  7. ¿Has localizado en algún cuento el guiño al número siete?

Imagenchimal

 

De por qué comer fuera y asistir a un club de lectura

1237561041330717735warszawianka_Restaurant.svg.hi

Comer es para los seres humanos una necesidad vital que algunos de nosotros tenemos las suerte de poder satisfacer, de forma cotidiana, al menos una vez al día. (Porque eso, hay que obligarse de vez en cuando a recordarlo, es una suerte).

Desde las primeras papillas hasta nuestras preferencias actuales nuestro paladar ha ido evolucionando y educándose, siempre condicionado por la cultura gastronómica de nuestro entorno. En general, solemos preferir los guisos caseros  y la cocina tradicional . A cierta edad, ya tenemos nuestros gustos, nuestras manías, nuestras indigestiones, tal vez alguna intolerancia alimentaria y el recuerdo de algún atracón. El acto de comer es algo tan usual que a veces lo hacemos por hábito, porque ha llegado la hora de la comida, e ingerimos de forma automática unas viandas sabrosas y nutritivas, pero en las que tal vez ni reparamos más que para comprobar “qué toca hoy”.

Comer fuera de casa conlleva en no pocas ocasiones una aventura implícita que trasciende la mera ingesta de alimentos. Solemos preparar  la salida  con ilusión, esperando lo mejor de ella. y la convertimos en una ocasión especial, casi una fiesta que nos gusta compartir con amigos. Nos atrevemos con nuevos platos, nos dejamos aconsejar, probamos las elecciones de nuestros compañeros, descubrimos lo que se guisa en otras cocinas, incluso en otras latitudes, saboreamos maridajes que nos parecían imposibles, comprobamos que los alimentos se pueden mezclar de forma inesperada y guisar con  técnicas diferentes a las que conocemos, con un resultado sorprendente.Woman and Waiter

“A mí no me gusta el sushi. Yo eso del pescado crudo…” decimos antes de experimentar por primera vez  la delicadeza de un bocado cuyo sabor se extiende en nuestra boca de manera exquisita.

“Yo es que soy ovo lacto vegetariano”. Nada que objetar, algo encontrarás a tu gusto en la carta.

“Donde esté un cocido, que se quite todo”. Es posible, pero ¿solo cocido y siempre cocido? Y en su caso ¿maragato, montañés, lebaniego, madrileño…?

­- “Bueno, pues pruebo de lo tuyo a ver si me gusta”. Perfecto: cada uno tiene sus gustos y entre comensales suelen compartirse.

“A mi lo que me gusta es ir a un sitio bonito, estar en buena compañía y comer algo bien preparado”. Muy bien, buenos propósitos.

“Vale, voy a probar las hamburguesas de lúpulo que me sugiere usted”. Es interesante tener en cuenta las recomendaciones  y las especialidades de la casa.

Romper los tópicos sobre la comida puede ayudarnos a superar otras ideas prefijadas, a acercarnos a otras culturas, otras formas de hacer las cosas. Compartir con otros comensales nuestras opiniones sobre el menú añade un plus al banquete. Y si tenemos la suerte de contar con la presencia del chef explicándonos la inspiración, elaboración y curiosidades del plato, la velada será doblemente grata.

Y ahora, sustituye todos los términos relativos al campo semántico de la comida por aquellos equiparables del ámbito de la lectura y dime…

porción de libro

 

¿Ya te has inscrito en nuestro club de lectura?

Página en blanco

 

Ha llegado el 1 de septiembre y con él hemos regresado de las vacaciones: ya estamos aquí.

10290658_839012499522811_6943065294597720750_n

Hoy somos una hoja en blanco en la que todo está por leer y por escribir.  Pero con nuestras actividades previstas iremos añadiendo líneas, páginas y volúmenes a esta biblioteca personal que pretendemos crear cada nuevo curso.

Nos esperan nuevas lecturas e interesantes encuentros con escritores, juegos, concursos, actividades literarias…

De momento, ya puedes inscribirte en el Club de Lectura, y en breve te presentaremos toda nuestra programación para el 2015-2016. Va a dar comienzo una nueva aventura en la que juntos haremos que la lectura llene una gran parte de nuestra vidas.

¿Estás preparado? ¿Estás dispuesto?

Ya te estamos esperando…

¡Nos vamos de vacaciones!

Club de lectura de verano

Club de lectura de verano

Durante el mes de agosto tULEctura se va de vacaciones.

Interrumpimos todas nuestras actividades. Volveremos puntualmente el 1 de septiembre. Mientas tanto, aprovecharemos el tiempo para  ir a la playa, al río, a la piscina, descansar en casa, conocer otras ciudades, volver al pueblo… y leer.

No nos olvidaremos de ti porque, estemos donde estemos, te enviaremos cada día una postal. Tú también puedes escribirnos, como siempre, a tulectura@unileon.es. Mientras tanto 

¿Ya sabes qué vas a leer durante este verano?

 

Menú del Club de lectura 2015-2016

¡Ya puedes inscribirte en la tercera edición del Club de lectura!

98a1e52322cd842b479761b64264cd2e

Apenas hemos terminado la sobremesa y ¡aquí estamos de nuevo! cocinando  la programación de las actividades para el próximo curso.

En esta edición  habrá algunas variaciones en nuestro club de lectura, y para que a ti te de tiempo a organizarte, nos hemos organizado nosotros con tiempo.

Nuestra carta de platos  ya está prevista, pero ¡atención! este año el calendario gastronómico-literario se anticipa: nuestro primer encuentro tendrá lugar  el 1 de octubre de 2015. El tiempo de cocción también será diferente y terminaremos las sesiones justo antes  de los banquetes navideños.

El menú constará, como siempre, de cuatro viandas con los que esperamos sorprender, agradar, educar y mimar los más exquisitos paladares lectores.

Menú

Chimales espumados (antojitos mexicanos)

Espirales Setenil  

Brocheta de carne vacuna a la miel de Tres abejas

Pudding de cabello de ángel

Y ahora… ya puedes reservar mesa:

El Club de lectura  de la Universidad de León propone actividades que no sólo están dirigidas al público universitario. La asistencia está abierta a cualquier persona de la sociedad interesada en participar y convertirse en socia. Es gratuita. No hay límite de edad ni se exige disponer de ningún certificado de estudios.

Pretendemos reunirnos periódicamente para compartir la experiencia de la lectura y aprovecharla como competencia transversal para completar la formación académica y personal. Las sesiones del Club están abiertas tanto a la comunidad universitaria como a la sociedad aunque, en caso de ser necesario, se priorizará a la primera y a continuación se tendrá en cuenta el orden de inscripción.

Puedes imprimir el  TRÍPTICO con  toda la programación del Club de lectura de la Universidad de León para próximo curso.

Formas de participación

  1. Si estás interesado en obtener el diploma acreditativo para el reconocimiento de los créditos LEC y ECTS, debes matricularte  en el Curso  de Extensión Universitaria CLUB DE LECTURA UNIVERSIDAD DE LEÓN.
  2. Si solo estás interesado en asistir a los coloquios y encuentros de las lecturas, envíanos tus datos a o nuestro correo tulectura@unileon.es para que sepamos que contamos contigo. Indícanos:
    – Nombre y apellidos
    – Correo electrónico (si eres miembro de la ULe, el institucional)
    – Tipo de usuario: Estudiante/ PDI/ PAS /Externo
  3. Puedes  participar únicamente de forma virtual, pues te ofreceremos en directo las grabaciones de las visitas de los escritores y podrás interactuar con ellos a través de las redes sociales. Para participar de este modo  no existe ningún requisito.

Y siempre podrás  aportar tus comentarios en cualquiera de las entradas que den noticia de los encuentros del club.

MIentras tanto,
nosotros seguimos guisando el resto de la programación para el próximo curso. 

Daniela Astor y la caja negra: coloquio participativo de los socios

Por Raquel de la Varga Llamazares

…Esta mañana pensé por primera vez que mi cuerpo, ese compañero fiel, ese amigo más seguro y mejor conocido que mi alma, no es más que un monstruo solapado que acabará por devorar a su amo.

Memorias de Adriano, Marguerite Yourcenar

(Traducción de Julio Cortázar)

Enfrentarse a la obra de Marta Sanz es una experiencia con inevitables consecuencias relacionadas más con lo personal que con lo literario: la realidad presentada es compartida por autora y lector potencial, de tal manera que nadie escapa a sus implicaturas ni a tomar partido en decisiones morales y políticas que quizás creíamos ajenas a nuestra responsabilidad. En otras palabras, la obra de Marta Sanz es una lectura de la realidad del todo incómoda, que obliga a quien se enfrenta a ella a hacerse preguntas con respuestas comprometidas, nada fáciles de responder sin que algo se mueva dentro de nosotros. Es mirarse en un espejo sobre todo nada complaciente. La mayor prueba de ello es la implicación personal con la que los socios hemos hablado sin tapujos y sin esperar pregunta alguna. Tan cotidiano, pero tan necesario.
cp-danielaastorylacajanegra

Desde la misma imagen de la cubierta se evidencia una forma muy valiente de hacer literatura en la que la mezcla entre lo real y lo ficticio poco importan en cuanto la autoficción pasa a convertirse en biografía simbólica y lo inventado no deja de ser posible y una manera de dar visibilidad a una generación que vivió el cambio entre la represión absoluta por su condición a una falsa autonomía. Y es que lo primero en saltar a la palestra ha sido la cuestión del narrador, un narrador que difícilmente podría tratarse de una niña de 12 años y que de manera abierta lo confiesa. Sin embargo, revivir la intrahistoria más reciente a través de una mirada tan particular no parte del intento de la deconstrucción del centro basándose en una estrategia de narración posmoderna, ya que la Historia no es el centro sino el cuándo y el cómo. Pero sobre todo el por qué  de cómo se ha constituido nuestra visión de género.

En consecuencia y como decíamos al principio, los aspectos formales han llamado la atención menos que en otras ocasiones, o mejor dicho, las consecuencias emocionales en los lectores del club los han eclipsado. No obstante, algunos aspectos como el narrador, la imagen de la cubierta y sobre todo el espacio y el lenguaje han sido aspectos comúnmente llamativos para los socios que han servido como puente entre lo literario y lo personal. Así, no ha pasado c1726f6876effa7d8023b8e8a275f7c5desapercibido el lenguaje en determinados momentos, sobre todo cuando un personaje femenino repite en varias ocasiones la palabra coño sin parar como signo de rebeldía para escándalo de quienes la rodea en contra de la tradición no escrita de que las mujeres no deben utilizar palabras malsonantes. El uso e influencia del espacio ha sido otra de las cosas más llamativas de las que se hablaron. Y no solo de cómo de forma pretendida el lugar donde se realizan los abortos se caracteriza como un espacio aséptico, sino sobre todo de que -a pesar de que no se muestra en ningún momento como víctima- es el juicio donde la acusada se siente en el mismísimo infierno.

Desde luego, lo que inevitablemente no puede pasar desapercibido es el afán de reflexión en torno a todo lo que tiene que ver con la identidad de género, hecho por el que entre sus líneas se deje entrever la rabia vertida a causa de la identificación entre cuerpo e identidad de la que difícilmente somos ya capaces de liberarnos. Hablando sobre la “pornografía emocional” -tema del que nos habló la autora en su visita a León hace unos meses- que se presenta al final de la novela y cómo la dualidad mercantil entre lo corporal y las emociones recorren caminos no tan distantes, se ha llegado al fondo de la cuestión en un comentario inocente vertido por una de nuestras socias lectoras en torno a la exhibición de la vida privada que podría ser el resumen de la novela: “me duele la mercantilización de las emociones, porque la del cuerpo…una vez te acostumbras ya no pasa nada”.

Prácticamente se puede decir que el personaje en el que más se centra la autora no es la protagonista-narradora sino su madre, Sonia. Por una parte las relaciones que ese personaje contrae con quienes la rodean socialmente son cruciales. La más obvia es la marital, pero por la simbología destacan ante todos la suegra,encarnación de la tradición patriarcal, frente a la vecina, la transgresora socióloga que se hace cargo de ella y que le pasa a escondidas un librode la gran Simone de Beauvoir. Por otro lado, la relación dela narradora con la madre es en cierto modo la más “distante” en cuanto al silencio y todo lo que se omite y que el lector debe reconstruir acerca de los sentimientos mutuos. El hecho de que haya toda una serie de pensamientos y emociones hacia la madre que no se expresen y, sobre todo, que ese personaje no refleje en ningún momento lo que siente no parece responder a un motivo como podría ser el querer evitar el sentimentalismo, sino que el silencio que hay al respecto nos obliga a empatizar no solo con ella, sino con todas las que fueron, pudieran ser o son DOC006Sonia Griñán: mujeres a quien se ha juzgado moral y jurídicamente sin derecho y sin tener respeto ninguno por sus circunstancias. Nuestro compromiso para con esas mujeres es simbólicamente como la relación entre madre e hija, que en un momento se vuelve incómoda porque no es capaz de comprender. El silencio que rodea a ese personaje es el mismo que imponemos a quienes hemos juzgado.

A continuación reproducimos un fragmento de la maravillosa entrevista realizada por David Becerra a Marta Sanz en la revista Buen Salvaje que merece la pena leer con detenimiento, ya que la propia autora desengrana la tesis de la novela:

Empecemos por el final. En tu última novela, Daniela Astor y la caja negra (Anagrama, 2012), se plantea el modo en que, durante la transición, se construye un nuevo modelo de mujer en la sociedad española. Nace una mujer moderna, libre y liberada de antiguos tabúes, de viejas actitudes recatadas, de un mundo donde su única función era la reproducción y el cuidado de la familia y el hogar. La transición, como una resaca del 68 francés, libera el cuerpo de la mujer para el placer. Sin embargo, en la novela muestras de una forma magistral la parte invisible del nuevo imaginario: que no hay emancipación, sino conversión de la mujer en una mercancía más, donde su cuerpo, bonito y desnudo, se convierte en un reclamo publicitario, en capital erótico, y lo que parecía contrahegemónico –y emancipador– no es más que una nueva forma de dominación de la mujer por parte del capitalismo y el patriarcado.

No sé si yo habría sabido verbalizar las intenciones de mi texto tan bien como tú, David. Me identifico con lo que dices y sólo puedo añadir que una de las cosas que yo quería contar, mientras escribía Daniela Astor y la caja negra, es cómo se relaciona la realidad con sus representaciones, porque creo que esas representaciones nunca son asépticas, sino profundamente ideológicas. La cultura y, dentro de la cultura, la representación del cuerpo de las mujeres, la reducción de las mujeres a cuerpo –al espacio de su fisiología, de su capacidad para gestar o de su potencial para la seducción-, el imaginario colectivo, inciden en la manera de valorarnos a nosotras mismas, en nuestras aspiraciones y en nuestro concepto de lo que es una mujer admirable. Durante los años que recrea la novela muchas mujeres tuvieron la sensación de soltar lastre: el de la oscuridad, la represión, la moral nacional-católica, el de una sexualidad que no se entendía más allá de la procreación y que asociaba el placer erótico de las mujeres con la suciedad. Pienso en imágenes tan intolerables para ciertas mentes como la de la masturbación femenina. En este contexto, fue un acto de higiene que Marisol se mostrara desnuda en la portada de Interviú con una flor amarilla en la mano.

Sin embargo, me parece que ese primer desvelamiento o ese pequeño entusiasmo solo forman parte de la línea continua de la historia cultural: por una parte, entroncan con el mito del cuerpo de una mujer, reducida a esencia, a musa, a estereotipo, a bello objeto de contemplación y, por otra, derivaron, como tú apuntabas hace un instante, hacia una mercantilización radical que alcanza su máxima expresión en la pornografía como banalización capitalista del sexo. Y en algo incluso más preocupante: en la homogeneización de un canon estético que no es más que el reverso formal de la idea de que existe una esencia femenina: en los tiempos que corren, esa esencia se identifica físicamente con un modelo femenino digital, recauchutado, serializado y de pubis infantil. La belleza femenina hoy pasa por la violencia quirúrgica. Por la obsesión en tener la apariencia de dibujo animado o de chica del vídeo-juego. Por parecer, no ya una joven, sino una niña eterna de rasgos occidentales. Se exagera la mitología de la mujer ideal y eso nos inflige un daño.

Somos muchas y distintas, y no podemos permitir que nuestra diferencia respecto a otros géneros nos sitúe en desventaja. Por eso, en esta novela y también en “La lección de anatomía” yo quería hablar del cuerpo de las mujeres, no como receptáculo maternal o como carne deseable, sino como texto donde se quedan impresos los trabajos, las experiencias, de cada una. La idea del cuerpo como texto se refleja en un lenguaje lleno de metáforas fisiológicas. También en el planteamiento de la novela subyace una analogía entre lo histórico y lo biológico: la pubertad de un país coincide con la pubertad de su narradora-protagonista. La euforia, la incertidumbre, la ilusión, el miedo, el comienzo del desencanto. Todo el libro podría interpretarse como la búsqueda de un lenguaje propio: el de una mujer que renuncia a ser musa, objeto de la narración, y se transforma en sujeto de la misma. También podría interpretarse como la expresión de un culpa: la que experimenta la narradora, Catalina, al darse cuenta de que se dejó llevar por un “deber ser” de las mujeres que no le permitió apreciar la valentía de su propia madre.

Sin darnos cuenta asumimos palabras y comportamientos que no nos corresponden, nos dejamos llevar, nos faltamos permanentemente al respeto, no desarrollamos nuestro sentido crítico y nos hacemos muchísimo daño a nosotras mismas. El feminismo de Daniela Astor parte de una vocación autocrítica y se expresa a través de una voz de mujer que reproduce y a la vez lucha contra esa mirada dominante que nos conforma y nos frustra: la mirada que no permite a Catalina valorar a su madre y que incluso la hace avergonzarse de ella, una mirada familiar, que se construye y encuentra su eco esa otra mirada pública, colectiva, que se revive en las cajas negras. La novela de aprendizaje se contrapuntea con el falso documental sobre el fantaterror español, la muerte de Sandra Mozarowsky, el cronicón amarillo de los juguetes rotos del destape, Nadiuska, Amparo Muñoz, el primer desnudo integral de nuestro cine que fue el de la Cantudo en La trastienda… La historia de Catalina y el documental que ella misma rueda son indisolubles: confesional y lo documental, lo íntimo y lo público, lo individual y lo colectivo. Posiblemente, Daniela Astor sea una novela sobre la dificultad de comprender que no somos tan libres como creemos y que esa incomprensión dificulta la posibilidad de rebelarnos.

Al inicio de la sesión Ana leyó unos datos que complementaron la propia documentación de la novela y que fueron muy útiles para adentrarnos un poco más en el debate surgido entre mujer, cuerpo e identidad. Para quienes nos los habéis pedido, enlazamos a la web de donde surgieron, y reproducimos aquí alguno de los que se leyeron:

1936
 Ley del aborto en Cataluña, firmada por Josep Tarradellas. Muy pocas mujeres se acogieron al aborto legal previsto y en lugar de eso abortaron clandestinamente.                                                   1937
La República otorga plena capacidad jurídica a la mujer.                                                                       1939
Se deroga la ley del divorcio y el matrimonio civil, con efecto retroactivo. Las funcionarias no pueden ser jefas de administración.                                                                                                            1941
Ilegalización del aborto. Se establecen los “préstamos a la nupcialidad”. Ayudas para jóvenes parejas siempre que la mujer abandonase su puesto de trabajo después de casada.
1944
Código Penal. Se prohíbe la fabricación, consumo, venta y publicidad de cualquier método anticonceptivo. Figura del “infanticidio privilegiado”: la mujer tiene derecho a matar a su hijo recién nacido, con una mínima sanción penal, siempre y cuando el crimen se cometa para ocultar la deshonra. Sus padres pueden ocultarla, aunque están sujetos a la misma pena de prisión menor de entre seis meses y un día a seis años, la misma que la del aborto, que no contemplaba atenuantes o eximentes. Las agresiones sexuales se consideran delitos “contra la honestidad” y el violador puede eludir la cárcel si obtiene el perdón de la víctima o la lleva ante el altar. Las mujeres tampoco pueden ser notarias ni registradoras.
1958
Mercedes Fórmica logra que se reforme en el Código Civil el concepto de “casa del marido” por “hogar conyugal”, de forma que los jueces pueden decretar desde entonces que la mujer permaneciese en la vivienda conyugal tras la separación. Antes se quedaba sin casa. Es la primera reforma de los derechos de la mujer en tiempos de Franco.
1961
La mujer ya no tiene que pedir excedencia forzosa del trabajo al casarse; mantiene la autorización preceptiva del marido para que su mujer trabaje, pero la novedad es que considera el permiso dado si ya trabajaba antes de casarse. Si se separaba, automáticamente podía trabajar.
1963
Hasta esa fecha, maridos y padres podían matar a esposas o hijas si las sorprendían en adulterio, y también a sus parejas.
1970
Hasta este año el padre tenía derecho a dar en adopción a sus hijos sin consentimiento materno.
1972
La   mayoría de edad de la mujer pasa de los 25 a los 21 años, equiparándola a la del hombre.   Hasta esta fecha las mujeres menores de 25 años no podían abandonar el domicilio familiar sin permiso  del padre, salvo para casarse o para ingresar en un convento (art. 321 del Código Civil), y cuando ya habían contraído matrimonio, estaban obligadas a presentar la llamada “licencia marital” para trabajar, ejercer el comercio, ocupar cargos públicos u obtener el pasaporte.
1975                                                                                                                                                                   Reforma del Código Civil. La patria potestad y la administración de bienes gananciales son exclusivos del hombre, hasta la Constitución y la reforma de 1981. Se elimina la licencia marital y  la obediencia al marido.
1978
En el derecho penal, mediante Ley 22/1978, de 26 de mayo, se derogaban los artículos 449 y 452 del Código Penal, relativos al adulterio y amancebamiento; de esta forma se daba fin a una situación en   la que la norma legal tutelaba concepciones estrictamente morales y discriminatorias para la mujer.  La Ley 45/1978, de 7 de octubre, modificaba los artículos 43 bis y 416 del mismo Código Penal, con lo   que se conseguía la despenalización de la divulgación y propaganda de los medios anticonceptivos. Ya había 800.000 mujeres que los usaban en España.
1981
En el contexto del derecho privado, la ley de 13 de mayo de 1981 equiparaba jurídicamente al marido y a la mujer en el matrimonio, tanto en el régimen económico como en la titularidad de la patria  potestad de los hijos.                                                                                                                     Ley de 7 de julio de 1981, del divorcio, que regula el matrimonio, nulidad, separación y divorcio. Partía del principio de que el marido y la mujer son iguales en el matrimonio en derechos y en deberes. La  ley, avanzada en la letra, se consideraba insuficiente en lo que se refiere a la penalización de aquellos que no cumplen las obligaciones familiares derivadas de una separación o divorcio, ya que  suponía en muchos casos la indefensión económica de mujeres sin ingresos extradomésticos, por impago de sus cónyuges de las prestaciones económicas destinadas a los hijos. Estas y otras muchas reformas en el ordenamiento privado y penal supusieron un importante avance, al menos en    la forma, en la situación jurídica de las mujeres. Este hecho fue admitido por numerosos colectivos feministas que durante estos años ejercieron unidos su presión para que estas reformas se llevaran a la práctica.
1985
Ley del aborto
1993
Se sustituye oficialmente el término “hembra” por el de “mujer”.