La Diputación de León celebra su bicentenario con una exposición de 200 obras de su colección repartidas por varias salas de la ciudad

De izquierda a derecha y de arriba abajo, lienzo de Segundo Cabello, obra de Eduardo Arroyo, grabado de Félix de la Concha y obra de Dora García.

Ha sido un coleccionismo silencioso. Acumular durante dos siglos. La Diputación Provincial, que atesora más de 400 cuadros, sin contar la obra gráfica ni, por supuesto, los fondos etnográficos, sacará ahora sus tesoros del ‘sótano’. Tàpies, Goya, Eduardo Arroyo, García-Alix o Dora García forman parte de la pinacoteca de la institución provincial, que tiene previsto exhibirla al público coincidiendo, precisamente, con su bicentenario.

La idea es ‘inundar’ la ciudad con obras de arte que apenas se han mostrado hasta la fecha. La exposición permitirá descubrir, entre enero y abril, grabados de grandes artistas y de otros ‘olvidados’, como los leoneses Cecilio Burgo-Gar (Burgo Ranero, 1915-50), quien, como dijo Antonio Gamoneda, «fue el pintor que con más ajustada sensibilidad interpretó el paisaje leonés mesetario; las tierras amarillas de resol, las breves primaveras del secano»; y Segundo Cabello Izarra (Astorga, 1868-?), cuya obra está en el Museo del Prado.

Las obras se repartirán en varios espacios expositivos: el Centro Leonés de Arte (en el palacete de Independencia), la Sala Provincia, los patios del CLA y del edificio Fierro y sus fachadas, además del Monte San Isidro y el Conservatorio Provincial de Música.

Adquiridas, regaladas, donadas… la procedencia de las obras de arte que la Diputación ha ido acumulando es muy diversa. Algunas llegaron de la mano de las Obras Pías; otras fueron encargos institucionales para decorar las sedes de la Diputación a lo largo de los años, como las vidrieras o el salón de plenos.

También hay obras de artistas becados en su día por la institución, como Primitivo Armesto y Luis García Zurdo, o copias de algunas obras clásicas del Museo del Prado, firmadas por Modesto llamas Gil o Petra Hernández; y otros becarios más jóvenes como José de León, a quien el gran Eugenio Granell consideró un «maestro del Surrealismo».

La colección de la Diputación incluye los retratos de los presidentes, algunos realizados por destacados pintores, así como las sesenta obras que el artista Díaz-Caneja quiso legar a León y que se exponen en el Centro Leonés de Arte.

La exposición, que reunirá obras de casi 200 autores, mostrará ‘pequeñas joyas’ de artistas leoneses como Eduardo Arroyo, Luis Sáenz y Amalia Avía —muy vinculados a esta provincia—, Amable Arias, Dora García —una de las artistas actuales con mayor proyección internacional—, la pareja artística Agustina Otero y Leopoldo Ferrán, Ruth Gómez, el dibujante Martín, el fotógrafo Alberto García-Alix y Bernardo Alonso Villarejo, entre otros.

Es la primera vez que la Diputación afronta una exposición de esta magnitud y complejidad. El objetivo es, por una parte, dar a conocer el rico patrimonio que atesora la institución provincial y, por otro, poner en valor una colección que, en muchos casos, ha pasado prácticamente desapercibida.

Además de exponer sus fondos artísticos, la Diputación prepara otra muestra que pone el foco en las piezas del Museo Etnográfico de Mansilla. La idea es dar a conocer este patrimonio peculiar y autóctono desvelar cómo se ha ido forjando la colección así como las donaciones que ha recibido desde el 2008.

El presupuesto total para las dos exposiciones es de 35.600 euros.

Fuente: El Diario de León.es 15-11-2013

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *