Investigadores obtienen por primera vez en España niobio y tántalo, el oro negro de los teléfonos móviles

Mina de Penouta


Los valiosos metales han sido recuperados de una mina de Viana do Bolo (Orense), única en toda Europa

Viana do Bolo, un pequeño municipio de Orense cuyos habitantes siguen viviendo del campo y el ganado, acaba de hacerse un hueco en el mapa mundial de los metales preciados. Un equipo liderado por el CSIC ha logrado recuperar de la mina de Penouta niobio y tántalo, dos de los minerales que más valora la industria tecnológica porque con ellos se fabrican desde teléfonos móviles y otros dispositivos informáticos hasta armas inteligentes. Se trata de los primeros compuestos de esas materias primas sintetizados en España, al tiempo que Penouta es la primera y única mina para su extracción de toda Europa.

«El coltán es un mineral relativamente escaso que contiene niobio y tántalo y forma parte de los minerales críticos para la Unión Europea», explica Félix Antonio López, investigador del CSIC en el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM). El tántalo se usa principalmente en la elaboración de condensadores, ya que es capaz, en su forma de óxido, de acumular carga eléctrica de manera muy eficaz y liberarla cuando es necesaria en circuitos integrados. Con estos minerales se hacen nuestros smartphones, tabletas, pantallas leds, videoconsolas… Pero no solo eso. También son fundamentales en la construcción de tanques y otras armas de la industria militar

Leer la noticia completa 

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *