León espera al artista que burló a los nazis

Imagen de una obra de Gustav Metzger, al que el Musac dedica este mes una importante exposición. ARCHIVO -

Sobrevivió al Holocausto y a las señoras de la limpieza de la Tate Modern de Londres. A sus 90 años, Gustav Metzger, creador del llamado arte autodestructivo y uno de los artistas más beligerantes, sigue siendo un perfecto desconocido en España. El Musac lo traerá por primera vez a este país el día 17, cuando se inaugurará Actuar o perecer, una retrospectiva sobre este excepcional artista germano-británico para la que ha sido imprescindible la colaboración de otros tres museos: el CoCA de Polonia y los noruegos Kunshall y Kunstnernes.

La exposición reunirá obras de seis décadas, incluidas algunas piezas clave de su trayectoria, como los manifiestos de 1959 a 1969 sobre la destrucción en el arte o su arenga pública Tres años sin arte, 1977-1980, de crucial importancia para penetrar en el cosmos de Metzger.

Metzger fue un pionero en el uso de materiales cotidianos e industriales para crear objetos artísticos que se destruirían con el paso del tiempo; piezas que denominó «autodestructivas». Pero lejos de un discurso de autocompasión —paralelo a su propia y terrible historia—, Metzger ideó igualmente las obras «autocreativas», que emplean la tecnología para orquestar procesos de cambio positivo.

Hay acontecimiento que marcan una vida para siempre. A Metzger le sucedió a los 13 años, cuando en 1939 fue rescatado de un campo de concentración y enviado a Inglaterra. Nunca más volvería a ver a sus padres.

La barbarie que sufrió en su infancia y adolescencia le impulsó a promover un cambio social para evitar la repetición de un suceso tan cruento como el Holocausto. Desde entonces ha sido un destacado activista en temas como la desigualdad, las armas nucleares, la degradación ambiental, los alimentos genéticamente modificados, la guerra y la extinción.

Bajo el ilustrativo título Debemos convertirnos en idealistas o morir, Metzger presentaba el verano pasado una retrospectiva en México.

Hace unos años el título de su obra Nueva creación de la presentación pública de un arte autodestructivo resultó absolutamente premonitorio. Una empleada de limpieza de la Tate de Londres tiró por error una bolsa de basura que formaba parte de esta exposición. El conservador del museo trató de rescatarla de los contenedores, pero estaba tan dañada que Metzger prefirió sustituirla por una nueva.

El Diario de León.es 05-09-2016

Guardar

Guardar

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *