Luis Eduardo Aute luce ‘Animalhada’ por León

Luis Eduardo Aute desvelará hoy en la capital el resto de actuaciones en la provincia. JAVIER LIZÓN -

El artista, cantante, escritor y poeta Luis Eduardo Aute conquistará la provincia leonesa este verano con sus versos. El cantautor presentará su proyecto Animalhada, un libro de textos breves que él define como «poemigas»: migas de temas poéticos, además de repasar otros trabajos. Entre otras localidades, Aute estará mañana en el Teatro Diocesano de Astorga desde las 20.30 horas en un recital con entrada gratuita hasta completar aforo. Está organizado por la Diputación de León y el Instituto Leonés de Cultura en colaboración con la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la capital maragata.

Un día después aterrizará en Valencia de Don Juan —a las 21.00 horas— en una de las grandes atracciones del calendario de actividades coyantino en verano. También se dejará ver por el Bierzo, aunque en este caso para ofrecer un concierto. Será esta misma tarde en el Monasterio de Carracedo.

Al margen de estas actuaciones, Aute estará hoy en la capital para presentar el resto de localidades por donde paseará sus versos durante la etapa estival. Todo en un acto que tendrá lugar para la prensa en el Palacio de los Guzmanes.

Después de una larga trayectoria, el cantante nacido en Manila atesora ya más de 20 discos, —tanto álbumes en solitario como colaboraciones internacionales— 15 poemarios, 10 películas de larga y corta duración así como más de una treintena de exposiciones de pintura. La última pudo verse este mismo en año en Vigo, entre otras ciudades.

El Diario de León.es 07-07-2016

Guardar

Guardar

La Legio VII deja paso a un año romano en 2018

La Legio VII deja paso a un año romano en 2018 - F. OTERO PERANDONES

El regreso de la Legio VII Gémina a la capital culminó ayer su paso triunfal con nuevos talleres didácticos en el Jardín del Cid —que contaron con la presencia de numerosos niños desde por la mañana— y los últimos recorridos guiados por el Centro de Interpretación del León Romano y las criptas arqueológicas de Puerta Obispo y Cascalerías. La idea del Ayuntamiento ahora es poner en marcha un año romano que invada la ciudad de actividades relacionadas con aquella época durante todo 2018

El Diario de León.es 11-06-2016

Guardar

Guardar

Sandoval quiere ser biblioteca de Europa

Monasterio de Sandoval. DL -

Fue en septiembre de 1968 cuando Víctor Ferrero franqueó por vez primera la puerta del monasterio de Santa María de Sandoval. Quedó impresionado por lo airoso de las bóvedas, la hermosura de su claustro barroco y la valía de todo su arte sacro cubierto de polvo, tan sólo velado por el vuelo de las palomas y por la mirada entrañable de la señora Munda. Después viajó por toda España y Portugal y en el Pirineo de Huesca, la labor del colectivo Amigos del Serrablo salvando ermitas románicas del olvido y de la fiebre pantanera le movió a iniciar una incansable lucha, casi obsesión, para que Sandoval consiguiese eludir la ruina.

Ferrero, fundador en 1992 de la asociación de ‘rescate’ patrimonial Promonumenta, conoce bien la historia de un icónico cenobio de cuya declaración como monumento histórico-artístico se cumplen mañana 85 años, efeméride que servirá para recordar, con actos organizados desde las 12.00 horas por la asociación y el ayuntamiento de Mansilla Mayor, la importancia del monumento fundado en el siglo XII. El activista revisa la cronología reciente de un hito histórico que sigue impresionando a pesar de su estado languideciente. «A finales de los setenta la dirección general de Bellas Artes destinó 40 millones de pesetas —y eran muchas pesetas, entonces— para restaurar el monumento. «Podían haber cerrado entonces todas las ventanas, el claustro alto, etc., quedando completamente protegido, pero eso no llegó a hacerse. Se saneó la iglesia, aunque no del todo, y se desmontó el coro, dejándolo allí arrumbado». «Fue un gran esfuerzo pero mal gestionado, quedaron por hacer muchas cosas», ilustra Ferrero.

En junio del ‘año olímpico’ funda Promumenta y el primer punto del orden del día de la sociedad consistió en la limpieza del monasterio y el comienzo de una intensa labor de activismo en pro de su salvación. «Estaba hecho un desastre. Llamamos a arquitectos de Patrimonio y a arqueólogos y se asustaron de lo que vieron. La Junta sí se comprometió entonces. Luis Aznar me prometió que mientras fuera delegado autonómico siempre habría una partida para Sandoval, y así fue —recuerda—. Se cubrió la panda Este, el noviciado con el scriptorium… quedando por cubrir, entre otras zonas, la enfermería, la sala de oficios, parte del claustro, etc.».

Fue entonces cuando Promonumenta se embarcó en uno de sus más recordados trabajos —aparte de las primeras grandes limpiezas de un monasterio tomado por las zarzas—; el rescate del excelso coro, que había quedado arrinconado: «El dinero que conseguimos se destinó a su montaje, pero fuimos nosotros quienes lo limpiamos, pieza a pieza y en pleno invierno, con cepillos de raíz».

Y ahora, tras todo un rosario de averías, Sandoval continúa con parte de sus estancias en ruina o en serio peligro estructural y, lo peor de todo, carente de servicios, sin recibir euro alguno y sin horario oficial de visitas. El nieto de la recordada señora Munda suele abrir la puerta a los visitantes y la otra única oportunidad de conocerlo es acudiendo a escuchar a la Coral Gregoriana del Císter de Sandoval, que canta allí los primeros domingos de mes, de mayo a octubre, a las 13.15 horas.

Petición de la Unión Europea

Víctor Ferrero trabaja ahora en un informe que enviará al gobierno autonómico para convertir el monasterio «en un centro europeo para el estudio de la historia de la Península Ibérica y para el fomento del europeísmo entre los jóvenes, con posibilidad de alojar aquí a alumnos de diferentes países». El activista ha conseguido ya 3.000 libros para esa hipotética biblioteca y repasa la no escasa vinculación europea del monumento, amén de estar ubicado a escasos kilómetros del Camino de Santiago: «El programa Rafael de la Unión Europea eligió en 1999 tres monumentos para instar a sus respectivos responsables a una restauración que conllevaría ‘importantes beneficios sociales’. Escogieron un castillo alemán, un palacio checo y Sandoval. Adivina cuáles se rehabilitaron por completo y cuál se dejó como estaba…».

Fuente: El Diario de León.es 03-06-2016

El Musac celebra diez años de ‘Pequeamigos’

Niños participantes en las actividades de Pequeamigos. MUSAC -

El Musac celebrará los más de diez años de recorrido del programa educativo infantil ‘Pequeamigos’ con un calendario de actividades que incluye danza, conciertos, artes en vivo, cine de animación con música en directo y cuentacuentos. Estas actividades tendrán lugar los domingos, entre el 15 de mayo y el 5 de junio, a las 13.00 horas.

El programa Pequeamigos, puesto en marcha en verano del 2005 desde el Departamento de Educación y Acción Cultural del Musac (Deac) y con más de 1.600 niños inscritos, sustenta sus actividades en una metodología activa, lúdica y vivencial que pretende acercar a niños y niñas de entre 5 y 12 años al museo y a los procesos creativos de una forma participativa.

Uno de los objetivos del programa es que el Musac se convierta para los niños y niñas en un lugar para el descubrimiento del mundo que les rodea.

La participación en Pequeamigos y en todas sus actividades es gratuita y puede solicitarse en la taquilla del museo o a través de la web www.musac.es.

Las actividades programadas durante mayo y junio apuestan por las artes en vivo que propone el grupo de danza Proyecto Piloto, por el cine acompañado de música en directo de Funky Topo Trío, por un gran concierto de pop-rock con un repertorio que visibiliza la historia de las mujeres a cargo de Pandora Mirabilia, o por el acercamiento de los más pequeños a la música experimental del dúo Archipiel.

En definitiva, se trata de actividades culturales de calidad que animan a soñar, disfrutar y fomentar la creatividad.

El 15 de mayo se abrirá el programa con Danza para niños kinkis, una propuesta del grupo de danza Proyecto Piloto.

El espectáculo agrupa cuatro micro historias coloristas y surrealistas abordadas desde la música, la danza y las artes visuales que pretenden transportar al público a mundos diferentes e insólitos a través del color, el ritmo y la fantasía, dejando fluir la imaginación para estimular y desarrollar las capacidades creativas de los niños.

Fuente: El Diario de León.es 11-05-2016

Los leoneses que sobrevivieron a la Edad del Hielo

Esqueleto de uno de los dos hermanos de la cueva de La Braña-Arintero. A la derecha, recreación de su cara. J. CASARES / DL -

Desde hace unos 37.000 años todos los europeos proceden de una única población fundadora que persistió a través de la Edad de Hielo, según un estudio que además constata que la historia europea ha conocido movimientos de población continuos, algunos dramáticos, desde que llegaron los humanos modernos.

Estas son algunas de las conclusiones de una investigación que publica la revista Nature, en la que se establece un hilo narrativo de las migraciones y cambios de la población europea gracias al análisis de ADN antiguo de 51 muestras de humanos modernos que habitaron el continente europeo entre hace 45.000 y 7.000 años. Entre ellos, restos de la cueva de El Mirón (Cantabria) y del yacimiento de La Braña (León), donde aparecieron dos esqueletos que resultaron ser dos hermanos del Mesolítito, que junto a los otros, trazan un dibujo de los «dramáticos cambios» de la población en Europa en este período: lo que se ve es una historia de la población que no es menos complicada que la de los últimos 7.000 años, según los datos del estudio mencionado como base.

Descendientes de África

«Una historia con múltiples episodios de reemplazo y migraciones, a una escala inmensa y dramática, y en un momento en el que el clima estaba cambiando dramáticamente», explica en una nota de prensa David Reich, autor de este trabajo e investigador del Instituto Médico Howard Hughes en la Escuela Médica de Harvard. Además, la investigación está liderada por grupos de la Universidad de Tübingen y del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ambos en Alemania, y en ella participa, entre otros, el Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de la Universidad de Cantabria. Nuestra especie es africana, salió de ese continente se estima hace unos 45.000 años y luego se extendió por toda Europa.

Este trabajo, que incluye el análisis genético más completo del paleolítico superior europeo, establece una población fundadora hace unos 37.000 años en el noroeste de Europa, la cual ha sido capaz de dejar trazas hasta hoy, detalla a Efe Manuel González Morales, director del instituto cántabro y firmante también de este trabajo.

Esta población tuvo varias ramificaciones importantes en diferentes partes de Europa y una de ellas está representada por los restos de humano moderno encontrados en un yacimiento belga.

Los investigadores creen que esta ramificación, que formaba parte de la cultura Auriñaciense (sustituyó a partir de hace aproximadamente 38.000 años a la cultura Musteriense en el inicio del paleolítico superior), fue parcialmente desplazada hace unos 33.000 años, cuando otro grupo de humanos antiguos, miembros de una cultura diferente -conocida como Gravetiense-, entró en escena.

Sin embargo, los primeros no desaparecieron: se han hallado restos de descendientes de estas poblaciones en el suroeste de Europa, en lo que hoy es España, con una datación de 19.000 años.

Precisamente, el fósil humano de la cueva del Mirón, denominada la Dama Roja, pertenece al linaje de los primeros pobladores auriñacienses y está emparentada con un individuo de la Cueva de Goyet, en Bélgica, fechado hace unos 35.000 años.

«Esto quiere decir que la población fundacional se mantuvo en muchos lugares o que cuando vino el último máximo glacial las poblaciones del norte de Europa emigraron hacia el sur, entre otros al Cantábrico, zona de refugio ya conocida».

RECOLONIZAR EUROPA

Este estudio apunta que estas poblaciones volvieron a recolonizar Europa a medida que retrocedieron los hielos.

Éste es uno de los grandes cambios poblacionales que se describen en este artículo, el otro los científicos lo datan hace 14.000 años: aparecen toda una serie de individuos dispersos por toda Europa, incluyendo el yacimiento leonés, cuya afinidad genética es con las poblaciones de Oriente Medio, subraya el investigador de Cantabria.

Para González, este trabajo demuestra que la historia europea ha conocido «casi continuamente movimientos de población», después de que aparece nuestra especie en el continente. Otra de las cosas que pone de manifiesto este trabajo es que las poblaciones humanas prehistóricas contenían entre un 3 y 6% de ADN neandertal, pero hoy en día la mayoría de los humanos solo tienen un 2 %, tal y como han apuntado también otras investigaciones. «El ADN neandertal es ligeramente tóxico para los humanos modernos»

Fuente: El Diario de León.es 03-05-2016

CURSO Indicios de calidad en libros y editoriales de Humanidades y Ciencias Sociales

8 de abril, Día de las Humanidades Digitales

El leonés que escruta los mapas

El catedrático de Geografía de la Universidad de León, Antonio T. Reguera, publicó en enero el libro ‘La medida de la Tierra en la antigüedad’. SECUNDINO PÉREZ -

«Hoy se sabe que sólo somos un punto minúsculo en la inmensidad del Universo, pero más de una vez a lo largo de la historia nos creímos el centro e incluso se llegó a aceptar que la Tierra era plana», recuerda el catedrático de Geografía leonés Antonio T. Reguera, que a finales de enero publicó su libro La medida de la Tierra en la antigüedad, un arduo trabajo de investigación donde recopila todos los intentos por medir el planeta desde el siglo III a.C. hasta la Edad Media. «Aristóteles y Platón impusieron el geocentrismo como base científica y la sociedad de la época le dio el valor de axioma», señala. Aunque —como suele suceder en casi todos los ámbitos de la vida— siempre se alzan voces discordantes que nadan contracorriente arrojando luz en un mundo donde las verdades absolutas nunca se terminan de demostrar. De hecho, como señala este catedrático de la Universidad de León «después de siglos de exploración geográfica aún quedan muchos secretos por descubrir».

Si los pensadores, astrónomos, filósofos y eruditos de la antigüedad se centraron en situar al planeta azul en el lugar exacto que ocupa dentro del cosmos, para Reguera aún hoy —tantos siglos después— quedan muchos secretos por descubrir. «Las mayores incógnitas se encuentran ahora en el fondo de los océanos». Un mundo sumergido en nuestro mundo donde descansan «numerosas especies que desconocemos, yacimientos ingentes de minerales, inmensas cadenas montañosas e incluso civilizaciones perdidas», entre otras cosas. «La teoría geológica más importante de nuestro tiempo se ha hecho a raíz de investigar los océanos», puntualiza. Eso sí, dentro de esos misterios submarinos que quizá pronto salgan a flote, no hay espacio para mitos como la Atlántida, una isla mítica descrita por Platón —que algunos creen en el fondo de algún mar— pero que para el profesor leonés «nunca existió como tal».

Dentro de esos ‘locos’ que se atrevieron a negar que la Tierra era el centro del Universo destaca Aristarco de Samos, astrónomo y matemático griego que fue el primero en proponer el modelo heliocéntrico del Sistema Solar. «Hacía medidas del cielo y, aunque se equivocó en algunos cálculos, llegó a una conclusión importante; el sol era más grande que nuestro planeta, por lo tanto algo fallaba en las teorías establecidas». Aristarco fue perseguido y reprimido por esta tesis. «Los grandes astrónomos de la época no le secundaron».

Ya en el siglo II después de Cristo fue Ptolomeo quien se aventuró a redactar un nuevo tratado de astronomía —el Almagesto— que «seguía las líneas básicas del de Aristóteles pero lo completaba mucho más». De nuevo la ‘involución’ del conocimiento se impuso colocando al planeta Tierra en el centro del Universo. «Ahora era la Iglesia Católica quien acogió esta teoría como válida» —recuerda Reguera—.

‘Locos de otro tiempo’

Otros genios del pasado que desafiaron las leyes establecidas fueron Pitágoras y Sócrates. El primero fue tildado de loco al asegurar que la Tierra era redonda y no plana —como todos aceptaban— mientras que el segundo dijo que no sólo no existía un único ecúmene —espacio de tierra habitado— sino que había muchos a lo largo y ancho del planeta. Y es que en el siglo III antes de Cristo sólo se conocía lo que hoy es Europa y parte de Asia.

El libro de Reguera se centra en cinco grandes interrogantes. La teoría del geocentrismo y su evolución, la configuración de la Tierra, cuánto mide, su carácter esférico y la cartografía. «El primer mapa dibujado podría estar en las Cuevas de Altamira», subraya, pero en ese caso «sólo hablaríamos de meros trazos rudimentarios». La primera cartografía con base científica fue obra de Dicearco de Mesina. «Trazó el primer meridiano y el primer paralelo». Dos puntos clave que el geógrafo cruzó en la Isla de Rodas. Eratóstenes, por su parte, «se encargó confeccionar el primer mapa con cuadrícula —considerado como el alfa de la cartografía científica». Finalmente llegan las proyecciones de Ptolomeo —con sus paralelos y meridianos curvados— que todavía se utilizan en la actualidad».

En cuanto a la medida de la Tierra, el catedrático recuerda las diferentes teorías arrojadas. «Aristóteles señaló que los matemáticos decían que la medida exacta era de 400.000 estadios —un estadio era igual a 150 o 200 metros—. Otros autores dirán que medía 300.000, pero Eratóstenes fue el primero en poner en marcha un método de medida eficaz. Con él obtuvo 252.000 estadios o 40.000 kilómetros cuadrados, algo que se admite hoy», remarca. Para Antonio Reguera la medida de la Tierra supuso el periodo constituyente de la Geografía como ciencia. Para dar vida a este trabajo, el catedrático ha empleado un par de años de constante investigación que ahora pone al servicio de quienes deseen conocer a fondo cómo el planeta Tierra fue tomando forma en la mente de los astrónomos y pensadores de la antigüedad. Los hombres que cambiaron la historia de la humanidad.

Fuente: El Diario de León.es 12-03-2016

¿Cómo vas a celebrar el Día Internacional de la Mujer?

El  próximo 8 de marzo es el  Día Internacional de la Mujer.
Para que lo celebres, participa en una propuesta especial:

Después de siglos de silencio, las primeras reivindicaciones se acallaron con violencia, y aún hoy se miran por algunos sectores con recelo o condescendencia, cuando no con burla.  La realidad de la mujer en el mundo actual deja bastante que desear: la desigualdad (aún) de los derechos y oportunidades, la brecha salarial, la escasa presencia en la vida económica y política, la falta de reconocimiento y protagonismo en los puestos de responsabilidad. Y eso en la parte “privilegiada” del mundo.,.

La obra artística refleja la realidad de la sociedad de su tiempo y la mirada  y la autoría masculina prevalecen en la Historia del ArtePara celebrar el Día de la mujer trabajadora te presentamos lo que será una obra escrita por una mujer sobre mujeres  cuya valía fue silenciada por el hecho de serlo. Presta atención y, si te convence, colabora en el proyecto de publicación para dar voz y recuperar la figura y la obra de pintoras  borradas de la historiografía tradicional.

Las pintoras olvidadas y un crowdfunding

Por Ángeles Caso

Sofonisba Anguissola. Autorretrato pintando a la Virgen y el Niño. 1556. Muzeum Zamet w Lancucie, Lancut.

Sofonisba Anguissola. Autorretrato pintando a la Virgen y el Niño. 1556. Muzeum Zamet w Lancucie, Lancut.

Sofonisba Anguissola, maestra de la pintura de Cremona, fue llamada por Felipe II a la corte de Madrid en 1559, y aquí retrató a toda la familia real, incluido el rey. (Obviamente, un rey solo posaba ante el “el mejor pintor de todos”). Artemisia Gentileschi, pintora barroca, ganó tanto dinero con sus numerosos encargos, que logró casar a sus dos hijas con dos nobles napolitanos, previo pago de enormes dotes. Luisa Ignacia Roldán, la Roldana, fue escultora de cámara de Carlos II y de Felipe V, y trabajó para el mismísimo papa de Roma. Adélaïde Labille-Guiard, retratista oficial de las hermanas de Luis XVI, ingresó en la Real Academia de Pintura y de Escultura de Francia –el máximo honor para un artista de su época– en 1783, al mismo tiempo que Élisabeth Vigée-Lebrun, retratista oficial de María Antonieta. Marie-Guilhelmine Benoist retrató a toda la dinastía Bonaparte. Frances Benjamin-Johnston fue la fotógrafa oficial de cinco presidentes de los Estados Unidos. Hilma af Klint pintó numerosos lienzos abstractos desde 1896, quince años antes de que Kandinsky firmase la que suele considerarse la primera acuarela abstracta de la historia.

Adélaïde Labille-Guiard. Autorretrato con dos discípulas. 1783. Metropolitan Museum of Art, Nueva York.

Adélaïde Labille-Guiard. Autorretrato con dos discípulas. 1783. Metropolitan Museum of Art, Nueva York.

¿Dónde están todas esas artistas? ¿Quién las conoce? La historia –ese invento de unos señores decimonónicos con chistera, bastón y barba blanca, con la mente ensombrecida de prejuicios patriarcales y miradas androcéntricas– las ha dejado fuera. En los cánones no existen. En los índices de los manuales de historia del arte, sus nombres no aparecen. En los museos, están a menudo colgadas en los rincones más inaccesibles, o escondidas en los depósitos, bajo el supuesto de que “no son tan buenas”, mientras que las obras de muchos pintores que “tampoco son tan buenos” se exhiben orgullosas en las salas. A veces, incluso, han sido saqueadas, y sus cuadros han resplandecido bajo el nombre de ilustres artistas varones, hasta que algún especialista ha sacado al museo de su error. Eso sucedió, por ejemplo, con los retratos de Anguissola en el Prado: hasta hace veinte años, figuraron como lienzos de Alonso Sánchez-Coello o Juan Pantoja de la Cruz.

Frances Benjamin-Johnston. Autorretrato (fotografía). 1896. The Libray of Congress, Washington.

Frances Benjamin-Johnston. Autorretrato (fotografía). 1896. The Libray of Congress, Washington.

El trabajo de recuperación de todas estas artistas olvidadas es lento y difícil, pero ya inexorable, a medida que sus nombres y, sobre todo, sus obras, van saliendo a la luz. Permitidme que presuma de ser una de las historiadoras del arte que, laboriosamente, va contribuyendo a ese esfuerzo colectivo, investigando, colaborando con diversos museos como especialista en género y publicando libros, artículos y textos de catálogos.

Mi último libro nace de una constatación hecha tras muchos años de estudiar a las pintoras: muchas de ellas se dedicaron al retrato, un género “menor” respecto a la pintura religiosa, mitológica o de historia, y socialmente aceptable para una mujer, siempre y cuando estuviese bien educada, claro está. Y muchas, muchísimas, se autorretrataron. Algunas lo hicieron incluso en numerosas ocasiones, superando a los siempre citados Durero o Rembrandt en su voluntad de dejar constancia de su propia imagen y del paso del tiempo sobre ella.

Paula Modersohn-Becker. Autorretrato como regalo en el 6º aniversario de boda. 1906. Kunstsammlungen Böttcherstrasse, Bremen

Paula Modersohn-Becker. Autorretrato como regalo en el 6º aniversario de boda. 1906. Kunstsammlungen Böttcherstrasse, Bremen

Ellas mismas. Autorretratos de pintoras. Desde la Edad Media hasta las vanguardias reúne 100 ilustraciones a todo color, desde los graciosos selfies que algunas monjas medievales se atrevieron a deslizar entre las páginas de los manuscritos que ellas miniaban –sí, también las monjas contribuyeron a mantener la cultura a lo largo de la Edad Media, y no solo los monjes, como siempre nos han contado– hasta las extraordinarias artistas de Dada o del Surrealismo. El libro incluye además las biografías de todas ellas, una introducción sobre las mujeres artistas y una bibliografía si no extensa –pues aún no existe–, al menos intensiva. Es, creo, una buena manera de dar a conocer a todas esas magníficas pintoras olvidadas, que se ofrecen al público a través de la imagen que tuvieron de sí mismas.

Lamentablemente, las cosas en el mundo editorial español están tan complicadas, que ninguna editorial ha querido apostar por este libro, caro de producir a causa de las reproducciones en color, el tipo de papel que exige y los derechos que hay que pagar a los museos por todas esas imágenes. Y, tal vez, poco comercial por lo desconocido del asunto. Pero yo no he querido meter mi obra en ese tristísimo cajón donde yacen todas las buenas ideas que nunca llegan a ver la luz. He querido seguir adelante, convirtiéndolo en un acto colectivo que es, además, un doble gesto de resistencia: resistencia frente al canon androcéntrico. Y resistencia también frente a una sociedad cada vez más indiferente hacia la cultura, a punto de dejarse arrasar definitivamente por los bárbaros.

Para poder publicar el libro, necesito la colaboración de muchas personas. Es fácil: se trata tan solo de suscribirse a través de una plataforma en línea, pagando por adelantado el volumen, que llegará a manos de quienes lo adquieran en el mes de junio. Con el añadido de que los nombres de todos esos “micromecenas” aparecerán en él, dando fe de que, al final, lo hemos hecho entre todxs. Os dejo el enlace a la plataforma de recogida de fondos (crowdfunding), donde podréis ver todos los detalles, tanto del libro como del sistema, totalmente transparente, de funcionamiento de la plataforma Verkami. Y os animo a que participéis en este acto de rebeldía cultural.

Aquí puedes participar

#miblioselfie en la Biblioteca de Filosofía y Letras