Juzgar un libro por su portada: 1984, de George Orwell

En tULEctura nos hemos propuesto derribar el mito de que no debe juzgarse un libro por su portada. Tras toda portada hay un intenso trabajo de diseño, edición y maquetación que no debemos ignorar, además de que las portadas a menudo intentan ser algo más que una imagen poderosa capaz de captar la atención del lector potencial.

Hoy en “Juzgar un libro por su portada”, hablamos sobre las portadas de 1984, de George Orwell, una de las obras más importantes de la literatura de ciencia ficción distópica del siglo XX. Publicada por primera vez en 1949, la novela más aclamada de Orwell nos sitúa en una casi desconocida ciudad de Londres que se rige por las normas de un gobierno represivo, autoritario y basado en la manipulación de la información y en la vigilancia férrea de la vida cotidiana de sus ciudadanos, incluso de sus propios pensamientos. Todos son forzados a vivir según las consignas del Partido único y sus Ministerios, como el de La Verdad, que se dedica a manipular los documentos históricos para que coincidan con el discurso oficial (para este ministerio trabaja Winston Smith, el protagonista de la novela), o el del Amor, que procura reeducar a la población hacia la devoción por el Gran Hermano, una suerte de líder supremo que aparece constantemente en las pantallas que retransmiten la propaganda del Partido.

La mayoría de portadas de 1984 a a lo largo de la historia han elegido representar el ojo siempre vigilante del Gran Hermano, un elemento visual impactante que resume la atmósfera represiva de la novela:

Reino Unido, 2008

Francia, 1980

España, 2013

Suecia, fecha desconocida

España, 2014 (edición escolar)

Otras se centran en la deshumanización del individuo y el control de masas bajo el gobierno del Gran Hermano:

Indonesia, 2003

España, fecha desconocida

Eslovaquia, 2009

Otras optan por extraños paisajes urbanos, que sugieren ideas como la soledad, el aislamiento o el silencio que provoca la ausencia de libertad de expresión:

Reino Unido, 1989

Suecia, 1959

Sin embargo, queremos destacar una portada que, sin duda, es digna de la ficción orwelliana. Diseñada por el ilustrador David Pearson, esta edición de 1984 corre a cargo la editorial Penguin para su serie “Great Orwell”. No solo produce la necesaria intriga por saber qué contendrá en su interior y desafía al lector a averiguarlo, sino que imita la labor de censura del gobierno del Gran Hermano, por lo que es capaz de contarnos de qué va el libro de la forma más directa, sencilla y provocadora.

Reino Unido, 2013

Si te ha gustado esta pequeña selección, seguro que también te gustaría ayudarnos a crear nuestra propia galería de portadas de libros. 

Si tienes  solo tienes que seguir el tablero 1984 del usuario tULEctura y, si quieres, te añadiremos a él para que puedas incluir las portadas de 1984 que más te gusten y comentar lo que significan para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *