Archivo de la categoría: actividades

III Congreso Internacional de la Red de Universidades Lectoras

(Textos extraídos de la web del Congreso)

Imaginando el futuro de la lectura

La crisis del coronavirus nos ha colocado en una situación de shock, a nivel individual y como sociedad, y nos incita a imaginar el papel de la lectura en los años futuros, en una sociedad que va a sufrir cambios relevantes. Ante lo infinitamente grande, como las galaxias reimaginadas por la literatura de anticipación, o lo infinitamente pequeño, como los virus que pueblan tanto lo cercano como las distopías, los seres humanos nos sentimos fascinados y sobrecogidos, y la lectura y las artes se convierten así en herramientas útiles de comprensión y conocimiento de nuestra realidad en el mundo.

El debate ya estaba en los círculos mediáticos: The future of reading is not reading. La lectura de textos multimodales ha evidenciado que también se puede leer oyendo, visionando, etc., o que son posible bibliotecas sin libros o en la nube. El mundo que anticipó Fahrenheit 451 de Bradbury, publicado en 1953, es rigurosamente actual, por la prevalencia de una cultura audiovisual y de los riesgos de un control social/ideológico que irá arrinconando la lectura crítica. La escena final de los disidentes fuera de la urbe, paseando por la ribera de un río y recuperando la voz de los librepensadores, prefiguraba, hace 70 años, escenarios futuribles donde la Resistencia y la Esperanza serán claves.

Por tanto, obras como las de Asimov o Bradbury, de cuyos nacimientos se han cumplido 100 años, en sus múltiples aspectos literarios, filosóficos o sociales, nos ayudan a entender, bajo sus fábulas, los cambios del mundo actual, a imaginar los escenarios futuros, a soñar despiertos. En esa medida, la lectura y la literatura representan la lucha por una memoria auténtica, frente al mundo de la deshumanización, la falsificación o las desigualdades. Necesitamos una visión poliédrica, como la del monstruo griego de cien ojos, para vislumbrar ese futuro. Esos múltiples ojos son los de la ciencia, las ciencias, las artes, la educación, la cultura, muchos de ellos invisibles en el debate actual, pero tan poderosos como el virus que ha provocado tanto sufrimiento.

Los Pilares de la Creación

El icono del III Congreso Internacional de la Red de Universidades Lectoras es la imagen de los Pilares de la Creación, fotografía tomada por el telescopio espacial Hubble de trompas de de gas interestelar y polvo en la nebulosa del Águila, a aproximadamente 7000 años luz de la Tierra, y difundidas en numerosos medios de comunicación en 1995. La foto original de 1995 mostraba tres columnas gigantes de gas bañadas en luz ultravioleta.

La crisis del coronavirus nos ha colocado en una situación de shock, a nivel individual y como sociedad, y nos incita a imaginar el papel de la lectura en los años futuros, en una sociedad que va a sufrir cambios relevantes.

Ante lo infinitamente grande, como estas galaxias que luego son recreadas en la ciencia ficción, o lo infinitamente pequeño, como los virus invisibles pero que pueblan nuestra realidad, los seres humanos nos sentimos fascinados y sobrecogidos. Es entonces, confinados o no, cuando la lectura y las demás artes se convierten así herramientas útiles de comprensión y conocimiento de nuestra papel en el mundo. Cuando podemos activar la “frontera indómita de la imaginación” (Graciela Montes) y generamos ensoñaciones que son espejos y puertas de acceso al multiverso que nos sobrecoge y nos rodea.

Esta es la presentación con la que el 30 de septiembre de 2020  tULEctura  participó en el III Congreso Internacional RIUL

Fallo de la V edición del Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Todas nuestras actividades están abiertas a la participación de cualquier persona con independencia de su edad o formación, pero ésta… especialmente.

Siempre hemos sospechado  que el nuestro no es  un certamen literario al uso, y aunque  el nivel  general de calidad de  las participaciones es alto, la temática que propone el concurso (la visibilización y el fomento de las relaciones intergeneracionales), desborda con creces nuestra  consideración.

Este ha sido, sin duda, un año raro, muy raro. Duro, solitario, solidario… La declaración  del estado de alarma por la cuarentena del coronavirus  ha suspendido nuestra rutina  y nos ha obligado a vivir de una manera que no jamás habríamos sospechado. En medio de la sorpresa, el miedo o la incertidumbre, hemos ido reajustando nuestras emociones hacia  la valoración de lo que consideramos esencial. Tal vez haya sido por eso, pero les aseguro que nunca como en este año hemos detectado la ternura, la solidaridad  y el cuidado mutuo entre generaciones.

Como siempre, agradecemos todas y cada una de las comunicaciones recibidas, el interés por participar, el esfuerzo realizado para redactar el texto , el trabajo tomado para enviarlo y, en este año en particular, la paciencia por las sucesivas prórrogas y retrasos en el fallo.


El CEI Triangular-E3, el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León (BUCLE), la Consejería de Servicios Sociales de Castilla y León, el Programa de Convivencia Intergeneracional entre personas mayores y estudiantes universitarios de la Universidad de León, el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo y el de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes, el Programa Interuniversitario de la Experiencia y tULEctura convocaron en el curso académico 2019-2020 la quinta edición del concurso de microrrelatos “Unidos por Generaciones”.

Las bases del concurso establecen un primer premio y dos accésits por cada una de las cuatro categorías. Reunido el jurado, ha resuelto el V  Concurso de Microrrelatos “Unidos por Generaciones”, concediendo los siguientes

PREMIOS

 

Categoría: Miembros de la Comunidad Universitaria 

Primer premio

  • Autora: Lucía Llera Campos
  • Título: Calicó

Desde que tenía tres años supe que quería estudiar Veterinaria. Mi abuelo, al que le encantaban los animales, me iba allanando el camino. Recuerdo que tenía una gata tricolor de decoración y, siempre que iba a verlo, me sentaba en su regazo y jugaba con el peluche.

— Verás, Lucía, cada vez que veas un gato de tres colores será, en realidad, una gata.

En aquel momento no supo contestar a mi “¿por qué?”; pero con los años veía que mi abuelo no se equivocaba. Ahora, por fin, puedo darle una explicación a él. Es una cuestión genética y de cromosomas sexuales. Lo que mi abuelo no sabía es que uno de cada 3000 gatos tricolores puede ser macho porque la Genética es así de aleatoria. Pero las otras 2999 veces, abuelo, tenías razón.

*Un plus añadido:

TESTIMONIO DOCUMENTAL GRÁFICO  DEL RELATO:

Para documentar la veracidad de este relato, la autora  ha tenido la gentileza de remitirnos la imagen autobiográfica que inspiró la historia del mismo.
Publicamos la fotografía con la autorización de la pequeña, del abuelo y hasta del gato de peluche. ¡Muchas gracias!


 

 Accésit primero

  • Autora : María Teresa Mata Sierra
  • Título : La gota

 Había heredado de su padre esa afición a dejarse llevar en autobús, aprovechando la vida; que cuando conduces, decía, se escapa a borbotones, porque no disfrutas del paisaje ni de las gentes, sólo de la carretera.

 Empezaba a llover. Reparó en aquella gota que resbalaba por el cristal y luego otra y otra… y pensó en dónde iría, dónde empezaba y terminaba su camino aquel agua de lluvia renacida y constante, mucho más eterna que cualquiera que nosotros.

Él otra vez, y la gota… ¿iría  a regar los campos?, ¿a refrescar la ciudad esa tarde calurosa?, ¿al río Bernesga?, ¿a las plantas del sendero?, ¿a empapar la tierra en la que descansaba él…?

Cuando llegó a su destino, antes de que el autobús retomara la marcha, pasó la mano por la ventanilla y retuvo varias gotas en su palma. Sonrió…

Cualquier excusa es buena para recordarte, papá…


 

 Accésit segundo

  • Autora : Annie Abreu Cívico

La cena está servida. Como todos los días, a la misma hora -el grito de mi mami desde la cocina- yo ya sé mi función: paro la música que me ayuda a relajarme, miro por última vez el Instagram y voy al cuarto de la más pequeña de la casa: Está dormida, duerme poco la verdad, en las noches le gusta que le hable de mi día. La despierto con un beso, me sonríe, la ayudo a llegar a la mesa, sus movimientos son torpes y lentos. Mi mami se ha esforzado mucho hoy, hay todo un manjar; mi padre la premia con un beso, me miran y se sonrojan. La más pequeña no come sola, mami la ayuda y a mi papi se le escapa una lágrima. Ella es pequeña pero grande de espíritu: hoy hizo un gran esfuerzo y salió al balcón a aplaudir. Hoy cumple 95 años.



Categoría: Personas mayores de 60 años

Primer premio

  • Autor: José Antonio Vallejo Aller

Eres muy joven. Y te has asustado
contemplando los surcos de mi rostro
y mi pelo canoso, cuando dije:
“Algún día tendrás mi edad, hijito”.

No te asustes.

Si conservas tu alma noble y limpia;
si no dejas de amar, si eres sincero;
si tu ilusión de ahora no se apaga,
no vas a envejecer. Y si Dios quiere
que llegues a mis años, y aun superes
esta edad mía, nunca te harás viejo.

Tendrás arrugas, tal vez seas más torpe,
nevará en tu cabeza, estarás algo sordo,
y no verás muy bien; tendrás achaques;
mas, si sigues amando, serás joven.

Será tu juventud más honda, más auténtica,
porque estará en tu alma inmarcesible.
Y el día que traspases el umbral de esta vida
y entres en la presencia del Dios bueno,
tu juventud, la que nunca perdiste si has amado,
será incorruptible, será eterna.

Hijito, no te asustes.


Accésit primero

  • Autor : Jesús María Martinez Borregán
  • Título : Bartolo

Ahora llevas un ridículo sombrerín y un cayado.
Luces bombo de embarazada y sigues con la cara de hogaza de siempre.
Soltero y sin debutar, a tus ochenta y tantos, no apeas de los 120.
Me dicen, que el médico no puede contigo.
Que le pegas al morapio y que comes un pollo de una sentada.
Te agradezco, que me enseñaras a jugar al truque y a diferenciar entre: Poíno, carriego, atestar o cernir…
Intenté devolverlo, enseñándote informática. Fue inútil.
Te instruí en, Internet, wasap o wifi. Te confeccioné un guíaburros, para el manejo del móvil. Todo en vano. Tus manazas no cabían en el teclado y tu cabeza no daba más.
En el intercambio de conocimientos, creo que salí ganando y siempre te estaré agradecido.
Últimamente, te dejas ver poco y vas algo mohíno, el otro día cuando paseabas te pité, pero creo que no te enteraste.


Accésit segundo

  • Autora: Mª Carmen Argüello Alonso  
  • Título: Cómplice en tercer grado

Salí al jardín para serenarme después de oír lo que hablaban emocionados mi hija y su abuelo. En mi cabeza bullía el recuerdo de aquella discusión quinceañera  que  mi padre había zanjado con un ultimátum: o me cortaba “esas greñas” o me quedaba sin propina todo el verano.

No sabía  cómo entrar y mantener mi postura sin desautorizar al mayor e  imponerme a la adolescente : “del tatuaje” no se volvía a hablar, por lo menos hasta la mayoría de edad, ni aunque lo pagara el abuelo.



Categoría:  Alumnado de E.S.O. (León y provincia)

Primer premio

  • Autora: Laura Gutiérrez Garrido  
  • Título: El tiempo… ¿se paró?

Aquella tarde el tiempo se paró. No sabía hablar, no sabía andar, no podía comunicarse. A sus casi 80 años había que comenzar de nuevo. La tarea era difícil, muy difícil, pero nunca se rindió. La sillita de paseo de su nieta le servía de andador, y con ella aprendió de nuevo a andar, aprendió a hablar, aprendió a leer, aprendió a contar, aprendió a escribir, esta vez con la mano izquierda. Los dos crecieron juntos, se rieron juntos, lloraron juntos. Se comunicaban a su manera, pero siempre juntos. El tiempo, inexorable, a ella le hizo crecer y volar, y a él irse, pero sigue aquí, en la risa de su nieta, en su manera de hablar y escribir, en su gusto por los libros y la naturaleza, en su corazón, porque todo el mundo lo dice: “esta niña es igual que su abuelo”.


 

Accésit primero

  • Autor :Sergio Viloria Mateo
  • Título : El abuelo Mateo

Pablo tiene un abuelo muy divertido, hacen muchas cosas juntos porque está jubilado.
Le lleva al parque, a la piscina… Una vez subieron a un tren que los llevó al pueblo donde vivió el abuelo cuando era pequeño y, como no había vuelta hasta el día siguiente, tuvieron que ir sus padres en coche a buscarlos.

Cuando hace mucho frío se quedan en casa y juegan a las cartas. A veces, el abuelo Mateo le cuenta historias de su infancia. La que más le gusta a Pablo es aquella de la Guerra Civil en la que el abuelo tenía 8 años y su madre le llevaba a jugar a un viejo granero a las afueras del pueblo. Sin saberlo, Mateo jugaba toda la tarde mientras su padre le veía entre las alpacas ya que, por sus ideas políticas, tenía que esconderse de la Guardia Civil.


 

Accésit segundo

  • Autor : Álvaro Villarejo Gutiérrez
  • Título : Vosotros

VOSOTROS fuisteis los primeros en venir al hospital a conocerme cuando nací.
VOSOTROS estuvisteis una temporada en mi casa enseñando a mis padres a cuidarme.
VOSOTROS siempre me habéis mimado cuando he estado enfermo.
VOSOTROS siempre me habéis acogido en vuestra casa durante mis vacaciones.
VOSOTROS siempre me habéis acompañado en los momentos más importantes de mi vida dándome vuestro cariño y apoyo: cumpleaños, mi primera comunión, las actuaciones en el colegio, las graduaciones…
VOSOTROS me habéis enseñado tantas y tantas cosas…
Ahora que vuestro cuerpo empieza a jugaros malas pasadas y os veis limitados, prometo ser vuestros ojos, vuestros oídos, vuestras piernas y estar siempre a vuestro lado, como VOSOTROS siempre habéis estado al mío.
¡Gracias por todo ABUELOS! porque mi vida no hubiese sido la misma sin VOSOTROS.



 

Categoría: Público general

Primer premio

  • Autor: Raúl Clavero
  • Título:  Las palabras pendientes

Después de cenar, con una copa de vino entre sus manos, nuestro abuelo nos relataba alguna anécdota de su juventud. Se sentaba en su mecedora y hablaba y hablaba, hasta que nos quedábamos dormidos.

Ahora que ya no está, bajamos cada noche a su bodega, y durante unos minutos tratamos de adivinar en cuál de las botellas se esconden todas las historias que no nos llegó a contar


 

Accésit primero

  • Autor: Francisco J. Barata Bausach 
  • Título: La carrera

Este año no quise que mi padre participara. Que hubiera cumplido los setenta era una buena razón, aunque a él no le convencía. Castellano, de los “viejos”, un portento de cabezonería. Yo  participo, como todos los años, aunque solo sea para que mi incipiente barriguita no se envalentone y me invada, que las “barrigas” son muy suyas.

Tengo que admitir que cada año me cuesta, “sangre, sudor y lágrimas”, completar la carrera. Solo la “vergüenza torera”… y que mi mujer me espera con mis hijos en meta, es lo que me impele a llegar, aunque colecciono agujetas para todo el año.

Cuando pasaba por  la “Casa de las Conchas” casi me cuesta un desmayo lo que vi. Ni idea de dónde salió, pero allí estaba mi padre, corriendo, con más compostura que la mía.  No sé, quizás me esté haciendo viejo…, pero mi padre corría delante de mí.


 

Accésit segundo

  • Autora: Noemi Álvarez da Silva  
  • Título: In memoriam

Meter las manos en un saco de legumbres. Descalzarse para que las olas acaricien tus pies. La fragancia de alguien al pasar a tu lado. Un pequeño estímulo. Un detalle impulsa el mecanismo cuyos engranajes comienzan a moverse hasta apretar cerebro, estómago y corazón. Se activan, así, recuerdos tristes llenos de alegría o alegres llenos de tristeza que evocan lejanos cantares y raíces familiares.

¿Cómo conseguir -recapacita la madre- que sus hijos valoren, aprovechen e, incluso, expriman a sus mayores antes de que sea tarde?

¿Cómo les digo a los abuelos –se dice el niño- que no me entra en este dibujo todo lo que les quiero? Si les abrazase con todo mi cariño les estrujaría. ¡Saldrían disparados hasta la luna! ¡O más!

 ¿Cómo explicar -piensa la anciana- que solo con cogeros en brazos lo entendimos? Lo sabemos. Todo.



 

¡Felicidades a los ganadores!

Este año, dadas las circunstancias, no ha sido posible celebrar nuestra fiesta de despedida en la biblioteca San Isidoro.

Esperamos reencontrarnos pronto con todos nuestros amigos (¡os echamos de menos!) y  entregar a los ganadores de los concursos sus merecidos premios.

Mientras tanto, seguimos viéndonos en tULectura, la ventana desde la que aplaudimos, leemos, miramos, escuchamos, opinamos y aprendemos de los libros y la lectura, pero sobre todo, de la vida…

¡Suerte a todos!

 

Los premios en  prensa digital  y páginas web:

#GrafikalismosChallenge. Premios

Con motivo de la celebración del Día del Libro  desde  @tulectura.unileon y @guiagoleon  propusimos  un concurso con la narración gráfica como eje central. Quisimos saber cuál era tu novela gráfica favorita, o aquella a la que valorabas especialmente.

Estos son los premiados, que ya pueden ir pensado en qué libro desean de entra los  7 títulos que forman la Colección ‘GrafiKalismos,  a la que  José Manuel Trabado, director de la colección, ha definido como :

«Un espacio para dar cabida a los estudios sobre aquello que podríamos denominar “narración gráfica”, nacido con la vocación de situarse entre la frescura y la enjundia académica, de ensayar cierta heterodoxia que mire cara a cara y sin complejos tanto a la cultura popular y sus imágenes como a las prácticas gráfico-narrativas más experimentales.»

Los premiados son

 

 

 

https://www.instagram.com/p/B_kBnu5lmOs/

¡Enhorabuena!

#GrafikalismosChallenge para celebrar el Día del Libro

Con motivo de la celebración del Día del Libro  (23 de abril)  desde  @tulectura.unileon y @guiagoleon    proponemos un concurso con la narración gráfica como eje central.

CONCURSO

#GrafikalismosChallenge te invita a compartir en Instagram tu novela gráfica favorita, o aquella que valoras especialmente (incluso aunque sepas de sobra que no es la mejor).

  1. Comparte tu foto
  2. Etiquétala con#GrafikalismosChallenge
  3. Cita a @tulectura.unileon y @guiagoleon
  4. Añade el texto con el que quieres participar

PREMIOS

Entre todos los participantes habrá cuatro ganadores que podrán elegir como premio su título favorito de entre las 7 publicaciones que forman la Colección ‘GrafiKalismos, coeditada por el Área de Publicaciones de la @unileon_es   y @eolasediciones

Los cuatro ganadores serán:

  • Imagen más original (elegido por un jurado formado por personal de la @biblioteca_unileon y el equipo de la  @guiagoleon)
  • Mejor texto (elegido por un jurado formado por personal de la @biblioteca_unileon y el equipo de la  @guiagoleon)
  • Imagen que tenga más likes
  • Sorteo entre el resto de participantes.

PLAZO

Este #GrafikalismosChallenge comienza el 23 de abril de 2020 y concluye el 3 de mayo de 2020 a las 23:59 h. Todas la fotos que lleguen fuera de este plazo quedarán fuera del concurso.

 

¡Participa cuantas veces desees
y etiqueta a tus amigos para que participen también
o te ayuden a conseguir likes!

El V Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” y el delantal de la abuela

De un tiempo a esta parte, en las redes sociales, en los blogs, en los periódicos digitales, en las bitácoras y páginas de la web se ha hecho viral la memoria de una humilde prenda de vestir. Hasta tal punto ha triunfado la historia que aparece la mayor parte de las veces sin la mención a su autora (Ángeles Fuentes) y con variantes en el texto más o menos acertadas, locales y hasta personalizadas.

A estas alturas, el texto parece pertenecer a todos y cada uno de quienes lo han leído, pues su autora utiliza con habilidad el tratamiento de un personaje, unos hechos, un objeto y un pasado que, siendo ficticios, se hacen muy cercanos a la realidad.   El lector reconoce inmediatamente esa realidad y la interpreta en clave simbólica, asumiendo como propia la historia narrada.

Las relaciones intergeneracionales se pueden contar de muchas maneras.
En este caso, la autora lo hace a través de un objeto cotidiano
al que dota de una carga evocadora fortísima.
Lee el relato, piensa un poco, recuerda y… luego
participa en nuestro  concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

El delantal de la abuela, de Ángeles Fuentes

La principal función del delantal de la abuela era proteger el vestido que estaba debajo; pero además servía de agarradero para retirar la sartén del fuego cuando estaba muy caliente.

Era una maravilla secando las lágrimas de los pequeños, y en ciertas ocasiones limpiando sus caritas sucias.

El delantal servía para transportar desde el gallinero los huevos golpeados que acababan en la basura.

Cuando llegaban visitas, el delantal de la abuela servía para refugio de los niños tímidos; y cuando hacía frío, la abuela se envolvía los brazos en él.

Aquel viejo delantal servía de fuelle, cuando el fuego estaba medio apagado agitándolo sobre él; y era el que cargaba con la leña desde la leñera hasta la cocina; y también con las patatas del huerto, los guisantes y demás verduras; con él se recogían las frutas que caían de los árboles al terminar el verano.

Cuando alguien llegaba de forma inesperada, era asombrosa la rapidez con que el viejo delantal limpiaba el polvo de los muebles.

Cuando se acercaba la hora de comer, la abuela salía a la puerta y agitaba el delantal: entonces los hombres que estaban en el campo sabían que era la hora de comer.

La abuela también lo usaba para colocar la torta del horno en la ventana para que se enfriara.

Pasarán varios años antes de que inventen un utensilio que pueda reemplazar aquel viejo delantal de la abuela, que tantas funciones cumplía”

Lee el relato, piensa un poco, recuerda y… luego
participa en nuestro  concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Los “Decreta” de 1188 del reino de León

El domingo 19 de abril de 2020, y por cuarto año consecutivo  se llevará a cabo en León la lectura pública de los “Decreta” promulgados por el rey Alfonso IX En anteriores ocasiones esta lectura se ha llevado a cabo conjuntamente por diversas personalidades del ámbito cultural  en el entorno físico  de la  Basílica Real de San Isidoro, pues  fue en su claustro donde, en el año 1188, el monarca  reunió la Curia Real  en la que se dictaron estas normas jurídicas.

Juan Pedro Aparicio, Antonio Gamoneda, José María Merino. Lectura de los Decreta de Alfonso IX ante la Basílica de San Isidoro de León. (2017)

Juan Pedro Aparicio, Antonio Gamoneda, José María Merino. Lectura de los Decreta de Alfonso IX ante la Basílica de San Isidoro de León (2017)

Este año, sin embargo, otro Real Decreto, el 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, impide  que se lleve a cabo  el encuentro de forma presencial, por lo que los participantes grabarán la lectura desde sus domicilios y después se publicará el vídeo recopilatorio  (atentos: lo traeremos 🙂  ).  El vídeo se iniciará con un  prólogo del escritor Juan Pedro Aparicio, al que seguirán intervenciones de otras  figuras de del mundo cultural, político, social y económico,

¿QUÉ SON LOS “DECRETA”?

Aunque hayas oído hablar de ellos, aunque tal vez no sepas exactamente en qué consisten. Pero seguro que sí recuerdas el lema “León: Cuna del Parlamentarismo”

La delimitación del origen de la democracia representativa ha sido fruto de numerosos estudios que culminaron el 18 de junio de 2013 con la consideración por parte de la UNESCO de las Cortes de León de 1188 como origen del sistema representativo parlamentario actual. Los “Decreta” de León constituyen el corpus documental que contiene la manifestación, constatada hasta el presente, más antigua al sistema parlamentario europeo y que se plasmó en su inclusión en el Registro de la Memoria del Mundo. Por su semejanza con las prácticas modernas de representación parlamentaria, podría considerarse que poseen un patrimonio constitucional y suponen la primera piedra fundacional del estado de Derecho y de la legalidad.

 (ALONSO GARCÍA, Mª Nieves: “Los Decreta de León de 1188 como piedra fundacional del  estado de Derecho y la legalidad” en Ivs Fvgit, 22, 2019, pp. 231-247)

La Unesco reconoce los “Decreta” de León de 1188 como el testimonio documental más antiguo del sistema parlamentario europeo Estos documentos, cuyo origen se remonta a la España medieval, fueron redactados en el marco de la celebración de una curia regia, en el reinado de Alfonso IX de León (1188-1230). Reflejan un modelo de gobierno y de administración original en el marco de las instituciones españolas medievales, en las que la plebe participa por primera vez, tomando decisiones del más alto nivel, junto con el rey, la iglesia y la nobleza, a través de representantes elegidos de pueblos y ciudades.

 

UN POCO DE HISTORIA

La Curia de León de 1188 representa las primeras Cortes celebradas en la Península Ibérica. Durante su asamblea se tomaron decisiones fundamentales referentes a, en primer lugar, la promulgación de reglamentos -un conjunto de decretos que, según el texto mismo, servían para mantener la justicia y garantizar la paz en todo el reino- y, en segundo lugar, a la cancelación de muchas de las donaciones que Fernando II (1137-1188), padre de Alfonso IX, había hecho tan generosamente durante su largo reinado y que habían terminado por vaciar las arcas del tesoro.

Las opiniones de los historiadores varían, pero la mayoría de los expertos están de acuerdo en que la antigua Curia Regia, en sesión plenaria o extraordinaria, es el precedente institucional más cercano a las Cortes.

Un hecho significativo a este respecto es la representación del pueblo llano en la Curia a través de ciudadanos elegidos por cada uno de los consejos del reino. De acuerdo con el testimonio documental  de los “Decreta”, la presencia de representantes de la ciudad en estas asambleas de tipo parlamentario ocurrió en varias ocasiones durante el reinado de Alfonso IX de León.

Esto no significa que en la historia española el pueblo llano nunca antes hubiera participado en asambleas reales. Sin embargo, se pueden identificar nuevas circunstancias en la asamblea de León en 1188, lo que finalmente explicaría la razón de la presencia “revolucionaria” de los representantes del pueblo en la Curia, creando nuevas costumbres parlamentarias y contribuyendo a importantes cambios en la estructura institucional del reino. Estas circunstancias se debieron a un particular situación socioeconómica y política: Los monarcas necesitaban fondos para su política de reconquista de los  territorios ocupados por  los musulmanes, particularmente para financiar la repoblación,   El crecimiento de la plebe de los pueblos y ciudades en auge del reino es estratégicamente el elemento más importante en ese momento, dado el florecimiento del comercio y su valor como soporte financiero por la corona.

El contexto político también exigía una transformación de algunos grupos  meramente asesores en instrumentos compatibles con planes de integración política. La importancia financiera del pueblo llano para la Corona de León se refleja en los “Decreta” de 1188 como una estrategia para fortalecer el poder real mediante la obtención de su apoyo institucional, en lugar de un debilitamiento del poder del monarca. Los “Decreta” de León de 1188 pueden considerarse así una expresión de una monarquía fortalecida a través de la adopción de la tradición parlamentaria

En las Cortes de León en 1188 la ciudad era un elemento nuevo en su dimensión legal y en su creciente fortaleza económica. Por otro lado, la necesidad de establecer la paz social en el reino para garantizar la estabilidad futura requería una política legislativa que pusiera fin a la inseguridad que afectaba a la vida de las personas. Por lo tanto, Alfonso IX diseñó una política estructurada en dos líneas principales:

  • Mantener la justicia, asegurando la paz en el reino, haciendo triunfar el principio de legalidad, imponiendo la regla de ley;
  • Lograr un cierto nivel de participación conjunta de todos los sectores del reino en las tareas del gobierno, como punto clave para fortalecer el trono y aumentar la estabilidad del sistema político.

Este triunfo de la ley se manifestó en un ordenamiento que se refleja en todo el patrimonio documental de los “Decreta” de 1188 y que expresa

  1. Compromiso real, solemne y expreso del monarca de observar y contribuir al cumplimiento de las normas y las buenas prácticas establecidas en el reino por los monarcas predecesores (1188 fue el primer año del reinado de Alfonso IX). Esto implicaba un escrupuloso respeto a las leyes establecidas por el uso y consideradas efectivas.
  2. Supresión de la corrupción, con la garantía del rey de que solo sería precisa una evidencia bien fundada para formular la acusación, ante la que la Curia real actuaría como la corte más alta de apelación
  3. Respeto escrupuloso por el procedimiento judicial. Nadie podría tomar la justicia por su mano. En caso de desacuerdo o violación de derechos, las partes deberían recurrir a la justicia real o, en su caso, la de la nobleza o la iglesia. Este punto subraya el valor de las decisiones acordadas por los representantes de todos los colectivos sociales en las Curias reales o plenarias.
  4. Respeto de la sociedad por los jueces y sus decisiones, y obligación de los oficiales del gobierno para llevar a cabo sus deberes fielmente y dentro de la legalidad.
  5. Refuerzo de la figura de la ‘buena persona’ como árbitro y testigo en disputas, como un precursor de los  representantes legales de súbditos y ciudadanos.
  6. Además, para garantizar la correcta conducta de los procedimientos judiciales, se estableció un mecanismo diseñado, por acuerdo de las partes, para el escrupuloso nombramiento de investigadores y para determinar la imposición de fianza sin corrupción. El uso de sellos de lacre en las declaraciones o citaciones de agentes legales era obligatorio y dichas declaraciones debían ser respetadas en todas las ciudades, pueblos y regiones del reino.
  7.  Preocupación constante por garantizar el orden público y la propiedad privada.

AUTENTICIDAD

No existe una copia diplomática original de los “Decreta” de León de 1188, pero han sido conservados a través de otros documentos medievales, algunos originales, otros en forma de copias cartulares medievales del siglo XIII y otros de transcripciones realizadas en el siglo XVI. La comparación y estudio de las características internas y externas de todos estos documentos muestran que forman un patrimonio documental que permite establecer la veracidad de los “Decreta” de 1188. Estos documentos fueron producidos en un contexto legal, social y político que ha permitido a los investigadores en derecho, así como paleógrafos y expertos en diplomática, considerar estos documentos como la primera manifestación de la tradición parlamentaria occidental.

IMPORTANCIA MUNDIAL

Los “Decreta” del reino de León de 1188 se consideran el registro escrito más antiguo conservado de tradición parlamentaria en el mundo occidental y, por extensión, de parlamentos democráticos modernos. Estos textos serían irreemplazables si se perdieran. Los “Decreta” de León de 1188 son la evidencia más antigua de Cortes o parlamentos tanto en la península ibérica como en el resto de Europa e investigadores y estudiosos de todo el mundo confirman que este patrimonio documental y su contenido refleja claramente los siguientes valores éticos, legales y morales que son universalmente reconocidos hoy:

  1. La promulgación de un corpus legal general, algo original en el contexto feudal medieval de finales del siglo XII.
  2. Respeto escrupuloso de las leyes establecidas por el uso y la efectividad y de la legalidad en general.
  3. Salvaguarda de las garantías procesales para las personas.
  4. Garantía del respeto a la propiedad privada.
  5. Establecimiento de un mecanismo para salvaguardar el respeto de las garantías judiciales y procesales.
  6. Alto nivel de participación conjunta de todos los sectores sociales en tareas de gobierno y legislación: el rey, la nobleza eclesiástica y laica y, por primera vez, la gente común, a través de los representantes elegidos de las ciudades.
  7. Garantía y mantenimiento de la justicia, particularmente asegurando el orden público como un elemento esencial para la paz en el reino.

PINCHA EN LA IMAGEN PARA LEER LOS “DECRETA” DE 1188 DEL REINO DE LEÓN:Decreta reino de León

Ampliamos el plazo de la V edición del concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Las circunstancias justifican sobradamente  esta modificación en las bases del concurso de microrrelatos  y a la vez ofrecen motivo (por desgracia) para expresar, de forma literaria, nuestro punto de vista  sobre el modo en el que se relacionan entre sí las personas de  distintas generaciones.

Pero éste, créanlo o no, ha sido siempre mucho más que un simple  concurso o una actividad de promoción de la lectura. Lo saben quienes han participado ya en él. Por eso me gustaría que esta convocatoria llegase al mayor número posible de participantes, para que todos puedan comprobar que la escritura, la lectura, la literatura, también es un punto de encuentro entre las generaciones y un modo de descubrir (y también de  mostrar)  el acercamiento solidario entre ellas.

Me gustaría recordar las palabras que acompañaron al fallo de los  relatos de la primera edición de este concurso en alusión a  fragmentos de los textos  participantes en la misma:

Al abordar la lectura de los escritos, hemos sido  muy conscientes de la cantidad de vivencias y emociones  que contenían. Con vuestros  relatos, nos habéis hecho partícipes de  momentos de una gran intimidad: el cordón umbilical que une a tres generaciones en un paritorio (querida M.F.F.) o ante una moribunda (E., siempre E.); el legado de sabiduría y resistencia que se transmite, de generación en generación, entre los eslabones de la cadena (Y.Q.M.); las historias que se vuelven a repetir y nadie aprende (R.G.F); el paso del tiempo, las oportunidades que vuelan (N.T.Z.), las lecciones que se enseñan con ejemplos o  consejos y solo se entienden… con coscorrones, porque estos guajes de ahora no saben nada (G.A.F.);  la consciencia de un fin inevitable, cercano y ¡tan cruel! (R.A.M.G. ; A.C.G.). Siempre grandes y pequeños héroes anónimos (A.M.L.) que se miran, se reconocen, se cuidan, se quieren: “Sonríe, hoy también estas preciosa”(J.I.A.)

Eso no se puede valorar desde un jurado…

Entre todos habéis escrito un cuento llamado vida (E.I.), con juegos arriesgados (A.G.L.) que hay que afrontar porque las olas no esperan (M.C.V) y el show debe continuar (H.B.C.). Menosmal que también hay ricas meriendas (A.A.N.), aunque sean de pan negro (M.C.M.M.); y pueblos; y pallozas;  y tierras con casetas (S.F.S.). Aunque en el fondo, todos sepamos que no estamos  hablamos de las casas  (S.C.P).

“Sonríe abuelita, ya es primavera y aún no quiero regalarte flores” (L.S.B.)

Por último, les dejo con el  microrrelato ganador de  aquella primera edición del concurso de  “Unidos por generaciones”, en la categoría de personas mayores. Ojalá dentro de poco, ustedes y yo nos veamos compartiendo nuestro tiempo y leyendo nuestras participaciones en la fiesta de entrega de premios. Pero entonces ya sabremos que la vida misma es el mayor premio ¿verdad?

Título: Pluscuamperfecto
Autor. José Antonio Vallejo Aller

Pinta una raya que sirva de horizonte.
Pinta una casa. Y ponle chimenea.
Y volutas de humo; está habitada.
Ponle puerta y ventanas. Y un camino
que salga de la casa hacia nosotros.
Sí, dos rayas onduladas,
primero casi juntas, que se van separando
hasta llegar al borde de la hoja.
Dibuja un árbol; y una mata de flores.
Y el sol: un redondel con rayas (son los rayos)
en la parte de arriba, que es el cielo.
Y ahora pinta un señor en el camino;
pon debajo: Papá.
Pinta una niña cogida de su mano.
Escribe: Ésta soy yo.

Perfecto.

Quedémonos aquí, así, en tu dibujo.
Para siempre queriéndonos.
Para siempre en tu mundo de papel y de sueños.

Tú, sin crecer. Yo, sin menguar.

Pluscuamperfectos.

Ahora más que nunca, UNIDOS POR LAS GENERACIONES

V EDICIÓN
CONCURSO INTERGENERACIONALDE MICRORRELATOS

“UNIDOS POR GENERACIONES”

AMPLIAMOS EL PLAZO HASTA EL 2 DE MAYO

 

#Abuelémonos es el  ‘hashtag’  lanzado por la Asociación Española de Pedriatría para para unir a nietos y abuelos en tiempos del coronavirus en 280  caracteres. Nosotros te proponemos  150 palabras .

Ahora más que nunca necesitamos sentir la cercanía y el apoyo de nuestros seres queridos. Son nuestra fuerza para la resistencia ante un enemigo que nos sitia. El ejemplo de nuestros mayores,  su sabiduría,  su generosidad, nos muestra el modo de recorrer un camino que  ellos ya recorrieron . Ellos sobrevivieron a una guerra civil y a una posguerra de escasez, de pérdidas, de silencio.

Todos nos sentimos ahora tan vulnerables y tan asustados, incluso tan ridículamente sorprendidos. Somos incrédulos ante esta realidad ¿cómo es posible que esto nos esté pasando a “nosotros”? ¿cómo es posible que estemos viviendo “nosotros” las “batallitas“del abuelo? ¿como hicieron “ellos” para salir adelante?

Seguro que el confinamiento  en casa te ha hecho reflexionar, identificar sentimientos nuevos, recuperar recuerdos de vivencias familiares. Tal vez nunca te fijaste  en  tu vecino octogenario, el raro, y ahora  piensas en que  tal ven se le acaben  sus medicamentos; y ves a los odiosos niños gritones de arriba aplaudiendo en pijama en la terraza, cada día a las 8 de la tarde; o lees en el ascensor las notas de la comunidad pidiendo y ofreciendo ayuda.

Nunca te has visto en otra igual. Seguramente nunca has valorado a las personas y a sus hechos como en este momento. Es posible que lo que antes te resultase fastidioso, se convierta ahora en un  motivo de reflexión, en  una referencia.

Desde tULectura queremos que nos cuentes qué es lo que te hace sentirte unido a otras generaciones de tu familia o de tu entorno, cómo entiendes la convivencia entre las personas de distintas edades. Participa en nuestro concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

¡PARTICIPA!

AMPLIAMOS EL PLAZO HASTA EL 2 DE MAYO

1. TEMA: El microrrelato del concurso “Unidos por generaciones” deberá tratar sobre el tema “las relaciones intergeneracionales”
2. CATEGORíAS: Se establecen cuatro categorías de participación:
I. Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
II. PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
III. PÚBLICO GENERAL.
IV. ALUMNADO DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA: matriculados en los centros de León y provincia.

Consulta las bases completas del concurso de microrrelatos

 

#QuédateEnCasa y envíanos tu microrrelato

 

Quedarnos sin salir de casa, encerrados con nuestros padres, nuestros hijos, nuestros abuelos… Esas son las indicaciones para (de momento) quince días.

Nunca mejor que ahora para revisar nuestras relaciones con el núcleo familiar. A veces la prisa cotidiana no nos permite fijarnos en lo que damos por sentado, pero esta cuarentena nos obliga a cuestionarnos aspectos que damos por supuestos, a revisar muchas de nuestras seguridades y a reorganizar nuestras prioridades. Tal vez sea el momento de recuperar  cosas que dábamos  por perdidas.

Te invitamos a que aproveches esta época de aislamiento para enviarnos tu opinión, tu (con)vivencia, tu experiencia o tu historia sobre el modo en el que te relacionas  con otras generaciones de tu familia. Seguro que estos días has descubierto facetas nuevas en tus padres, en tus hijos, en tus abuelos… Cuéntanoslo. Tenemos un concurso que va que ni pintado. Tengas la edad que tengas y estés en el lugar que estés, hay una categoría específica para ti. Son solo 150 palabras  para participar en la V EDICIÓN DEL CONCURSO INTERGENERACIONAL DE MICRORRELATOS  “Unidos por generaciones”

¡Participa!

1. TEMA: El microrrelato del concurso “Unidos por generaciones” deberá tratar sobre el tema “las relaciones intergeneracionales”
2. CATEGORíAS: Se establecen cuatro categorías de participación:
I. Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
II. PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
III. PÚBLICO GENERAL.
IV. ALUMNADO DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA: matriculados en los centros de León y provincia.

Consulta las bases completas del concurso