4. Carta a una señorita en París. Julio Cortázar.

Lugar  y horario El coloquio de esta lectura tendrá lugar el día 29 de abril de 2014 en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro a las  17:00 horas. Por favor, para que contemos contigo,  envía un mensaje  con tu nombre a  tulectura@unileon.es. Puedes participar dejando tu opinión y tus comentarios en esta página,  en cada uno de los cuentos y, además, siempre podrás ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro correo tulectura@unileon.es. También puedes asistir libre y gratuitamente a los encuentros programados en Experiencia Cuento. 

Texto completo del cuento Carta a una señorita en París.

masconejos
  • El autor: Julio Cortázar.
  • El sentimiento de lo fantástico.
  • Una carta que no lo es.
  • Un apartamento muy ordenado.
  • Conejitos: mascotas y depredadores.
  • Que nadie se entere.
  • Diez conejitos están bien, pero once son demasiados.
  • Si esto no es una metáfora, yo ya no sé qué decir…
  • Rabbits for my closet, de Purple Tree, es  un  videojuego inspirado en el cuento “Carta a una señorita en París”. El jugador asume el rol del anónimo protagonista que, después de vomitar conejos intenta ocultarlos antes de que llegue la criada o acabe el tiempo.Si quieres, puedes jugar:

conejos en mi armario

Hablemos de conejos… Mientras tanto, cuéntanos qué te trae a la cabeza el lexema “conejo” (somos tan conscientes de que el pitorreo está garantizado…) Sugerencias para empezar : astuto, aterrador, blanco, de chocolate, de la suerte, doméstico, fértil, hábil, juguetón, miedoso, nervioso, orejón, peludo, pequeño, procaz, rápido, repulsivo, sabroso, salaz, salvaje, sexy, soez, suave, tierno, tímido, veloz.

cortazar conejo

Tras la tertulia

Ayer tuvimos la tertulia de “Experiencia Cuento” en la que comentamos el cuento Carta a una señorita en París, de Julio Cortázar.

El encuentro dio, como siempre, para mucho, y más en este caso en que el texto no muestra con facilidad su sentido. El propio autor señala una dirección:

Detrás de la anécdota, a veces por debajo, a veces lateralmente, el autor ha puesto en marcha todo un sistema de fuerzas de las que no hay por qué hablar necesariamente pero que explican lo que sucede en el cuento; lo explican de otra manera que el relato mismo, que la misma anécdota, por debajo o por encima, y le dan una fuerza que no tiene la anécdota pura, simple… cuentos realistas perdurables que, por debajo de lo que cuentan y sin decirlo nunca, contienen siempre de alguna manera una denuncia de un estado de cosas, de un sistema en crisis, de una realidad humana vista como negativa y retrógrada’.

“Clases de literatura. Berkeley, 1980”

El núcleo central del relato muestra la confrontación de dos órdenes irreconciliables. El personaje de Cortázar vive en un mundo hostil que no le permite crecer y desarrolla el extraño poder de dividirse en otros seres: los conejos que vomita. Esta separación de su ser en un yo y una otredad, le permite poner en tela de juicio los principios de la sociedad, las costumbres domésticas y sociales, la organización laboral e intelectual.

A través de los conejos, su “segundo yo”, descubre la verdad oculta en lo real. Y los conejos, de algún modo, cumplen la misma función liberadora que las palabras.

Pero todo ello no cabe en el orden dado, por lo que el cuento nos invita a reevaluar nuestra existencia y a cuestionar esquemas de vida demasiados rígidos.

Y al final, una broma…

conejita

Print Friendly, PDF & Email

4 pensamientos en “4. Carta a una señorita en París. Julio Cortázar.

  1. Javier

    Discutimos, con respeto, sobre si el orden es fruto de una salud más equilibrada y el desorden lleva en algunos casos a la enfermedad.
    O dicho de otro modo, ¿está más sana y segura la persona ordenada? ¿Algunas personas desordenadas están enfermas?
    ¿Son más ordenadas las mujeres, convirtiéndose en el martirio de sus maridos e hijos?
    Surge con fuerza la teoría del caos, la física cuántica…
    ¿Da seguridad el orden en diversos aspectos de la vida? Existen muchos modos de ordenar y todos ellos válidos.
    Bueno, esto sólo fue un tema de entre los muchos que tratamos con motivo del cuento: “Carta a una señorita en Paris” de Julio Cortázar.
    30/04/2014

    Responder
  2. Milagros

    La primera vez que leí este cuento no entendí nada. Me quedó una sensación angustiosa y la creencia de que el personaje no estaba en sus cabales.
    El problema de vomitar conejitos, aunque para él fuera algo normal, en mi opinión se agrava al ir a vivir a una casa ajena, donde todo es orden, un orden que se va al traste cuando los conejitos crecen y son más bulliciosos.
    Cuando explican (Ana) el significado de los conejitos, del número 10 y otras cosas, vamos entendiendo algo que en principio nos parecía una locura.
    Gracias y espero que poco a poco el grupo se vaya haciendo más grande y todos participar de estos ratos tan entrañables.

    Responder
  3. cecilia granata

    Me impresiono como trata la vida y la muerte,el orden que hay que mantener para que algunos esten tranquilos que nada pasa,y como valora su parte no visible que no es capaz de matar

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *