Los viajes equivocados: Coloquio participativo de guía a la lectura

731513_1

Por Natalia Álvarez Méndez

Clara Obligado


Nació en Buenos Aires. Exiliada política de la dictadura militar, desde 1976 vive en España. Es Licenciada en Literatura, y ha dirigido los primeros talleres de Escritura Creativa que se organizaron en España, actividad que ha llevado a cabo para numerosas universidades y diversas instituciones y que realiza de forma independiente. En 1996 recibió el premio femenino Lumen por su novela La hija de Marx (1996). A ella se añaden otras novelas como Si un hombre vivo te hace llorar (1998), No le digas que lo quieres (2002), Salsa (2002). Destacan sus libros de relatos Una mujer en la cama y otros cuentos (1990), Las otras vidas (2006), El libro de los viajes equivocados (2011) y La muerte juega a los dados (2015). Y las antologías Por favor sea breve 1 (2001) y 2 (2009), señeras en la implantación del género en España. Ha recibido el Premio Juan March Cencillo de Novela Breve con Petrarca para viajeros (2015). Tiene numerosos libros de ensayo en los que aborda temas relacionados con la mujer y la cultura, y es colaboradora en medios periodísticos. Su obra ha sido traducida a diferentes idiomas.

Su comprometida poética narrativa, que nos obliga a reflexionar acerca de la desigualdad, de los abusos de poder, de las guerras y de los vaivenes de la historia, parte del hecho de su propia identidad de exiliada, que hace que se incline hacia una escritura desterritorializada, escrita desde un espacio intermedio que nos ofrece grandes propuestas creativas en el marco de la reflexión generado por las tensiones provocadas por el desplazamiento. No solo trata en su obra de abordar motivos desde la posición del intelectual que ha sufrido el desarraigo sino que se aleja del centro empleando, a su vez, la experimentación con técnicas narrativas novedosas, no sometidas al discurso establecido, fuera de sus límites.

 

Palabras de la escritora:

Nos situamos ante una escritora que ejerce el compromiso vital, político y artístico, así como la responsabilidad social desde la literatura. Así lo demuestra con su obra y lo ha manifestado también en unas reflexiones solicitadas por la Revista Puentes de Crítica Literaria y Cultural que ella misma ha recogido en su blog de escritura creativa:

En este sentido, el deseo de excluirse de algo tan humano como la problemática social, da lugar a una creación vacía o banal. No hay grandes obras sin compromiso, aunque la palabra compromiso, ya se sabe, quiere decir algo muy diferente según quien la pronuncie. […]

En fin, el escritor crea desde la inserción en una sociedad, es fruto de una época y no un ente aislado y genial, como quieren hacernos ver a veces. No habría Cervantes sin su época y sin la reflexión sobre la crisis que le tocó vivir, y sin postura ante ese mundo que se derrumbaba. No habría Borges sin enfrentamiento entre las posturas estéticas y políticas de su momento. […]

En síntesis, parece evidente que el escritor tiene una situación análoga a la de los intelectuales en general. Como ciudadano, se ve en la obligación de participar en la construcción de su mundo y excluirse de este compromiso da a su obra una perspectiva sin interés. Por otro lado, como escritor, tiene la necesidad de aislarse, distanciarse y de contar con un margen amplio de libertad para crear una obra honesta y con cierta proyección. Creo que en la aceptación de este dilema, en los matices que existen entre la torre de marfil y las barricadas, en el corazón de esta dificultad, es donde se gestan las mejores obras.

CPS81LhXAAAdt7k

En la conferencia impartida en las II Jornadas de la RIUL, celebradas en mayo de 2015 en León, Clara Obligado defendió que si la literatura tiene algún sentido sería reflexionar sobre un mundo en crisis, contestar a esa situación provocada por un mundo en crisis tanto económica como cultural. No trata de ofrecer la crónica de tragedias personales como el periodismo sino que pretende, mediante determinadas técnicas formales y estructurales, obligar al lector a pensar y a construir la historia. Reivindica la literatura que llama transterrada o excéntrica, es decir, situada fuera del centro, de lo visible. Escrita por exiliados que se ven obligados a emigrar y pierden la familia, la lengua materna, la pertenencia a un pueblo. Se convierten de pronto en extranjeros, en muchos casos marginados. Problematiza de tal modo el tema de la extranjería, de la elección del idioma, sin olvidarse de la problemática de la mujer en esos contextos del exilio. Le preocupan los siguientes interrogantes:

¿Cómo se cuenta este desplazamiento? ¿Desde dónde? ¿Qué pasa cuando el idioma del país receptor y el del extranjero son el mismo? ¿Existe conflicto? […] ¿Y qué historias se cuentan? ¿cuál es el marco nacional que señalan, si es que señalan alguno? ¿De qué hablan, pues, estas historias desterradas, estas historias a la intemperie, quién las comprenderá? Tal vez exijan, para ser verdaderamente desentrañadas, de un lector marcado con el mismo desarraigo con el que fueron plasmadas. Así como quien lee un texto con estas características se queda con un secreto a medias, también quien escribe nota, desconcertado, que debe incluir claves dobles para su entendimiento.

Dichos escritores crean una literatura que va más allá de los nacionalismos, que tienen referencias culturales más amplias, en diálogo constante con otros libros. En esa línea, ha denominado al lugar mental desde donde se producen ese tipo de obras, como “literatura desde la verja”:

Desde esta perspectiva incómoda podríamos pensar en una literatura que habla tanto de los desplazamientos como de los desplazados por las diferentes formas de la violencia. Escribir desde la verja es una imagen que me gusta, que me resulta convincente. Desde allí, desde ese lugar incierto, desde ese “no lugar” se generan espacios que cuestionan tanto la identidad del país en el que se vive como la propia identidad del que se ve obligado a atravesar fronteras.

El tema no es nuevo, aunque sí lo es en la magnitud actual de la diáspora, en la historia de la literatura otros autores se han situado en este lugar incómodo, en esta especie de atalaya que no está en tierra de nadie pero que mira, insistentemente, y no sin desazón, hacia la fantasía imposible de anidar. Refugiados-Sirios1-660x330

 

El libro de los viajes equivocados

 

Información contenida en la contraportada:

Todo viaje puede desarrollarse en tres ámbitos: el interior, el que transcurre en el tiempo y el que transita por el espacio. El que tiene como dimensión el espacio colma los sentidos, el temporal alimenta la experiencia, aunque es el viaje interior el que puede cambiar al ser humano. Pero ¿puede un ser humano modificar el sentido del universo?

En El libro de los viajes equivocados los personajes comienzan una aventura en la que el azar orienta sus pequeñas historias hasta sumarlas en un devenir general. A través de una inquietante espiral narrativa, estos cuentos nos llevan a interrogarnos sobre el complejo mundo en el que nos toca vivir.

Estructura del libro:

Galardonado con el Premio Setenil 2012, el volumen nos ofrece once relatos introducidos por una cita de Rainer Maria Rilke, de El libro de las horas, que se inicia así: Vivo mi vida encírculos concéntricos círculos concéntricos sobre las cosas extendidas. En la misma línea, la advertencia de la autora que precede a los cuentos nos proporciona nuevas pistas acerca no solo de la temática sino de la estructura con la que va a trabajar y con la que va a sorprender al lector:

Comencé a escribir este libro en mi libro anterior, cuando me preguntaba por el sentido del destierro. Años más tarde, me encontré pensando en las proyecciones de la diáspora en la vida de quienes la emprenden. En este momento de crisis, el viaje vuelve a sugerirme el retorno de otras épocas y de ciertas ideas que imaginaba, por fin, extinguidas. Este ir y venir, esta espiral, es la historia de mis cuentos. Solo me gustaría proponer a quienes los lean que lo hagan en el orden en el que aparecen, ya que esconden un texto más amplio, que necesita de este recorrido.

Es preciso leer en orden los cuentos no porque sean episodios cortos de una misma historia sino porque su disposición se aleja de las estructuras lineales y, a pesar de ser relatos independientes, existen elementos que los entrelazan o interconectan de modo perfecto hasta el punto de conformar imágenes desordenadas, imágenes rotas de una misma realidad. Al recomponer el lector las diversas piezas de esa escritura fragmentaria, uniendo el sentido último de la multiplicidad de temas y motivos, de personajes, de espacios, de tiempos, de símbolos, de narradores y de puntos de vista, obtiene una visión más rica que la resultante de una novela o libro de cuentos tradicionales. Con esta spiraltécnica Clara Obligado logra manifestar la problemática de la identidad, del desarraigo, de la soledad y la barbarie en este mundo en crisis que es necesario repensar y recomponer.

A lo largo de El libro de los viajes equivocados, los citados círculos concéntricos del epígrafe inicial se concretan en la simbólica espiral de las caracolas, espirales logarítmicas que simbolizan lo “mensurable e infinito a la vez” (p. 138). “No es una espiral constante, como la que postula Arquímedes, aburrida y previsible, sino que encierra un diminuto cosmos que se abre como un torbellino, en progresión geométrica, girando en una curva cada vez más abierta” (p. 136).

Nos acerca así al tiempo concebido desde su circularidad, desde la idea del eterno retorno, de los vaivenes de la historia. No extraña que en un momento concreto se afirme: “Nada se sueña en vano, ni son gratuitos los oráculos: nada que esté en el futuro ha evitado su huella en el presente” (p. 40).

Entrevista a la autora:

 

Lectura:

Para acercarnos a El libro de los viajes equivocados y compartir nuestras lecturas de dicha obra podríamos responder, entre otras muchas, a preguntas como las siguientes:

  1. ¿Hacia dónde nos llevan los viajes equivocados del libro? ¿Sobre qué reflexiona el conjunto del volumen?
  2. ¿Qué tienen en común los personajes del libro?
  3.  ¿Te ha llamado la atención la estructura, la forma en que se organizan los contenidos del primer relato, “El azar”? ¿Qué intención tiene?
  4.  Clara Obligado incide en la circularidad del tiempo. ¿Has hallado algún símbolo de que esto sea así y que se manifieste en el primer y último relato del libro trasladando dicha circularidad a la estructura del volumen? ¿Aparece dicho símbolo en algún relato más?
  5. ¿Te han llamado la atención algunos otros símbolos, imágenes o elementos recurrentes que se compartan en varios relatos?
  6.   ¿Qué relatos abordan el motivo de la emigración? ¿Cuál te ha impactado más?
  7.   ¿Qué relatos abordan el motivo de las guerras? ¿Cuál te ha impactado más?
  8.  ¿Qué relatos abordan el motivo del exilio? ¿Has entendido lo que acontece en “Agujeros negros”, y el significado del globo y de la batidora del tiempo?
  9. ¿Percibes la fuerza de los personajes femeninos? ¿Qué ocurre con la recurrente figura de Lyuba? ¿Cuál es el sentido último de los relatos en los que aparece?
  10. ¿Has localizado metaficción y autoficción?
  11. ¿Has localizado intertextualidad?
voyageurs-bruno-catalano-marsella

Viajero. Bruno Catalano

19 pensamientos en “Los viajes equivocados: Coloquio participativo de guía a la lectura

  1. Cary

    Lectura 2
    La magia de la escritura, de la creación y de la composición de un creador que, con su obra, puede llevarte a encontrar poesía y luz donde, aparentemente, solo existe el horror, la tristeza, la impotencia, la desesperación o la justicia injusta.

    Responder
    1. Cris

      Hacer un escrito agradable o innovador desde la estructura o luciendo un estilo impecable me parece fantástico, bueno por sí solo. Dominar las técnicas hace del escritor, y de cualquiera, al Maestro, y de la obra en la que pone en práctica su pericia: una obra maestra; pero claro, a las que nos gusta fondear ( de fondo 😉 ) quizá esto no sea suficiente aunque sea más que válido.

      Confieso que no he tenido buena disposición a la hora de comenzar esta lectura porque sabía que me iba a encontrar con las manos de un hábil prestidigitador. Pero me retracto y mis razones son las mismas que muestra Cary en su atinada reflexión: ser capaz de dotar al sentido trágico de la vida, de belleza. Eso casi casi me parece un oxímoron y no sé hasta que punto se puede ver la verosimilitud de dicha belleza ni buscándole justificación en el contexto “metafórico”. Pero bueno, el caso es que consigue poner luz dónde teóricamente solo hay negrura.

      Ha sido una lectura perturbadora.

  2. Miriam

    Los viajes nos llevan a distintos lugares y espacios en la historia de la humanidad. Todo parece relacionarse de algún modo.Los viajes nos llevan a la circularidad en el tiempo y en el espacio.Todo nos lleva al principio. Todo vuelve.
    Los personajes del libro Lyuba y Jan que son los personajes que relacionan la circularidad del tiempo.
    La estructura del primer relato comienza desde la actualidad y se remonta al origen del mundo, el elemento común es la caracola, que también aparece en el último capítulo.
    Los mamuts, una fotografia de una pareja en Buenos Aires,Polonia, los trenes son elementos recurrentes en los distintos capítulos.
    La emigración aparece en “Las dos hermanas”, “Monedas de oro”, “Agujeros negros”
    “El silencio” trata de la guerra, de la segunda guerra mundial.
    En “Agujeros negros” habla de la relación de dos parejas que se habían relacionado en su juventud y en dos ciudades distintas Madrid y Buenos Aires, que después de muchos años vuelven a reencontrarse, pero que este reencuentro se trunca por la muerte. Juega con el presente y el pasado,la muerte y la vida. El final es igual que el principio.
    Los personajes femeninos son verdaderamente las protagonistas de las historias, son mujeres fuertes y valientes.
    Lyuba , el personaje de “La escritura” es un personaje atípico, es el personaje que aparecía en el capítulo de “El frío” es decir una esquimal que habla en francés.
    En este libro aparecen temas recurrentes que tienen que ver con la biografía de la escritora: el exilio, la violencia, la escritura.

    Responder
  3. María

    ¿Cuántas operaciones logarítmicas habrá necesitado calcular Clara Obligado para edificar una estructura tan perfecta sobre la que sostener algo tan volátil como los viajes? Supongo que desde la verja siempre es más fácil armar lo roto; reconstruir el pasado, el presente y el futuro, que muy a menudo viene determinado por las curvas, a veces inesperadas, de una caracola. Un libro que nos habla de agujeros negros que ayudan a comprender el inexorable paso del tiempo; de vidas que se esfuman como un globo en la inocente mano de un niño; de puentes y trenes que cruzan personas antes de separarlas para siempre; de cuerpos olvidados, enterrados bajo montones de palabras que se convirtieron en silencio. Un libro que no nos dejará indiferentes, que nos llevará a identificarnos con ese personaje que se le aparece a la autora y que quiere contar al mundo su historia, que no es otra que la historia de la humanidad, esa que nos toca a todos de cerca insertándonos en alguno de sus muchos círculos concéntricos.

    Responder
  4. Laura D.G

    Cuando cae en tus manos “El libro de los viajes equivocados” tienes la impresión de que lo que vas a leer es sencillo, una simple sucesión de cuentos, pero a medida que avanza la historia podemos observar que permite múltiples niveles de lectura, siendo también necesario seguir el orden lógico de los capítulos para poder comprender el sentido de la obra, unos capítulos que además nos hacen reflexionar acerca de nuestra propia vida, del constante devenir que supone nuestra existencia, de los reencuentros y el azar (tan nombrado en el libro). La metáfora del tren, que no es más que la propia vida o el mundo, que pasa por distintas épocas, en el que constantemente suben y bajan personas, cada cual con su propia historia, aunque, sin saberlo, puedan estar relacionadas, el tren se aleja ante nuestros propios ojos, como el globo rojo que se elevaba por el cielo, sin que podamos agarrarlo. El primer capítulo, “el azar”, no es más que una reflexión de cómo hemos llegado hasta aquí, todo lo que ha sucedido antes de que naciéramos, la historia de un mundo que avanza continuamente y que nosotros tenemos que continuar, aunque podamos pensar que no quedará grabada nuestra huella, que nuestra propia historia es algo insignificante y sin importancia y, sin embargo, el mundo se forma con todas nuestras pequeñas historias.

    Responder
  5. Alejandro

    Desde mi punto de vista esta obra literaria de “Los Viajes Equivocados” de Clara Obligado quiere mostrarnos la sucesión de la vida, la muerte, la infancia, la vejez,el amor y el odio; es decir desde esa espiral que ya se nos presenta en el primer cuento “el azar” nos indica cómo las personas y demás seres vivos seguimos un curso natural, el cuál a pesar de que va variando, siempre sigue una estructura igual: nacemos,crecemos y morimos.Se detallan una serie de sentimientos muy importantes para las personas en estos relatos como son la inocencia de aquella niña que ve a un hombre morirse de un paro cardíaco sin saber lo que pasa, también la frustración al ver como creías en una ideología que se resquebraja cuando verdaderamente la observas ( “El Frío”), como pasa la vida sin poder hacer nada para retenerla o por qué las personas tomamos en muchas ocasiones decisiones equivocadas . Clara obligado utiliza muchos elementos comunes en varios relatos para demostrar que todo está unido, ya sea presente ,pasado o futuro. Estos elementos pueden ser los puentes ,que nos ayudan acruzar de un lado al otro , el olor del pan recién horneado para dar ese ambiente típico doméstico, las caracolas o las espirales, y uno que verdaderamente me ha llamado mucho la atención , las mujeres pelirrojas, supongo que será un tópico de belleza para la autora, y además ayuda a ver esa unión entre los cuentos, es decir, esa mujer Kristina que va en un tren en el relato de Albania…¿Será la misma mujer joven de pelo rojo que ve el guardagujas?

    Responder
  6. Marta

    “El libro de los viajes equivocados” es una obra que sorprende por varias razones. La primera es la forma a través de la cual Clara Obligado es capaz de construir, de una forma casi magistral, un conjunto cuentos aparentemente independientes, pero que se encuentran comunicados a través de sus personajes. Personajes con el poder de hacernos reflexionar constantemente, sobre de dónde venimos, a dónde vamos, la capacidad que tiene el azar de hacer que nuestra vida cambie drásticamente de un momento a otro… Y es que todo gira en círculos concéntricos, como nos enseña la famosa caracola. Algo que ha pasado hoy en un lugar puede haber ocurrido mucho tiempo atrás, o volver a ocurrir mañana en personas diferentes.
    Este libro te hace pensar que puedes estar formando parte de algo más grande, de la propia historia, y de la historia que vamos creando nosotros a lo largo del tiempo. Porque puede que el viaje más equivocado que hagamos sea el de nuestra propia vida, no sabemos que nos depara ni donde estaremos mañana, cómo actuará el azar, pero está claro que si las cosas ocurren es por algo, y puede que, entre tren y tren, vayamos creando un recuerdo imborrable.

    Responder
  7. Clara Antúnez

    Bien. Bien y qué.
    Bien y qué son, y no por ese orden, las palabras que se me venían a la mente al acabar cada relato capítulo de esta novela no declarada que nos regala mi tocaya Clara Obligado. En un sentido más irónico que literal. Los símbolismos, los guiños, incluso esa intertextualidad de la que hablamos el jueves pasado, todas esas piezas del puzle tan aparentemente disperasas que solo unas manos habilidosas pueden unir. Unas manos pequeñas, ligeras, de niño, pero firmes, de adulto, unas manos sabias, con experiencia, casi de anciano, unas manos de mujer. De mujer inocente, firme, sabia, como tantos de los personajes que nos presenta Clara. Como ella misma.
    Al leer este libro pasé por diferentes etapas, al principio estaba más bien frustrada, me descolocaban los tiempos, los espacios, quería sabes si se iban a casar azarosamente los que para mi son dos protagonistas irrefutables de la obra… En fin, irritada. A medida que avanzaba me resigné. Comprendí que no tenía sentido. que era un conglomerado de piedrecitas. Guijarros unidos por un amasijo que me resultaba confuso. En un punto álgido de lógica empírica llegué aplantearme si la escritora veía a los personajes cual esquizofrénico, incluso si algo tenía base real… En fin, continuaba irritada,las preguntas que nos podemos llegar a plantear tras esta lectura son tan infinitas como ese devenir espiral que es el eje vertebral de la misma. Y ahí, y solo ahí es donde radica la verdadera belleza. La duda. Y es qué en eso se relaciona todo. En eso nos relacionamos todos. Y en ese clic, al que es cierto que precedió la resignación, es donde nace el verdadero arte. Así se teje laliteratura.
    La trama y la urdimbre de esta manta, aún con ‘el frío’ de algunas historias, nos deja mirando al techo con una sonrisa, el corazón un poquito más calientito.

    Responder
  8. Sara P. M.

    Siempre he considerado la posibilidad de ser piezas en maquinarias de vidas ajenas; en los cientos de posibilidades de coincidencia. ¿Seremos parte, en realidad, de un plan mayor que a todos nos incuye de forma indirecta en un mismo destino? Quizá contemos una misma historia, quizá seamos acotaciones que ayuden a comprender un entramado tan complejo.
    Quizá todo sea cuestión de perspectiva.

    Responder
  9. Marcos González

    Desde mi punto de vista , este libro intenta explicar las decisiones que nosotros tomamos en nuestra vida (que son infinitas) y en las que casi siempre nos equivocamos, de hay su nombre “el libro de los viajes equivocados”.El otro aspecto que más me llamó la atención es la creación de este relato, compuesto por capítulos que se van entrelazando unos a otros, y eso para el lector es bastante difícil de entender (o por lo menos para mi).

    Responder
  10. Ana L.R.

    En esta obra existen infinidad de elementos importantes que nos hacen reflexionar, como poco, sobre la relación del tiempo y las personas. Esta fue una de las cosas que más me impactó del libro; que los relatos, los cuales yacían sin orden alguno, tenían la capacidad de unir personas y lugares con una total sensación de infinidad. Uno de los elementos que mejor representan esta relación es la espiral logarítmica, la cual nos remite directamente a esta obra en la que aparece en forma de caracola y que, a la vez de unir relatos, también simboliza el paso de la vida a la muerte y la eterna evolución.
    Además, uno de los temas recurrentes en el libro es la emigración. Sobre él se habla como una búsqueda de la identidad, aunque el sentimiento de extranjería prevalece.
    De los once relatos escoger uno es muy complicado, ya que cada uno es especial y único, y abordan temas opuestos aunque tengan elementos en común, pero si tuviera que elegir sería “El Frío” quizá porque me ha impactado más la historia y el significado que esconde.

    Responder
  11. Carmen Muñoz

    El conjunto de relatos es una reflexión de un mundo en crisis. Mediante la estructura circular utilizada por la autora constatamos (aunque ya somos conscientes de ello) que esta crisis nos ha acompañado a lo largo de toda nuestra existencia. Todos los relatos están conectados entre sí por el papel que juega el azar en la vida que puede llevarnos ,en cualquier momento, a emprender un viaje equivocado y sin retorno. Son relatos muy perturbadores que me han dejado muy mal sabor de boca por su realismo y crudeza.

    Responder
  12. Florencia A. P.

    Este libro me ha sorprendido gratamente ya que tiene una estructura particular porque las diferentes historias están conectadas entre sí.
    Uno de los temas que mas importancia tiene el libro y que aparece en muchas, por no decir todas, las historias y es la emigración. En todas las historias algun personaje se ha tenido que ir de su pais ya sea por motivos económicos (las dos hermanas), por motivos políticos, etc…
    Otro tema que se repite varias veces es el de la guerra, sobre todo la segunda guerra mundial aparece en Las dos hermanas, El silencio, El azar, etc….
    Un elemento que aparece en todas las historias es la caracola que puede estar relacionada con como transcurre el tiempo en el libro.
    En general el libro me ha gustado mucho, aunque es verdad que a veces había que dejarlo un momento para pensar y razonar lo que acababa de leer.
    El relato que me ha confundido más ha sido el último ya que no veo cómo puedo relacionarlo con las demás historias.

    Responder
  13. Miriam

    La entrevista a Clara Obligado del pasado jueves me hizo entender mejor el libro que acababa de leer. Clara despejó alguna incógnita que habíamos comentado en las pasadas sesiones e hizo unas reflexiones sobre el perdón, el desplazamiento y el azar.
    Lo más interesante de toda la entrevista me pareció la explicación de en qué circunstancias había escrito el libro y sus sentimientos en esos momentos. Como ella dijo, era una situación personal muy complicada y me parece algo fascinante que alguien se desahogue creando un libro de estas características. Además, analizando todo lo que dijo el jueves, me parece que acabas de entender cada cuento del libro y el por qué de cada una de las metáforas y juegos de palabras que utiliza.
    En resumen, me pareció algo realmente bueno que me aportó una nueva experiencia a leer un libro de estas características. Creo que es un libro que cambia la forma de ver el azar y la suerte, y, como no, las consecuencias que acarrea cada uno de los acontecimientos históricos que se han llevado a cabo durante cada época de la historia.

    Responder
  14. Miriam IES JUAN DEL ENZINA

    Los viajes nos llevan a distintos lugares y espacios en la historia de la humanidad. Todo parece relacionarse de algún modo.Los viajes nos llevan a la circularidad en el tiempo y en el espacio.Todo nos lleva al principio. Todo vuelve.
    Los personajes del libro, Lyuba y Jan, son los personajes que relacionan la circularidad del tiempo.
    La estructura del primer relato comienza desde la actualidad y se remonta al origen del mundo; el elemento común es la caracola, que también aparece en el último capítulo.
    Los mamuts, una fotografia de una pareja en Buenos Aires,Polonia, los trenes son elementos recurrentes en los distintos capítulos.
    La emigración aparece en “Las dos hermanas”, “Monedas de oro”, “Agujeros negros”
    “El silencio” trata de la guerra, de la segunda guerra mundial.
    En “Agujeros negros” habla de la relación de dos personas que se habían relacionado en su juventud y en dos ciudades distintas Madrid y Buenos Aires, que después de muchos años vuelven a reencontrarse, pero que este reencuentro se trunca por la muerte. Juega con el presente y el pasado,la muerte y la vida. El final es igual que el principio.
    Los personajes femeninos son verdaderamente las protagonistas de las historias, son mujeres fuertes y valientes.
    Lyuba , el personaje de “La escritura” es un personaje atípico, es el personaje que aparecía en el capítulo de “El frío”, es decir, una esquimal que habla en francés.
    En este libro aparecen temas recurrentes que tienen que ver con la biografía de la escritora: el exilio, la violencia, la escritura.

    Responder
  15. Miriam IES JUAN DEL ENZINA

    La entrevista a Clara Obligado del pasado jueves me hizo entender mejor el libro que acababa de leer. Clara despejó alguna incógnita que habíamos comentado en las pasadas sesiones e hizo unas reflexiones sobre el perdón, el desplazamiento y el azar.
    Lo más interesante de toda la entrevista me pareció la explicación de en qué circunstancias había escrito el libro y sus sentimientos en esos momentos. Como ella dijo, era una situación personal muy complicada y me parece algo fascinante que alguien se desahogue creando un libro de estas características. Además, analizando todo lo que dijo el jueves, me parece que acabas de entender cada cuento del libro y el por qué de cada una de las metáforas y juegos de palabras que utiliza.
    En resumen, me pareció algo realmente bueno que me aportó una nueva experiencia a leer un libro de estas características. Creo que es un libro que cambia la forma de ver el azar y la suerte, y, cómo no, las consecuencias que acarrea cada uno de los acontecimientos históricos que se han llevado a cabo durante cada época de la historia.

    Responder
  16. María IES JUAN DEL ENCINA

    “El libro de los viajes equivocados” es un libro que hace que reflexiones sobre una identidad concreta de las personas que por alguna razón se han desplazado y que tienen el sentimiento de ser extranjeros, con las guerras y con el azar, como podemos ver en varios relatos como ‘’Las dos hermanas’’, ‘’Monedas de oro’’, ‘’Agujeros negros’’ o ‘’El silencio’. Quizás es lo que la escritora nos quiso reflejar ya, que ella lo vivió en su propia vida: el exilio de su tierra nativa por temas políticos. También nos hace reflexionar sobre temas como la sucesión de la vida, la muerte, la infancia, la vejez, el amor, el odio; y todo ello es como una espiral continua.
    Este libro crea muchas dudas al lector y pienso que nos hace plantearnos algunas preguntas sobre la vida propia y, a su vez, reflexionar sobre todo lo que hemos dejado atrás para estar donde estamos ahora. También nos hace viajar a distintos lugares y espacios en la historia, de una manera que todo está entrelazado. Esto pasa en el primer relato ‘’El azar’’ en el que nada más empezar el libro, nos encontramos en la actualidad y, mientras vamos leyendo, al final nos acabamos encontrando en el origen del mundo. Puede que este capítulo no sea más que una reflexión de cómo hemos llegado aquí y lo que ha sucedido antes de que estuviéramos.
    En muchos capítulos la escritora juega con el pasado y el presente, o la vida y la muerte, como se puede ver perfectamente en el relato ‘’Agujeros negros’’ cuyo final es igual que el principio. En este capítulo también podemos ver cómo las mujeres son, en varios relatos, las protagonistas de las historias, y son mujeres fuertes y valerosas.
    Pienso que Clara Obligado le da un tono triste al libro utilizando temas tristes como son la muerte, el silencio, el exilio, el pasado… Además de esto, me gusta la manera que ofrece de ver esa conexión o esa cadena que crean los relatos y como asimila los signos como la caracola, que empieza en el primer relato y podemos ver como aparece también al final del libro, y cómo la imagen de la espiral la asimila a la vida y la relaciona a su vez con el azar y, desde mi punto de vista, creo que expresa un mundo.
    También usa distintos tipos de símbolo en sus relatos como son la espiral logarítmica, los agujeros negros, las aves volando en círculos en el cielo o los círculos concéntricos que, como se puede observar, están relacionados a la idea de la caracola y la espiral y así hace ver que todo está unido, ya sea presente, pasado o futuro.
    En casi todos sus relatos, como ya he dicho, se puede percibir un fondo triste y viven todos los personajes unas situaciones complicadas, como el exilio, perder personas queridas… Pero también hay personajes que desmienten a esta idea, como la niña de Normandía que reflejaba felicidad a pesar de ser sorda, no tener familia y tener tan solo una caracola. De esta manera, nos hace encontrar luz y cosas buenas donde, aparentemente, solo se ve oscuridad, horror, tristeza e injusticia.
    En definitiva, me gusta mucho este libro y me sorprende porque Clara Obligado ha conseguido hacer de unos cuentos independientes unos cuentos comunicados tanto por sus personajes como por sus símbolos y que hace que reflexiones acerca de varios aspectos de nuestra vida.

    Responder
  17. Marta Prieto

    Nunca había leído nada de Clara Obligado anteriormente y he de decir, que me ha encantado., desde la finura con la que detalla y conecta cada suceso hasta la psicología de sus personajes .
    Me parece una genialidad y maestría el cómo ha conseguido enlazar historias y personajes, el desarrollo y ampliación de peripecias en relatos posteriores siguiendo la idea de espiral que recorre los once relatos.

    Responder
  18. Marta Prieto

    Una de las grandes joyas de su libro es “El Silencio”, un drama contextualizado en la línea ferroviaria francesa en tiempos de la ocupación nazi y que muestran una de las caras más oscuras del ser humano.
    La autora realiza una aguda crítica a la inmoralidad de acostumbrarse al mal como algo llevadero y cotidiano a la vez que es capaz de transmitir el miedo, el dolor y la angustia de todos los que sufrieron un destino tan terrible.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *