II Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (II)

¿Ya has participado?

(Esta historia tiene casi 300 palabras, pero nosotros solo te pedimos 150. Consulta las BASES DEL CONCURSO)

Me gusta que me lean cuentos cuando estoy en la cuna

Me gusta que me lean el cuento del pato Renato cuando estoy en la cuna. Me hablan, me miran y se ríen. Ponen voces extrañas, usan palabras que son nuevas para mí y me narran la vida de animales y personas que no conozco. Yo hago como que les entiendo: les miro muy atentamente y de vez en cuando respondo a sus gestos haciendo gestos  parecidos.

A pesar de que no comprendo mucho lo que dicen, noto que cada día usan los mismos grupos de palabras; ya voy reconociendo algunas de ellas, e incluso entiendo varias cosas. Lo extraño es que aún con el mismo cuento, cada miembro de mi familia narra la historia de forma distinta y así, ante el pato Renato que no sabe nadar (yo ya sé lo que es un pato porque lo he visto cuando me llevan al parque)  mi mamá se muestra tierna,  mi papá valiente, mi abuelo experimentado y mi hermana audaz.  Al final Renato  siempre aprende a nadar muy requetebien y todos se ríen y se ponen muy contentos. Yo también. peinados-bebe-600x600

Luego me dicen que yo aprenderé  muy pronto a caminar y que en casa vamos a escribir un cuento sobre ello, como el de Renato. Yo creo que contarán su propia historia, porque ahora, aunque Renato hace todas las noches lo mismo, parece que lo que ocurre  es distinto según quien me lo lea.

Cuando sea mayor yo también escribiré historias y leeré cuentos, y quien los escuche sabrá si soy tierno, valiente o aventurero. Y sabrá que a pesar de contarla una y otra vez, siempre la misma,  cada día será una historia nueva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *