Archivo de la etiqueta: Programa de Acercamiento Intergeneracional

Fallo de la V edición del Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Todas nuestras actividades están abiertas a la participación de cualquier persona con independencia de su edad o formación, pero ésta… especialmente.

Siempre hemos sospechado  que el nuestro no es  un certamen literario al uso, y aunque  el nivel  general de calidad de  las participaciones es alto, la temática que propone el concurso (la visibilización y el fomento de las relaciones intergeneracionales), desborda con creces nuestra  consideración.

Este ha sido, sin duda, un año raro, muy raro. Duro, solitario, solidario… La declaración  del estado de alarma por la cuarentena del coronavirus  ha suspendido nuestra rutina  y nos ha obligado a vivir de una manera que no jamás habríamos sospechado. En medio de la sorpresa, el miedo o la incertidumbre, hemos ido reajustando nuestras emociones hacia  la valoración de lo que consideramos esencial. Tal vez haya sido por eso, pero les aseguro que nunca como en este año hemos detectado la ternura, la solidaridad  y el cuidado mutuo entre generaciones.

Como siempre, agradecemos todas y cada una de las comunicaciones recibidas, el interés por participar, el esfuerzo realizado para redactar el texto , el trabajo tomado para enviarlo y, en este año en particular, la paciencia por las sucesivas prórrogas y retrasos en el fallo.


El CEI Triangular-E3, el Consorcio de Bibliotecas Universitarias de Castilla y León (BUCLE), la Consejería de Servicios Sociales de Castilla y León, el Programa de Convivencia Intergeneracional entre personas mayores y estudiantes universitarios de la Universidad de León, el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo y el de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes, el Programa Interuniversitario de la Experiencia y tULEctura convocaron en el curso académico 2019-2020 la quinta edición del concurso de microrrelatos “Unidos por Generaciones”.

Las bases del concurso establecen un primer premio y dos accésits por cada una de las cuatro categorías. Reunido el jurado, ha resuelto el V  Concurso de Microrrelatos “Unidos por Generaciones”, concediendo los siguientes

PREMIOS

 

Categoría: Miembros de la Comunidad Universitaria 

Primer premio

  • Autora: Lucía Llera Campos
  • Título: Calicó

Desde que tenía tres años supe que quería estudiar Veterinaria. Mi abuelo, al que le encantaban los animales, me iba allanando el camino. Recuerdo que tenía una gata tricolor de decoración y, siempre que iba a verlo, me sentaba en su regazo y jugaba con el peluche.

— Verás, Lucía, cada vez que veas un gato de tres colores será, en realidad, una gata.

En aquel momento no supo contestar a mi “¿por qué?”; pero con los años veía que mi abuelo no se equivocaba. Ahora, por fin, puedo darle una explicación a él. Es una cuestión genética y de cromosomas sexuales. Lo que mi abuelo no sabía es que uno de cada 3000 gatos tricolores puede ser macho porque la Genética es así de aleatoria. Pero las otras 2999 veces, abuelo, tenías razón.

*Un plus añadido:

TESTIMONIO DOCUMENTAL GRÁFICO  DEL RELATO:

Para documentar la veracidad de este relato, la autora  ha tenido la gentileza de remitirnos la imagen autobiográfica que inspiró la historia del mismo.
Publicamos la fotografía con la autorización de la pequeña, del abuelo y hasta del gato de peluche. ¡Muchas gracias!


 

 Accésit primero

  • Autora : María Teresa Mata Sierra
  • Título : La gota

 Había heredado de su padre esa afición a dejarse llevar en autobús, aprovechando la vida; que cuando conduces, decía, se escapa a borbotones, porque no disfrutas del paisaje ni de las gentes, sólo de la carretera.

 Empezaba a llover. Reparó en aquella gota que resbalaba por el cristal y luego otra y otra… y pensó en dónde iría, dónde empezaba y terminaba su camino aquel agua de lluvia renacida y constante, mucho más eterna que cualquiera que nosotros.

Él otra vez, y la gota… ¿iría  a regar los campos?, ¿a refrescar la ciudad esa tarde calurosa?, ¿al río Bernesga?, ¿a las plantas del sendero?, ¿a empapar la tierra en la que descansaba él…?

Cuando llegó a su destino, antes de que el autobús retomara la marcha, pasó la mano por la ventanilla y retuvo varias gotas en su palma. Sonrió…

Cualquier excusa es buena para recordarte, papá…


 

 Accésit segundo

  • Autora : Annie Abreu Cívico

La cena está servida. Como todos los días, a la misma hora -el grito de mi mami desde la cocina- yo ya sé mi función: paro la música que me ayuda a relajarme, miro por última vez el Instagram y voy al cuarto de la más pequeña de la casa: Está dormida, duerme poco la verdad, en las noches le gusta que le hable de mi día. La despierto con un beso, me sonríe, la ayudo a llegar a la mesa, sus movimientos son torpes y lentos. Mi mami se ha esforzado mucho hoy, hay todo un manjar; mi padre la premia con un beso, me miran y se sonrojan. La más pequeña no come sola, mami la ayuda y a mi papi se le escapa una lágrima. Ella es pequeña pero grande de espíritu: hoy hizo un gran esfuerzo y salió al balcón a aplaudir. Hoy cumple 95 años.



Categoría: Personas mayores de 60 años

Primer premio

  • Autor: José Antonio Vallejo Aller

Eres muy joven. Y te has asustado
contemplando los surcos de mi rostro
y mi pelo canoso, cuando dije:
“Algún día tendrás mi edad, hijito”.

No te asustes.

Si conservas tu alma noble y limpia;
si no dejas de amar, si eres sincero;
si tu ilusión de ahora no se apaga,
no vas a envejecer. Y si Dios quiere
que llegues a mis años, y aun superes
esta edad mía, nunca te harás viejo.

Tendrás arrugas, tal vez seas más torpe,
nevará en tu cabeza, estarás algo sordo,
y no verás muy bien; tendrás achaques;
mas, si sigues amando, serás joven.

Será tu juventud más honda, más auténtica,
porque estará en tu alma inmarcesible.
Y el día que traspases el umbral de esta vida
y entres en la presencia del Dios bueno,
tu juventud, la que nunca perdiste si has amado,
será incorruptible, será eterna.

Hijito, no te asustes.


Accésit primero

  • Autor : Jesús María Martinez Borregán
  • Título : Bartolo

Ahora llevas un ridículo sombrerín y un cayado.
Luces bombo de embarazada y sigues con la cara de hogaza de siempre.
Soltero y sin debutar, a tus ochenta y tantos, no apeas de los 120.
Me dicen, que el médico no puede contigo.
Que le pegas al morapio y que comes un pollo de una sentada.
Te agradezco, que me enseñaras a jugar al truque y a diferenciar entre: Poíno, carriego, atestar o cernir…
Intenté devolverlo, enseñándote informática. Fue inútil.
Te instruí en, Internet, wasap o wifi. Te confeccioné un guíaburros, para el manejo del móvil. Todo en vano. Tus manazas no cabían en el teclado y tu cabeza no daba más.
En el intercambio de conocimientos, creo que salí ganando y siempre te estaré agradecido.
Últimamente, te dejas ver poco y vas algo mohíno, el otro día cuando paseabas te pité, pero creo que no te enteraste.


Accésit segundo

  • Autora: Mª Carmen Argüello Alonso  
  • Título: Cómplice en tercer grado

Salí al jardín para serenarme después de oír lo que hablaban emocionados mi hija y su abuelo. En mi cabeza bullía el recuerdo de aquella discusión quinceañera  que  mi padre había zanjado con un ultimátum: o me cortaba “esas greñas” o me quedaba sin propina todo el verano.

No sabía  cómo entrar y mantener mi postura sin desautorizar al mayor e  imponerme a la adolescente : “del tatuaje” no se volvía a hablar, por lo menos hasta la mayoría de edad, ni aunque lo pagara el abuelo.



Categoría:  Alumnado de E.S.O. (León y provincia)

Primer premio

  • Autora: Laura Gutiérrez Garrido  
  • Título: El tiempo… ¿se paró?

Aquella tarde el tiempo se paró. No sabía hablar, no sabía andar, no podía comunicarse. A sus casi 80 años había que comenzar de nuevo. La tarea era difícil, muy difícil, pero nunca se rindió. La sillita de paseo de su nieta le servía de andador, y con ella aprendió de nuevo a andar, aprendió a hablar, aprendió a leer, aprendió a contar, aprendió a escribir, esta vez con la mano izquierda. Los dos crecieron juntos, se rieron juntos, lloraron juntos. Se comunicaban a su manera, pero siempre juntos. El tiempo, inexorable, a ella le hizo crecer y volar, y a él irse, pero sigue aquí, en la risa de su nieta, en su manera de hablar y escribir, en su gusto por los libros y la naturaleza, en su corazón, porque todo el mundo lo dice: “esta niña es igual que su abuelo”.


 

Accésit primero

  • Autor :Sergio Viloria Mateo
  • Título : El abuelo Mateo

Pablo tiene un abuelo muy divertido, hacen muchas cosas juntos porque está jubilado.
Le lleva al parque, a la piscina… Una vez subieron a un tren que los llevó al pueblo donde vivió el abuelo cuando era pequeño y, como no había vuelta hasta el día siguiente, tuvieron que ir sus padres en coche a buscarlos.

Cuando hace mucho frío se quedan en casa y juegan a las cartas. A veces, el abuelo Mateo le cuenta historias de su infancia. La que más le gusta a Pablo es aquella de la Guerra Civil en la que el abuelo tenía 8 años y su madre le llevaba a jugar a un viejo granero a las afueras del pueblo. Sin saberlo, Mateo jugaba toda la tarde mientras su padre le veía entre las alpacas ya que, por sus ideas políticas, tenía que esconderse de la Guardia Civil.


 

Accésit segundo

  • Autor : Álvaro Villarejo Gutiérrez
  • Título : Vosotros

VOSOTROS fuisteis los primeros en venir al hospital a conocerme cuando nací.
VOSOTROS estuvisteis una temporada en mi casa enseñando a mis padres a cuidarme.
VOSOTROS siempre me habéis mimado cuando he estado enfermo.
VOSOTROS siempre me habéis acogido en vuestra casa durante mis vacaciones.
VOSOTROS siempre me habéis acompañado en los momentos más importantes de mi vida dándome vuestro cariño y apoyo: cumpleaños, mi primera comunión, las actuaciones en el colegio, las graduaciones…
VOSOTROS me habéis enseñado tantas y tantas cosas…
Ahora que vuestro cuerpo empieza a jugaros malas pasadas y os veis limitados, prometo ser vuestros ojos, vuestros oídos, vuestras piernas y estar siempre a vuestro lado, como VOSOTROS siempre habéis estado al mío.
¡Gracias por todo ABUELOS! porque mi vida no hubiese sido la misma sin VOSOTROS.



 

Categoría: Público general

Primer premio

  • Autor: Raúl Clavero
  • Título:  Las palabras pendientes

Después de cenar, con una copa de vino entre sus manos, nuestro abuelo nos relataba alguna anécdota de su juventud. Se sentaba en su mecedora y hablaba y hablaba, hasta que nos quedábamos dormidos.

Ahora que ya no está, bajamos cada noche a su bodega, y durante unos minutos tratamos de adivinar en cuál de las botellas se esconden todas las historias que no nos llegó a contar


 

Accésit primero

  • Autor: Francisco J. Barata Bausach 
  • Título: La carrera

Este año no quise que mi padre participara. Que hubiera cumplido los setenta era una buena razón, aunque a él no le convencía. Castellano, de los “viejos”, un portento de cabezonería. Yo  participo, como todos los años, aunque solo sea para que mi incipiente barriguita no se envalentone y me invada, que las “barrigas” son muy suyas.

Tengo que admitir que cada año me cuesta, “sangre, sudor y lágrimas”, completar la carrera. Solo la “vergüenza torera”… y que mi mujer me espera con mis hijos en meta, es lo que me impele a llegar, aunque colecciono agujetas para todo el año.

Cuando pasaba por  la “Casa de las Conchas” casi me cuesta un desmayo lo que vi. Ni idea de dónde salió, pero allí estaba mi padre, corriendo, con más compostura que la mía.  No sé, quizás me esté haciendo viejo…, pero mi padre corría delante de mí.


 

Accésit segundo

  • Autora: Noemi Álvarez da Silva  
  • Título: In memoriam

Meter las manos en un saco de legumbres. Descalzarse para que las olas acaricien tus pies. La fragancia de alguien al pasar a tu lado. Un pequeño estímulo. Un detalle impulsa el mecanismo cuyos engranajes comienzan a moverse hasta apretar cerebro, estómago y corazón. Se activan, así, recuerdos tristes llenos de alegría o alegres llenos de tristeza que evocan lejanos cantares y raíces familiares.

¿Cómo conseguir -recapacita la madre- que sus hijos valoren, aprovechen e, incluso, expriman a sus mayores antes de que sea tarde?

¿Cómo les digo a los abuelos –se dice el niño- que no me entra en este dibujo todo lo que les quiero? Si les abrazase con todo mi cariño les estrujaría. ¡Saldrían disparados hasta la luna! ¡O más!

 ¿Cómo explicar -piensa la anciana- que solo con cogeros en brazos lo entendimos? Lo sabemos. Todo.



 

¡Felicidades a los ganadores!

Este año, dadas las circunstancias, no ha sido posible celebrar nuestra fiesta de despedida en la biblioteca San Isidoro.

Esperamos reencontrarnos pronto con todos nuestros amigos (¡os echamos de menos!) y  entregar a los ganadores de los concursos sus merecidos premios.

Mientras tanto, seguimos viéndonos en tULectura, la ventana desde la que aplaudimos, leemos, miramos, escuchamos, opinamos y aprendemos de los libros y la lectura, pero sobre todo, de la vida…

¡Suerte a todos!

 

Los premios en  prensa digital  y páginas web:

El V Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” y el delantal de la abuela

De un tiempo a esta parte, en las redes sociales, en los blogs, en los periódicos digitales, en las bitácoras y páginas de la web se ha hecho viral la memoria de una humilde prenda de vestir. Hasta tal punto ha triunfado la historia que aparece la mayor parte de las veces sin la mención a su autora (Ángeles Fuentes) y con variantes en el texto más o menos acertadas, locales y hasta personalizadas.

A estas alturas, el texto parece pertenecer a todos y cada uno de quienes lo han leído, pues su autora utiliza con habilidad el tratamiento de un personaje, unos hechos, un objeto y un pasado que, siendo ficticios, se hacen muy cercanos a la realidad.   El lector reconoce inmediatamente esa realidad y la interpreta en clave simbólica, asumiendo como propia la historia narrada.

Las relaciones intergeneracionales se pueden contar de muchas maneras.
En este caso, la autora lo hace a través de un objeto cotidiano
al que dota de una carga evocadora fortísima.
Lee el relato, piensa un poco, recuerda y… luego
participa en nuestro  concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

El delantal de la abuela, de Ángeles Fuentes

La principal función del delantal de la abuela era proteger el vestido que estaba debajo; pero además servía de agarradero para retirar la sartén del fuego cuando estaba muy caliente.

Era una maravilla secando las lágrimas de los pequeños, y en ciertas ocasiones limpiando sus caritas sucias.

El delantal servía para transportar desde el gallinero los huevos golpeados que acababan en la basura.

Cuando llegaban visitas, el delantal de la abuela servía para refugio de los niños tímidos; y cuando hacía frío, la abuela se envolvía los brazos en él.

Aquel viejo delantal servía de fuelle, cuando el fuego estaba medio apagado agitándolo sobre él; y era el que cargaba con la leña desde la leñera hasta la cocina; y también con las patatas del huerto, los guisantes y demás verduras; con él se recogían las frutas que caían de los árboles al terminar el verano.

Cuando alguien llegaba de forma inesperada, era asombrosa la rapidez con que el viejo delantal limpiaba el polvo de los muebles.

Cuando se acercaba la hora de comer, la abuela salía a la puerta y agitaba el delantal: entonces los hombres que estaban en el campo sabían que era la hora de comer.

La abuela también lo usaba para colocar la torta del horno en la ventana para que se enfriara.

Pasarán varios años antes de que inventen un utensilio que pueda reemplazar aquel viejo delantal de la abuela, que tantas funciones cumplía”

Lee el relato, piensa un poco, recuerda y… luego
participa en nuestro  concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Ampliamos el plazo de la V edición del concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Las circunstancias justifican sobradamente  esta modificación en las bases del concurso de microrrelatos  y a la vez ofrecen motivo (por desgracia) para expresar, de forma literaria, nuestro punto de vista  sobre el modo en el que se relacionan entre sí las personas de  distintas generaciones.

Pero éste, créanlo o no, ha sido siempre mucho más que un simple  concurso o una actividad de promoción de la lectura. Lo saben quienes han participado ya en él. Por eso me gustaría que esta convocatoria llegase al mayor número posible de participantes, para que todos puedan comprobar que la escritura, la lectura, la literatura, también es un punto de encuentro entre las generaciones y un modo de descubrir (y también de  mostrar)  el acercamiento solidario entre ellas.

Me gustaría recordar las palabras que acompañaron al fallo de los  relatos de la primera edición de este concurso en alusión a  fragmentos de los textos  participantes en la misma:

Al abordar la lectura de los escritos, hemos sido  muy conscientes de la cantidad de vivencias y emociones  que contenían. Con vuestros  relatos, nos habéis hecho partícipes de  momentos de una gran intimidad: el cordón umbilical que une a tres generaciones en un paritorio (querida M.F.F.) o ante una moribunda (E., siempre E.); el legado de sabiduría y resistencia que se transmite, de generación en generación, entre los eslabones de la cadena (Y.Q.M.); las historias que se vuelven a repetir y nadie aprende (R.G.F); el paso del tiempo, las oportunidades que vuelan (N.T.Z.), las lecciones que se enseñan con ejemplos o  consejos y solo se entienden… con coscorrones, porque estos guajes de ahora no saben nada (G.A.F.);  la consciencia de un fin inevitable, cercano y ¡tan cruel! (R.A.M.G. ; A.C.G.). Siempre grandes y pequeños héroes anónimos (A.M.L.) que se miran, se reconocen, se cuidan, se quieren: “Sonríe, hoy también estas preciosa”(J.I.A.)

Eso no se puede valorar desde un jurado…

Entre todos habéis escrito un cuento llamado vida (E.I.), con juegos arriesgados (A.G.L.) que hay que afrontar porque las olas no esperan (M.C.V) y el show debe continuar (H.B.C.). Menosmal que también hay ricas meriendas (A.A.N.), aunque sean de pan negro (M.C.M.M.); y pueblos; y pallozas;  y tierras con casetas (S.F.S.). Aunque en el fondo, todos sepamos que no estamos  hablamos de las casas  (S.C.P).

“Sonríe abuelita, ya es primavera y aún no quiero regalarte flores” (L.S.B.)

Por último, les dejo con el  microrrelato ganador de  aquella primera edición del concurso de  “Unidos por generaciones”, en la categoría de personas mayores. Ojalá dentro de poco, ustedes y yo nos veamos compartiendo nuestro tiempo y leyendo nuestras participaciones en la fiesta de entrega de premios. Pero entonces ya sabremos que la vida misma es el mayor premio ¿verdad?

Título: Pluscuamperfecto
Autor. José Antonio Vallejo Aller

Pinta una raya que sirva de horizonte.
Pinta una casa. Y ponle chimenea.
Y volutas de humo; está habitada.
Ponle puerta y ventanas. Y un camino
que salga de la casa hacia nosotros.
Sí, dos rayas onduladas,
primero casi juntas, que se van separando
hasta llegar al borde de la hoja.
Dibuja un árbol; y una mata de flores.
Y el sol: un redondel con rayas (son los rayos)
en la parte de arriba, que es el cielo.
Y ahora pinta un señor en el camino;
pon debajo: Papá.
Pinta una niña cogida de su mano.
Escribe: Ésta soy yo.

Perfecto.

Quedémonos aquí, así, en tu dibujo.
Para siempre queriéndonos.
Para siempre en tu mundo de papel y de sueños.

Tú, sin crecer. Yo, sin menguar.

Pluscuamperfectos.

Hipercopresencia y relaciones intergeneracionales

 A estas alturas del calendario, ya se van configurando los dos tradicionales bandos

– Ho ho ho… ¡Ya es navidad! 😀
– ¡Puaf! A ver si llega pronto el 7 de enero…. 😡

Sea como sea, y para todos, no es extraño que la alegría inicial que causan  los que vuelven a casa por Navidad, en algunas familias  se vaya convirtiendo en un Gran Hermano al mejor (peor) estilo Mediaset, donde todo  el mundo se siente encerrado en una casa con unas personas con las que está obligado a convivir. Hipercopresencia, dicen los psicólogos que se llama esa situación.

No obstante, te propongo un reto: implícate en todo lo que ocurra, habla con todos acerca de todo, déjate llevar por tus sentimientos…  o apártate y observa, si así lo prefieres. Y después, cuéntanos, en solo 150 palabras, cómo se relacionan  entre sí las distintas generaciones de tu familia.

Las extrañas manías del abuelo  que aparecen de repente en el nieto,  los ocho pares de ojos más azules del mundo mirando la bandeja de turrones, los silencios cómplices, los  (auténticos) regalos que se dan sin envoltorio, los relevos que se entregan, los círculos que se cierran…

 

V EDICIÓN. CONCURSO INTERGENERACIONAL DE MICRORRELATO
“Unidos por generaciones”
Bases del concurso

1. TEMA: El microrrelato del concurso “Unidos por generaciones” deberá tratar sobre el tema “las relaciones intergeneracionales”
2. CATEGORíAS: Se establecen cuatro categorías de participación:
I. Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
II. PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
III. PÚBLICO GENERAL.
IV. ALUMNADO DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA: matriculados en los centros de León y provincia.
3. Los trabajos deberán ser originales e inéditos, que no hayan sido premiados anteriormente ni simultáneamente presentados en otros concursos y estar escritos en castellano.
4. EXTENSIÓN: Los microrrelatos deberán tener una extensión máxima de 150 palabras incluido el título de la obra, si lo tuviera.
5. Los trabajos se remitirán a la dirección electrónica: tulectura@unileon.es , indicando en el cuerpo del correo electrónico los siguientes datos:
—Nombre y Apellidos
—Email
—Categoría en la que se participa
— Microrrelato
—Teléfono de contacto
—Centro de E.S.O. en el que cursa los estudios (para la categoría IV)
6. PLAZO: El plazo de admisión de trabajos comenzará el 1 de octubre de 2019 y finalizará el 31 de marzo de 2020 a las 24:00h.
7. PREMIOS: Se establece un primer premio y dos accésits por cada categoría:
PRIMER PREMIO: Lote de libros, a elegir por el ganador, valorado en 100 euros y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 1º: Una hora de vuelo para dos personas en el simulador de vuelo en el Centro de Simulación Aérea de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 2º: Material deportivo de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
8. PREMIOS ESPECÍFICOS PARA LA CATEGORIA IV
PRIMER PREMIO: Una tableta electrónica, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSITS 1º y 2º: Material deportivo, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
MENCIONES ESPECIALES: lote de artículos de la Universidad de León, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León
Cada uno de los centros con participantes en la categoría IV (Centros de Educación Secundaria Obligatoria de León y provincia) recibirá un lote de libros para su blblioteca.
9. JURADO: El jurado, cuya composición se dará a conocer al emitirse el fallo, tendrá las facultades de interpretar las bases y, en su caso, declarar desierto el premio. Su decisión será inapelable.
10. CRITERIOS: Los criterios de evaluación del jurado serán: la adecuación al tema del concurso, la corrección ortográfica y gramatical del texto, la creatividad, la originalidad y la calidad de la obra.
11. FALLO: El fallo del jurado se hará público el día 23 de abril de 2020 “Día Internacional del Libro”. La resolución se publicará en la página Web, en Facebook y en el Twitter del CEI Triangular-E3 y en el blog tULEctura de la Universidad de León. Los ganadores serán informados de la resolución del jurado a través del correo electrónico.
12. ENTREGA DE PREMIOS. Se celebrará un acto público de entrega de Premios con motivo de la conmemoración del “Día Internacional del libro” (23 de abril de 2020) y del “Día europeo del envejecimiento activo y de la Solidaridad Intergeneracional” y del “Día Internacional de la Lectura Universitaria” que se celebran el 29 de abril. Fecha previsible para entrega entre los días 18-22 de mayo de 2020.
Posteriormente se leerán los microrrelatos ganadores durante el programa de radio “Entre nosotros” que se emite desde la Radio Universitaria de León y que se encuentra dentro de las actividades del Programa de Acercamiento Intergeneracional, en el apartado de Intercambios Culturales. http://www.radiouniversitaria.es106.6FM.
13. El CEI Triangular-E3 y la Universidad de León se reservan el derecho a reproducir, publicar y difundir a través de los medios que consideren oportunos las obras presentadas. En caso de hacer efectivo este derecho, los autores no recibirán contraprestación alguna, no obstante conservarán los derechos de propiedad intelectual de sus obras y podrán hacer uso de ellas haciendo mención al premio obtenido en el concurso.
14. La participación en el concurso supone la aceptación de estas bases y el incumplimiento de las mismas o de alguna de sus partes, dará lugar a la exclusión del concurso.

(Sugerencia: puedes sacar este tema de conversación en la cena de Nochebuena 😆 )

V Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

V EDICIÓN. CONCURSO INTERGENERACIONAL DE MICRORRELATOS
“Unidos por generaciones”
Bases del concurso

1. TEMA: El microrrelato del concurso “Unidos por generaciones” deberá tratar sobre el tema “las relaciones intergeneracionales”
2. CATEGORíAS: Se establecen cuatro categorías de participación:
I. Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
II. PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
III. PÚBLICO GENERAL.
IV. ALUMNADO DE LOS CENTROS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA: matriculados en los centros de León y provincia.
3. Los trabajos deberán ser originales e inéditos, que no hayan sido premiados anteriormente ni simultáneamente presentados en otros concursos y estar escritos en castellano.
4. EXTENSIÓN: Los microrrelatos deberán tener una extensión máxima de 150 palabras incluido el título de la obra, si lo tuviera.
5. Los trabajos se remitirán a la dirección electrónica: tulectura@unileon.es , indicando en el cuerpo del correo electrónico los siguientes datos:
—Nombre y Apellidos
—Email
—Categoría en la que se participa
— Microrrelato
—Teléfono de contacto
—Centro de E.S.O. en el que cursa los estudios (para la categoría IV)
6. PLAZO: El plazo de admisión de trabajos comenzará el 1 de octubre de 2019 y finalizará el 31 de marzo de 2020 a las 24:00h.
7. PREMIOS: Se establece un primer premio y dos accésits por cada categoría:
PRIMER PREMIO: Lote de libros, a elegir por el ganador, valorado en 100 euros y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 1º: Una hora de vuelo para dos personas en el simulador de vuelo en el Centro de Simulación Aérea de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 2º: Material deportivo de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
8. PREMIOS ESPECÍFICOS PARA LA CATEGORIA IV
PRIMER PREMIO: Una tableta electrónica, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSITS 1º y 2º: Material deportivo, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
MENCIONES ESPECIALES: lote de artículos de la Universidad de León, diploma y difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León
Cada uno de los centros con participantes en la categoría IV (Centros de Educación Secundaria Obligatoria de León y provincia) recibirá un lote de libros para su blblioteca.
9. JURADO: El jurado, cuya composición se dará a conocer al emitirse el fallo, tendrá las facultades de interpretar las bases y, en su caso, declarar desierto el premio. Su decisión será inapelable.
10. CRITERIOS: Los criterios de evaluación del jurado serán: la adecuación al tema del concurso, la corrección ortográfica y gramatical del texto, la creatividad, la originalidad y la calidad de la obra.
11. FALLO: El fallo del jurado se hará público el día 23 de abril de 2020 “Día Internacional del Libro”. La resolución se publicará en la página Web, en Facebook y en el Twitter del CEI Triangular-E3 y en el blog tULEctura de la Universidad de León. Los ganadores serán informados de la resolución del jurado a través del correo electrónico.
12. ENTREGA DE PREMIOS. Se celebrará un acto público de entrega de Premios con motivo de la conmemoración del “Día Internacional del libro” (23 de abril de 2020) y del “Día europeo del envejecimiento activo y de la Solidaridad Intergeneracional” y del “Día Internacional de la Lectura Universitaria” que se celebran el 29 de abril. Fecha previsible para entrega entre los días 18-22 de mayo de 2020.
Posteriormente se leerán los microrrelatos ganadores durante el programa de radio “Entre nosotros” que se emite desde la Radio Universitaria de León y que se encuentra dentro de las actividades del Programa de Acercamiento Intergeneracional, en el apartado de Intercambios Culturales. http://www.radiouniversitaria.es106.6FM.
13. El CEI Triangular-E3 y la Universidad de León se reservan el derecho a reproducir, publicar y difundir a través de los medios que consideren oportunos las obras presentadas. En caso de hacer efectivo este derecho, los autores no recibirán contraprestación alguna, no obstante conservarán los derechos de propiedad intelectual de sus obras y podrán hacer uso de ellas haciendo mención al premio obtenido en el concurso.
14. La participación en el concurso supone la aceptación de estas bases y el incumplimiento de las mismas o de alguna de sus partes, dará lugar a la exclusión del concurso.

Fiesta tULectura. Fin de la programación del curso 2018-2019 (II).

Llámalo clan, llámalo grupo, llámalo tribu, llámalo familia.
Lo llames como lo llames, seas quien seas, necesitas una.

(Jane Howard)

————

¡Cuánto nos gusta una foto de familia…!

————
En las familias, aprovechamos cualquier oportunidad para encontrarnos:

 

para contarnos cosas y ponernos al día.

————
Hacemos un esfuerzo y no nos importa dedicar  nuestro tiempo

porque  nos agrada recibir la visita de  otros miembros.

 

————
Unos llegan en autobús

Y otros marchan en bicicleta

————
Aunque alguien no pueda venir, hay formas de no faltar
(la familia de nuestra familia es también familia nuestra  🙂 )

————
A todos recibimos con los brazos abiertos

y nos gusta hacer cosas juntos 


 

(callamos, pero echamos tanto de menos a quienes se han ido…)

————
 Los miembros de una familia  se ayudan

Los miembros de una familia  se abrazan y se besan, se felicitan

Los miembros de una familia  se cuidan

————
Por todo eso… tenemos fe en el futuro de nuestra familia

 

Y estamos seguros de que
no tardará en haber para nosotros un nuevo encuentro familiar

¡Muchas gracias  a todos ! ¡Hasta siempre!

(Y si lo quieres con música, aquí lo tienes 🙂 )

Fallo de la IV edición del Concurso de microrrelatos

Un año más celebramos el 23 de abril,   Día del libro,  haciendo público el fallo del concurso de microrrelatos  que,  por cuarto año consecutivo, hemos convocado en colaboración con el CEI Triangular-E3, BUCLE, el Programa de Acercamiento Intergeneracional entre personas mayores y estudiantes universitarios, el Programa interuniversitario de la Experiencia, el Vicerrectorado de Estudiantes y Empleo y el de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes de la Universidad de León.

Queremos resaltar la cercanía del día 29 de abril, Día de la Solidaridad Intergeneracional. y  el  compromiso personal y corporativo que, si bien está presente en  todas nuestras actividades, potenciamos especialmente en este concurso, abierto a cualquier persona con independencia de su edad o formación.

La respuesta que obtenemos cada año nos sorprende y nos conmueve,nos anima a continuar, nos hace poner los pies en la tierra , pero también los ojos en el cielo. La participación es… anómala, no sabríamos decirlo de otra manera. Tal vez ni siquiera sea un concurso literario al uso, pero les aseguro que si la finalidad  es “la visibilización y el fomento de las relaciones intergeneracionales”, el objetivo está sobradamente cumplido

Somos muy conscientes de la gran cantidad de emociones,  recuerdos y sentimientos que se han movido en quienes nos han escrito; pero también somos muy conscientes de la enorme generosidad no solo de quienes nos escribían, sino de  aquellos que han sido mediadores para que muchos de  los textos llegaran a nosotros. Educar, cuidar, animar… son tareas que honran a quienes se ocupan de las personas en las  primeras  o en las últimas etapas de su vida.

Agradecemos todas y cada una de las comunicaciones recibidas, el interés por participar, el esfuerzo realizado para redactar el texto, el trabajo tomado para enviarlo. Felicitamos a todos los concursantes como ganadores, aunque los premios son para 😀 :

Categoría: Miembros de la Comunidad Universitaria 

Primer premio

 

  • Autor : Carla Abella Rodríguez
  • Título: Refranero de padre

— Yo a los cinco años ya trabajaba en el campo

— A los diez aún me llevabas de la mano al colegio


 Accésit primero

  • Autor : María Teresa Mata Sierra
  • Título : Metamorfosis

 

Todavía me impresiona recordarlo. Agarrándote fuerte de la mano  fui capaz de devolverte una pequeña parte de la confianza que depositaste en mi hace tantos años y que me han convertido en lo que soy.

Habrá quien al vernos pensaría: mira una señora ayudando a un viejo a bajar unas escaleras….

Lo que nadie sabe es que aquellos empinados escalones, al cogerte de la mano y asegurar tu bajada, fueron para mí una oportunidad  única de trasmitirte mi propia fuerza; de trasladarte mi cariño infinito y mi reconocimiento eterno por tu ejemplo impagable, por tu amistad incondicional y por tu magisterio. Sin cruzar una sola palabra,  entendimos ambos que se había producido ese cambio de papeles que hace  del discípulo un maestro cuando en el último escalón solo me dijiste: gracias. Con un nudo en la garganta te di un fuerte abrazo y  seguimos caminando.


Accésit segundo

  • Autor: Rosa Ana Menéndez García
  • Título: Un trozo de queso

Recuerdo bien aquella tarde. Llevábamos poco tiempo saliendo, unos meses, menos de un año. Todavía nos estábamos conociendo. Me invitó a subir a su casa por primera vez, a casa de sus padres. Era esa hora bruja en la que los nervios se pueden confundir con el hambre. Y asaltamos juntos la nevera. Delante de ella estuvimos explorando lo que nos apetecía, los cuerpos cerca, la inquietud. Y nos decidimos por el queso. Él cortó una cuña y la partió en dos. Sin pensarlo, espontáneamente, me dio el trozo más tierno, no el de la corteza, el otro, el mejor. Recuerdo bien como ambos nos dimos cuenta, como nos miramos, la ternura que había en su gesto.

Ahora, tantos años después, acaba de hacer lo mismo con nuestro hijo mayor. La misma ternura, la misma generosidad. Y nos volvemos a mirar.



 

Categoría: Personas mayores de 60 años

Primer premio

  • Autor: José Antonio Vallejo Aller
  • Título: Futuro compuesto

Habrás de recorrer muchos caminos,
          yo iré, él irá,

tú irás superando muchas asignaturas.
  El cuadrado de la hipotenusa
          nunca podrá dejar de ser igual a la suma
          de los cuadrados de los dos catetos.

Tendrás amigos, vencerás muchas dificultades
y sufrirás algunas decepciones (léase: traiciones)
  (Quousque tandem, Catilina?)

Te harás mayor.
Ganarás el pan con el sudor de tu frente,
tal vez alcances el éxito y la fama,
          las partículas elementales que constituyen la materia
          están dotadas de propiedades tanto de onda como de partícula,

pero solo cuando hayas alcanzado
la mano que, unida a tu mano, pierda su ajenidad
y ambos corazones aprendan, para siempre, a fundirse en un único latido,
tenlo en cuenta, hijo mío, solo entonces
habrás llegado.


 

Accésit primero

  • Autor: Feliciano Quintana Pastrana
  • Título: La vida es así y así lo será

Mucha ciencia y poca paciencia.

Mucho lujo y quizás poco cariño.

Mucho pan, Pedrito, pero ¿Cuánto de cariñito?

Que el tiempo pasa y que la vida cambia, lo vemos y lo sentimos, pero… ¿qué hacen los habitantes del planeta ahora?  pues exactamente lo mismo que los de antes: comer, dormir, trabajar y soñar.

Lo único  que ha cambiado es  qué se come, cuánto se duerme, en qué se trabaja. Y ¿qué es lo que se sueña? Pues lo mismo que nuestros abuelos: felicidad para nosotros y nuestros hijos.

Así que hoy me he dado cuenta, al sentarme ante esta hoja intergeneracional, que he sido nieto, hijo, padre, y ahora soy abuelo;  cumplo las normas del paso del tiempo.  Y disfrutaré lo que me deje la “VIDA” por vivir. Porque hay cosas que no se aprenden en los libros.


 

Accésit segundo

  • Autor: Emilio Pérez Paramio
  • Título:  El tío Bin-Bín

Era un día del mes de mayo y, como cada tarde,  caminando lentamente,  el  viejo a quien  los  chicos llamábamos  el tío Bin-Bin” subía, con esfuerzo, por el camino de las bodegas.

Nosotros apurábamos el paso para  aproximarnos a él,  que tenía que aguantar nuestros pequeños insultos y bromas que no le ofendían demasiado. Él aprovechaba para aconsejarnos y que esos momentos fueran motivos de reflexión. Recuerdo  un día quejarnos de las cosas que nos pasaban, al querer inculcarnos la paciencia que teníamos que tener para superar las dificultades, nos dijo esta reflexión que me quedó bien grabada:

Dios que es la suma bondad
y tan fastidiados nos tiene,
será porque nos conviene:
hágase su voluntad.



 

Categoría: Público general

Primer premio

  • Autor: María de las Mercedes Azar
  • Título:  Discrepancias

Yo me llamo como mi padre y así también bauticé a mi hijo. Los tres nacimos en este mismo pueblo olvidado de la mano de Dios. Pero nos separan desafinidades afectivas. Mi padre nunca perdonó mi nacimiento, que causó la muerte de mi madre tras dar a luz. Y yo desprecié a mi hijo cuando se declaró homosexual. Apenas compartimos un gentilicio y un patronímico. Por lo demás, no nos une el amor, sino el espanto.


 

Accésit primero

  • Autor:  Laura Barciela 
  • Título: Ave María Purísima

El doce de febrero dejó de creer en Dios. Al principio pensó que aquel convencimiento repentino se lo habían provocado las nuevas pastillas de la tensión y se preparó para ir a misa de una. En el ascensor, coincidió con el informático del quinto.

—Odio hablar del tiempo, ¿sabes, hijo?

—La gente odia demasiadas cosas hoy en día, ¿no cree? —A la altura del tercero, Petra se quedó pensativa.

—La verdad es que últimamente no creo mucho en nada.

Jesús se echó a reír.

—Acabo de darme cuenta, señora Petra, de que nuestro ascensor tiene el mismo tamaño que el del confesionario de San Esteban, aunque a mí me gusta más este, sin la celosía del medio.

Al domingo siguiente la anciana había cambiado de pastillas, pero su crisis existencial continuaba atormentándola. A la una menos cuarto, en zapatillas, se montó en el ascensor: necesitaba confesarse.


 

Accésit segundo

  • Autor: María Sol Villagrá
  • Título: El despertador

 

Con el canto del gallo se levanta Cecilia. Pone el puchero con agua que hierve siempre con el mismo trozo de tocino a la vez que desmigaja una hogaza de pan recién horneada. Van llegando los comensales que, entre cucharada y cucharada de sopas, mordisquean algo de matanza y un trozo de queso.

Se hace una reforma. Josefa prefiere el hierro y el carbón. Una pequeña caldera mantiene el agua caliente y, al mismo tiempo, las alubias de la huerta se van haciendo muy lentamente.

Mamá se moderniza. Calienta el café acercando una cerilla al pequeño fogón por donde sale el gas.

Y yo, que voy batiendo con prisa unos huevos, los mezclo y los revuelvo con los demás ingredientes, tengo ya a todos sentados a la mesa esperando.

En tres minutos suena el clic del microondas. En otros diez, la cocina queda desolada.

Mañana, sonará otro despertador.



 

 

Menciones especiales

Por segundo año consecutivo  ha ocurrido… lo que suele ocurrir en la vida: que las nuevas generaciones vienen empujando y reclaman con fuerza su lugar en el mundo. Esto vamos a tener que pensarlo ya de otra manera, porque aunque las bases del concurso contemplan diferentes categorías de edad y condición, es cierto que la temática  del mismo  invita a establecer una categoría específica  para personas “menudas”  🙂

El alumnado de 1º y 2º de ESO del IES Lancia de León, gracias a la implicación de su profesora María Barreiro García,  nos ha hecho partícipes del modo en que están aprendiendo a entender las relaciones intergeneracionales: la toma de  conciencia de la enfermedad , de la pérdida , la complicidad entre personas que aparentemente son tan diferentes, los recuerdos familiares, el paso del tiempo, el cariño entre padres, hijos y abuelos.

Valoramos muy positivamente todos los relatos recibidos. De entre ellos  hemos seleccionado algunos que consideramos merecedores de una mención a su esfuerzo y al potencial que contienen; además de nuestro agradecimiento, pretendemos que estas menciones sean un estímulo para continuar en el camino de la lectura y la escritura.


 

  • Autora: Marta Fuertes Frontaura
  • Título: Otro día cualquiera

 

– Abuela, espérame aquí sentada ¿vale?, yo voy a la panadería y vengo rápido. Si quieres, cuando vuelva, merendamos.

– Vale hija, tú tranquila. Yo,  mientras, voy a ver la tele.

Uy… ¿Qué es ese ruido tan raro? Será el aparato del oído. ¡Anda, pero si es el móvil de Sonia! ¿Y ahora qué hago yo, si no sé cómo se maneja este aparato…? ¿Y si es algo importante…?

– ¡Hola abuela! Ya he vuelto; ¿qué tal, ya ha acabado la película?

– Pues ni se si ha acabado ya, porque un minuto después de salir tú por la puerta, ha empezado a sonar el móvil ese tuyo y claro, como yo no sé manejar estas nuevas tecnologías, pues no lo he podido coger.

– Tranquila abuela;  mira, para cogerlo hay que darle aquí;  y ahora puedes ver quién llamó antes.

– Ay Sonia… si supieras tú cómo vivíamos nosotros.

 


  • Autor: Guillermo Fernández  Álvarez
  • Título: A mi abuelo, siempre

 

Se agotaba aquel verano del 38 en el que mi abuelo había madurado a golpe de ausencia. Su padre fue reclutado para luchar en la contienda y él se había encargado junto a su madre de recoger la escasa cosecha. Aquel atardecer, posiblemente caluroso, en el que mi abuelo jugaba con otros niños del pueblo, oyeron el atronador ruido de un convoy militar. Pocachiche corrió y se colocó en una posición privilegiada por si aquellos vehículos transportaban a su padre. Un soldado de lengua extranjera tiró una lata de tabaco vacía al abuelo, que este recogió presuroso. ¡Qué afortunado fue por unos instantes! No había pobreza, ni dolor, ni lágrimas… hasta que el hijo del médico lo empujó violentamente al suelo y le usurpó la caja. Esto me contó mi abuelo hace unos días porque, según él, olía a ese verano.

Será su magdalena de Proust.


 

  • Autora: Noa Marcos Díez
  • Tïtulo: Relaciones intergeneracionales

 

Hoy mamá no me ha llevado a la guardería. Me quiere mucho, pero siempre tiene prisa y apenas tiene tiempo para jugar conmigo. Me ha dejado en casa de la abuela, porque vamos a ir a jugar con alguien que me quiere mucho. No entiendo, cómo me va a querer si no la conozco. Me gusta que la abuela juegue conmigo, me lea cuentos, me haga mi comida favorita… He llevado a mi muñeca preferida. De camino imaginaba cómo sería esa persona. Su casa se llamaba “geriátrico” y abuela dice que es donde llevan a los niños cuando son demasiado mayores para ir a la guardería. Su sillita es parecida a la mía. Y le ha gustado mucho mi muñeca. Parecía feliz porque sonreía mucho, aunque apenas hablaba. Solo para preguntarme una y otra vez mí nombre.

Lo que no entiendo es por qué abuela la llamaba “mamá”.


 

  • Autor: Jaime Vallinas López
  • Título: El columpio

 

Cada día que paso por el parque me acerco al columpio, ese columpio que durante muchos años me vio crecer. Me gustaba que mi madre o mi abuelo me empujaran tan fuerte que pudiera “tocar el cielo”.

A veces, el columpio está solo, viendo pasar el tiempo, mecido por el viento, esperando a otro niño. Nunca podré olvidar los momentos que viví y que cada día observo reflejados en todos y cada uno de los pequeños que lo disfrutan.

Quizá  algún día sea yo, con pelo blanco y arrugas en la frente, quien lo empuje para que otro niño pueda  “tocar el cielo”.


 

  • Autor: Iker Nieto Garrido
  • Título: Todo empezó el verano del 41

– “Todo empezó el verano del 41…”

Y dale que te pego con el verano del 41. Me había empezado a contar esa historia desde que tenía cuatro años y todavía no la había terminado: o se quedaba dormido o me contaba lo mismo dos veces;  lo más lejos que llegué fue cuando Frederickson casi se cae del avión. Y  hasta ahí llegué otra vez, porque eran las doce de la noche y me fui a la cama. Y cada vez que le preguntaba empezaba con…

-¡Niños! ¡ las doce! ¡a la camaaaaa!

-Abuelo,  mañana, nos la terminas

Al día siguiente:

-A ver, abuelo, sigue…

-“Todo empezó el verano del 41…”

-Oh, venga, otra vez desde ahí, nooooooooooo…


 

  • Autora: Carla Lorenzana Llamazares

 

Despierto, pero no me quiero levantar

«¡Levántate!»;  es mi madre, la más pesada, pero con la voz más dulce.

Me dispongo a incorporarme de mis mullidas sábanas, no tengo otra opción. Lo único que me compensa de levantarme todas las mañanas es el abundante desayuno que mamá hace. Pero esta vez nada. «Ya se habrá enfadado» pienso. Con mi típico mal humor mañanero y mi cuerpo más pesado de lo normal, preparo un tazón de leche con cereales. Me dirijo al baño, y veo mi propio reflejo, una mujer de pelo canoso, con arrugas distribuidas por todo el rostro; bellas, pues cada una de ellas representa una experiencia vivida. Me lo enseñó mi madre. Silencio. Ella ya no está. La mujer que me enseñó tantas cosas, me levantó en cada caída y me recordó lo mucho que valía, se ha ido.

La echo de menos. Ojalá hubiese aprovechado el tiempo…


 

  • Autor: Héctor Gutiérrez Carcedo
  • Título: El adivino

-Buenas tardes, soy el Adivino y hoy voy a adivinar en qué año habéis nacido.

Así empezó el peculiar espectáculo que os voy a contar. Yo estaba caminando por la calle y me encontré un corrillo de personas. En medio estaba él, el Adivino. Después de describir lo que iba a hacer, pidió que se presentara una persona voluntaria y le dijo:

 —Hábleme un poco de su vida, por favor

El voluntario se presentó y explicó que su primer trabajo fue como paragüero,  y que con ese trabajo pudo ganar sus primeras “perras chicas”. El Adivino respondió:

 —Naciste entre 1920 y 1930.

Pidió otro voluntario. me presenté y dije:

 —¡ Qué guay!”

 —Sin duda tú naciste en el año 2000 —me contestó.

 Acto seguido una señora dijo:

 —Espere usted, que me estoy sacando un selfie

Y el Adivino, como el rayo::

 —Naciste entre 1980-1990.


 

 

  • Autora: Laura Pérez Domínguez
  • Título: Un mantel bordado

Hace ya algún tiempo que mi abuela transita, cada vez con más frecuencia, por el incierto mundo del olvido. Habitualmente está en una nebulosa que la aleja del presente y la ancla en el pasado. La siento tan lejana… Habla de tiempos que yo no viví, de lugares en los que yo no he estado. En su último cumpleaños mi abuela no paraba de acariciar, con una inmensa sonrisa, el mantel que mi madre había elegido.

 — Abuelita, ¿te gusta? —le pregunté.

— Lo bordé yo ¿no te parece precioso?— me dijo. Y con un toque de melancolía añadió— : A Juan le gustaba mucho.

Mi madre se acercó y me dijo:

— Cariño, para ella, y para mí también, es muy valioso. Pertenecía a su ajuar.

Yo desconocía su significado. Ahora que lo sé, me pregunto si los pequeños detalles pueden lograr conectar el pasado y el presente.



 

¡Felicidades a los ganadores!

Los premios se entregarán en una
fiesta que celebraremos el 24  de mayo, a las 12:00 h,
en el Campus de Vegazana
(delante de la biblioteca San Isidoro)
Ve organizando  tu agenda, porque
¡todo el mundo está invitado!

 

Unidos por generaciones: IV ed. del Concurso Intergeneracional de Relato Corto

“El tiempo se mueve despacio, pero pasa deprisa”,
escribió Alice Walker en su afamada novela
El Color Púrpura”.

The Boss together with Bruce (Ard Gelinck)

The Boss together with Bruce (Ard Gelinck)

La cuenta atrás del reloj de la vida puede pasar sin darnos cuenta. Pero, ¿seguimos siendo iguales que cuando éramos niños? ¿O tenemos más de una generación en nosotros mismos?

Madonna and the Queen (Ard Gelinck)

Madonna and the Queen (Ard Gelinck)

Te invitamos a embarcarte en un viaje en el tiempo: ¿Qué le escribirías a tu yo del futuro? ¿Qué le dirías a tu yo del pasado que no hiciera? Nadie mejor que tú comprende los motivos, las ilusiones y  los miedos de aquel joven del pasado que tenía un corazón hambriento  y que no sabía lo perdido que estaba…  😉 

Mantener un diálogo con uno mismo puede ser el punto de partida de cualquier narrativa. Así pues, te animamos a inspirarte en tu trayectoria vital para escribir un microrrelato sobre las relaciones intergeneracionales.

¿Qué necesitas hacer para participar?

Guillermo de Holanda (Ard Gelinck)

Guillermo de Holanda (Ard Gelinck)

  • Tema: Las relaciones intergeneracionales.
  • Extensión máxima de 150 palabras. Si tuviera título, este se incluiría en esta extensión.
  • Requisitos: Los trabajos deberán ser originales e inéditos, que no hayan sido premiados anteriormente ni simultáneamente presentados en otros concursos y estar escritos en castellano.
  • Tres categorías:
    • Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
    • PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
    • PÚBLICO GENERAL.
  • Plazo: Hasta el 31 de marzo de 2019

BASES DEL CONCURSO

Todo esfuerzo tiene su recompensa, así que nosotros ofrecemos TRES PREMIOS a cada categoría:

PRIMER PREMIO: Lote de libros, a elegir por el ganador, valorado en 100 euros y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULEectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 1º: Una hora de vuelo para dos personas en el simulador de vuelo en el Centro de Simulación Aérea de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 2º: Material deportivo de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.

Nota: Todas las imágenes pertenecen al artista Ard Gelinck, quien realiza fotomontajes de celebridades con su yo del pasado. (Descubre más sobre el artista en su Instagram @ardgelinck)

IV CONCURSO INTERGENERACIONAL DE RELATO CORTO: “Unidos por Generaciones”

La risa no tiene tiempo, la imaginación no tiene edad y los sueños son para siempre. (Walt Disney)

Las historias unen generaciones y en estas últimas fiestas puede que hayas oído a tus abuelos o padres contar sus batallitas en sus tiempos mozos o a tus nietos sus últimas aventuras.
¡Si te gusta escribir esta puede ser tu inspiración para elaborar un microrrelato para nuestro concurso! Ya vamos por la cuarta edición de este certamen, ¡así que esperamos tus textos!


¿Qué necesitas hacer para participar?

  • Tema: Las relaciones intergeneracionales.
  • Extensión máxima de 150 palabras. Si tuviera título, este se incluiría en esta extensión.
  • Requisitos: Los trabajos deberán ser originales e inéditos, que no hayan sido premiados anteriormente ni simultáneamente presentados en otros concursos y estar escritos en castellano.
  • Tres categorías:
    • Miembros de la COMUNIDAD UNIVERSITARIA de la Universidad de León.
    • PERSONAS MAYORES: Personas mayores de 60 años residentes en León y provincia.
    • PÚBLICO GENERAL.
  • Plazo: Hasta el 31 de marzo de 2019

BASES DEL CONCURSO

Todo esfuerzo tiene su recompensa, así que nosotros ofrecemos tres premios a cada categoría:

PRIMER PREMIO: Lote de libros, a elegir por el ganador, valorado en 100 euros y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en blog tULEectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 1º: Una hora de vuelo para dos personas en el simulador de vuelo en el Centro de Simulación Aérea de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULEectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.
ACCÉSIT 2º: Material deportivo de la Universidad de León y la difusión del microrrelato en la Web del CEI Triangular-E3 y en el blog tULEectura alojado en el portal de la Biblioteca de la Universidad de León.

En el fondo de nosotros mismos siempre tenemos la misma edad. (Graham Greene)

NOTA:
Todas las imágenes pertenecen el artista sueco Andreas Englund, autor de una serie de obras sobre un superhéroe en las diferentes edades de su vida.

Fiesta tULectura. Fin de la programación del curso 2017-2018 (II)

Cada mes de mayo, cuando acabamos la programación del curso,
nos gusta celebrar una fiesta con nuestros amigos.

Salimos temprano y comenzamos a preparar el escenario del encuentro:
la música, la megafonía, las carpas, las mesas, la cartelería, los folletos informativos…
Los libros de bookcrossing están deseando que los saquemos de sus cajas para echar a volar.
Y nosotros: “por favor, que no llueva… por favor, que no llueva….”

 

La hora se acerca y la gente va llegando. Encuentros, saludos, charlas…

 

Llevamos muchos meses trabajando con ilusión para preparar este día…

 

Tenemos ganas de reencontrarnos con nuestros amigos, queremos que  pasen un rato feliz  curioseando entre los libros,  confiamos en que todo salga bien y  “por favor, que no llueva… por favor, que no llueva….”

 

Es el día adecuado para buscar tu libro. O para dejar que él te encuentre a ti…

 

¿Ya estamos todos? ¿Empezamos?

 

Luis Arias, de la Biblioteca de la Facultad de Educación,
toma las riendas del micrófono, da la bienvenida y pone un poco de orden (gracias Luis  🙂  )
para que pueda comenzar la entrega de premios

Ana R. Otero, coordinadora del blog tULectura;  Roberto Soto Arranz, director del servicio de bibliobuses del I.L.C.; Mª Teresa Llamazares Prieto, directora Programa Interuniversitario de la Experiencia Piex7; Beatriz Abella García, coordinadora en la ULe del Programa de Acercamiento Intergeneracional; Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria; Alfredo Labarta Calleja, director del SAULE;  Jesús Nieto, coordinador de la RIUL en la ULe.

III Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones” 

Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria, y Fernando Carreño González, ganador del premio a sorteo del Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones”Santiago Asenjo Rodríguez, director de la Biblioteca Universitaria,  y Fernando Carreño González, ganador del premio a sorteo del Concurso de fotografía “Lectura: conectando generaciones”

III Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”

Jesús Nieto, coordinador de la RIUL en la ULe, entrega el primer premio de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria al relato “I am Antonio”, de Héctor Marina García. Recoge el premio en su nombre Maite Senén: 

 

Alfredo Labarta Calleja, director del SAULE, entrega el premio del accésit primero  de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria a Nerea Fernández Cadenas por su relato “Queridos Reyes Magos”:

 

Mª Teresa Llamazares Prieto, directora Programa Interuniversitario de la Experiencia Piex7 entrega el premio del Accésit segundo de la  categoría Miembros de la Comunidad Universitaria a Marcos Álvarez por su relato “Parque de atracciones”:

 

José Antonio Vallejo, ganador del primer premio de la  categoría Mayores de 60 años, lee su poema “Madre, el alma ¿cómo es?”:

 

Manuela Bodas Puente, ganadora del accésit primero  de la  categoría Mayores de 60 años por su relato “La vida es la monda”:

 

José Cobo, ganador del accésit segundo  de la  categoría Mayores de 60 años lee su poema “Generaciones III”:

 

Mónica Fernández Álvarez, ganadora del primer premio de la  categoría Público general, lee su relato:

 

Yolanda Casado, ganadora del accésit primero  en la  categoría Público general lee su relato “Instrucciones para ser anciano”:

 

Guadalupe Díez Álvarez,  ganadora del accésit segundo en la  categoría Público general, recibe el premio por su relato “El arenero” de manos de Mª Teresa Renilla, coordinadora del CEI-3 en la Universidad de León:

 

Héctor Bayon Campos, ganador de la tableta electrónica  sorteada entre todos los participantes del  III Concurso de microrrelatos “Lectura: conectando generaciones” “De almuerzos y extranjerismos”:

Aunque no estaba previsto en las bases del concurso, quisimos  tener un reconocimiento hacia el alumnado de 1º y 2º de ESO del IES Lancia de León que, gracias a la implicación de su profesora María Barreiro García, ha participado en este concurso.

De entre todos sus relatos,  hemos seleccionado algunos que consideramos merecedores de una mención a su esfuerzo y al potencial que contienen. Hemos valorado en ellos la creatividad, la originalidad, la sensibilidad y la empatía con la que reflejan las relaciones intergeneracionales.

Deseamos a estos adolescentes que su camino esté lleno de libros inspiradores que les acompañen en su vida como lo haría el mejor de los amigos y les ayude a llegar a ser adultos felices y conscientes.

Estamos muy contentos de ofrecerles este pequeño reconocimiento. Además de nuestra felicitación y nuestro  agradecimiento, pretendemos que con estas menciones, reciban un estímulo para continuar en el camino de la lectura y la escritura. Han sido para nosotros una alegría, por eso quisimos que  ellos  también se alegraran al recibir nuestra enhorabuena, nuestro diploma y nuestro abrazo más cariñoso:

Mireya Contreras Salcedo; Martina Urdiales Landa;  Guillermo Fernández Álvarez; Manuel López Bondoni;  Julia Rubio Gutiérrez; Marco Bondorino Gimeno.

 

En resumen:

  • que todo salio bien
  • que hicimos nuevas amistades  y reencontramos viejos amigos
  • que felicitamos de corazón a todos los participantes en los concursos, premiados o no
  • que el público asumió la filosofía bookcrossing tan al pie de la letra, que uno de los libros que teníamos apartado para la entrega de premios “voló” libremente (¡caray, qué éxito!)
  • que el cielo respondió a nuestra súplica (“por favor, por favor,  que no llueva…” ) con tanto entusiasmo, que quienes tuvimos que estar durante todo el acto a plena solana, casi nos desmayamos del calor
  • que fue una auténtica fiesta de amigos de los libros, de la lectura
  • que en el transcurso del evento tuvimos presentes a todos quienes nos han apoyado, han colaborado con nosotros o han patrocinado nuestros eventos
  • que se acabó por este curso… pero que ya estamos preparando más y mejores actividades ¡no nos pierdas de vista!

¡Muchas gracias a todos!