#HayQueSeguirCantando, del Solito Trovador. Guía a la lectura (II)

 

– Vídeo de la sesión –

¿Por qué un LibroDisco?

¿Y por qué no? Cuando elegimos las lecturas para este curso con el bibliobús valoramos  el encuentro interdisciplinar  que ocurre en esta obra y que la dota de un atractivo especial;  ello ocurre porque la relación entre poesía y música ha sido estrecha desde antiguo, pues la vieja alianza que establecen se basa en la necesidad de ambas de expresar sus contenidos de forma armónica a través del ritmo (palabras, sonidos, pausas).

El propio Carlos Huerta Mínguez se confiesa incapaz de separar la poesía y la música, y con la musicalización de  los poemas pretende llegar a más gente y crear cierta continuidad en la obra.

En #HayQueSeguirCantando, música y palabra se complementan, pero además involucran  a otras disciplinas (pintura,  cine…) que la enriquecen y ayudan a su mejor comprensión, de manera que el resultado final aglutina el trabajo y la colaboración de músicos, poetas, escritores, ilustradores, actores, promotores, productores y gentes de buena voluntad que sostuvieron con su confianza el proyecto de microfinanciación colectiva  (crowdfunding) propuesto por Marciano Sonoro.

Señalar este nacimiento no es baladí, pues el espíritu de generosidad de quienes han participado prestado su voz, su tiempo,  su trabajo, su poesía late en todo el disco.

La poesía no se entiende: la poesía se vive

De la mano del escritor y poeta Abel Aparicio iniciamos nuestra guía a la lectura acercándonos a las claves poéticas necesarias para la comprensión de la obra. Perder el miedo al texto poético fue su recomendación previa, algo así como una invitación en los siguientes términos: “confía y déjate caer” 🙂 Y lo cierto es que poesía, charla, vida y opiniones  fluyeron de manera natural a lo largo de la tarde.

Temática

El discurso narrativo que recorre el LibroDisco contiene varios temas que lo vertebran:

Ciudad versus campo, incluyendo en esta categoría la lucha tanto exterior como íntima que conlleva oponer las grandes urbes y los pequeños pueblos, la vorágine de la prisa y el cemento ante la “ley natural de los bosques”.

Reivindicación social, que recoge esa parte íntima y personal que evoluciona y se transforma en un sentimiento colectivo de pertenencia a una comunidad. En este sentido, el libro recoge poemas de Miguel Hernández, de Juan Carlos Mestre, del propio Carlos Mínguez

El viaje como camino deseado e inevitable para seguir viviendo de forma auténtica;  aparece como una poderosa  metáfora que recorre  todo el disco.

La vida es un viaje. Un viaje por dentro y por fuera. El viajero canta como cantan las aves cuando vuelan, y narra sus historias cuando reposa en el nido, consciente de que la migración continuará. Hay ciudades en el alma y emociones en cada avenida. Existen pueblos en la imaginación y seres imaginarios en las aldeas. Las regiones de nuestro ser tienen estaciones de las que parten trenes que nos conducen a los andenes de las grandes urbes y de las pequeñas poblaciones, y en nuestros corazones resuenan intermitentes y constantes los ecos de las huellas de los pasos de nuestras vidas. Están quienes se desplazan para viajar, quienes viajan a través de los libros y el arte o quienes viajan solo por dentro, como hace por venas y arterias la sangre que nos mantiene en pie. Pero todos viajamos. Vinimos viajando y nos iremos viajando. Y cantando. Como los ruiseñores y los jilgueros. Como los poetas, como los cantautores. El viento nos lleva y nos trae. Hay que seguir viajando y hay que seguir cantando.   (Carlos Huerta Mínguez en el primer texto de la obra)

Astorga, epicentro geográfico temático del disco, se muestra como referente vital del autor en una relación de amor-odio. Otras ciudades aparecen referenciadas  en los textos  y viajar a otros lugares supone, como hemos visto, una respuesta a la necesidad y el deseo de aprendizaje, de crecimiento. Pero Astorga se mantiene como el punto de partida y de retorno en ese camino. La preciosa “Carta de otoño a la muralla de Astorga”  refleja sentimientos  que trascienden lo generacional y lo elevan a otra categoría. Allí se encuentran los abuelos, los relojes de cuerda, la calma, el calor de la tierra. Es la protección, pero a la vez es el ahogo. Por eso es necesario partir, traspasar los propios  límites para poder volver renovado.

“Me empujaste tantas veces… que persistentemente regresé”

San Roque, Astorga (2015, Jaillus)

San Roque, Astorga (2015, Jaillus)

#HayQueSeguirCantando

En la canción “El club de los poetas muertos y censurados” se encuentra el verso que da nombre al disco  y que no se entiende sin el poema de José Antonio Llamas “No amanece”, cuya publicación provocó el cierre en 1968 de la revista “Claraboya” por  parte del  ministro del régimen, Manuel Fraga.

El poema se convirtió entonces en un símbolo del rechazo a la censura, y en su recuerdo #HayQueSeguirCantando  traslada a la actualidad un grito de protesta pero también  de esperanza,  y un desafío a las censuras (políticas, económicas, religiosas) que  aún en tiempos de aparente libertad, siguen escrutando de manera lábil  las obras de creación.

El círculo temático, ideológico y emocional  del LibroDisco se cierra en el epílogo:

Después de no amanecer permaneció la noche censora ahogando al alba bajo las aguas frías del pantano. El silencio se impuso en los valles, y la niebla, siempre la niebla, escondió lo secretos en las orillas de los ríos de la vida y de la muerte. Las ciudades también se apagaron, obsesionadas en su angustiosa ansia por progresar a golpe de tecnología, hormigón y decreto, dándoles la espalda a la naturaleza y a los maestros.

Pero nosotros seguimos cantando.

El Solito Trovador  visita el club  de lectura “Leemos juntos”
#HayQueSeguirCantando
Jueves 8 de marzo de 2018,  19:00 horas
Biblioteca Municipal de Astorga

Sesión abierta y gratuita

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *