Kim Wilde (Select) 1982

Kim Wilde apareció como un soplo de aire fresco a comienzos de los ochenta. Sus dos primeros álbumes están entre lo mejor de la década. No era una nueva voz para llenar pistas con un pop bailable, o ser carne de cañón en radiofórmulas con bajo nivel de exigencia. Las letras tenían contenido, a veces pleno de dramatismo. Los arreglos se acercaban, sobretodo en “Select”, a la atmósfera oscura de Ultravox y OMD.

Kim Wilde (nacida Kim Smith el 18 de noviembre de 1960) era hija del ídolo del pop de los años cincuenta Marty Wilde y la vocalista de las Vernons Girls Joyce Smith. Kim fue contratada por RAK Records a través del productor Mickie Most en 1980, después de que grabara una demo con su hermano Ricky, pero quedara prendado de la voz de ella.

Wilde lanzó su primer single “Kids in America” en enero de 1981. Un éxito instantáneo, alcanzó el número 2 en el UK Singles Chart y escaló el Top 5 en otros países como Alemania, Francia y Australia. Su álbum de debut “Kim Wilde” repitió el éxito del single, generando dos éxitos adicionales: “Checkered Love” (Top 5 en el Reino Unido, Francia, Australia y Alemania) y  “Water on Glass”.

Con su álbum de debut homónimo, Kim Wilde se puso a la vanguardia de las nuevas estrellas del pop. En lugar de repetir la fórmula que hizo que su trabajo anterior fuera un éxito, ella y su equipo compositor, su padre Marty Wilde y su hermano Ricky, optaron por actualizar su sonido en “Select”. Capturando las tendencias de aquel año, el álbum está envuelto por una niebla de sintetizadores. Armado con un cambio de estilo y un conjunto de canciones más fuerte que en su debut, “Select” sigue siendo uno de los álbumes de synth pop más importantes de los años ochenta.

El cambio en el sonido es evidente desde el principio, ya que los sintetizadores nerviosos de “Ego” se complementan perfectamente con el trabajo de la guitarra. “Words Fell Down” reanuda la energía nerviosa con un torbellino de sintetizadores. “Take Me Tonight” está inundado de seducción y cuenta con una de las mejores melodías del álbum. Mientras tanto, “Just a Feeling” comienza con una entrada épica, con capas sobre capas de sintetizadores y un ritmo persistente de batería creando una sensación sumamente poderosa que inunda al oyente.

Al igual que con su álbum de debut, el contenido lírico del álbum está fuera de lo común para un artista pop. “Select” recibió excelentes críticas de los críticos, que destacaron, no sólo un sonido impresionante, sino también, lo interesante de sus letras.

Los dos temas estrella del álbum, y que más han quedado en el recuerdo del público, fueron los singles extraídos de el. “Cambodia”, publicada en noviembre de 1981, fue Nº 1 uno en Francia, Dinamarca, Suiza y Suecia, y Top 5 en casi el resto del continente. Contaba la historia de un piloto derribado en Camboya.

“View from a Bridge” La canción narraba la historia de una chica que se suicidó saltando de un puente y se convirtió en otra de las grandes éxitos de Wilde, sobre todo en toda Europa y Australia (donde fue su cuarto éxito consecutivo en el Top 10).

Enlace al Álbum

Cambodia

View from a Bridge

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *