Premios del concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (y VIII)

microrrelatos generaciones

Casi cien participantes han respondido a nuestra llamada para el
concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”.

El CEI Triangular-E3, BUCLE, el Programa de Acercamiento Intergeneracional entre personas mayores y estudiantes universitarios, el Área de Actividades Estudiantiles del Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de León y TULectura convocaron en febrero de 2016 un concurso literario de microrrelatos con la temática “Unidos por generaciones”.

Las bases del concurso establecían un primer premio y dos accésits por categoría, siendo las categorías: Miembros de la Comunidad Universitaria de la Universidad de León y Personas Mayores.

Reunido el jurado, ha resuelto fallar los premios “Unidos por Generaciones” concediendo:

En la categoría de Miembros de la Comunidad Universitaria de la Universidad de León:

  • Primer Premio: Dª. Inés Vázquez Lucas. Minino minino.
  • Accésit 1º: D. Carlos Vicente Rubio. Tiene pilín.
  • Accésit 2º: Dª Marina Herrero Prieto. Resiliencia.

En la categoría de Personas Mayores:

  • Primer Premio: D. José Antonio Vallejo Aller. Pluscuamperfecto.
  • Accésit 1º: D. Celestino Ove Medina. El cambio Generacional.
  • Accésit 2º: D. Daniel López Abella. Miramos el mundo.
  • Mención especial: D. José Cobo Fernández. Generaciones.

Ganador del sorteo de la tableta electrónica: D. Sergio Casas Pastor.

———————————————————–

La naturaleza de las relaciones intergeneracionales queda expresada en cada uno de los relatos recibidos. Es imposible no percibir en ellos la ternura que encierran, o advertir en sus frases  la admiración y el cariño con que han sido escritos.

Os  damos las gracias por vuestros textos, pero sobre todo, por la calidad y la calidez humana que las  historias transmiten.

Aun deseándolo, no nos es posible premiar a todos (ni siquiera citar a todos), pero sí expresar nuestro  sincero reconocimiento  por vuestros  relatos y por la valentía y la honestidad con la que habéis  afrontado temas  a veces muy dolorosos.

Al abordar la lectura de los escritos, hemos sido  muy conscientes de la cantidad de vivencias y emociones  que contenían. Con vuestros  relatos, nos habéis hecho partícipes de  momentos de una gran intimidad: el cordón umbilical que une a tres generaciones en un paritorio (querida M.F.F.) o ante una moribunda (E., siempre E.); el legado de sabiduría y resistencia que se transmite, de generación en generación, entre los eslabones de la cadena (Y.Q.M.); las historias que se vuelven a repetir y nadie aprende (R.G.F); el paso del tiempo, las oportunidades que vuelan (N.T.Z.), las lecciones que se enseñan con ejemplos o  consejos y solo se entienden… con coscorrones, porque estos guajes de ahora no saben nada (G.A.F.);  la consciencia de un fin inevitable, cercano y ¡tan cruel! (R.A.M.G. ; A.C.G.). Siempre grandes y pequeños héroes anónimos (A.M.L.) que se miran, se reconocen, se cuidan, se quieren: “Sonríe, hoy también estas preciosa”(J.I.A.)

Eso no se puede valorar desde un jurado…

Entre todos habéis escrito un cuento llamado vida (E.I.), con juegos arriesgados (A.G.L.) que hay que afrontar porque las olas no esperan (M.C.V) y el show debe continuar (H.B.C.). Menos mal que también hay ricas meriendas (A.A.N.), aunque sean de pan negro (M.C.M.M.); y pueblos; y pallozas;  y tierras con casetas (S.F.S.). Aunque en el fondo, todos sepamos que no estamos  hablamos de las casas  (S.C.P).

“Sonríe abuelita, ya es primavera y aún no quiero regalarte flores” (L.S.B.)

Muchas gracias a todos.

Os esperamos en la Biblioteca General San Isidoro, para la entrega de premios, a las 12:00 horas del próximo  29 de abril, fecha en la que coinciden el Día Internacional de la Lectura Universitaria y el Día europeo del Envejecimiento Activo y Solidaridad Intergeneracional.

 

 

Categoría:
Miembros de la Comunidad Universitaria
de la Universidad de León.

Primer Premio:

Dª. Inés Vázquez Lucas.

Fotograma de The Cat and the Canary (1939)

Minino minino

Bajó con paso torpe y patizambo las escaleras y se detuvo a olisquear un barrote de la gastada y sucia barandilla. Con un suave balanceo se inclinó hacia delante y soltó un maullido, haciendo señalar que se había percatado de mi presencia. Debe de ser que hoy tocaba aquello. Le vi descender un par de escalones más, meneando el trasero con gesto altanero. No, si a esta familia ya no le faltaba de nada. Le llamé apremiante, pero hizo como que no me oía, siempre tan orgulloso.

Continuó su travesía al ralentí, sorteando la gravedad mientras se pegaba contra el polvo de la pared. Volvió a maullar reclamando atención, yo empezaba a perder la paciencia y le puse mala cara, él frunció el ceño. Finalmente con gesto travieso se detuvo a mi lado. Desde luego lo del abuelo era un caso aparte.

———————————————————–

Accésit 1º

D. Carlos Vicente Rubio.

ninos-conociendo-hermanos061

Tiene pilín

El embarazo de mi madre fue objeto de frecuentes bromas, porque ya había cumplido los cuarenta. A mi padre, Manolo, raro fue el que no le palmeó el hombro sonriendo y le dijo algo parecido a “¡Menudo descuido, eh!”.

Pero no fue un descuido, sino el capricho de su esposa, madre ya de dos hijos, que quiso brindar al destino la oportunidad de tener esa niña con la que siempre había soñado. La incógnita se despejó cuando la partera salió de la habitación y se asomó a la salita.

Allí estaba mi abuelo, mi padre y mis dos hermanos que, nerviosos, levantaron la vista y exclamaron casi al unísono “¿Es una niña?”. La partera meneó la cabeza sonrió con un poco de tristeza, y la frase que dijo pasó a la historia, a la mía personal y a la de nuestra familia: “Pues no parece, pues tiene pilín”.

———————————————————–

Accésit 2º

Dª. Marina Herrero Prieto.

6de82430b38b891b92065ef336656616_L

Resiliencia

Mientras imaginaba su silueta al pie de la lumbre dando la última puntada a la gabardina con los primeros rayos de la madrugada, me miró con los mismos ojos que vieron escapar trenes, enhebrar trece vidas y la invasión de las nuevas tecnologías. Entonces aprendí que no pasa nada, porque si viene más gente, se le echa más agua al puchero.

 

 

Categoría:
Personas mayores residentes en León y provincia.

Primer Premio:

D. Jose Antonio Vallejo Aller.

pluscuamperfecto

Pluscuamperfecto

Pinta una raya que sirva de horizonte.
Pinta una casa. Y ponle chimenea.
Y volutas de humo; está habitada.
Ponle puerta y ventanas. Y un camino
que salga de la casa hacia nosotros.
Sí, dos rayas onduladas,
primero casi juntas, que se van separando
hasta llegar al borde de la hoja.
Dibuja un árbol; y una mata de flores.
Y el sol: un redondel con rayas (son los rayos)
en la parte de arriba, que es el cielo.
Y ahora pinta un señor en el camino;
pon debajo: Papá.
Pinta una niña cogida de su mano.
Escribe: Ésta soy yo.

Perfecto.

Quedémonos aquí, así, en tu dibujo.
Para siempre queriéndonos.
Para siempre en tu mundo de papel y de sueños.

Tú, sin crecer. Yo, sin menguar.

Pluscuamperfectos.

———————————————————–

Accésit 1º:

D. Celestino Ove Medina.

e24964d72dc0c387af88d0f84e284a8f

El cambio generacional

Todo cambia menos nuestra vieja condición. En Eras trillaban ayer la mies los labradores de Suero; hoy crecen modernos edificios de Junta y Museos. Vivimos en aldea global, Europa renqueante y España desconectada. Y las cabezas de ochenta años no aciertan con el móvil de sus nietos.

A pesar de tantos cambios generacionales, estoy escribiendo este artículo en un PC. La vieja Olivetti adorna. La Blasa de Mota sabe la tira de wasaps, photoshop y powerPoints. Y mientras sus nietos ven los Simpsons, duerme en el taburete materno.

Yo me sumo al cambio. Y mientras tecleo estas líneas, veo imágenes en TVE del Miguelón de Atapuerca. Visita my web. Verás los Toros de Guisando o las Médulas bercianas a vista de dron. Y el AVE, que ya no pasa por Sahagún o Venta de Baños. Hoy iré al tiovivo con mis nietos. Me quedo con el cambio.

———————————————————–

Accésit 2º:

D. Daniel López Abella.

Kingdom of Ends, Bo Bartlett

Kingdom of Ends, Bo Bartlett

Miramos el mundo

Nacimos en las postguerras. Década de los 40. Asistimos, asombrados, al mayor vuelco social, tecnológico, científico… que nunca había visto la humanidad.

El mundo que vieron mis infantiles ojos fue un pueblo perdido en las montañas. Alejado del mundo civilizado, sin carreteras, muchas veces sin escuela y malviviendo en una palloza, sin luz eléctrica, compartida con animales domésticos.

Ahora convivo con gentes nacidas en una sociedad llena de comodidad y oportunidades.

Difícil tarea explicar a las nuevas generaciones que, algunos, solo conocimos hambre y estrecheces en nuestra juventud y aquel cerebro infantil que vivió en un  mundo propio de siglos anteriores, hizo  un tremendo  esfuerzo para adaptarse y no quedarse atrás en las nuevas formas de pensar y las nuevas tecnologías.

Los nietos, las pocas veces que me escuchan, se quedan mirando.

 – Batallitas del abuelo…

Les comprendo.

Juzgamos el mundo a través de nuestras propias experiencias vividas…

———————————————————–

Mención especial

José Cobo Fernández

Generaciones, de José Cobo Fenández

Aunque ya vago el recuerdo,
siempre atisbo en mi niñez.
Insisto rememorando,
y el recuerdo de esa etapa
se evapora aún sin querer

Dónde llegar con mi sagageneracion_X_Y_Z_BABY_BOOMERS
siempre me intrigó saber,
Puse empeño en descubrir
algo de lo pasado vivido,
que revivido en la mente
aceleró mi incentivo.

Generaciones pasadas
con paciencia he conseguido,
llegando a mis bisabuelos…
… y se perdió en el camino…

Abrimos con nuestra unión
la propia alegre comparsa,
con trece que formarán
la ruta de su destino.

¿Qué es generar? ¿Es amar?
¿es el don que otra persona,
con ilusión puede dar?
¿o la imagen que rodea
en un halo singular
de turbaciones o paz?

Ensimismada mi mente
se inclina para pensar…
¡es tan bonito el querer!
¡es tan hermoso el amar!
que esta bella sensación
nunca pude abandonar.

Porque amar es generar…
y propicia la amistad.

———————————————————–

Sorteo

Entre todos los participantes del concurso se ha sorteado una tableta electrónica que ha correspondido a Sergio Casas Pastor.

———————————————————–

Un pensamiento en “Premios del concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (y VIII)

  1. Pingback: Acto de entrega de premios de los concursos | tULEctura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *