Angeles, detectives y otros fracasados: Coloquio participativo de guía a la lectura

Por Eva Santos González
(Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León)

 Vídeo de la sesión

Miguel Paz Cabanas

Miguel Paz Cabanas

Miguel Paz Cabanas nació en Sestao (Vizcaya) aunque reside en León desde 1988. Ejerce como articulista en el Diario de León, con la sección “Contracorriente” y como él mismo afirma, escribe “porque es su forma de abordar la misteriosa complejidad de la vida” y añade con cierto aire de sorna: “Creo que también es  una opción razonable al suicidio” (fuente:  ileón.com 28/10/2014)

A Miguel Paz Cabanas le complace admitir sus errores, pero lo que nunca acepta de esta época es su mezcla de ruido y degradación, que a su modo de ver nos hace peores y porque mancha con su codicia el río invisible de las palabras.

Su obra abarca  tanto el ensayo  como el relato y o el artículo periodístico.  Y en todos estos campos ha recibido numerosos premios y reconocimientos. En cuanto a las obras editadas individualmente, figuran:

  •  “Cuentos crueles para leer tumbado en la cama”, (Ediciones Leteo, 2006)
  •  “El viaje del idiota”, novela (Ediciones Baile del Sol, 2010)
  •  “Memorias de un cabrón resentido”, colección de relatos. (Ediciones Camparredonda, 2011)
  •  “Los abedules enanos”, obra ganadora del Primer Premio del XII Certamen Rafael González-Castell de novela (Diputación de Badajoz, 2012)
  •  “Ángeles, detectives y otros fracasados”, coleccion de relatos ( Eolas Ediciones, 2012 )
  • “Oración de la negra fiebre” , poemario (Eolas Ediciones, 2015)

En esta última recopilación de poemas, presentada  recientemente en el Instituto Leonés de Cultura de la Diputación de León, relata su paseo por los infiernos, su comunión en el dolor con el resto de los enfermos, su experiencia como paciente fruto de la terrible experiencia que a travesó debido al síndrome Guillain Barré. Según el autor, este poemario le servido para mostrar «la alianza con los que sufren, los otros enfermos; la sensación de angustiosa irrealidad que viví; la necesidad de construir relatos fantásticos para huir de aquel estado de postración en los oscuros días de la UCI; y de ese asombro que me perseguirá siempre en aquella experiencia».

La obra

978841560301En la entrevista publicada en el blog literario Un lector indiscreto, Miguel Paz Cabanas nos habla  sobre su obra “Ángeles, detectives y otros fracasados”:

Este libro reúne una parte notable de los relatos que he escrito en los últimos años, entre ellos algunos que han sido premiados dentro y fuera de España. Es una obra donde se citan mis obsesiones como autor: tanto las estílisticas (el cuidado de la prosa y del ritmo), como las temáticas (las historias de perdedores, los desenlaces imprevisibles, el humor). Se trata, por cierto, de una edición muy cuidada.

En otra interesante conversación con el escritor plasmada en el Diario de León, en junio de 2012, Paz Cabanas sostiene que “Los personajes de este libro viven instalados en la epifanía del fracaso”

 

¿Por qué recomiendo esta lectura?

Cuando un lector  toma en sus manos por primera vez este libro de relatos dispuesto a formar parte con su lectura de estas cortas aunque intensas historias, lo primero que le puede llamar su atención es la propia ilustración de la cubierta, la cual a mi juicio y valga la redundancia ilustra a la perfección el título de la obra, haciendo referencia a los ÁNGELES, DETECTIVES y a los FRACASADOS, teniendo en cuenta que la actitud de lucha, representada por el combate de boxeo les confiere a ambos y a la figura del payaso decadente que aparece en el centro, un halo de amargura, de opacidad, en definitiva de fracaso. Incluso el público que se ve al fondo de la escena refleja, con sus gestos, una clara actitud de agonía, de tristeza, de dejadez, plasmados  en una especie de “horror vacui” y acompañados del blanco y negro por todo índice cromático. La responsable de esta ilustración es Silvia Álvarez López-Dóriga, restauradora y fotógrafa.

Aunque en un principio los treinta relatos que conforman la obra pueden resultar inconexos, buscando trazar una línea común entre todos ellos, existe una serie de personajes que, encastrados en diferentes ambientes sociales, económicos, históricos…, tienen un trasfondo de tristeza irónica, de existencias al borde del abismo, sin futuro en muchas ocasiones, o con un pasado siniestro, pero que de algún modo reflejan una realidad (su propia realidad) en la que  se esconde una crítica solapada a la sociedad actual, cargada de estereotipos, de encasillamiento en los pensamientos y en las ideas.

Encontramos también relatos ambientados en un contexto histórico relativamente reciente, como la etapa franquista en la que se desarrolla el relato titulado “Dos hombres y un destino”, o la guerra civil española en la que el sepulturero de “El lanzador de cuchillos” es obligado a cavar fosas comunes, o un anarquista alistado en las Brigadas Internacionales tal y como se narra en “Los túneles se sucedían” y (uno de los que más me han gustado personalmente) “Pasoslargos”, en el que un humilde tabernero comete la supuesta osadía de ensalzar la segunda República española y sus valores. Este relato puede arrancarnos una sonrisa por su ironía tan estratégicamente camuflada.

En otros relatos encontramos historias un poco más sentimentales, aún en su crudeza,  historias de gente común con problemas reales, como es el caso de “La peluca”, “Las zapatillas rojas”, “Leonor y los tiempos amarillos”, “Señor  polilla”, “Una llama oscura” o el texto “No lo sé con certeza”, en el que puede existir una crítica a la situación laboral que se vive actualmente y se acepta con resignación, en un conformismo que paraliza la condición  del ser humano

Y por último destacar que hay una serie de  relatos con claras referencias cinematográficas, aquellos en las que se hace un guiño a títulos míticos del cine, como por ejemplo, “Mogambo”, “Dos  hombres y un destino”, o “La isla del tesoro”, cuyo título,  tomado de la obra de unos de los autores fetiches de Paz  Cabanas  -R. L. Stevenson-,  nos narra las excentricidades de un director de cine y la historia del denostado actor John Garfield.

Para terminar quisiera hacer hincapié en lo cuidado de la edición tal y como señalaba el propio Paz en una de sus entrevistas;  me ha resultado tremendamente original la composición tipográfica de los textos: los títulos de cada uno de ellos hacen alusión directa y de forma muy visual, con su tipografía,  al contenido del mismo; también nos encontramos con páginas floreadas, punteadas, palabras borrosas, dibujos… y una página en negro, que echa por tierra la cada vez más popular afirmación, “poner en negro sobre blanco” a modo de transgresión y que representa la decadencia de un actor y su muerte.

Recomiendo la lectura de estos textos cortos  en la que en un primer contacto, tomamos conciencia con todos ellos de manera general, pero quizá es en una segunda lectura, más profunda, en la que sacamos provecho de lo que Miguel Paz Cabanas nos cuenta en cada página.el-senor-polilla

 

Para comenzar el debate del próximo 26 de octubre, podemos plantearnos los siguientes interrogantes:

  1. 1. ¿Qué te parece la tipografía y la composición formal del volumen? ¿Crees que enrique la obra, acompaña al contenido o distrae de la lectura?
    2. La ilustración de la cubierta ¿es adecuada para el título y el contenido de la obra? ¿Qué opinas de la cubierta?
    3. ¿Te parecen demasiados relatos para una colección? ¿crees que sobra alguno? ¿crees que sobresale alguno?
    4. ¿Encuentras algún hilo conductor en los relatos?
    5. Paz Cabanas se caracteriza por la ironía en su escritura ¿En qué relatos y/o aspectos detectas esta ironía?
    6. ¿Encuentras referencias cinematográficas, históricas, metaliterarias en los relatos?
    7. En algunos relatos hay tintes de novela negra ¿cómo los consigue el autor?
    8. ¿Los personajes de la obra tienen características comunes?
    9. ¿Cómo conviven la realidad y la ficción, el presente y el pasado… en el texto?
    10. Hay relatos más realistas y otros más fantásticos ¿crees que la mezcla de ambos responde a algún objetivo?
    11. ¿Crees que estos relatos conservan la estructura de los relatos cortos? (nudo breve bien construido y final sorpresivo que explica el desenlace en las últimas líneas)
    12. ¿Consideras que el libro contiene crítica social? ¿en qué relatos?
    13. ¿Encuentras  similitudes con alguna obra del mismo autor o de otros escritores?
    14. ¿Te parece que es un libro pesimista o deja lugar para la esperanza?

    Puedes comentar aquí o en la discusión creada por los Bibliobuses de León en Facebook 

    ajedrez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *