Welcome Back my Friends to the Show That Never Ends. Keith Emerson (1944 – 2016)

De nuevo traemos a este espacio otra noticia luctuosa relacionada con el mundo de la música, otra pérdida irreparable que nos ha sacudido en este año especialmente cruel, donde la sensación de ir quedándose poco a poco sin referentes musicales se acrecienta cada día.

Esta vez se nos ha ido definitivamente el extraordinario teclista Keith Emerson, cabeza visible de aquel proyecto, a veces megalómano, pero siempre cargado de interés, que fue Emerson, Lake & Palmer.

Perteneciente a la que podíamos llamar “Santísima Trinidad” de los teclistas del rock junto con Rick Wakeman (Yes) y Jon Lord (Deep Purple). Su formación clásica siempre estuvo presente en sus composiciones, solía tocar con una partitura de J. S. Bach en su teclado, y siempre adjuro de la etiqueta de estrella del rock que muchos le adjudicaron.

Emerson, Lake & Palmer, grupo capital del Rock Progresivo, aquella corriente que se adueñó de gran parte de la década de los setenta, con una música que aspiraba a llegar lo más lejos posible, a romper barreras y tender puentes, a redefinir la concepción musical imperante hasta entonces. Amado y odiado por igual, este género dio frutos gloriosos y uno de los más significativos fueron ellos.

Pero la andadura musical de Emerson, no comenzó en esta banda, antes dio forma a otro grupo, uno de los que marcaron el camino a seguir a las futuras bandas progresivas, nos referimos a The Nice.

The Nice fue una banda carácterízada por sus mezclas de rock, jazz y música clásica. Su álbum de debut, “The Thoughts of Emerlist Davjack”, fue lanzado en 1967, y al momento logró un gran éxito. A menudo se considera el primer álbum de Rock Progresivo. El LP sirvió para que The Nice se dieran a conocer entre el público inglés, conocimiento asentado también en las espectaculares actuaciones en directo en las que Emerson emergía como el auténtico protagonista. Vestido de forma llamativa y con movimientos sensuales, tocaba el órgano con cuchillos, entre otras excentricidades, en unas ceremonias que eran celebradas con alborozo por los asistentes al acto.

The Nice (America) 1968

En aquella época, Emerson había descubierto el sintetizador creado por Robert Moog, quedó fascinado por sus posibilidades cuando escuchó las versiones de temas de J. S. Bach realizadas por Wendy Carlos y adquirió uno. Un monstruo de 250 Kg. de peso y tres metros de altura.

Emerson compró el segundo sistema modular Moog, teniendo problemas con el ensamblado y la afinación, conoció y colaboró con Moog ayudándolo a desarrollar osciladores más estables y nuevas funciones para la presentación en vivo. Esto llevó a una comercialización completa de varios tipos de sintetizador en la siguiente década y trajo nuevos fabricantes al mercado.

En 1970 abandonó The Nice para unirse al bajista y cantante de King Crimson, Greg Lake, y al batería de Atomic Rooster, Carl Palmer. La química entre los tres músicos fue inmediata. Eran tres virtuosos de sus respectivos instrumentos que además tenían ganas de explorar otros territorios, de dejarse llevar por su inmensa capacidad creativa y fortalecerse cada uno con la presencia de los otros. En agosto de ese mismo año aparecieron en el festival de la Isla de Wight y nada más terminar su actuación el presidente de Atlantic Records les propuso firmar con contrato con su discográfica.

El disco homónimo de debut se publicó en noviembre del 1970 y la mitad de los cortes eran temas instrumentales con una gran influencia de la música clásica. El Lp tuvo una muy buena acogida y el trío se convirtió desde ese momento en uno de los máximos exponentes del rock sinfónico y progresivo y Keith Emerson en toda una leyenda de la experimentación con los teclados y de los sintetizadores en particular. La discografía de EL&P, a pesar de no ser nada fácil, consiguió llegar a lo más alto de las listas de ventas y algunos de sus discos, como “Tarkus”, “Brain Salad Surgery”, “Pictures At An Exhibition” se convirtieron en obras imprescindibles para los seguidores del género y para los melómanos en general.

EL&P se separaron en 1979, y volvieron a reunirse en 1991. Después sus integrantes se volvieron a separar y se reunieron por última vez para una gira en 2010.

EL&P (Hoedown) 1972

EL&P (Karn Evil 9) 1973

EL&P (Fanfare for the Common Man) 1977

Según le explicó el propio Emerson a “The Guardian” en 2002: “querían crear una banda de tres piezas con el mayor sonido posible, una especie de orquesta eléctrica de tres hombres. Teníamos un ambicioso repertorio de clásicos “rockeados” basados en Bach, Bartok, Janacek, Mussorgsky y Ginastera intercalado con blues, boogie, rock & roll, y experimentábamos, extemporizábamos, cualquier cosa”.

Emerson, que se reunió en proyectos distintos con sus antiguos compañeros, grabó discos en solitario y bandas sonoras, como la de “Inferno”, de Dario Argento y una desconocida y aceptable película de Sylvester Stallone, “Nighthawks”. Actualmente lideraba la Keith Emerson Band, que debía iniciar una gira por Japón el mes que viene.

Keith Emerson (B.S.O. Nighthawks) 1981

El título de esta entrada alude al título de un triple álbum en directo de EL&P editado en 1974. El será bienvenido siempre, aun reconociendo todos sus excesos musicales, nos queda la figura de un creador que siempre quiso ir un paso más allá, un virtuoso de su instrumento como ha habido pocos y alguien, que a pesar de su triste final, dejará un recuerdo imborrable en los buenos aficionados a la música.

Descansa en paz Keith, y gracias por hacer nuestra vida un poco mejor gracias a tu música.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *