Fats Domino (1928-2017): La Cara Amable del Rock & Roll

“Mucha gente parece pensar que yo inicié este negocio”, dijo Elvis Presley a la revista Jet en 1957. “Pero el rock & roll estuvo aquí mucho tiempo antes de que yo apareciera. Nadie puede cantar esa música como la gente de color. Reconozcámoslo: no puedo cantar como Fats Domino. Lo sé”.

Fats Domino, el cantante de Nueva Orleans, cuyo piano boogie-woogie y voz relajada, le convirtieron en una de las estrellas más importantes de la era del rock & roll. Murió el 25 de octubre en su ciudad natal, Nueva Orleans. Tenía 89 años.

Fats Domino consiguió más de tres docenas de éxitos en el Top 40 durante la década de los cincuenta  y principios de los  sesenta, entre ellos “Blueberry Hill”, “Is not It a Shame” (también conocido como “Is not That a Shame”, que es la letra real), “I’m Walkin”, “Blue Monday” y “Walkin’ to New Orleans”. Vendió 65 millones de singles en esos años, con 23 discos de oro, siendo solo superado por Elvis Presley como fuerza comercial.

De físico rotundo y con una estatura de 165 cm, bromeaba diciendo que era tan ancho como alto. Domino tenía una gran sonrisa contagiosa, una afición por los ornamentados anillos con incrustaciones de piedras preciosas y una actitud desenfadada cantando, incluso en las canciones más lastimeras. Su voz tenía siempre una sonrisa.

Antoine Dominique Domino Jr. nació el 26 de febrero de 1928. Era el menor de ocho hermanos de una familia con raíces criollas. Creció en el Noveno Distrito de Nueva Orleans, donde pasó la mayor parte de su vida.

La música llenó su vida desde la edad de 10 años, cuando su familia heredó un viejo piano. Después de que su cuñado Harrison Verrett, un músico de jazz tradicional, anotó las notas en las teclas y le enseñó algunos acordes, Antoine se arrojó sobre el instrumento con tanto entusiasmo, que sus padres lo trasladaron al garaje para que practicara.

Era casi totalmente autodidacta, recogiendo ideas de maestros de boogie-woogie como Meade Lux Lewis, Pinetop Smith y Amos Milburn. “En aquel entonces solía tocar todos los registros“, dijo a la revista de música de Nueva Orleans Offbeat en 2004. “Solía ​​escuchar discos, escucharlos cinco, seis, siete, ocho veces y podía tocarlo como el disco porque tenía un buen oído para atrapar las notas”.

En su adolescencia, comenzó a trabajar en un club llamado Hideaway con una banda dirigida por el bajista Billy Diamond, quien lo apodó “Fats”. Domino pronto se convirtió en el líder de la banda.

El fallecimiento por causas naturales, fue confirmado por Mark Bone, director de la oficina del forense del distrito de Jefferson de la ciudad (Getty Images)

Fats Domino en 1950 (Getty Images)

A comienzos de la década de los cincuenta, Domino produjo una serie de éxitos, ocupando lo que parecía una residencia permanente en los tramos superiores de las listas de R & B. Sus discos comenzaron a llegar a las listas pop también.

En esa era racialmente segregada, los artistas blancos usaron sus éxitos para construir sus carreras. En 1955, “Is not it a Shame” se convirtió en número 1 para Pat Boone como “Is not That a Shame”, mientras que la composición de una canción tradicional, “Bo Weevil”, de Domino, fue versioneada por Teresa Brewer.

El acercamiento de Domino a los adolescentes blancos se amplió cuando se embarcó en giras nacionales y apareció en festivales de rock mixtos como el Moondog Jubilee de Stars Under the Stars, presentado por el disc jockey Alan Freed en Ebbets Field en Brooklyn. Las apariciones en la televisión nacional, en los espectáculos de Steve Allen y Ed Sullivan, lo colocaron en millones de salas de estar. Nunca hizo alarde de su condición de innovador ni como arquitecto de un poderoso movimiento cultural.

“Fats, ¿cómo comenzó todo esto del rock  &roll ?”, Le preguntó un entrevistador de un noticiario en 1957. Domino respondió: “Bueno, lo que ellos llaman rock & roll es el rhythm and blues. Lo he estado tocando durante 15 años en Nueva Orleans”.

Distintas Imágenes de Fats Domino con Elvis Presley (Fotografías: Texas Elvis Fan Club archives)

En una conferencia de prensa en Las Vegas en 1969, después de reanudar su carrera, Elvis Presley interrumpió a un periodista que lo había llamado “el rey”. Señaló a Domino, que estaba en la sala, y dijo: “Este es el verdadero rey del rock & roll”.

Domino tuvo su mayor éxito en 1956 con su versión de “Blueberry Hill”, una canción que había sido grabada por la big band de Glenn Miller en 1940. Alcanzó el puesto número dos en las listas de popularidad y vendió tres millones de copias.

“Tuve la suerte de escribir canciones que tenían un buen ritmo y contar una historia real que la gente podía sentir que también era su historia, algo que los mayores o los niños podían disfrutar”, dijo Domino a Los Angeles Times en 1985.

A principios de la década de los sesenta, Fats siguió llegando a las listas de pop y rhythm and blues con canciones como “Whole Lotta Lovin”, “I’m Ready”, “I’m Gonna Be a Wheel Someday”. “Be My Guest”, “Walkin to New Orleans” y “My Girl Josephine”.

Fats Domino con The Beatles

Su última aparición en el Top 100 fue en 1968, con una versión de “Lady Madonna”, la canción de los Beatles inspirada en el estilo de piano de Domino.

Pasó a actuar regularmente en el Festival de Jazz y Patrimonio de Nueva Orleans, y en 1987 Jerry Lee Lewis y Ray Charles se unieron a él para un especial de Cinemax, “Fats Domino and Friends”. Lanzó un álbum navideño, “Christmas is a Special Day”, en 1993.

Recluido y notoriamente resistente a las solicitudes de entrevistas, Domino se quedó en casa incluso cuando recibió un Premio Grammy por toda su trayectoria en 1987. Viajó a Nueva York cuando fue incluido en el Salón de la Fama del Rock & Roll en 1986 como uno de sus primeros miembros, aunque no participó en la jam session que cerró la ceremonia. En 1999, cuando fue galardonado con la Medalla Nacional de las Artes, envió a su hija Antoinette a la Casa Blanca para recoger el premio.

Incluso se negó a dejar Nueva Orleans cuando el huracán Katrina devastó la ciudad el 29 de agosto de 2005, permaneciendo en su casa inundada, hasta que fue rescatado en helicóptero el 1 de septiembre. “No estaba demasiado nervioso por esperar a ser rescatado”, le dijo al New York Times en 2006. “Tenía vino y un par de cervezas; estaba bien”.

File:Fats Domino, George W. and Laura Bush, Lower 9th Ward of New Orleans, Louisiana - 20060829.jpg

Fats Domino y el Presidente George W. Bush a las Puertas de la Casa del Primero en 2006

A menudo se lo veía por Nueva Orleans, saliendo de su mansión conduciendo un Cadillac rosado. “Simplemente tomo mis cervezas, cocino cualquier cosa que me apetece”, le dijo al Daily Telegraph en 2007 describiendo su retiro.

En 1953, en la revista Down Beat, el productor de Atlantic Records, Jerry Wexler hizo una predicción audaz que resultó ser, en retrospectiva, bastante tímida. “¿Te imaginas a un coleccionista en 1993 descubriendo un disco de Fats Domino en un mercadillo del Ejército de Salvación y corriendo a casa para ponerlo en el plato giratorio?”. Seguramente, todos correríamos a escucharlo. Buen viaje maestro.

Fats Domino (Lista de Reproducción de sus Grandes Éxitos)

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *