Emmylou Harris (Pieces of the Sky) 1975

Resultado de imagen de Emmylou Harris (Pieces of the Sky

Aunque otros artistas han vendido más discos y son más famosos, pocos han tenido un impacto tan profundo en la música contemporánea como Emmylou Harris. Bendecida con una voz cristalina, un don notable para el fraseo, y un espíritu creativo inquieto, ella ha tenido una trayectoria artística singular, llevando orgullosa la antorcha de la música americana pasada por su mentor Gram Parsons. Pocas estrellas de la música han creado un cuerpo musical tan extenso como consistentemente, iconoclasta, ecléctico o atrevido; Después de cinco décadas de carrera, sus últimos trabajos son tan sinceros, visionarios y vitales como sus primeras grabaciones.

Harris nació el 2 de abril de 1947, en una familia, cuyo padre, militar de profesión, estaba destinado en Birmingham, Alabama. Después de pasar gran parte de su infancia en Carolina del Norte, se trasladó a Woodbridge, Virginia, donde se graduó en la escuela secundaria. Después de ganar una beca para la Universidad de Carolina del Norte, comenzó a introducirse seriamente en la música, aprendiendo a tocar canciones de Bob Dylan y Joan Baez. Pronto Harris estaba actuando en un dúo con su compañero de estudios Mike Williams, abandonando la Universidad para mudarse a Nueva York, para encontrarse una comunidad de músicos folk languideciendo a causa de la psicodelia.

Sin embargo, Harris permaneció en Nueva York, actuando en el circuito de salas del Greenwich Village antes de convertirse en un habitual de Gerdes Folk City, donde se unió con otros amigos folkies. Después de casarse con el compositor Tom Slocum en 1969, grabó su LP de debut, “Gliding Bird”. El álbum contiene cinco composiciones folk de Harris, influidas por Joan Baez y Joni Mitchell, así como versiones de temas country de Bob Dylan y Fred Neil. Poco después del lanzamiento del disco, la discográfica de Harris se declaró en bancarrota, y mientras esperaba su primer hijo, su matrimonio comenzó a desmoronarse. Después de mudarse a Nashville, ella y Slocum se divorciaron, dejando sola a Harris para criar a su hija Hallie por su cuenta. Después de varios meses de lucha y pocos recursos económicos, regresó con sus padres, que habían comprado una granja a las afueras de Washington.

Resultado de imagen de emmylou harris David Gahr

Emmylou Harris en 1968. Fotografía: David Gahr

Allí ella volvió a actuar, formando un trío con los músicos locales Gerry Mule y Tom Guidera. Una noche de 1971, mientras tocaba en un club llamado Clyde’s, el trío tocó a una multitud que incluía a miembros de los pioneros del country rock, los Flying Burrito Brothers. A causa de la salida de Gram Parsons, el fundador de la banda, los Burritos estaban liderados por el ex Byrd Chris Hillman, que quedó tan impresionado por el talento de Harris que consideró invitarla a unirse al grupo. En cambio, Hillman los dejó para unirse a Stephen Stills en su proyecto de Manassas, pero la recomendó a Parsons, que quería una vocalista femenina para completar el sonido de su primer trabajo en solitario. Su conexión fue instantánea, y pronto Harris se fue introduciendo en la música country cantando en el debut en solitario de Parsons , el álbum “GP” de 1972, y en 1973 regresaron al estudio para grabar el siguiente LP de Parsons “Grievous Angel”.

El 19 de septiembre, pocas semanas después de que terminaran las sesiones de grabación del álbum, la mala vida de Parsons le pasó factura, y lo encontraron muerto en una habitación de hotel en el parque nacional de Joshua Tree en California. En ese momento, Harris estaba de vuelta en Washington, recogiendo a su hija para un traslado planeado a la costa oeste. En cambio, permaneció allí, reuniéndose con Tom Guidera para formar la Angel Band. El grupo firmó con Reprise y se trasladó a Los Ángeles para comenzar a trabajar en el 2º álbum de Harris, después del anecdótico “Gliding Bird”.

“Pieces of the Sky” es una impecable colección de canciones compuestas en gran parte por diversas influencias que iban desde Merle Haggard hasta los Beatles. En este maravilloso álbum, Emmylou Harris establece rápidamente el patrón que seguiría la gran mayoría de sus trabajos posteriores: “Pieces of the Sky” es sumamente variado, está impecáblemente realizado y es dolorosamente hermoso. En medio de una colección de canciones impresionante, emerge la pieza central del disco, y quizás la canción más icónica de Harris, ”Boulder to Birmingham”, que es su sentido homenaje a Gram Parsons.

Resultado de imagen de emmylou harris Gijsbert Hanekroot

Emmylou Harris durante un concierto en Amsterdam en 1975. Fotografía: Gijsbert Hanekroot / Redferns

Grabado en Los Ángeles con el productor canadiense Brian Ahern, con quien Emmylou se casaría unos años más tarde. Trajo las influencias de la escena del country rock de California en la que Emmylou había estado inmersa durante su convivencia con Gram Parsons, fusionándolas con elementos mucho más tradicionales.

Los músicos que arroparon a Emmylou en este álbum, incluyeron a Herb Pedersen (más tarde miembro de la Desert Rose Band de Chris Hillman) como la principal voz masculina de apoyo, más guitarras y banjo. Bernie Leadon de los Eagles, tocando una variedad de instrumentos. Los futuros miembros de su banda, la influyente Hot Band, y antiguos colaboradores de Elvis Presley, James Burton y Glen D. Hardin, y Fayssoux Starling y su íntima amiga Linda Ronstadt, en los coros. La propia Emmylou tocaba la guitarra acústica en varias pistas.

El álbum se vendió bastante bien, llegando al nº 7 en las listas country.

Resultado de imagen de female acoustic country

Fotografía: Philip Gould / Corbis

“Pieces of the Sky” es el vuelo de un ángel, con una de las voces más personales y bellas de la música popular. Es su declaración de independencia artística, ya sin necesidad de ninguna mano que la guíe. Fueron los cimientos para construir una de las trayectorias musicales más coherentes y sólidas que han existido. Emmylou harris es sencillamente imprescindible. En otros, este calificativo puede sonar a exageración, En el caso de Emmylou, seguramente nos quedaremos cortos al utilizarlo.

Elvis Costello dijo una vez, que cantar con Emmylou Harris debía de ser lo más parecido a estar en el cielo. Escuchándola en este álbum, y en los posteriores, ya nos sentimos en el paraíso.

Enlace a la Lista de Reproducción del Álbum

 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *