Marta Sanz recomienda leer…

Marta-Sanz

Marta Sanz, escritora con  quien estuvimos recientemente  en las Jornadas de la RIUL sobre Literatura Actual, sugiere la lectura de los siguientes textos: 

  1. Henry James. Otra vuelta de tuerca. Anaya. Si uno lee este texto de James de un modo mínimamente analítico, puede familiarizarse con algunos de los resortes que inauguran la narrativa de la modernidad. Es un libro que nos invita a formularnos preguntas, que deberían ser respondidas, a lo largo de todo el proceso de lectura: ¿qué significa el proemio del libro?, ¿por qué la institutriz no tiene nombre?, ¿qué es más aterrador que los fantasmas existan o que no existan?
  2. Osamu Dazai. Colegiala. Impedimenta. Un descubrimiento reciente, al menos para mí. El Dostoievski japonés construye, con un especialísimo sentido del humor, unos personajes femeninos maravillosos, una colección de mujeres de esas que siempre piensan que son mucho peores de lo que son en realidad. No me gusta usar palabras como “delicia” para calificar un libro. Sin embargo, éste lo es.
  3. Delphine de Vigan. Días sin hambre. Anagrama. Un libro sobre la anorexia escrito con un estilo adelgazado. Contundente. Un ejemplo magnífico de cómo en la literatura los fondos no pueden separarse de las formas y de cómo la presión se ejerce sobre las superficies pequeñas. No es ni mucho menos una historia de desesperanza.
  4. Luisgé Martín. La mujer de sombra. Anagrama. Con La mujer de sombra Luisgé Martín nos enfrenta con el monstruo que tal vez habita en nuestro interior. Con nuestra hipocresía y con un forma de leer que se parece al deseo: tememos lo que se avecina pero abrimos la puerta de la habitación de Barba Azul. Hay que ser tan valiente para leer esta novela como lo fue su autor al escribirla.
  5. Isaac Rosa. La habitación oscura. Seix Barral. Isaac Rosa tiene la intrepidez de hablar del tiempo presente y de hacerlo con una voz colectiva que al principio suena distorsionada y que poco a poco va ganando nitidez. Como los acordes de un órgano. Dentro de la habitación oscura, esa voz nos dice muchas de esas cosas que no nos gusta oír, nos habla de nuestras cobardías y nos propone una acción: tal vez ha llegado el momento de dejar de tener miedo para empezar a darlo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *