Archivo de la etiqueta: universidad

Publicar o perecer en la Universidad Neoliberal. La locura del actual modelo de evaluación y acreditación del profesorado universitario

Actualizada: ENLACE VÍDEO DE LA SESIÓN

El jueves 14 de marzo de 2019  abordaremos la segunda de las Lecturas de divulgación científica para este año. Como siempre, la sesión  es gratuita y abierta para todo el público, y se emite en vídeo streaming para que quien lo desee pueda seguirla en tiempo real desde cualquier ubicación a través de este enlace al canal de eventos en directo de la ULe

Ven y participa, o envíanos  tus preguntas y comentarios  a  @tULEctura_ULE con el hashtag   

El ponente: Enrique Javier Díez Gutiérrez

Doctor en Ciencias de la Educación. Licenciado en Filosofía. Diplomado en Trabajo Social y Educación Social. Ha trabajado como educador social, como maestro de primaria, como profesor de secundaria, como orientador en institutos y como responsable de atención a la diversidad en la administración educativa. Actualmente es Profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de León. Especialista en organización educativa, desarrolla su labor docente e investigadora en el campo de la educación intercultural, el género y la política educativa.

Entre sus publicaciones se encuentran:

Colabora con periódicos y revistas como El Viejo Topo, Eldiariodelaeducacion, El País, Público o Diario de León; Rebelión o Crónica Popular. Y además es también:

  • Coordinador del Área Federal de Educación de Izquierda Unida a nivel nacional;
  • Vicepresidente del Foro por la Memoria de León que trabaja en la recuperación de la memoria histórica y ha impulsado la creación de un monumento a los dos mil Fusilados del franquismo en el cementerio de la ciudad de León;
  • Secretario de la Asociación Prometeo, Hombres por la Igualdad de León, que promueve la implicación de los hombres en la lucha por la igualdad y participa con los colectivos feministas en la denuncia de la violencia de género;
  • Presidente nacional de la Asociación estatal Zero Macho, Hombres por la Abolición de la Prostitución que denuncia la complicidad de los hombres en esta forma de violencia de género y proponen la solución sueca para la erradicación de esta explotación y esclavitud en la sociedad actual.

* ORCID: https://orcid.org/0000-0003-3399-5318
* Página profesional en la Universidad de León: http://educar.unileon.es
* Perfil en Dialnet
* Perfil en Wikipedia
* Facebook: https://www.facebook.com/enriquejdiez
* Twitter: @EnriqueJDiez 

Lecturas propuestas

(Dom McKenzie)

(Dom McKenzie)

Para comenzar:

No es la primera vez que abordamos en nuestras lecturas de divulgación textos relativos a la situación de la  Universidad española, su presente, su futuro y las reformas necesarias para mejorar su calidad y su eficiencia en el siglo XXI.  El próximo día 14 de marzo de 2019, de la mano de Enrique Javier Díez Gutiérrez, profesor de la Facultad de Educación de la Universidad de León, volveremos a acercarnos al tema, y más específicamente a la calidad y formación exigida a los futuros docentes y a la valoración de la producción científica de los investigadores.

Antes de empezar, será útil conocer algunas cuestiones previas:

¿Qué es la ANECA?

La ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación es un Organismo Autónomo, adscrito al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que ha sido creado por el artículo 8 de la Ley 15/2014, de 16 de septiembre, de racionalización del Sector Público y otras medidas de reforma administrativa, procedente de la conversión de la Fundación Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación en organismo público

¿Cuál es el objetivo de la ANECA?

Contribuir a la mejora de la calidad del sistema de educación superior mediante la evaluación, certificación y acreditación de enseñanzas, profesorado e instituciones.

¿Cómo evalúa y acredita la ANECA al personal docente e investigador (PDI) de las Universidades?

A través de tres programas específicos:

  • PEP : evalúa las actividades docentes e investigadoras, y la formación académica de los solicitantes para el acceso a las figuras de profesor universitario contratado.
  • ACADEMIA : lleva a cabo el proceso de evaluación curricular para la obtención de la acreditación para el acceso a los cuerpos docentes universitarios de Profesor Titular de Universidad y Catedrático de Universidad.
  • CNEAI : realiza la evaluación de la actividad investigadora de los profesores universitarios y del personal de las escalas científicas del CSIC, con el objeto de que les sea reconocido un complemento de productividad (sexenio).

Además, la ANECA ayuda a las universidades a crear sistemas de evaluación de su profesorado.

¿Cuál es el recorrido académico del  PDI en la actualidad?

El procedimiento de contratación en todos los casos es mediante concurso público, (exceptuando la figura de Profesor visitante que depende de las universidades involucradas). Los criterios de selección abarcan desde el historial académico, docente e investigador del candidato, su proyecto como profesor e investigador y las habilidades que posee para la exposición y el debate en su área específica de estudio.

Para acceder a los cuerpos de funcionarios docentes se deberá tener el título de doctor y la acreditación de una agencia de calidad.

Modelo de la trayectoria profesional y académica del Personal docente e investigador en la Universidad

Modelo de la trayectoria profesional y académica del Personal docente e investigador en la Universidad

¿Cómo valora el PDI universitario el sistema de evaluación de la ANECA?  

Gran parte del colectivo del PDI encuentra desproporcionadas, poco equitativas  e inalcanzables las condiciones de acreditación,  con criterios poco estables que provocan desconcierto y agravios comparativos entre colegas.

‘Lo que cuenta para la Aneca no es el mérito científico de un artículo, que no lo pueden valorar porque no son expertos, sino su difusión’
(Enrique F. Bocardo Crespo, Profesor Titular de Filosofía Moral y Política en la Universidad de Sevilla:  en  La arbitrariedad mecánica de la ANECA.  Diario16 26-03-2017)  

Cuestiones para el debate

(Del colectivo UNI-DIGNA: Por una universidad al servicio del bien común y comprometida socialmente )

¿Cuál es el problema?

Endurecimiento de los criterios de acreditación y evaluación un peligro para la universidad pública

  • La ANECA ha endurecido los criterios de entrada y desarrollo de la carrera profesional empleados para la valoración del profesorado universitario. Aumentado las situaciones de desigualdad y frustración entre el profesorado universitario, frenando su estabilidad y promoción y generando relaciones laborales de fuerte competitividad.
  • Se prioriza un tipo de investigación que no tiene en cuenta criterios relacionados con la relevancia social y académica respecto de lo que se publica, provocando el abandono de líneas de investigación o temas de enorme importancia.
  • Ni la cantidad de publicaciones de un docente ni la presencia de sus trabajos en los índices de esas empresas privadas puede relacionarse con la calidad de sus investigaciones ni con el impacto que estas puedan tener en la docencia.

Privilegio de la investigación productivista, menosprecio de la docencia

  • El sistema español de ciencia y tecnología ha redefinido el valor científico de las revistas a través de indicadores de calidad ofrecidos únicamente por dos empresas multinacionales privadas Clarivate y Elsevier.
  • Este control hegemónico impacta en la producción de la comunidad investigadora: se limita la publicación de libros, se fragmentan las investigaciones, se reduce el tiempo dedicado a la investigación, se crean lobbies orientados a maximizar los resultados, se devalúa la escritura académica, etc.
  • Investigar se hace corresponder con publicar, imponiendo una “cultura del impacto y de la citación” como único mecanismo de acceso y promoción profesional.
  • La docencia tiene un valor inferior, pues quienes no tengan reconocida su actividad investigadora vía tramos de investigación ven aumentada significativamente el número de clases a impartir.

¿Es posible otro modelo de evaluación y acreditación del profesorado universitario?

 

 

Ampliado el plazo del Concurso de fotografía “Lectura y Universidad: conectando generaciones”

Ampliado el plazo de presentación hasta el 31/01/2016

¿Quieres ganar un smartphone o una tablet?

Lo tienes muy fácil:

solo tienes que participar en el

Concurso de fotografía Lectura y Universidad (bases)

Un libro es un objeto mágico  que nos permite viajar a través de lugares, épocas e ideas distintas a las nuestras.

quijote screen-shot-2014-06-05-at-8-47-49-pm Euphorbia leyendo el Quijote header_Don-quixote-PAR290525 15719_101415_don_reading_dhf

La institución universitaria recibe cada año  nuevos grupos de alumnos a los que forma en disciplinas tanto del pasado como del presente para proyectar esos conocimientos al futuro.

IMG_20150125_224446
news_p6monumentos_universidad_larana
ASTRONAUTA

Tanto la lectura como la Universidad son auténticas máquinas del tiempo que pueden conectar vidas e ideas de generaciones muy alejadas entre sí.

¿Cómo plasmarías esas ideas en una imagen? Hemos ampliado el plazo del concurso para que puedas participar. CARTEL CONCURSO DE FOTOGRAFÍA LECTURA Y UNIVERSIDAD_PLAZO AMPLIADO

¿A qué esperas para participar?

Apertura de curso, apertura de mente

 

La vittoria de Magritte La puerta abierta a la imaginación de Magritte

La vittoria, de Magritte

 

(Algunas ideas cuando se acerca la apertura del curso académico 2015-2016 en la Universidad de León)

El próximo día 2 de octubre se celebrará la apertura del curso académico 2015-2016 en la Universidad de León).  Desde este blog ya hemos tratado en alguna ocasión la urgente necesidad de cambios para reformar y mejorar la calidad y eficiencia del sistema universitario si éste quiere mantenerse como referente de la sociedad a la que pertenece. Las viejas estructuras  de aprendizaje, arrastradas desde la formación escolar,  ya no resuelven las necesidades actuales… pero aún no hemos implantado nuevas estructuras acordes a la realidad del  presente.

“Los alumnos comienzan la escuela con una gran imaginación, curiosidad y creatividad; hasta que descubren que es más importante saber la respuesta correcta que hacer alguna pregunta interesante. ” Hal Gregerser

A la pérdida de interés por el conocimiento auténtico, se une lo que sería  el camino para encontrar una salida viable: también se ha perdido la creatividad.

“La educación no debe consistir tanto en llenarnos de certezas como en orientar y alimentar nuestras búsquedas.” William Ospina

El mundo actual se ha convertido en una realidad volátil, incierta, compleja y ambigua (VUCA), y  la institución universitaria debe ofertar un modelo acorde  a las necesidades; en un  entorno donde las respuestas ya no son  unívocas, la tarea de la Universidad consiste en impulsar la autonomía del pensamiento individual, potenciar las capacidades personales del estudiante y empujarle a abrir su mente a nuevas posibilidades.

Nos gusta pensar que estamos respondiendo de forma eficaz a la llamada de la sociedad de la información. Las TICs (Tecnologías de la Información y de la Comunicación) supusieron una fuerte apuesta  en la apertura de  nuevas vías de aprendizaje y modificaron la relación entre profesor y alumno al ofrecer a este último la posibilidad de acceder a una gran cantidad de información en cualquier momento y lugar. Pero en muy poco tiempo las TICs han quedado obsoletas con la llegada de las TRICs (Tecnología + Relación + Información + Comunicación), prácticas digitales que buscan la relación de los usuarios que comparten experiencias  y crean, con su participación, un aprendizaje cooperativo

Llegados a este punto,  c5ao8bofjpsamrgtqqvlresulta conveniente recordar que no es lo mismo “información” que “conocimiento”, y que las tecnologías son un medio imprescindible para conseguir el fin buscado. Valorar adecuadamente estas herramientas evitará que  nos perdamos en el camino de las estrategias para el aprendizaje. Los “trending topics” dificilmente se mantinen más de un día, los “me gusta” o “no me gusta” no aportan más que una  apreciación personal espontánea cuando carecen del acompañamiento de la reflexión: ahí reside la diferencia entre la opinión y la argumentación. Más aún: ¿dónde queda reflejada la valoración de los matices, responsables del enriquecimiento de la idea?

“El mayor obstáculo para el descubrimiento no es la ignorancia, sino la ilusión de conocimiento.” Daniel Boorstin

Comenzamos un nuevo curso y ello supone otra oportunidad para afrontar las necesidades, intereses  y expectativas de la comunidad universitaria. El campus debe procurar que  el diálogo del conocimiento encuentre  un entorno de profundidad, libertad, innovación, y creatividad.  Solo así nuestros alumnos podrán formarse con la apertura mental que les ayudará a conquistar  el futuro que merecen.

¡Gaudeamus!

 

“Faltástrofes” o de cómo un error ortográfico podría costarte la Selectividad

Dedicado a todos los que durante los días 15, 16 y 17 de junio de 2015 van a examinarse de las
Pruebas de Acceso a Enseñanzas Universitarias en la Universidad de León.

ritual

Fuente de la imagen: Blog oficial de Esperanza Gracia.

azulSi yo fuera de esta  generación, de la que en unos días realizará las antiguas pruebas de Selectividad (actuales P.A.E.U.)  habría añadido al título de esta entrada  un emoticono medio azulado, de ojos saltones y con sudores fríos.

Para eso, puedo poner de ejemplo a Charo y a su novio Antonio, dos íntimos amigos  que en unos días realizarán estas pruebas. Charo me lo confesó por Whatsapp:

“ola Mon tengo 1 prblem cn las faltas k ago???”

A ver: yo entender, la entiendo; pero quizás no por cómo escribe, eso está claro, sino por todos los años que hace que nos conocemos.

¡Uf! (antes  “buffff”). He de confesar que  después de dos meses intensivos de Gramática, de practicar un español correcto hablado y escrito, y de un compromiso férreo de enviar  los mensajes respetando  todas las normas habidas y por haber hasta que llegara Selectividad, solo espero que todo vaya bien. Eso espero…

Bueno, como lo que pretendemos es “aprobar”, vamos a plantear un enfoque positivo de por qué escribir correctamente en lugar de por qué diantres los chicos de hoy no lo hacen.

¿Qué sucede? analicemos dicho porqué. Vamos a realizar unas pruebas que evalúan nuestros conocimientos sobre diversas materias, pero lo que a priori cojean son las herramientas básicas (¡vaya!, andamos mal de herramientas, tengámoslo en cuenta…). ¿Cómo expresamos esos conocimientos?, ¿no sabemos escribir?, ¿carecemos de prosodia? No sabemos si es con “v” o con “b”, con “h” o sin “h”, no ponemos ni un punto ni una coma.

Por qué no pensé en esto cuando ayer me whatsapeaba  -¿esta palabra existe ahora verdad?-  con Antonio…. Ajjjj”falta de ortografiafaltas

Cada uno en su entorno privado se  escribe con quien quiere y como le da la gana. Yo, que no soy tan polivalente ni de lejos, me reconozco  incapaz de escribir incorrectamente en un lugar y correctamente en otro (quizás por eso que nos enseñaron en mi generación de la memoria visual…). Y tú ¿serías  capaz de escribir en un entorno en el que no se permite ni una falta de ortografía y se exige una sintaxis correcta? ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! (o como diría Charo “aiaiaiaiiiiiiiiiiiii”)

Seamos prácticos, cumplamos objetivos. Vamos a ver: hemos memorizado cientos y cientos de folios, hemos practicado miles de problemas de Química, Física, Matemáticas e incurrimos en el peor de los errores, caemos en lo fundamental porque no sabemos trasladar esos conocimientos adquiridos durante todos nuestros años de Instituto, no sabemos escribir correctamente,  y eso  conllevará un descenso de la  nota (o un suspenso 😥 ) en Selectividad y, lo que es peor, la  pérdida de la posibilidad de acceder a la profesión a la que nos gustaría dedicarnos con un  buen trabajo en el futuro. No sabemos rellenar una instancia para solicitar oficialmente algo, no sabemos escribir un cartel para promocionar nuestra tienda, una receta para nuestro paciente, una defensa para nuestro cliente. Es que así, vamos mal…

Qué ocurriría si tuviéramos que hacer un par de grupos: por un lado el de los que pueden decir “yo sé escribir correctamente”  y por otro el de los que tienen que decir “yo escribo bastante regular”. Dos grupos: uno que, gramaticalmente hablando, realizase su examen tranquilamente, y otro que tendría que hacerlo… a expensas sustodel botón del corrector ortográfico. El caso es que, por mucho que nos pese en Selectividad,  este botón para revisar ortografía y gramática  ¡NO EXISTE!

Del autocorrector ya, ni hablamos:

winst

Al cabo de los dos meses de gramática y más gramática, de observar la evolución y de obtener buenos resultado,  Charo y yo hablamos  por Whatsapp:

– Entonces, ¿lo tenemos claro?
chachi mon
– chachi piruli, pero de esto nada en Selectividad, ¿eh?

Y sí, yo también he cometido faltas de ortografía (en el colegio mil dictados y mil “copia cien veces la palabra”). La peor de todas, la que no se me olvidará, una que me costó bien caro: no fue en Selectividad, pero sí en un año de carrera en que, con las prisas, escribí “ect.” en lugar de “etc.”. Lo pagué caro, carísimo: un punto, entero (o como diríamos los de mi generación, entero y verdadero, por el daño que hace).

Así que Charo, Antonio y  todos los que os presentáis: recordad todo eso de “lee bien las preguntas, piensa antes de contestar”. Y sobre todo, muchísimos ánimos y muchísima suerte. Chicos y chicas ¡a por todas! O como diríais vosotros ¡al lío!

¡Os deseamos mucha suerte!   0567_0

 

Mónica Fernández Freile

¿Quo vadis universidad? : necesitamos un nuevo estatuto

 

 Puedes acceder al texto completo de la ponencia pinchando en la imagen:
Diapositiva1

Y también puedes ver el vídeo completo de la sesión:

 

 

El día del padre y la alma máter

El pasado 19 de marzo, en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro, tuvo lugar el coloquio participativo de divulgación científica sobre artículos periodísticos titulado “¿Tocando en el Titanic?: la universidad española hace aguas”, dirigido por Enrique López González, catedrático del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa de la Universidad de León.

La fiesta del día del padre fue, por azar, una de las referencias  de las que partió la sesión, y es curioso  comprobar cómo los cuidados de las figuras parentales pueden tener cierto paralelismo con las funciones de la universidad como alma máter  (madre nutricia): ambos sacian nuestra hambre (de alimentos, de conocimientos) nos ayudan a crecer como personas, a desarrollar nuestras capacidades, nos ofrecen modelos de comportamiento y convivencia y, en definitiva son parte importante de la configuración de nuestra estructura mental y emocional.

En la sociedad actual, cambiante, líquida,  es frecuente revisar las  tareas de los progenitores (a veces desorientados, desbordados), para adaptarlas más eficazmente a la realidad  que sin remedio  van a encontrar sus hijos. De forma paralela: ¿está revisando  sus tareas  la alma máter que nos alimenta intelectualmente y que tiene la responsabilidad de ayudarnos en nuestra consolidación como personas, ciudadanos y profesionales valiosos?

No nos anticipemos…

El camino sin retorno

La patas del taburete de una buena historia

Vivir tiempos interesantes no tiene por qué ser una maldición. La sal de la vida se encuentra en los giros inesperados, repentinos, sin resuello para asimilar la disrupción de saltos que curvan los renglones de nuestra existencia, trastocando cualquier eventualidad prevista. En ocasiones sorprendiéndonos, tornándose en inolvidables. Imperecederos en el recuerdo.

Como aquel miércoles de junio de 1976. Ya no había clase y yo estaba con mi madre en la cocina. Me levanté muy temprano. El verano se había adelantado: lucía radiante y añil. Ese día iba a acompañar a mi padre a pescar en el coto de San Cipriano del Condado. Me había pasado la noche relamiéndome cavilando lo que podía encontrar en la “tablona de los curas” de Villimer o en el “pozo del obispo” bajo la Ermita de la Virgen de las Mercedes.

Bueno, en realidad, lo que estaba saboreando ya era la tortilla que estaba friendo mi madre. Pelar las patatas suponía una oportunidad más para aprender conversando. Mi madre, tierna y sensible, aprovechaba esos chances para, sin coba pero cercana y amable, como si una cebolla se tratase, capa a capa, ir conociendo mi parecer en aquella u otra cosa.

 (La historia continúa en el documento que ofrecemos a texto completo)

taburete-cocina-nuta-mobles-114Así comienza la parte que Enrique López dedica a la lectura y a la escritura, a la vida, al aprendizaje como parte de ella;  al goce que produce ir avanzando en el propio camino personal, desde el más íntimo núcleo familiar hasta el  ámbito  público en el que reconocidas autoridades (gigantes) tienen la generosidad de subirnos a  sus hombros para que podamos  vislumbrar la meta y  la ruta a seguir. La travesía del aprendizaje se realiza siempre, hasta cierto punto, en solitario; pero nos ocurre que, en ocasiones, tenemos la oportunidad, la suerte, de encontrar en esa travesía a algún viajero  experimentado que nos ayuda a descubrir el auténtico sentido del camino, “el gozo intelectual”, “la pasión por la ciencia”. Y ese es un camino sin retorno…

 

Vivat Academia

En ese recorrido personal, uno de los hitos reconocidos universalmente (de ahí su nombre) en el que confluían intelectuales, maestros y estudiantes ha sido la institución universitaria como foco de creación de conocimiento y búsqueda de la verdad en un entorno librepensador.

Así ha sido durante siglos. Y hasta hoy.universidad1

Muchos de nosotros hemos ido llegando a las puertas de la universidad  con ilusiones, necesidades o deseos, esperando encontrar en ella el conocimiento requerido para emprender no solo el viaje individual del que hablábamos, sino también la “expedición” colectiva que la sociedad de la época nos demandaba. Porque eso fue la universidad para muchas de las recientes generaciones en España: un agujero por el que vimos otras cosas, una llave para abrir puertas, una maza para derribar muro un muro: una esperanza.

No es siempre es cierto que  cualquier  tiempo pasado fue mejor. Lo que sí es cierto es que la institución ejerció su “auctoritas”   gracias a su valor, a la fuerza moral que residía en la solidez de su trabajo y de su  compromiso: ser miembros de la comunidad universitaria  llevaba implícito el pacto de trabajar para mejorar la sociedad.  En algún punto del camino, la institución se ha decantado por la  “potestas” y  se ha conformado con ser reconocida por su cargo.

 

L’air du temps

Hoy el mundo nos parece más complicado, más competitivo, y nos obliga a abandonar nuestras sucesivas “zonas de confort” porque todo cambia continuamente (¿conoces el término VICA/ VUCA?).

En este entorno de inestabilidad y demanda creciente de innovación, la escasez de recursos financieros está minando  tanto la actividad investigadora como la calidad de la docencia en la universidad, Pero no todo  está causado por los  cicateros presupuestos económicos con que se dota a la institución: el sistema de acceso al estamento docente mediante criterios  muy mejorables y las tensiones que origina  la gobernanza  de cada universidad son algunos de los temas clave que necesitan una revisión.

En la faceta de la docencia,  y partiendo con la desventaja del modelo pedagógico previo a la enseñanza superior, sostenemos una  estructura  casi industrial,  en la que priorizamos el producto final manufacturado y obviamos el talento y la creatividad; la formación en  los contenidos  que ofrecemos no siempre se adapta a las necesidades del mercado actual, mucho menos  a uno  futuro; el paradigma educativo se ha estandarizado y no repara en la inteligencia ni en las habilidades; transmitimos conceptos, definiciones que por principio son decisiones ya tomadas, sin estimular el desarrollo del  pensamiento crítico.

No nos duelen prendas al enumerar las lacras que nos aquejan. A todas ellas se une  una especie de modorra crónica, una mentalidad estática, atrapada por procesos de trabajo anticuados, servicios desajustados a las necesidades y políticas de actuación que no conectan con la realidad.

ovejas bien La modorra es una enfermedad parasitaria que ataca al ganado lanar, caracterizada por una especie de aturdimiento patológico que hace que el animal se quede solo, aislado del resto del rebaño, comience a girar sobre sí mismo, pierda el enfoque visual y se quede como ausente. Curar esta enfermedad es muy difícil y, en su caso, muy caro, por lo que lo más frecuente es sacrificar al animal enfermo si ya no puede aportar ninguna rentabilidad.

Así las cosas, una parte de la comunidad universitaria (estudiantes, P.D.I. y P.A.S.) está formada por personas valiosas, trabajadoras y profesionales  que se han rendido ante lo que consideran una batalla perdida y, eligiendo el mal menor,  se han resignado a que las cosas sean así. Mientras tanto, hay quien aprovecha las faltas de coherencia de la organización para vivir más cómodamente u obtener beneficio propio (ya se sabe que a río revuelto…). Ambos comportamientos nos perjudican, y la mayoría de nosotros somos conscientes de que necesitamos un cambio de mentalidad  orientado hacia nuestro propio trabajo, hacia  nuestra manera de insertarnos en la institución y, a través de ella, en la sociedad

LibroDelBuenTunar

Debemos  preguntarnos cómo estamos reaccionando ante esta realidad cambiante y desajustada. No vale cerrar los ojos, ‘sostenella y no enmendalla’. No vale alarmarse, menos aún negar la evidencia. La cobardía, el adocenamiento, el elogio de la mediocridad en connivencia con  la estupidez nos han traído hasta aquí.

Pero no podemos engañarnos: o avanzamos y ajustamos nuestros servicios a la sociedad en la que vivimos, o estamos abocados a desaparecer, a quedar como un vestigio simbólico del pasado glorioso que tuvimos.

El rol de la universidad debe cambiar para atender como es preciso las necesidades y problemas de la sociedad a la que pertenece. La reforma ha de ser de tal calado que sacuda la institución hasta los cimientos para sanear vicios y soltar lastres: politización, endogamia, falta de excelencia, opacidad en sus actividades y funcionamiento, incoherencia curricular, escasa investigación de calidad, falta de  proyección internacional…

Conocemos nuestras debilidades y deseamos reformar y mejorar la calidad y eficiencia del sistema universitario. La solución está en clave de libertad, innovación y creatividad.

 

La universidad del futuro o el futuro de la universidad

La transformación que necesitamos  requiere un cambio de mentalidad: el modelo actual ya no sirve y perseverar en él solo  hace que los jóvenes pierdan cada vez más oportunidades. El planteamiento de la nueva realidad ha de tener en cuenta las cuestiones que se plantean desde varias perspectivas (fuente:  2020 Vision: Outlook for online learning in 2014 and way beyond)

Los estudiantes
1. ¿Cuáles son mis objetivos de aprendizaje? ¿Cuál es la mejor manera de lograrlos? ¿dónde puedo ir para conseguirlos?
2. ¿Necesito algún tipo de certificación para mi futuro profesional? ¿de qué tipo?
3. ¿Cuál es la mejor manera de aprender? ¿Presencial, online, semipresencial ?
4. ¿Qué tipo de apoyo para el aprendizaje necesito?
5. ¿Cuánto quiero o puedo pagar por estos servicios?
6. ¿Qué tipo de institución o qué otra manera tengo de lograr lo que necesito en términos de aprendizaje? ¿Dónde puedo obtener asesoramiento independiente?
7. ¿Cómo puedo proteger mis datos y mi privacidad en el aprendizaje online?

Los docentes
1. ¿Por qué necesitan los estudiantes venir al campus? ¿Qué puedo ofrecer en el campus que no se puede dar online?
2. ¿Qué metodologías de enseñanza facilitan los aprendizajes que los estudiantes necesitarán a lo largo de su vida?
3. ¿Cuál es mi papel si el contenido está abierto y accesible online?
4. ¿Qué tipo de espacios físicos necesito para la enseñanza presencial que quiero ofrecer?
5. ¿Cómo puedo utilizar mejor mi tiempo de clase? ¿En qué tipo de actividades de aprendizaje puedo aportar algo diferencial a mis alumnos?
6. Si produzco contenidos nuevos ¿los debo poner libres y accesibles a todo el mundo?
7. ¿Qué tipo de evaluación requiere la era digital? ¿Cómo puedo evaluar aprendizajes previos o informales?
8. ¿Qué tipo de cursos o de programas se deben ofrecer para el aprendizaje a lo largo de la vida?
9. ¿Qué debo conocer sobre el tema de los datos de los alumnos y la protección de su privacidad?
10. ¿Qué tipo de formación necesito para asegurarme de que puedo ofrecer lo que mis alumnos requieren?

La institución
1. ¿Cómo serán los campus en 10 años?
2. ¿Qué proporción de alumnos accederán desde la formación online?
3. ¿Cuál es la mejor manera de crecer, con más edificios o con más oferta online?
4. ¿Qué tipo de espacios físicos necesitaremos?
5. ¿Qué tipo de alianzas y estrategias de colaboración tendremos que poner en marcha para mantener las cuotas de nuevos alumnos?
6. ¿Cuál es nuestra política en el tema de los Recursos Educativos Abiertos?
7. ¿Cuál es nuestra estrategia para el aprendizaje continuo y a lo largo de la vida?
8. ¿Qué modelo económico necesitamos para fomentar la innovación en la enseñanza y para atraer alumnos?
9. ¿Cómo podemos asegurar que nuestro profesorado tiene las competencias necesarias para enseñar en la era digital?
10. ¿Cómo podemos reconocer y valorar el esfuerzo en innovación y en calidad educativa de nuestro profesorado?
11. ¿Qué tipo de organización y de PAS necesitamos para apoyar a nuestro profesorado?
12. ¿Cómo debemos proteger los datos de nuestros alumnos y su privacidad en la era digital?

El Gobierno
1. ¿Qué tipo de sistema de enseñanza superior, en términos de diferenciación institucional, ejecución del programa e innovaciones en la enseñanza necesitamos en la era digital?
2. ¿Cuántos campus y qué tipo necesitamos cuando los estudiantes también están estudiando en línea? ¿Cuál es la mejor manera de adaptarse a la expansión del sistema de educación superior?
3. ¿Cómo podemos mejor el apoyo al sistema de educación abierta para reducir costes y aumentar la calidad?
4.- ¿Cómo se debería financiar la educación post-secundaria en la era digital? ¿Cuánto y qué deben pagar los estudiantes? ¿Qué deben aprender a lo largo de su vida los que ya han pasado por el sistema de pago? ¿Qué modelos de financiación serían necesarios para fomentar la innovación en la enseñanza y ayudar a mejorar la calidad?
5. ¿Cómo puede ayudar a aumentar la productividad del sistema educativo  universitario el aprendizaje en línea? ¿Qué podemos hacer para estimularlo?
6. ¿Qué debe hacer el Gobierno para proteger los datos de los estudiantes y privacidad de los estudiantes?

Ya son multitud las voces de los expertos que consideran imprescindible una reforma profunda en la manera de entender la institución, su realidad y sus fines:

  • Una parte de la misión de la universidad “debe ser concienciar a los estudiantes de que tal vez no haya un puesto de trabajo esperándoles tras graduarse, que emplearse a sí mismos es una posibilidad viable y que todo depende de su creatividad y su capacidad inventiva” (Pasi Sahlberg, experto finlandés en educación).
  • “El valor de la Universidad no es solo transmitir conocimientos, se trata de formar a personas, su identidad, su capacidad crítica y analítica”  Roger Chao, profesor de la Universidad de Hong Kong y asesor de la ONU.
  • “Tener una educación universitaria deberá suponer habilidad para manejar el cambio, la colaboración, la sobrecarga de información y la incertidumbre” dice la profesora de la Universidad de Duke (EE UU) Cathy Davidson. Y añade: “Eso requiere una fusión de disciplinas: filosofía, física, historia, informática, antropología, ingeniería… En los desafíos del mundo real, está cada vez menos claro donde termina una disciplina y comienza otra”.

 

Nuevos retos

1.- La tecnología y su transformación del trabajo

En la171 era de Internet la universidad ha perdido el monopolio del conocimiento. Los estudiantes y el mercado exigen un modelo más flexible. La cultura digital es una tecnología absolutamente revolucionaria, que ha transformado el trabajo en el aula. Las nuevas tecnologías no solo empujan a modernizar las formas de dar clase y las opciones que se ofrecen a los estudiantes, sino que hacen irremediable la colaboración y, a la vez, la competición, en un mundo globalizado. Según el libro “Propuestas para la reforma de la universidad española“, editado por Daniel Peña en 2010, las universidades españolas se especializarán y tendrán que competir por estudiantes y por profesores en un entorno más internacional y más abierto. Las clases, lejos de convertirse en una clase magistral fundamentalmente unidireccional, se convertirán en un debate abierto donde los profesores  deberán fomentar  la participación. El profesor estará forzado a ir renovando sus clases y métodos de enseñanza para atraer la atención de los alumnos, actualizando y vinculando aquello que enseña en el aula con sucesos reales y formas que motiven a los estudiantes. No existe una vida dentro del aula diferente a la vida detrás de sus puertas.

2.- Equidad y excelencia: fomentar el talento

Necesitamos tomar medidas para frenar el deterioro de la universidad, que  debería reivindicar y revalorizar  una de sus finalidades esenciales obviada durante tantos años: lograr unos profesionales bien formados, con valores cívicos y comprometidos con la mejora de la sociedad.

Los alumnos deben tener unos mínimos recursos garantizados para poder desarrollar su talento y alcanzar su máximo potencial, ya que es la educación actual la que nos va a llevar a un futuro impredecible. Nadie sabe muy bien  cómo va a ser el mundo del mañana y, sin embargo, se supone que estamos educando a los jóvenes para él. Dado que la impredecibilidad es extraordinaria, hay que educar  para poner en valor las capacidades creativas.

bannertjueActualmente estamos enseñando en las universidades contenidos que no sabemos si servirán o no dentro de un período relativamente corto de tiempo, lo que obligaría a los docentes a ver que lo que importa no es lo que enseñan, sino cómo enseñan para que sus alumnos puedan aprender por sí mismos cuando en un futuro no muy lejano deban llevar a cabo actividades que ahora ni imaginamos que desarrollarán. El saber no está en los libros de texto, sino en la imaginación y el talento que puedan desarrollar los alumnos en un mundo que ha dejado de tener una concepción lineal para pasar a tener una visión global. La educación no puede seguir enfocada a clonar estudiantes, sino que debería hacer lo contrario: descubrir qué es único en cada uno de ellos.

Los gobernantes priorizan un modelo en el que los estudiantes memorizan los contenidos en vez de uno que potencie su creatividad, ya que en el primer caso los resultados se obtienen más rápido que en el segundo. Pero solo desde una permanente apertura al progreso se puede estar en la vanguardia de la investigación y la docencia, como corresponde a las instituciones de educación superior.

Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español  es un documento que propone un cambio del sistema de acreditación del profesorado universitario (con el que prevén dar más peso a la experiencia profesional), la actualización de requisitos para la creación de universidades (la intención es simplificar el proceso) y la aprobación de un sistema de grados de tres años que las universidades podrán implantar de forma voluntaria en convivencia con los grados de cuatro años. Pero falta por resolver otro de los grandes problemas  reinante en muchos centros públicos de investigación y universidades: la rigidez y la burocracia

3.- Especialización inteligente en investigación e innovación

Nos encontramos en una nueva etapa de los sistemas de innovación: la especialización inteligente, cuyos retos se recogen en el programa europeo Horizon 2020, que obliga a las universidades a elaborar sus propias estrategias y a impulsar áreas concretas que tengan un fuerte impacto en el futuro. Todo ello, logrando un balance equilibrado entre las políticas horizontales, más genéricas, y la necesidad de abordar las líneas de especialización que vayan emergiendo y que permitan  adaptarse a una evolución cambiante y competitiva.

Las universidades deben afrontar su responsabilidad de  convertirse en  piezas clave  de las estrategias de desarrollo regional, para ser agentes dinamizadores del territorio y asumir el liderazgo de esta transformación (fuente: Estrategias nacionales y regionales para la especialización inteligente.RIS3 )

4.- Reforma estatutaria

  • Una vez aprobada la LOMCE en el año 2013, quedan pendientes otras dos reformas educativas: la Reforma del Sistema Universitario Español (ver el ya citado  informe de recomendaciones  entregado por la Comisión de Expertos) y el Estatuto de la Profesión Pública Docente, que debe regular las condiciones laborales de los profesores, sus derechos y deberes o su promoción.
  • España tiene un sistema de becas y ayudas al estudio muy deficiente, tanto a nivel nacional como internacional. Es preciso normalizar el aumento de la inversión pública en becas universitarias.
  • El sistema de financiación de las universidades  requiere  ser revisado por completo. Actualmente el 80%  de sus ingresos proviene de los fondos públicos, pero es necesario que las universidades puedan captar recursos de fondos empresariales o de aportaciones filantrópicas. En este sentid, se sigue reclamando un proyecto de ley para reformar la Ley de mecenazgo (Ley 49/2002)
  • La dotación de la I+D+i en la universidad es escasa, y “los responsables políticos de cada vez un mayor número de países europeos, así como los líderes de la Unión Europea, han perdido el contacto por completo con la realidad del mundo de la investigación científica. […] Han elegido ignorar la sinergia crucial que existe entre la investigación y la educación. En su lugar, han cortado drásticamente la financiación de la investigación en las universidades, afectando negativamente su calidad y amenazando su papel como promotoras de igualdad de oportunidades.” (Fuente: EuroScience. Carta abierta: Han elegido la ignorancia)
  • El nuevo modelo para la elección del rector amenaza con centrar toda la polémica de la reforma en el peligro  para la independencia  y la politización de las universidades.
Captura

Para construir un nuevo futuro ¿podemos sostenernos sobre viejas estructuras?

Muchos aspectos de la política educativa y sus consecuentes reformas legislativas están aun por resolver, pero la reforma de la universidad es improrrogable. Con ella deberá llegar un nuevo ordenamiento estatutario que dé respuesta adecuada  a las nuevas realidades y  necesidades, y que sea capaz de incentivar la autonomía curricular,  contractual  y financiera  imprescindibles para cumplir los fines de la institución en esta nueva era.

Necesitamos diseñar la universidad del futuro

 

Y tú ¿qué camino crees que debe tomar la universidad del futuro?
(¿y la Universidad de León de cara al futuro…?)

Deja una respuesta

¿Tocando en el Titanic? : la Universidad española hace aguas

Esta sesión será retransmitida en directo a través del canal de vídeos de la ULE.   Una vez editada, la grabación estará accesible en abierto en el portal de vídeos de la ULE y en el repositorio  digital BULERIA.

 

titanicnews

Continuamos  con las lecturas de divulgación  para, en esta ocasión, abordar textos pertenecientes al  género periodístico.  Ofrecemos en esta entrada  todo el material, accesible a texto completo, sobre el que versará el encuentro del próximo día 19 de marzo.

Desde tULEctura os invitamos a asistir, aprender, valorar y opinar en esta sesión sobre uno de los temas que más nos (pre)ocupa como implicados directos y como miembros de la sociedad a la que pertenecemos y servimos: el estado de la Universidad española

El ponente

enrique lopez

Enrique López González  es catedrático de Universidad del Área de Economía Financiera y Contabilidad del Departamento de Dirección y Economía de la Empresa 

Pero hay más: Es una de las mentes más aguda y  menos mezquina de nuestro campus leonés.

Y aún esta descripción se queda (muy) corta, porque  es noble, leal, humilde y cercano, su tono es el de hombre amable, locuaz, afectivo y, algo más, el de paisano. Hablamos de un fajador  y también trotamundos, inquieto, con el cerebro en constante ebullición, hedonista, asertivo y constructor de la amistad, buena persona.

Él será el encargado de poner la voz cantante  a la melodía que sonará en esta sesión.

El título

¿Tocando en el Titanic? A estas alturas es casi imposible que alguien carezca de abundantes datos históricos “aproximadamente ciertos”  sobre el hundimiento 534c2deafc25dac8bbc817b9bc17c294del Titanic, aunque sean  las notas sentimentales y legendarias las que hayan dado reciente prestigio a la historia.  Entre estas últimas, hoy nos sirve como metáfora la Orquesta del Titanic, de la que se dice que  siguió tocando hasta que la nave se partió por la mitad y se hundió por proa con cientos de personas todavía a bordo. La  actitud de esta banda musical  es  considerada por unos  como un símbolo de nobleza, heroísmo y resistencia en medio del horror, y por otros como un elegante y frívolo gesto de inconsciencia ante una situación que más que compases exigía soluciones prácticas ante un desastre que se anunciaba inminente. Tal vez  esos acordes fueron el fondo musical con el que comenzó el final de una época, de un mundo y de un modo de entender las relaciones humanas.  No es extraño que, mientras las aguas se tragaban definitivamente el fabuloso transatlántico británico, y siempre según la leyenda, la última melodía interpretada por quienes sabían que no iban a sobrevivir fuera  Más cerca de ti, mi Dios

La metáfora está servida: dos arrogantes estructuras nobles que han chocado con una realidad dura y que ven cercano su naufragio. ¿Hay aún tiempo (y ganas) de salvar la nave o también nosotros seguimos cantando en un mundo que se está hundiendo?

La obra

aire meninas

El aire de las meninas, obra subtitulada “escritos de más de una década”, es una recopilación de  las colaboraciones escritas desde 2003 hasta 2012   en el Diario de León que dan cuenta  de  temas de actualidad relacionados con las finanzas, la economía, o el estado de la  enseñanza superior.

Para esta ocasión, la  obra viene acompañada de  una pequeña adenda  vinculada estrechamente con gran parte del  auditorio que asistirá a la charla.  Se trata  de la trilogía  ¿Quo Vadis Universidad?, aparecida en las Tribunas de Opinión publicadas en 2014 en el Diario de Valladolid (el Mundo de Castilla y León),  sobre el “estado del arte” de nuestra alma mater:

 

  1. Reseteen sus cerebros
  2. La crisis del currículum imperial
  3. Bailando en el Titanic

 

  Anexo documental

Estrategia Universidad 2015 (2010)
Propuestas para la reforma y mejora de la calidad y eficiencia del sistema universitario español. (2013)
Adenda de la propuesta (2013)
Real Decreto 43/2015, de 2 de febrero
La polémica de  de la duración de las  carreras universitarias
La Conferencia de Rectores de las Universidades de España contra la reforma universitaria
24 de marzo de 2015: convocatoria de  huelga de la comunidad universitaria 

 

La entrada es libre y gratuita, y está abierta a cualquier persona interesada en asistir, pertenezca o no a la Universidad de León.

Os esperamos el 19 de marzo, a las 19:00 horas, en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro.

La novela de campus.

 

apertura cursoNo pretendemos valorar la situación actual de la universidad española (quien lo desee puede  consultar el último informe de la CRUE   sobre La universidad española en cifras, pero somos muy conscientes de que la (in)suficiencia y la (in)eficiencia que caracterizan a la  financiación universitaria actual representan una de las principales tendencias que, junto con la política de incremento sustancial de los precios públicos de las enseñanzas y las deficiencias del sistema de becas, hacen peligrar la equidad en el acceso a la educación superior.

A los recortes en los fondos asignados y la reducción de los recursos humanos que impone el momento actual  se unen otras lacras tradicionales de la universidad española: la mediocridad, la burocratización, las políticas erráticas o descabelladas con las que nunca dejan de sorprendernos nuestros legisladores…

Mientras tanto, la  ANECA sigue evaluando la calidad del profesorado, los profesores tramitando resignadamente sus quinquenios docentes y sus sexenios de investigación, los alumnos preguntándose qué países conocerán después de finalizar su carrera  y, en fin, todo el mundo intentando salir adelante de la mejor manera posible.

Esto no viene de ayer, hace muchos años que investigar en España es llorar. Quizá una reflexión honesta y un planteamiento responsable ayuden a encontrar una solución: Universidad y ciencia en España : claves de un fracaso y vías de solución / Clara Eugenia Núñez  

Y así, con este alegre panorama, el pasado  26 de septiembre tuvo lugar el Acto de Apertura del Curso Académico  2014 /2015 de la Universidad de León:  actos religiosos, entrega de premios, discursos y gaudeamus.

Eventos oficiales y anecdotario oficioso  podrían  formar parte del primer capítulo de una nueva novela de campus, si alguien se animara a escribirla…

Nadie mejor que Max Besora, que actualmente trabaja en su tesis doctoral sobre novelas de campus para introducirnos en este subgénero de la novela académica o de campus (Fuente: Pliego Suelto.com 11-04-2014)

El término “campus” se ha identificado tradicionalmente con un modelo universitario específicamente anglosajón, un lugar alejado de las grandes urbes, ideal para el estudio, la crítica, la reflexión y la contemplación. Un caldo de cultivo propicio para que emerja todo un subgénero literario: las llamadas novelas académicas o novelas de campus. Novelas que narran los tejemanejes de sus habitantes (profesores o estudiantes) y todo lo que tenga que ver con la docencia o el aprendizaje. Así, dentro de ese espacio geoliterario,  universidad y literatura funcionan como parejas epistemológicas donde cada uno de los campos encuentra sus límites en los del otro en un intrincado juego intertextual.

Bajo el pretexto de novelas que tratan sobre la universidad se alza toda una literatura que atraviesa casi dos siglos de existencia y que participa al mismo tiempo de otros géneros literarios, desde el romántico hasta el “thriller” policíaco. Es en el siglo XIX cuando estas novelas inician su andadura con títulos como Fanshawe (1828) de Nathaniel Hawthorne en Estados Unidos o Barchester Towers (1857) en Inglaterra, de Anthony Trollope.Oxford crew 1931

Sin embargo, debemos distinguir las “novelas de universidad” o “college novels”, como las que acabamos de citar, y las “novelas de campus”, como subgénero específico aparecido después de la Segunda Guerra Mundial. La principal diferencia literaria entre ambas, a grandes rasgos, radicaría en que mientras las primeras son esencialmente novelas de formación (Bildungsroman) –centradas en el estudiante y escritas por autores que no son académicos de profesión– las segundas se centran en la figura del profesor y sus contradicciones respecto a la misma institución, además de estar escritas, la gran mayoría de ellas, por docentes universitarios.

A pesar de los orígenes religiosos y feudales de la universidad –y del tradicional carácter conservador de la propia institución académica– una vez concluida la Segunda Guerra Mundial las universidades occidentales empiezan democratizarse debido, entre otras cosas, a la puesta en marcha de unas políticas públicas que fomentan una “educación para todos” que incrementan el número de estudiantes y de centros universitarios a lo largo y ancho de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Durante los años 50, mientras las élites comienzan a dejar paso en el entorno universitario a los hijos de las familias de la clase obrera, dos obras inauguran las llamadas novelas de campus en Norteamérica e Inglaterra. Por un lado, Mary McCarthy escribe The groves of academe (1952), un libro sobre la libertad académica en Estados Unidos. Por otro lado, en Inglaterra, Kingsley Amis publica Lucky Jim (1954), una novela contra la esclerosis cultural de la institución universitaria, de cuyo humor, típicamente british, beberán posteriormente escritores-profesores canónicos del subgénero como David Lodge (“El mundo es un pañuelo“) o Malcom Bradbury (The History man).protest1970villagegreen

Entre las décadas de los años 60 y 90, la novela de campus adquiere cada vez mayor relevancia en Estados Unidos. Sus universidades se han convertido en auténticas empresas del saber que ofrecen un nuevo modelo educacional articulado a través de una ideología basada en la preponderancia de los conocimientos técnicos. Asimismo, el crecimiento exponencial de la población estudiantil propicia que la economía de mercado universitario diseñe un tipo de oferta docente dirigida específicamente a un nuevo perfil de alumno-consumidor emergente. Conocidos novelistas norteamericanos como Philip Roth o John Barth, entre muchos otros, serán contratados por las instituciones académicas para impartir cursos de escritura creativa o de literatura para atraer así a nuevos estudiantes a las universidades.

Estos mismos estudiantes, una vez convertidos en escritores profesionales, empiezan a narrar sus experiencias académicas. Hasta el punto de que escribir una novela de campus acabará por convertirse en una especie de rito de paso para las siguientes generaciones de escritores que estudian o trabajan en la universidad como es el caso de David Foster Wallace o Jonathan Lethem, entre otros. A su vez, estas obras serán estudiadas más tarde en esos mismos cursos de literatura o escritura creativa por una nueva hornada de escritores en ciernes que mantendrán vivo así el subgénero de campus.

En los últimos diez años, la literatura no ha dejado de producir novelas de campus entre las que destacan Stoner (1965) de John Williams –que ha tenido una segunda vida con la reedición de 2003–, I am Charlotte Simons (2004) de Tom Wolfe, On Beauty (2005) de Zadie Smith o La trama nupcial (2011) de Jeffrey Eugenides. La aparición de estas obras certifica la continuidad y el éxito de un subgénerowalking-to-graduation (1) que se ha expandido también a otros países. Uno de los ejemplos más recientes lo encontramos en El camino de Ida (2013) del escritor argentino Ricardo Piglia. Por otro lado, existen también muestras de novelas de campus en lugares tan distantes como la India ya desde los años sesenta –The Long Long Days (1960) de P.M. Nityananda o Corridors of Knowledge (2008) de M. K. Naik– en este caso por transferencia cultural directa del colonialismo británico.

También en España existen ejemplos de novelas de campus o novelas académicas tales como El vientre de la ballena (2003) y La velocidad de la luz (2005) de Javier Cercas, Todas las almas (1989) de Javier Marías, Naturaleza casi muerta (2011) de Carme Riera, Un momento de descanso (2011) de Antonio Orejudo o El temblor del héroe (2012) de Álvaro Pombo, entre otras. Novelas que permiten suponer un auge de éste subgénero en nuestras tierras. A pesar de no tener una gran tradición de campus universitarios, hay muchas historias acerca de nuestras instituciones académicas que merecen ser contadas.

Nosoconspiracion-mariposastros podemos ofrecer nuestra propia aportación, ‘La conspiración de las mariposas’, escrita por el leonés Juan Miguel Alonso Vega, que ofrece una visión jocosa y crítica de las luchas de poder en una universidad española que, si bien no es exactamente ninguna, podría ser cualquiera e incluso estar en Vegazana (que conste que lo dice el propio autor) .

Un crimen es el punto de partida de esta novela negra… pero no tanto: ¿Qué pensarías si te dijeran que un grupo de profesores homosexuales está a punto de hacerse con el poder en tu Facultad?

Por si te interesa este subgénero, la Red Internacional de Universidades Lectoras y convoca de manera bienal el Premio Internacional de narrativa Novela de Campus para novelas originales e inéditas pertenecientes a esta categoría que no hayan sido premiadas anteriormente en otro concurso y que no hayan sido presentadas simultáneamente a ningún otro certamen. Este año ya estás fuera de plazo, pero eso te da un margen de tiempo amplio para estudiar la novela académica y leer nuestras propuestas de esta entrada. Lo que se te vaya ocurriendo ya no es asunto nuestro.

 El curso ha comenzado…

 ¡ Gaudeamus !

29 de abril: Día Internacional de la Lectura Universitaria.

 

dia-internacional-lectura-universitaria

La Red Internacional de Universidades Lectoras (RIUL) es la promotora de esta jornada festiva con la que se quiere contribuir a promover la lectura y la escritura en el ámbito universitario, y que tiene en el I Congreso Virtual  sobre Lectura Universitaria uno de sus actos centrales. opinión 5Hoy, 29 de abril, se celebrará por primera vez el Día Internacional  de la Lectura Universitaria. Se trata de una iniciativa impulsada por la Red Internacional de Universidades Lectoras (RIUL) que está dirigida a todas sus universidades y que también está abierta a toda la comunidad universitaria, así como a otras universidades y entidades que compartan el objetivo fundacional de RIUL que consiste en promover la lectura y la escritura en el ámbito universitario y, por extensión, en todos sus entornos, así como coordinar las políticas de lectura en colaboración con los diferentes agentes sociales, culturales y económicos.

opinion 3Entre las actividades desarrolladas en torno al Día de la Lectura Universitaria, destaca la celebración el mismo día 29 de abril del I Congreso Virtual sobre la Lectura Universitaria, VIII Plenario de la Red Internacional de Universidades Lectoras, cuyo acto central se desarrollará en Università degli Studi eCampus (Italia), en su sede Novedrate. El Congreso contará con la participación de un grupo de expertos de distintas universidades que intervendrán en mesas redondas presenciales o virtuales en las que se abordarán temas como: “Experiencias de lectura y escritura en entornos universitarios”; “Observatorios de la lectura en el ámbito universitario”; “Lectura y Universidad digital. La lectura en entornos digitales: nuevos dispositivos, nuevas formas de edición, nuevos lectores. e-Lectura: competencias técnicas y competencias críticas”; o “Alfabetización informacional y el Plan Lector en las Universidades. Aulas, bibliotecas, CRAI y otros espacios letrados”.

El día 3 de abril publicamos un cuestionario para sondear vuestros gustos y opiniones en cuanto al estado de la lectura en la Universidad. No se trata de una encuesta científica: se trata sólo de las respuestas de los lectores que desean exponer sus gustos

Según estas respuestas, nuestros usuarios parecen ser lectores habituales de obras de opinión 1carácter literario y obtener de ello experiencias valiosas sobre todo personalmente. No obstante,  nos  llama la atención constatar que,  aunque valoran el fomento de las habilidades de lectura y escritura en la formación universitaria, y lamentan el hecho de que se prime la memorización frente a la comprensión de los contenidos,  consideran que el fomento de las citadas habilidades debe circunscribirse únicamente a las titulaciones de humanidades o  de ámbito jurídico social.

Prima, en general, el aspecto de la lectura como actividad de recreativa e íntima que representa un fin en sí misma . Siendo eso cierto, no debemos olvidar que la lectura y la escritura constituyen un medio para recibir y transmitir nuestra interpretación del mundorazones

Viviana M. Estienne, en su ponencia “Enseñar a leer en la universidad. Una responsabilidad compartida” presentada al  I Congreso Internacional Educación, Lenguaje y Sociedad celebrado en  La Pampa  en julio de 2004, nos invitaba a reflexionar sobre el modo en  que se plantea esta cuestión en el entorno académico universitario.

Cuando en los espacios de reflexión con los profesores comenzamos a conversar sobre los aspectos observados, en muchos casos se sorprendieron de sus propias acciones. Comenzamos a analizar en forma conjunta los diferentes ítems de acuerdo a la forma en que fueron surgiendo (o no) en las clases. El objetivo apuntaba a hacer explícitas las observaciones y confrontarlas con la perspectiva del profesor.

Los docentes reconocieron dar por sentado que sus alumnos no leen, pero también que ellos no profundizan sobre las razones por las cuales no lo hacen. Se reflexionó sobre la manera que ellos esperan que los alumnos aborden la lectura de los textos. Por lo general esperan que lo hagan según el programa, buscando un objetivo e intentando trabajar en función de los contenidos de la clase, pero asumen que esto no lo explicitan o si lo hacen, es al comienzo del curso como un aspecto más de la metodología a seguir durante las clases. La interpretación de la lectura está en relación con un recorte temático realizado por la cátedra y se espera que los alumnos hagan una lectura crítica que permita construir nuevos conocimientos. Estas expectativas suelen estar planteadas en los programas de las asignaturas, pero en escasas ocasiones los profesores hacen referencia a los mismos en sus clases. 

BIRRETE Y LIBROS

Paula Carlino, doctora en Psicología de la Educación y autora de numerosas publicaciones sobre la formación de lectores y la alfabetización académica es muy clara en este aspecto: 

Lo que ha de ser reconocido es que los modos de escritura esperados por las comunidades académicas universitarias no son la prolongación de lo que los alumnos debieron haber aprendido previamente. Son nuevas formas discursivas que desafían a todos los principiantes y que, para muchos de ellos, suelen convertirse en barreras insalvables si no cuentan con docentes que los ayuden a atravesarlas.

                                    ¿No sería necesaria una reflexión sobre el                                                           planteamiento institucional de la lectura universitaria?                            
   

Lectura universitaria.

Queremos saber tu opinión 

El blog tULEctura nació inspirado por la filosofía de la RIUL para promover la lectura y la escritura en el ámbito universitario y, por extensión, en todos sus entornos, 

La Red Internacional de Universidades Lectoras,dia-internacional-lectura-universitaria ha decidido impulsar la celebración de un Día Internacional de la Lectura Universitaria el 29 de Abril de 2014 en todas sus universidades, abierta a toda la comunidad universitaria, y a otras universidades y entidades que compartan  sus objetivos fundacionales

Como parte implicada, nos gustaría recoger vuestras opiniones y  testimonios en relación al tema de la lectura y la escritura  como parte de la vida no solo académica, sino personal. Puedes contestar al cuestionario aportando tus experiencias,  aunque no pertenezcas a la Universidad de León. 

¿Nos ayudas?

¡Gracias por tu participación!