“Jerusalem”. El Himno Oficioso de Inglaterra

Se cantó como himno final en la boda del futuro monarca británico, Guillermo, con Catherine Middleton. Se canta como colofón de la última noche en el festival anual de los Proms. El Instituto de las Mujeres, que promueve desde 1915 la educación y los intereses de las mujeres británicas lo tiene como su himno. También se canta en el rugby o el cricket.

¿Qué cantan? La música original es de Hubert Parry, a quien se la encargaron como parte de un esfuerzo para animar mediante la música el espíritu de la nación en la Primera Guerra Mundial, aunque los arreglos orquestales con los que se interpreta ahora son de Edward Elgar. La letra es de William Blake, un dibujante, grabador y poeta que fue perseguido por sedicioso, también descrito por algunos de sus contemporáneos como un lunático y que vivió en relativa pobreza los setenta años de su vida.

William Blake (1757-1827)

La letra del himno está extraída de “Jerusalem”, los versos que Blake publicó en la introducción a su último gran poema, “Milton”, dedicado al autor de “El Paraíso Perdido”. La última estrofa (“No cesaré en mi lucha mental, ni dormirá mi espada en mi mano, mientras no hayamos construido una nueva Jerusalén, en la tierra verde y placentera Inglaterra”) encarna la aspiración de crear un futuro país venturoso, la nueva Jerusalén bíblica.

Esta pieza es tan popular en Inglaterra, que viene a ser una especie de himno nacional no oficial. Consiguió llegar a ser conocida por el gran público no británico al aparecer en la banda sonora de la aclamada película “Carros de Fuego” de 1981. Precisamente el título de la película salió de este himno, concretamente cuando dice: “Tráeme mi carro de fuego” y hace referencia al segundo libro de los Reyes, capítulo 2, versículo 11, de la Biblia: “Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino”. La canción será entonada en el final de la película por el coro de la iglesia que acompaña al funeral de uno de los protagonistas.

Jerusalem fue rescatado para componer un himno para la guerra. El compositor, Parry, se arrepintió y pensó en destruir la partitura. Pero una activista del movimiento de las sufragistas que reclamaban el derecho a voto le pidió permiso para utilizarlo. El músico mostró su entusiasmo. Las sufragistas lo convirtieron en su himno, que pasó a tener el copyright del Instituto de las Mujeres. Hoy lo cantan reyes, cierra los congresos políticos laboristas, conciertos de solemne patriotismo, despide en sus funerales a hombres y mujeres de toda condición.

Jerusalem (Last Night of the Proms) 2012

En 1973 el fantástico grupo Emerson, Lake & Palmer hacen una versión del tema en su álbum “Brain Salad Surgery”, uno de los más  laureados de la historia del rock progresivo. En el,  EL&P alcanzan su cénit creativo, su  fuerza interpretativa logra objetivos de un altísimo nivel, su sonido se torna más eléctrico y contundente. El virtuosismo que muestran los tres componentes es excepcional y a ello se añade la colaboración del letrista Peter Sinfield con lo que consiguen que las letras sean también mucho más elaborada.

La versión que hacen de “Jerusalem” es soberbia, plena de fuerza, vibrante. El teclisca Keith Emerson utiliza un  órgano de iglesia que da una majestuosidad especial al conjunto musical,  donde sobresale también con luz propia la magnífica voz de Greg Lake.

Emerson, Lake & Palmer (Jerusalem) 1973

Print Friendly, PDF & Email

2 thoughts on ““Jerusalem”. El Himno Oficioso de Inglaterra

  1. Jerusalem, que ion interpreta EL&P, es basada en la melodia original o es una version propia de esos genios musicales…
    tal cual es the barbarian o fanfarria para un hombre comun….

    • Hola. Primero gracias por tu presencia y tu comentario en este espacio. La versión de EL&P de este tema es muy fiel al original, lógicamente con las particularidades de una adaptación de un grupo progresivo. De todas formas, para un inglés que se precie, esta pieza es casi sagrada, con lo cual, no creo que se hubieran atrevido a modificarla mucho. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *