Los Íberos. La Aristocracia del Pop Español

LOS ÍBEROS

Los Íberos es uno de los grupos fundamentales de la década de los sesenta en España, junto con Los Módulos, fueron las últimas grandes bandas de aquella época. Su material no fue muy abundante para el largo período que estuvieron activos (nueve sencillos y un LP en unos doce años), pero algunas de sus canciones se encuentran entre las imprescindibles de aquellos años. Aunque ya queda muy lejano, aún hay quien les recuerda por ser uno de los mejores en directo de entonces, alabado incluso por sus propios compañeros de profesión.

Si bien su actividad discográfica se inicia en 1968, Los Íberos como tal se fundaron en 1961 en Málaga con Enrique Lozano a la cabeza. En esos años el grupo sufrió muchos cambios en sus filas; de un inicial quinteto que contaba con saxofón y teclados, derivó a una definitiva en forma de cuarteto típico de banda de rock. De aquellas formaciones iniciales hasta  la que podríamos considerar la “clásica” de Los Íberos solo se mantuvo Enrique.

Enrique es un joven malagueño que conoció el ambiente de los más prestigiosos clubs de la emergente y cada vez más exclusiva Costa del Sol de principios de los años sesenta. Enrique fue barman en “El Mañana” y fue el propietario del local quien le trajo de los Estados Unidos su primera guitarra Gibson.

Siendo muy joven tocó en el circuito europeo de clubs de música en vivo. Durante su primera parada en Londres, aunque inicialmente iba a tocar a Liverpool, actuó en el Whisky a Go-Go. En los sótanos de ese local se encontraba el Flamingo, sala por donde discurrieron todos los grandes nombres imaginables del rock y el pop sesentero.

Con este recorrido y semejantes influencias, Enrique tenía muy claro la fórmula del éxito en el incipiente mundo del pop: cuatro músicos virtuosos en escena, gran calidad vocal, letras en inglés (aunque también en castellano), una cuidada imagen y un trabajo discográfico que solo grabado en Londres podría dar los resultados deseados, no en vano era la cuna del pop y desde donde se estaban lanzando los discos más importantes del momento.

Y los tres músicos que le acompañarían en esa aventura fueron: Adolfo Rodríguez (futuro miembro de los míticos “Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán”), natural de Ponferrada a la guitarra rítmica y voz, el también malagueño Diego Cascado a la batería y el almeriense Cristóbal de Haro al bajo.

En Torremolinos, empiezan a actuar en el Top Ten Club, versionando a grandes bandas de la época, como Beatles, Hollies, Small Faces o Manfred Mann. Llegan incluso a aparecer en Televisión Española en el célebre programa “Escala en Hi Fi”. Con Emilio Santamaría (padre de la cantante Massiel) de manager, y gracias a estas apariciones, firman por la discográfica Columbia, y se van a grabar nada más y nada menos que a los estudios de la discográfica Decca en Londres.

En 1968 sale a la luz su primer sencillo, y sin duda, uno de sus mejores trabajos. En la cara A nos encontramos con “Summertime Girl”, considerada entre las diez mejores canciones de los años sesenta en España. Arreglos orquestales, coros de voces perfectamente engranados en la melodía, sin duda una maravilla, que si hubiera estado firmada por cualquier grupo anglosajón formado en Londres o Los Ángeles, estaríamos hablando de un Nº 1 a escala mundial. La cara B no desmerece en nada a la cara A, “Hiding Behind my Smile”, es otro tema cantado en inglés, pegadizo y alegre, que complementa perfectamente a “Summertime Girl”. Un single monumental.

Summertime Girl (1968)

Hiding Behind my Smile (1968)

Este mismo año, sacan su segundo sencillo, esta vez con temas en castellano: “Las Tres de la Noche” / “Corto y Ancho”. “Las Tres de la Noche” es una melancólica canción, casi a ritmo de vals, quizás uno de sus temas mas conocidos, con la misma calidad de arreglos que hicieron triunfar a “Summertime Girl”. “Corto y Ancho” es un tema divertido, antítesis de la cara A, cuidado al máximo en el aspecto sonoro, como fue norma habitual en la discografía de Los Iberos.

Las Tres de Noche (1968)

Corto y Ancho (1968)

Llegamos a 1969, un año fundamental en la carrera de Los Iberos. Por una parte, realizan una gira con la cantante Massiel, siendo su grupo de acompañamiento, y por otro lado, intervienen en la película “Topical Spanish”, dirigida por Ramón Masats. Pero también es importante, porque publican el primer y único Lp de su carrera.

El Lp llamado sencillamente “Los Iberos”, grabado en Londres nada menos, contenía 12 temas, incluyendo los dos primeros singles del año anterior. El resto de temas saldrían desgranados en single durante ese mismo año y en 1970. Es sin duda uno de los dos o tres mejores discos grabados por un grupo español en toda la década de los sesenta.

En 1969 participan en la película de Iván Zulueta “1,2,3 al escondite inglés”, interpretando “Hiding Behind my Smile”. Es este año sale el sencillo “Nightime” / “Why Can’t We Be Friends”, como vemos vuelven de nuevo al inglés. “Nightime”, de corte melancólico, con una introducción de piano clásico que nos introduce en la canción que cuenta con unos arreglos prodigiosos, mientras que “Why Can’t We Be Friends” es una deliciosa canción, que bien pudieran haber firmado los Beatles o los Hollies.

Nightime (1969)

Este mismo año publican “Liar Liar” / “Mary Ann She”, el primero popularizado por el grupo The Castaways, es una muy buena versión, cuyo punto fuerte es la combinación de sus magníficos coros con voces en falsete, mientras que “Mary Ann She”, es una canción 100% bailable, con un ritmo mas popero que los trabajos anteriores.

Liar Liar (1969)

Entramos en 1970, tras un sencillo sin mucho éxito, “Te Alcanzaré” / “Amar en Silencio”, llega otro single antológico, “Fantastic Girl” / “Back in Time”. “Fantastic Girl”, en la línea dejada por “Summertime Girl”, es otra canción bailable, una joya, alegre, optimista, con voces corales en falsete que ponen los pelos de punta. “Back in Time” por su parte, es otro temazo, donde de nuevo, los coros complementan perfectamente la voz de Adolfo Rodríguez. Este sencillo, es junto a los dos primeros, la crema de la crema en la carrera de los Iberos.

Fantastic Girl (1970)

Back in Time (1970)

A continuación, y hasta 1973, Los Iberos publican un sencillo por año, ya con los grupos de rock progresivo en pleno auge, la popularidad de Los Iberos iba en caída libre. los Iberos cierran su carrera con un discreto sencillo: “María, Tobías y John” / “Bajo el Álamo”. Con este tema hacen una incursión en el denominado “Flamenco Rock”.

En definitiva, Los Íberos eran un grupo predestinado no solo para triunfar en nuestras listas, sino en el extranjero y porque no, en el difícil mercado anglosajón, pero por extrañas razones, no lograron su objetivo, a pesar de la calidad enorme de su trabajo y un nivel de producción y arreglos prácticamente nunca visto en España. Se les podía definir como la “aristocracia” del pop español.

Entrevista a Adolfo Rodríguez y Vídeos Inéditos de Los Íberos (2014)

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *