Archivo de la etiqueta: club de lectura

Lo que pasa en los cuentos donde no pasa nada

'Taxi', ca. 1957 © Saul Leiter

‘Taxi’, ca. 1957 © Saul Leiter

Me gustan esos cuentos donde no pasa nada. En realidad, son los únicos en los que todo se hace realmente visible: lo que ya ha pasado y lo que pronto va a pasar. Todo lo que no se cuenta se puede entrever, de forma misteriosa, cuando un escritor de raza maneja los silencios con sabia autoridad. A través del silencio, asoma en esos cuentos la certidumbre de lo que ya ha ocurrido, y también la certidumbre de lo que va a ocurrir. Y sin remedio.

Los cuentos donde no ocurre nada son cuentos fatales. Señalan, sin palabras explícitas, que la vida de los seres humanos se retuerce en medio de una marea irresistible de acontecimientos, que no hay paz en esa sucesión de corrientes y tormentas, y que resistirse a las fuerzas del destino es una tarea inútil. Querríamos algo de paz, pero ganarla, intentar ganarla, supone estar en guerra constante con el mundo, con los demás, con uno mismo.

(Pedro Ugarte, en “Antonio Pereira y 23 lectores cómplices” Eolas 2019. pag. 246)

Y a ti ¿te gustan los cuentos en los que no pasa nada?   ¿prefieres los  textos concisos y directos  a las peroratas floridas? ¿disfrutas con las historias en las que se hace presente lo insólito, el humor e incluso la socarronería? ¿Quieres leer  con nosotros algunos cuentos escogidos de  Antonio Pereira?

Entonces te espero  en  nuestro Club de Lectura, el lunes 11 de noviembre para abordar la guía  a la lectura de la obra  “Antonio Pereira y 23 lectores cómplices”. A las 19:00 horas, en la Biblioteca General San Isidoro de la Universidad de León.

Agua verde, cielo verde, de Mavis Gallant. Coloquio

Por Rosa María Díez Cobo

La segunda sesión del club de lectura dedicada a la novela Agua verde, cielo verde de la canadiense Mavis Gallant ha promovido un dinámico coloquio entre los socios participantes. Esta obra, la primera narrativa larga de una contumaz cuentista como Gallant, supone la exploración de dos aspectos centrales: por una parte, la alta sociedad de origen estadounidense expatriada (por voluntad propia) en Europa en la primera mitad del siglo XX, y, por otro, la conflictividad emocional y psicológica en una tóxica relación materno-filial. Precisamente, nuestros socios gravitaron en sus opiniones y reflexiones mayoritariamente en torno a estos dos aspectos más generales.

Algunos de nuestros lectores, atendiendo a la distancia social y temporal del emplazamiento de la trama, sugirieron que la novela no les aportó reflexiones de demasiado calado. No olvidemos que la autora se centra en un estrato social burgués de su época para canalizar precisamente una crítica hacia la vacuidad, frivolidad e intrascendencia de su condición y de sus actos. Esto ha llevado a algunos lectores a identificar la narración de dicha situación con una “ligereza” prosística que no es tal, al menos, no como así lo pretendió la autora. En cambio, para otros lectores, la peculiar fijación de la escritora por la anécdota y lo anecdótico, lo cotidiano y lo pequeño, supuso una revelación en cuanto que, enfocando lo aparentemente anodino e insustancial, no obstante, Gallant nos revela datos centrales de sus personajes; entre líneas al lector se le plantea el reto de reconstruir vidas mucho más complejas de lo que, en apariencia, nos manifiesta de forma directa la acción narrada.

Fue muy activo el debate en relación a la problemática relación entre las dos principales protagonistas femeninas de la obra: Bonnie McCarthy y Flor McCarthy, hija de la anterior. La novela traza la evolución simultánea del alto grado de dependencia emocional y física entre ambas, propiciada por su madre y asimilada por su hija, y el deterioro mental agudo de la joven. Concretamente, este aspecto psicológico, la progresión de una depresión y sus síntomas, suscitó reflexiones entre nuestros socios, considerando la profundidad psicoanalítica de lo referido por la autora. Asimismo, varios de nuestros lectores convinieron en lo realista y humano del tipo de relación descrita. Es decir, por encima de que la clase social considerada dentro de la novela pueda resultarnos ya un tanto trasnochada por las décadas transcurridas, el valor de las relaciones descritas pervive y transmite un discurso actual, reconocible en nuestras vivencias incluso cotidianas. Lo mismo se puede decir de otros personajes más secundarios en la obra: Bob Harris, el primo George, Doris Fischer o Wishart, individuos que hacen gala de altos niveles de hipocresía, egoísmo e histrionismo pero que, a pesar de la extrañeza que nos pueden llegar a transmitir, considerados en las distancias cortas, nos reflejan vértices de la condición humana bien reconocibles.

Por otra parte, más allá de discrepancias en torno a la frescura o interés de la trama, entre nuestros lectores ha habido unanimidad a la hora de valorar el estilo de la autora. Todos los intervinientes parecen haber coincidido en el uso magistral del lenguaje, sutil, cuidado, cargado de connotaciones, que ejercita Gallant en esta obra. De hecho, uno de los aspectos más comentados en nuestra tertulia fue el marcado simbolismo de distintos elementos de la novela: el color verde, las cuentas de un collar, un caballo en el recuerdo de una niña… De nuevo, en este caso, el mundo prosaico que se nos describe en esta novela se nos revela en su totalidad a partir del brillo de las pequeñas cosas, del lenguaje escondido de las circunstancias que rodean a las acciones tenidas por principales. Pero Gallant difiere, o cancela, lo considerado como central y da protagonismo al suceder mínimo de lo que generalmente queda a la sombra de los eventos centrales.

Guía a la lectura. Agua verde, cielo verde, de Mavis Gallant

 

Por Rosa María Díez Cobo

 

Mavis Gallant

Mavis Gallant (Montreal, Canadá, 1922 – París, Francia, 2014), de soltera Mavis Leslie de Trafford, es una escritora canadiense con una trayectoria que la llevó desde el ensayo a la novela y al drama pero que sobre todo destacó por su producción cuentística –la mayoría de sus relatos se publicaron en la revista estadounidense The New Yorker.

Es una autora que, por su condición expatriada –vivió casi toda su vida adulta en Francia– y por mantener, sin embargo, el inglés como su lengua literaria, tardó en recibir el reconocimiento a su obra tanto en su Canadá natal como en Francia y, en consecuencia, a nivel internacional (en España solo están disponibles unos pocos volúmenes de la autora, permaneciendo, la mayoría, sin traducir a nuestra lengua). Precisamente, sus avatares personales y su «talante extramuros», al que se refiere Rosa Montero, impregnan autobiográficamente sus novelas y relatos y dotan a su obra de un singular y personalísimo estilo.

De esta manera, si en casi todos los autores encontramos factores biográficos relevantes que se reflejan en sus obras, en el caso de Gallant, además de su residencia fuera de su país natal, hay otras cuestiones personales que la marcaron y que serán relevantes a la hora de interpretar, entre otras, Agua verde, cielo verde, principalmente, la problemática relación con su progenitora y la falta de un domicilio estable durante su infancia.

Y es que Gallant perdió a su padre a una edad temprana –dato que ignoró hasta años después del suceso– y, tras el segundo matrimonio de su madre, fue dejada en manos de un tutor legal y enviada a una sucesión de internados en Canadá y Estados Unidos. Su educación fue bilingüe, en inglés y francés, aunque siempre publicó en inglés a la cual consideraba «la lengua de la imaginación» (The Selected Stories of Mavis Gallant, 1996: XVI).

Gallant comenzó trabajando para el National Film Board of Canada y después como periodista para el diario Montreal Standard. Pero abandonó este último cargo en 1950 y emigró a París donde se volcó en exclusiva en su faceta como creadora literaria. Para comprobar su valía artística, comenzó a enviar relatos a la prestigiosa revista The New Yorker consiguiendo que en 1951 se publicase el primero de sus textos «Madeleine’s Birthday». Pese a la estafa inicial de su agente literario, a partir de entonces, Gallant pasó a contribuir relatos de forma regular a esta publicación que aceptó más de 100 y parte de su obra ensayística.

Publicó los siguientes volúmenes de cuentos: My Heart Is Broken (1964), The Pegnitz Junction (1973), Home Truths: Selected Canadian Stories (1981), Overhead in a Balloon: Stories of Paris (1985), In Transit (1988), y Across the Bridge (1993). Sus relatos publicados en revistas se recogieron en varios volúmenes: The Collected Stories of Mavis Gallant (1996), Paris Stories (2002), Varieties of Exile (2003); también publicado con el título Montreal Stories, y The Cost of Living: Early and Uncollected Stories (2009); también con el título Going Ashore. Green Water, Green Sky (1959) fue su primera novela y A Fairly Good Time (1970), la segunda. También fue autora de una obra teatral What Is to Be Done? (1983) y parte de sus textos ensayísticos se recogieron en el volumen Paris Notebooks: Selected Essays and Reviews (1986).

A pesar de su tardío reconocimiento, Gallant recibió numerosos premios y galardones internacionales; entre ellos, podemos destacar:

  • Nombrada Oficial de la Orden de Canadá por su contribución a la literatura.
  • 1983 – 1984. Escritora-residente en la Universidad de Toronto (Canadá).
  • Nombrada Miembro Honorario Extranjero de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras.
  • Galardón Legum Doctor (Universidad de Queen, Canadá).
  • La Federación de Escritores de Quebec denominó uno de sus premios anuales con el nombre de la autora;
  • Premio Matt Cohen (Canadá).
  • Premio Rea (Estados Unidos).
  • Premio O. Henry (Estados Unidos).
  • Premio PEN/Nabokov (Estados Unidos).
  • Prix Athanase-David (Quebec; para autores de dicha provincia canadiense).

Poética narrativa de Mavis Gallant

Su obra alberga multitud de temas e intereses, y posee un estilo muy propio y reconocible. Así, destacaremos los siguientes aspectos, sobre todo en referencia a sus creaciones narrativas:

  • fuerte  «autobiografismo» en personajes y tramas;
  • prosa desprovista de adornos superfluos que evoca, por momentos, un estilo documental y periodístico;
  • parca en recursos narratológicos, no obstante, sus textos nos suscitan numerosas dudas, nos hacen intuir que cada tras evento, cada tras personaje, y situación, existe una significación más profunda; de ahí el simbolismo que recorre la escritura de Gallant;
  • en sus textos dominan el aislamiento, el desarraigo y la desubicación de canadienses, estadounidenses y europeos de clase media-alta, o con un estilo de vida aburguesado o aristocrático, en otros países donde hacen turismo o residen de forma permanente;
  • el protagonismo dado a extranjeros o expatriados en sus textos implica que asuntos como el multiculturalismo y el bilingüismo también sean aspectos centrales;
  • muchos de sus personajes principales son mujeres jóvenes, que residen en Norteamérica o Europa y que afrontan situaciones familiares complicadas, en muchas ocasiones sufren presiones para encontrar marido a una edad «conveniente» o se encuentran comprometidas o casadas con hombres a los que no aman;
  • es llamativo el carácter abúlico y desganado de gran parte de sus personajes, los cuales, a menudo, parecen llevar una vida mayormente ociosa y vacacional (muchas de las tramas de sus relatos acontecen en periodos y lugares de vacaciones);
  • a menudo sus protagonistas se encuentran sumergidos en profundos conflictos internos y con los que les rodean. Dentro de esta tendencia, Gallant ha singularizado dos temas preferentes: los odios y rencores mutuos que puede generar una relación p/materno-filial y los conflictos de convivencia de pareja;
  • el peso de lo cotidiano, lo vulgar y de las convenciones y cómo estos limitan y frustran al ser humano provoca que muchos de los personajes de Gallant parezcan estar en constante huida, física o psicológica;
  • los personajes de nuestra autora son sumamente introspectivos: el pensamiento de los personajes, más que sus acciones, se sitúa en el centro de todas sus narrativas. Sin embargo, como lectores, muchas veces no llegamos a entender las razones y motivos que movilizan a dichos personajes: son singulares, extraños, incluso incomprensibles;
  • el núcleo de sus relatos a menudo nos resulta intrascendente: las acciones se ocupan de anécdotas domésticas, cotidianas, y, en muchas ocasiones, banales;
  • muchos de los conflictos que se desarrollan en sus tramas permanecen abiertos, irresueltos;
  • predilección por la ubicación de las tramas en marcos urbanos europeos, canadienses o estadounidenses (París, Venecia, Ginebra, Madrid, Montreal, etc.), o en clásicos espacios costeros de vacaciones europeos (Costa Azul francesa, Riviera italiana, costa sur de España…);
  • si su obra parece transcurrir, hasta cierto punto, desconectada de la realidad histórica y social más inmediata, también es cierto que en muchos de sus textos se intercalan referencias históricas que nos sitúan los episodios cotidianos de sus personajes en un marco más amplio.

La autora en sus palabras y en las de sus críticos:

Mavis Gallant integra una nómina de narradoras canadienses que, en los últimos tiempos, está recibiendo una especial atención por parte de la crítica. Se la ha llegado a equiparar a George Eliot, Anton Chéjov, Henry James o Edith Wharton y, entre sus coetáneos, se han trazado paralelismos con Alice Munro, ganadora del Nobel en 2013, John Cheever o John Updike. Munro, no en vano, se ha referido a Gallant como su maestra literaria. También Margaret Atwood se ha declarado fan de su compatriota y otros muchos escritores en el ámbito canadiense e internacional han reconocido su maestría. A pesar de esta notoriedad crítica alcanzada en los últimos años, Gallant aún sigue siendo relativamente desconocida para el público lector. Aqu puedes explorar varios enlaces que te ayudarán a pergeñar una visión más completa de Gallant y de sus trabajos:

Agua verde, cielo verde

 Información contenida en la contraportada (Impedimenta, 2018)

Mavis Gallant despliega todo su talento en este testimonio whartoniano del descenso a los infiernos de dos mujeres unidas por una enfermiza relación maternofilial. El deslumbrante debut novelístico de una de las narradoras canadienses más reconocidas del siglo XX.

Flor McCarthy lleva una existencia que a muchos podría parecerles idílica. Después del traumático divorcio de su madre, que ya no puede soportar seguir viviendo en América, ambas emprenden un largo viaje por distintos países de Europa. Recalan en ciudades como Venecia, Cannes y París, pero el encanto es solo aparente. Abocadas al exilio, madre e hija dependen de la caridad de sus familiares y, oculta tras un velo de falso glamour, aparece frente a ellas la locura de un desarraigo marcado por la dependencia física y emocional. La vida de Flor se va transformando en una pesadilla expuesta ante las miradas de aquellos con quienes se encuentra a lo largo de los años, como su tímido primo George o los amigos ocasionales de su madre. Su búsqueda de protección aflora tras cada encuentro en una clara derivación de su necesidad de contar con un hogar al que regresar.

Estructura y contenido del libro

Dentro de la bibliografía de la autora, Agua verde, cielo verde es su ópera prima novelística y nos da en buena medida la pauta de los temas e intereses principales de Gallant, que ya exploró en sus cuentos y en los que ahondará esta novela.

El libro se puede interpretar como una cata de cuatro momentos vitales de una de sus protagonistas, Flor McCarthy, en su deslizamiento hacia una anuladora depresión. En dicho proceso, se ve acompañada en todo momento por su madre, Bonnie McCarthy que aparece retratada como responsable del estado psicológico de su hija tras someterla a una infancia de inestabilidad familiar y geográfica, creando enfermizos lazos de dependencia con su hija.

El relato se compone de cuatro episodios carentes de título y de desigual longitud. Excepto por el tercero que supone un salto atrás (analepsis) en la sucesión de hechos narrados, los restantes siguen, cronológicamente, el estado mental de Flor hasta su internamiento en un centro psiquiátrico. La autonomía de lo narrado en cada episodio nos permite acercarnos a ellos como si de relatos independientes se tratase.

Algunos temas y aspectos principales de esta narrativa que cabe destacar son:

  • se trata de una novela donde tenemos acceso al devenir de todos sus personajes pero, sin embargo, el conocimiento que tenemos de sus pensamientos y sentimientos más íntimos es parcial, incierto;
  • el conflicto como seña de identidad de los personajes consigo mismos y en su relación con los demás, especialmente en el ámbito familiar;
  • las dificultades de la vida expatriada;
  • los conflictos de las clases sociales acomodadas que temen perder sus privilegios y estilo de vida;
  • la posición de dependencia económica de las mujeres respecto de los hombres;
  • la represión de los sentimientos y deseos como origen de buena parte de los problemas personales y mentales de los personajes;
  • la crisis existencial, de encrucijada personal, que aqueja no solo a Flor y Bonnie, sino, también, al resto de personajes (Bob Harris, el primo George, Wishart);
  • la evocación de la vida vacacional de las clases acomodadas como engañosa, desprovista de un glamour real;
  • un fuerte simbolismo de las personas, los lugares, los objetos y las acciones;
  • el desencanto y la decadencia como tono general de la narrativa.

 

Lectura

Una narrativa tan cargada de conexiones, símbolos y connotaciones nos sugiere más preguntas que respuestas desde las que podríamos abordar su lectura crítica. Aquí podemos considerar algunas de ellas:

  1. ¿cómo conecta el epígrafe shakesperiano con el resto de la narrativa?
  2. ¿cómo calificarías el estilo de la prosa de Gallant y los recursos empleados en esta narrativa? ¿Te ha resultado compleja de leer o de interpretar?
  3. la voz narrativa en tercera persona parece transmitirnos todo de los personajes, pero, sin embargo, al concluir la obra, sentimos que nos faltan muchas piezas para completar el puzle, para comprenderlos mejor, ¿de dónde crees que deriva esta sensación de extrañeza que nos evocan?
  4. aunque los personajes parecen vivir en un infinito presente vacacional o de ocio, el pasado tiene un enorme peso sobre sus sentimientos y decisiones, ¿cómo condiciona dicho pasado la vida errante de Bonnie y Flor?
  5. nuestros protagonistas son todos expatriados residiendo fuera de su lugar de nacimiento, ¿crees que se hallan bien integrados en sus nuevas residencias?; ¿cuál es su relación con su país de origen y sus nuevos lugares de destino?
  6. “Flor la [a Bonnie] escuchó y pensó: «Y yo que antes creía que mi madre era Dios»” (68). Esta cita es muy representativa de la deriva que toma la relación entre madre e hija en la novela, ¿cómo has interpretado dicha relación?; ¿de dónde crees que surge el conflicto?
  7. «Para los franceses, Bob Harris encajaba superficialmente con el patrón de hombre estadounidense –un grand gosse– y a él le iba de fábula. Sería la última persona del mundo en dar problemas» (51). ¿Crees que esta descripción se ajusta bien al personaje, a sus actuaciones a lo largo de la narrativa?
  8. el protagonismo femenino en la obra es indiscutible y si la relación conflictiva entre madre e hija que se nos presenta puede parecer bastante prototípica, ¿cómo has interpretado, sin embargo, la figura de Doris Fischer y su interacción con los demás protagonistas?
  9. muchos de los personajes pertenecen a clases sociales acomodadas, burguesas, o intentan ascender a ellas. En este sentido, ¿el estilo de vida que desarrollan que te ha sugerido o inspirado?; ¿intenta la autora transmitir una crítica social a través de su retrato?; ¿cómo habéis interpretado al personaje de Wishart dentro de este ambiente burgués?
  10. la obra se abre y se cierra con el primo George, ¿qué papel crees que juega su presencia en la narrativa y en su relación con su tía y prima?;
  11. la novela contiene varios simbolismos, algunos bastante enigmáticos, ¿en concreto, cómo habéis considerado algunos de los siguientes…
    1. el color verde que aparece asociado a diversos objetos y evocaciones en diversos momentos de la obra?
    2. Venecia?
    3. París?
    4. «Jefe» el poni, que Flor evoca en el momento más crítico de su crisis depresiva (108)?
    5. el estado depresivo de Flor?
    6. …y otros que hayáis detectado?
  12. el cierre de la obra, una alucinación del primo George por la cual fusiona en una sola figura las imágenes de su tía, prima y de una chica francesa que se ha cruzado por la calle, ¿cómo lo has interpretado?; ¿qué función crees que cumple en relación con el resto del texto y los conflictos descritos?

    Aykut Aydogdu

    Aykut Aydogdu

Club de lectura de la Universidad de León. Curso 2019-2020

Pronto dará comienzo la séptima edición del Club de lectura de la Universidad de León. Te anticipamos el cartel  y el programa para este curso (puedes imprimirlos en pdf)

CARTEL: Club lectura ULE 19/20)  

PROGRAMA: Tríptico con toda la información del curso y las formas de participación

¡ATENCIÓN!

Este año hemos cambiado el día de la semana de nuestros coloquios. Ya no serán los  jueves, sino los  lunes. Para empezar bien la semana …

¿Ya te has matriculado?

Como siempre, te esperamos con los libros abiertos  🙂

 

Descubre los títulos de la Séptima edición del Club de lectura de la ULe: Solución

Es que lo hemos puesto tan fácil….Muchos de vosotros las habéis adivinado;  estas son las obras cuya lectura abordaremos  el próximo curso:

(Solución: Colonia Green Water y logotipo de la plataforma de tecnología  GreenSky)


Gallant, Mavis
Agua verde, cielo verde / Mavis Gallant ; traducción del inglés a cargo de Miguel Ros González
Madrid : Impedimenta , 2018
187 p.
978-84-17115-56-2

Más información

(Solución: Símbolo de las Reliquias de la Muerte en la saga Harry Potter)

 

Martínez Castillo, Ana
Reliquias / Ana Martínez Castillo  ; Prólogo de Patricia Esteban Erlés
León : Eolas , 2019
146 p.
978-84-17315-73-3

Más información

(Solución: nº 23 en el icono de un lector colocado en el cartel de la Fundación Antonio Pereira)

 

Pereira, Antonio, 1923-2009
Antonio Pereira y 23 lectores cómplices / [Antonio Pereira] ; edición de  Natalia Álvarez Méndez y Ángeles Encinar.
León : Eolas, 2019
296 p
978-84-17315-66-5

Más información 

(Solución: Manuscrito en el que solo falta el cuarto de los elementos en la tetralogía protagonizada por la figura de Fernando de Rojas como investigador)

 

García Jambrina, Luis
El manuscrito de aire /  Luis García Jambrina
Madrid  : Espasa, 2019
320 p
978-84-670-5347-0

Más información

 

 

 

Descubre los títulos de la Séptima edición del Club de lectura de la ULe

 

¡Ya estamos preparando la
Séptima  edición del Club de lectura de la ULe!

Aún no está abierto el plazo de matrícula, ni siquiera están publicados todos los libros que vamos a incluir en esta edición, pero para que puedas ir disfrutando durante el verano de algunas de las  lecturas, te anticipamos los títulos de la séptima edición del Club de lectura de la ULe.

Pero antes, vamos a jugar un poco: las imágenes te ofrecen una pista sobre el título de la obra,, de la que te ofrecemos un breve fragmento. Este año, no sé por qué,  nos ha salido todo de color verde,  (excepto  la última novela, que está tan verde, que ni siguiera se ha  publicado aún)

¿Crees que podrás adivinar algún título, todos…? 😉

 

Déjanos tu respuesta en nuestras redes sociales.
La solución… dentro de unos días

Nuevo club de lectura de la Universidad de León. Formulario de inscripción

A raíz de las opiniones expresadas por los socios del Club de Lectura en uno de nuestros últimos encuentros, hemos considerado necesario hacer una reflexión sobre el modo en el que estamos planteando esta actividad de animación a la lectura.

Cada proyecto tiene una trayectoria  y ha llegado el momento de dar un golpe de timón y reorientar, renovar y revitalizar nuestro rumbo. Para ello hemos  recabando información de nuestros socios y seguidores: opiniones, comentarios, críticas, preferencias, gustos literarios y/o personales…

Dado que la naturaleza de los asistentes a nuestros coloquios es muy heterogénea, lo lógico sería suponer que sus consideraciones también lo fueran.  Sin embargo, hemos escuchado  varias críticas mayoritariamente en  el mismo sentido, lo que nos ha llevado a  replantear  la orientación que, desde hace seis años, venimos dando a este Club.

ALGUNAS OPINIONES RECOGIDAS

A pesar de que soy un gran seguidor de lo fantástico, me gustaría explorar otros géneros igualmente alternativos y actuales (Alberto)

Los libros que seleccionáis son todos muy densos, muy duros. ¡Y qué gente tan rara…! Es cierto que los títulos elegidos te ayudan a salir de la zona de confort, pero es que a veces es un agobio, todo es tan feo, todo lo ves negro… Me gustaría  intercalar alguna lectura que te ponga contenta (Eugenia)

Por favor, cambiad la línea de lectura,  que salgo con un mal rollo  de los coloquios que no se me  quita ni con las  cañas. Es más: un día me dio tanto miedito que no pude volver sola a casa porque era de noche y estaba oscuro, y me tuve  que quedar en el Traga hasta que amaneció (Susana)

 A ver, yo para leer desgracias  y cosas raras me wasapeo  con mi suegra, que esa sí que es una bruja, y no voy a un club de lectura (Maribel)

Tras una reflexión honesta  y basándonos en  las opiniones y propuestas recibidas, hemos trabajado en un nuevo proyecto de dinamización de la lectura que esperamos sea del agrado de nuestros seguidores  y que tendrá las siguientes características:

Venus de Milo (*¡Sí hombre, pues como para remar estoy yo…!)

TEMÁTICA

La temática elegida para el nuevo Club de lectura girará este año en torno al tópico literario de la Travesía del Amor (navigium amoris) y sus elementos componenciales o submotivos, según la taxonomía elaborada en su tesis doctoral por Juan Antonio Gómez Luque  (ver  más abajo el apartado MARCO TEORICO Y REFERENCIAL):

  1. Doble naturaleza de Afrodita-Venus como diosa de la navegación y del amor.
  2. Comparación del acto sexual con la acción de navegar o remar.
  3. Equiparación de la amada con el mar en su peligrosidad.
  4. Comparación de la desazón amorosa con la tempestad marina.
  5. Identificación del final de la relación amorosa con la arribada a puerto.
  6. Ofrecimientos de ofrendas votivas.

MARCO TEÓRICO Y REFERENCIAL

Para situar las lecturas seleccionadas en un contexto que delimite los conceptos de los que nos proponemos debatir en el Club hemos seleccionado las siguientes obras:

Libros

Cazas, Gustavo (1969-)
Sexo, literatura y oralidad / Gustavo Cazas
Camas (Sevilla): Butanero ed., 2018
978-84-6969-696-X

Capítulos de libros

Sexi fenicia y púnica / M. Pellicer Catalán
(Incluido en la obra Los Fenicios en la Península Ibérica, ISBN 848632906X, P. 85-107)

Artículos de revista

Los cuartetos y las redondillas de la poesía del siglo de Oro: mucho más que estrofas / Lope de Armada (Revista de poesía El sexo de los ángeles, ISSN 2222-4444, Vol. 11, Nº 2, 2018, pag. 69)

Tesis doctorales

  1. Del erotismo a la seducción en Jin Ping Me
    Autores: Ya-hui Chang
    Directores de la Tesis: Alicia Relinque Eleta (dir. tes.)
    Lectura: En la Universidad de Granada ( España ) en 2015
    Tribunal Calificador de la Tesis: Santiago Fernández Mosquera (presid.) , Juan José Ciruela Alférez (secret.) , Sonia Fernández Hoyos (voc.) , Angela Olalla Real (voc.) , Isabel Cervera del Río (voc.)
    Tesis en acceso abierto en: DIGIBUG
  2. El tópico literario de la travesía del amor: de la literatura clásica a la poesía española de los siglos de oro
    Autores: Juan Antonio Gómez Luque
    Directores de la Tesis: Gabriel Laguna Mariscal (dir. tes.) , Mónica María Martínez Sariego (codir. tes.) , Miguel Rodríguez-Pantoja Márquez (codir. tes.)
    Lectura: En la Universidad de Córdoba ( España ) en 2018
    Tribunal Calificador de la Tesis: Juan Montero Delgado (presid.) , Dámaris Romero González (secret.) , Rosario Moreno Soldevila(voc.)
    Tesis en acceso abierto en: Helvia

PROGRAMA (provisional)

A falta de ultimar algunos detalles. las lecturas seleccionadas para este nuevo periodo del club de lectura son las siguientes (preferible edición en tapa dura):

INSCRIPCIÓN Y MATRÍCULA ¡IMPORTANTE!

Para poder participar en esta nueva etapa del Club de Lectura, déjanos tus datos en este formulario de inscripción

Guía a la lectura. Por si se va la luz, de Lara Moreno

 

Por Rosa María Díez Cobo

Lara Moreno

Lara Moreno Martín (Sevilla, 1978) es una escritora con una talentosa trayectoria que la ha llevado desde el relato a la poesía y, finalmente, a la narrativa extensa. Es una autora que aún cuenta con un número reducido de publicaciones pero, por su singular y personalísimo estilo, se ha ganado un espacio destacado entre las jóvenes voces de la literatura en nuestro país.

Sevillana de nacimiento, pasó su infancia y juventud en Huelva y, actualmente, reside en Madrid. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster en Edición (Grupo Santillana-Universidad de Salamanca).

Además de su actividad estrictamente literaria, ha desarrollado otras facetas relacionadas con el mundo de las letras y de la cultura como, entre otras, ejercer como secretaria de la Asociación Cultural Igriega, bajo cuyo patrocinio coordinó la publicación de la antología de microrrelatos Los vicios solitarios (2003) y la antología Aquí y ahora. Voces de poesía (2008). Ha colaborado en las antologías Molinos de Viento (CEDMA, Ed. Juan Bonilla, 2005) y en Ellas también cuentan (Finalista Premio Ana María Matute 2004).Ha sido editora free-lance, aunque en 2017 fue seleccionada como editor invitado del sello Caballo de Troya, perteneciente al grupo editorial Penguin Random House. También dentro del campo literario, aunque desde una faceta pedagógica, imparte talleres de creación literaria, de novela y de relato. Asimismo, ha sido colaboradora en varias revistas, artículos de opinión y críticas de cine.

No termina aquí el rango de intereses de nuestra escritora puesto que también ha colaborado como letrista del cantautor sevillano Paco Cifuentes quien, en la contracubierta del volumen de relatos de Moreno Casi todas las tijeras (2004), condesa a la perfección las particulares tonalidades que, de forma sin duda reconocible, recorren su obra prosística: “Estos relatos hacen que planee por encima del lector un excitante amor por la universalidad de lo cotidiano, con una prosa inquieta que a veces deslumbra el mundo y a veces lo oscurece; pero donde Lara Moreno nos presta un bello prisma con el que adentrarnos sin miedo en la querencia de los ruidos que hace la vida.” Para quien haya disfrutado con las novelas Por si se va la luz y Piel de lobo, estas palabras nos ofrecen un agudo y poético retrato de ambas.

Entre la nómina de títulos publicados por Lara Moreno, podemos citar los libros de relatos Casi todas las tijeras (Quórum, 2004) y Cuatro veces fuego (Tropo, 2008), y los poemarios La herida costumbre (Puerta del Mar, 2008) y Después de la apnea (Ediciones del 4 de agosto, 2013). Sus novelas Por si se va la luz (2013) y Piel de lobo (2016), arriba mencionadas, consagran su madurez creativa por su capacidad de navegar entre géneros literarios diversos. Algunos de sus cuentos están recogidos en antologías como las destacadas Siglo XXI. Los nuevos nombres del cuento español actual (Menoscuarto, 2010) y Antología del microrrelato español. El cuarto género narrativo (Cátedra, 2012).

Moreno ha recibido algunos premios y reconocimientos nacionales; entre ellos, podemos destacar: el premio de relato corto otorgado por COLEGA Cádiz en los años 2002 y 2003 y el Premio Cosecha Eñe 2013 por el relato “Toda una vida”. Fue nombrada Nuevo Talento Fnac de Literatura en 2013 por la novela Por si se va la luz.

Si quieres conocer otras facetas de nuestra escritora, todas relacionadas con lo literario, explora sus páginas en redes sociales (Facebook y Twitter) y su blog literario Guarda tu amor humano.

Poética narrativa de Lara Moreno

Su obra alberga multitud de temas e intereses, y posee un estilo muy propio y reconocible. Así, destacaremos los siguientes aspectos, sobre todo en referencia a sus creaciones narrativas:

  • La cualidad poética de su prosa. Adentrarse en los relatos o en las novelas de moreno supone una experiencia rayana entre lo tradicionalmente prosístico, narrativo, y la sensación de, al mismo tiempo, leer los versos de un poema, por la peculiar cadencia que transmiten sus textos.
  • Destaca el cambio de persona narrativa en sus dos ficciones largas; se dota así a  los protagonistas de un fuerte poder evocatorio en cuanto a la narración y construcción de su identidad y de sus circunstancias.
  • Parca en recursos narratológicos, no obstante, las constantes preguntas que nos suscitan sus narrativas, nos hacen sospechar que cada tras evento, cada tras personaje, cada tras animal y cada tras objeto, se esconde algo de más profunda significación dotando a la narración de una fuerte capacidad simbólica.
  • Las tramas son mínimas, podríamos decir que asépticas. Simplificando mucho, por momentos, en sus obras, da la sensación de que nada ocurre, de que los eventos transcurren cadenciosos, suspendidos. Es, precisamente, este aspecto el que carga de posibilidades evocadoras la lectura.
  • Los personajes de nuestra autora son sumamente introspectivos; si decíamos que las tramas transcurren morosas, sin embargo, las mentes de sus protagonistas son auténticos torbellinos. De esta manera, el pensamiento de los personajes, más que sus acciones, se sitúa en el centro de todas sus narrativas hasta el momento.
  • En consecuencia, uno de los temas principales de la obra en prosa de moreno es la memoria, puesto que sus personajes a menudo reflexionan sobre su pasado, los lastres que este les impone y se debaten en su progreso hacia un futuro incierto.
  • La situación de los eventos narrados, del estado íntimo de los personajes, se explica a través de un entramado de mínimas analepsis o flashbacks que permite al lector reconstruir la vida de estos y situarse en relación al presente que se relata. Se pudiera afirmar, así, que moreno traza una arqueología emocional de sus protagonistas.
  • De los dos puntos anteriores se deriva, también, sin duda, el hecho de que a menudo sus protagonistas se encuentren sumergidos en profundos conflictos internos y con los que le rodean. En sus dos novelas hasta el momento, los enfrentamientos emocionales ocupan un espacio preferente.
  • Los escenarios donde se sitúan sus tramas suelen ser cotidianos, reconocibles en sus características generales, pero sin una adscripción geográfica concreta. Lo que se podría calificar de contexto casi anodino, sin embargo, cumple una función vital: el hacer que los conflictos internos de los personajes se amplifiquen.
  • Si su obra parece transcurrir, hasta cierto punto, desconectada de la realidad más inmediata, no podemos negar, sin embargo, que a través de las problemáticas de los personajes se filtre una sutil visión crítica del mundo, en buena medida responsable de la situación incierta de los protagonistas.

 

La autora en sus palabras y en las de sus críticos:

Lara Moreno integra un elenco de jóvenes narradores españoles que cada vez van ocupando más notoriedad en nuestras letras por su regreso a temas relegados hasta la actualidad y por la capacidad de construir un estilo inconfundible. Tal notoriedad se puede detectar a través de la notable información que localizamos de la autora y de la atención que han recibido sus dos novelas. Aquí puedes explorar varios enlaces que te ayudarán a pergeñar una visión más completa de Moreno y de sus trabajos:

  • YouTube (10/04/2016). «Deseando fumar a medias». (Proyecto poético-musical de Lara Moreno y Paco Cifuentes):

  • RTVE (03/10/2013). El Gentrificador. Entrevista: Lara Moreno.  (Entrevista en audio):
  • Periodista Digital (06/09/2013). Entrevista: Lara Moreno, Por si se va la luz. (Entrevista en vídeo):

 

 

 

 

Por si se va la luz

(Información contenida en la contraportada (Editorial Lumen, 2013)

Entonces, cuando es de noche
y Martín posa su mano sobre uno de mis muslos, le pregunto:
¿Hemos venido aquí a ser viejos?

No se llevaron nada, o casi; ni siquiera el gusto por la aventura. Y cuando llegaron al pueblo, entraron en casa y se echaron encima de un colchón como si la noche no fuera a acabar nunca. Amaneció, y a la luz del sol descubrieron que había más vida allí: unas cuantas casas, unos huertos, hombres y mujeres que hablaban lo justo.

“Por si se va la luz”, de Lara Moreno

Despacio, Nadia y Martín fueron conociendo a Enrique, el dueño de un bar donde había poco más que libros y vino rancio, a Elena y Damián, dos viejos hechos de pura piedra, y a Ivana, que un buen día apareció acompañada de una niña, hija de todos y de nadie.

¿Qué sentido tenía aquel viaje, y aquella gente, y aquel ir viviendo sin imágenes, sin música, sin mensajes que contestar y solo algo de comida y sexo para aliviar los días? Quizá se tratara de llegar a viejos ahora que ya no quedaba nadie en las ciudades, quizá buscaran una manera de ser y de hacer algo digno en ese tiempo que aun les quedaba antes de que se apagara la luz. Quién sabe.

Como todos los grandes libros, Por si se va la luz no se anda con respuestas, sino con buenas preguntas. Lara Moreno es una mujer que empieza y tiempo le queda para decir lo suyo, pero con esta primera novela nos entrega ya literatura en mayúsculas

 

Estructura y contenido del libro

Dentro de la bibliografía de la autora, Por si se va la luz es su ópera prima novelística y nos da en buena medida la pauta de los temas e intereses principales de Moreno, que ya perfilaba en sus cuentos y en los que ahondará en su última novela.

El libro se puede entender como una especie de diario de dos protagonistas, Nadia y Martín, en su reciente asentamiento en un núcleo rural prácticamente despoblado, donde el resto de personajes, algunos oriundos del lugar, otros, nuevos pobladores, se debaten con problemáticas íntimas de diversa índole. Pero dichas problemáticas se nos revelan muy tenuemente, lo que supone un auténtico reto para los lectores que debemos prestar una gran atención para tratar de desenmarañar qué acontece en realidad y cuál ha sido el pasado de los personajes.

El relato se compone de dos secciones de similar longitud «Invierno» y «Verano», en consonancia con los cambios en la naturaleza, y con los propios personajes, que vamos observando en el transcurso de estas dos partes. Cada una de ellas, a su vez, se divide en capítulos, de muy desigual longitud, que se corresponden, en gran medida, con el punto de vista de los distintos protagonistas. La novela se cierra con un «Epílogo» que aporta un cierre enigmático al resto del texto.

Algunos temas principales de esta narrativa que cabe destacar son:

  • Se trata de una novela coral, donde tenemos acceso a la vida y pensamientos de un buen número de personajes;
  • El conflicto como seña de identidad de los personajes consigo mismos y en su relación con los demás;
  • La represión de los sentimientos como origen de buena parte de los problemas personales;
  • La crisis existencial, de encrucijada personal, que aqueja no solo a Nadia y a Martín, sino, también, al resto de personajes (Enrique, Elena, Damián, Ivana, Zhenia);
  • La evocación de la vida rural dentro de una tendencia de nuestra narrativa más reciente de carácter «neorruralista» no como visión bucólica o idealista sino, más bien, como posibilidad alternativa a la dominancia de lo urbano en nuestras sociedades;
  • La alusión a un escenario potencialmente distópico que, sin embargo, nos transmite más dudas y preguntas que respuestas concretas;
  • Un fuerte simbolismo de las personas, los animales, los lugares y las acciones que casi nos podría llevar a plantear una lectura alegórica del total de la narrativa;
  • La capacidad de superación del individuo para desenvolverse en nuevas realidades y la posibilidad de comenzar una nueva vida, de establecer un nuevo orden.

Lectura

Una narrativa tan cargada de conexiones, símbolos y connotaciones nos sugiere más preguntas que respuestas desde las que podríamos abordar su lectura crítica. Aquí podemos considerar algunas de ellas:

  1. ¿Cómo interpretáis el cambio de punto de vista narrativo que se opera entre los distintos capítulos de cada sección? ¿Qué función cumple esto en la narrativa?
  2. ¿Cómo calificarías el estilo de la prosa de Moreno y los recursos empleados en esta narrativa? ¿Te ha resultado compleja de leer o de interpretar?
  3. La novela se abre con la llegada de Martín y Nadia desde una ciudad desconocida a un pueblo sin nombre en una geografía también anónima, ¿cómo habéis entendido el hecho de que dispongamos de tan pocos datos que nos permitan situarnos, trazar un mapa mental, en relación a lo que sería nuestra realidad?
  4. El cuerpo principal de la narración se basa en el descubrimiento paulatino de los secretos y conflictos que albergan los distintos personajes: ¿qué te ha sugerido este particular desarrollo del texto?
  5. La novela transcurre de una forma bastante pausada, más allá de las problemáticas internas de nuestros protagonistas; sin embargo, la transición entre las secciones de «Invierno» y «Verano» es tremendamente violenta, ¿cuál es tu lectura personal y crítica de este hecho?
  6. Intuimos, por diversas alusiones, que algo negativo está ocurriendo en las ciudades –Nadia y Martín escapan de su núcleo urbano porque parece que el sistema de alguna manera se está desmoronando–, ¿creéis que este hecho puede interpretarse literalmente, como una situación distópica, de destrucción de la sociedad como hasta ahora la hemos entendido, o es algo que podría estar solo en la mente de los personajes, como reflejo de su situación personal?
  7. ¿Estás de acuerdo con la lectura de esta obra como de carácter «rural» o «neorruralista»? ¿Te recuerda a otras lecturas que hayas hecho que acontezcan en un contexto rural o natural?
  8. Sin embargo, el ámbito rural que se nos retrata no parece particularmente bucólico o promisorio, ¿cómo interpretáis este hecho?
  9. La novela se halla cargada de simbolismos, muchos de ellos bastante enigmáticos, ¿en concreto, cómo habéis interpretado algunos de los siguientes…
    • la organización que traslada a Nadia y Martín de la ciudad al campo?
    • los libros, la biblioteca, la lectura o la máquina de escribir para Nadia y/o Enrique?
    • los cerdos para Elena?
    • las montañas para Damián?
    • la niña Zhenia?
    • los gitanos que sirven de enlace con el exterior?
    • …y otros que hayáis detectado?
  10. El cierre de la obra, el «Epílogo», es muy críptico, ¿cómo lo has interpretado? ¿Qué función crees que cumple en relación con el resto del texto y los conflictos descritos?

    Fotografía de Marlus León

Coloquio de los socios: La condición animal e Invasión

En la última cita de nuestro club de lectura hemos disfrutado desentrañando los relatos de Valeria Correa Fiz y David Roas, dos autores que manifiestan su proximidad hacia lo sobrenatural, aunque con premisas muy diferentes.

La autora argentina nos ha hecho reflexionar sobre la brutalidad y la animalidad inherente al ser humano a partir de su primer y único libro de relatos, género que hasta ahora no había publicado, siendo conocida especialmente por su obra poética. Desde el título –La condición animal– nos pone tras la pista de la maldad que subyace al ser humano y sus motivos.La hermosísima ilustración de la cubierta de Daria Petrilli, ha generado sensaciones muy diversas, todas ellas resumidas y canalizadas en cierta sensación de inquietud, aglutinando el efecto que genera cada uno de los cuentos.

A todos ha sorprendido y dejado sin aliento “Una casa en las afueras”, el texto que abre el volumen y que da buena cuenta de la brutalidad física de la que todos somos capaces cuando hemos perdido todo, así como “La vida interior de los probadores”, evidenciando hasta qué punto esa violencia puede estar relacionada con los impulsos sexuales.

Pero no toda violencia tiene por qué ser física, de ahí que un cuento como “Invasiones” haya suscitado tanta inquietud ante la trama aparentemente más superflua que entremezcla lo banal y preciosista que esconde tras de sí una lectura histórica mucho más profunda, y que debe leerse en clave fantástica. De ahí se deslinda otra de las claves a la hora de leer La condición animal: la presencia de lo insólito, a veces con tintes oníricos. Tampoco podía faltar la denuncia social, tanto en los textos más realistas como en los que aparece elemento insólito, especialmente en “Leviatán”.

Los socios del club no han dudado en señalar sus textos favoritos, cada uno conmovido por algún aspecto diferente. Por ejemplo, “Una casa en las afueras” por lo poco esperable y lo brutal de su argumento; “Aún a la intemperie” por su originalidad técnica, y especialmente “Nostalgia de la morgue”, conmoviendo a unos y otros por la honda psicología de su protagonista Aldo, dejando un poso de humanidad y esperanza en medio de la banalidad de la vida.

Roas nos ha dado un respiro gracias al humor que empapa todos sus textos y que hace las delicias de los amantes de la literatura fantástica y de terror. Su doble faceta de crítico y creador es palpable en todas sus historias hasta el día de hoy, algo que no se deja de ver en Invasión. Esta es uno de los rasgos que más se ha destacado de sus cuentos: el homenaje constante a otros autores, motivos, personajes y películas que permanecen en nuestro imaginario colectivo.

En el aniversario de la publicación de Frankenstein nos regala uno de los tantos homenajes a la creación de uno de los monstruos más célebres de la literatura universal, y que precisamente no deja de suscitar en los lectores la pregunta sobre esa supuesta monstruosidad.

Además de satisfacción en el reconocimiento y el enriquecimiento de las lecturas gracias a la intertextualidad, el lector no puede evitar asentir con la cabeza y sorprenderse ante cuentos como “La casa vacía”, algo que solo los más fehacientes lectores sienten al finalizar el texto. Esta satisfacción ha sido mayúscula tras la lectura de “Amor de madre”, ya que tras la visita de Cristina Fernández Cubas a nuestro club de lectura en una de las pasadas ediciones tras la publicación de La habitación de Nona, no dejamos de preguntarnos por los personajes de “Hablar con viejas”, cuento que fue muy comentado. Gracias a Roas, ahora sabemos la respuesta.

Las historias a veces terroríficas a veces más cotidianas nos pueden hacer reír a carcajadas como en “Hambre” o “Cerezo rosa”, pero siempre con una lectura que va más allá de lo sobrenatural y que no deja de sembrar una sensación de inquietud que permanece según pasan las horas. Porque no hay nada más inquietante que seres diminutos en la alfombra, pero nunca tanto como una relación tóxica al extremo entre madre e hija, capaz de eclipsar y anular cualquier posibilidad de salvación. O como en “Invasión”, ¿quién no ha sentido escalofríos al imaginar insectos entrando y corriendo por placer dentro de nuestro organismo? Pues siempre se puede ir un paso más allá.

Pero de entre todo destaca la paternidad que condiciona la óptica de David Roas ya en obras anteriores, y que en un cuento como “Altruismo” le da una vuelta de tuerca a la eterna relación entre humano perseguido y asediado por los zombies a la que nos tiene acostumbrado el cine y las series de televisión. Después de todo, y cuando ya no queda nada, el sentido del humor puede ser nuestra vía de escape.

 

 

 

 

 

Guía a la lectura: Invasión, de David Roas

Por Ana Abello Verano

David Roas 

David Roas FOTO DE RICARD CUGAT

David Roas FOTO DE RICARD CUGAT

 David Roas y la distorsión fantástica

David Roas ha consagrado su carrera investigadora al estudio de la literatura no mimética, y en concreto, a lo fantástico, un género que, citando sus propias palabras, se caracteriza por la «irrupción de lo sobrenatural en el mundo real, y sobre todo, por la imposibilidad de explicarlo de forma razonable». Es profesor de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad Autónoma de Barcelona y director del GEF (Grupo de Estudios sobre lo Fantástico), cuyo objetivo es visibilizar la presencia de lo fantástico en manifestaciones artísticas diversas, tales como narrativa, cine, teatro, cómic, televisión y videojuegos.

Ha desarrollado una extensa obra académica que lo avala como uno de los más célebres especialistas de literatura fantástica a nivel internacional. Entre los muchos méritos que se podrían mencionar en esta línea, estarían su labor como coordinador de Teorías de lo fantástico (2001) e Historia de lo fantástico en la cultura española contemporánea (1900-2015) (2017), así como su conocido estudio Tras los límites de lo real. Una definición de lo fantástico (2011b), que recibió el IV Premio Málaga de Ensayo. A ello se suma la edición o coedición con Ana Casas de una serie de antologías de referencia en este ámbito: El castillo del espectro. Antología de relatos fantásticos españoles del siglo XIX (2002), Cuentos fantásticos del siglo XIX (España e Hispanoamérica) (2003), La realidad oculta. Cuentos fantásticos españoles del siglo XX (2008) o Las mil caras del monstruo (2018).

Al margen de su faceta como investigador de lo fantástico, también ha puesto de relieve su habilidad y originalidad en el cultivo de esta estética. Forma parte de un nutrido grupo de escritores españoles que ha encontrado en los preceptos de lo insólito un idóneo ángulo de visión para abordar las grietas incomprensibles de la realidad y la complejidad del individuo en el mundo contemporáneo. Se ha convertido, pues, en una de las voces más representativas de la última narrativa no realista. Es autor de las novelas Celuloide sangriento (1996), parodia de los tópicos del género negro, y La estrategia del koala (2013), así como del libro de crónicas humorísticas Meditaciones de un arponero (2008). No obstante, las formas de lo fantástico se despliegan con más fuerza en su producción cuentística: Horrores cotidianos (2007, Premio Setenil al mejor libro de cuentos del año), Distorsiones (2010), Intuiciones y delirios (2012), publicado en Perú, Bienvenidos a Incaland® (2014) y su última publicación hasta el momento, Invasión (2018). Todos estos libros, publicados en su mayoría por el sello editorial Páginas de Espuma, demuestran su predilección por el oficio de cuentista, ya sea bajo la forma del relato breve o del microrrelato. No se puede olvidar, a este respecto, que sus ficciones han sido incluidas en Perturbaciones. Antología del relato fantástico español actual (2009, edición de Juan Jacinto Muñoz Rengel), Mutantes. Narrativa española de última generación (2007, edición de Julio Ortega y Juan Francisco Ferré), No entren al 1408: Antología en español tributo a Stephen King (2013, edición de Jorge Luis Cáceres) o la recientemente publicada Diodati. La cuna del monstruo (2018, edición de Francisco Javier Guerrero), entre muchas otras.

Génesis

Un movimiento casi imperceptible agita el fondo del callejón. El movimiento se transforma rápidamente en sombra. La sombra se hace carne. El monstruo levanta su cabeza hacia el cielo y brama. Y la intolerable realidad deja de tener sentido, una vez más.

[Relato incluido en el libro: “Intuiciones y delirios” / David Roas.– 1a ed.– Lima : Micropolis, 2012.  (Microrrelatos ; 8) ISBN 978-612-46004-7-0]

Si valorásemos en conjunto la producción cuentística de David Roas, podríamos afirmar que está marcada por una serie de elementos que permiten hablar de una poética propia:

  • La búsqueda de unidad en los volúmenes de cuentos.
  • La imbricación fluida entre la materia ficcional y los fundamentos de lo fantástico, que el autor conoce en profundidad. Siempre conviven la faceta de creador y de estudioso.
  • La irrupción de lo sobrenatural, de lo misterioso, en el territorio de lo doméstico. Perspectiva desfigurada de la realidad.
  • El gusto por lo terrorífico y lo grotesco.
  • El absurdo kafkiano y el escepticismo.
  • La representación de lo monstruoso, con una gran riqueza de matices. Es frecuente que el núcleo familiar sea el lugar propicio para reflexionar sobre lo monstruoso.
  • Una gran variedad de motivos fantásticos, entre los que destacan los siguientes: el doble, la autoficción fantástica, la metaliteratura y las reflexiones sobre el proceso creativo, las distorsiones espacio-temporales, los fantasmas o seres de otro mundo que asumen la voz narrativa de los escritos.
  • El humorismo muy marcado.
  • El manejo de artificios paródicos e irónicos que se combinan con lo fantástico y no suponen una devaluación del sentimiento de miedo metafísico.
  • La presencia de innovadores entramados intertextuales y procesos de reescritura.
  • Constantes referencias ya no solo a productos literarios, sino también musicales, cinematográficos y televisivos que discurren con naturalidad en sus composiciones, jugando con lo erudito y lo popular a un tiempo.
  • Personajes que, envueltos en un marco donde prima la decepción y la apatía, revelan muchas veces el horror que puede esconder la rutina y la condición absurda de la existencia.

Conferencia del autor

David Roas ha visitado la Universidad de León en diversas ocasiones para reflexionar sobre las categorías de lo insólito y las vías por las que transcurre la nueva narrativa fantástica. No obstante, el año pasado, en el seno del II Congreso Internacional Figuraciones de lo Insólito en las Literaturas Española e Hispanoamericana (siglos XX-XXI), ofreció una conferencia en la que explicó de manera detallada su propia forma de concebir y cultivar lo fantástico:  Puedes ver el vídeo de la conferencia “El camino hacia la distorsión. Una poética de lo fantástico

 Entrevista al autor en El Cultural.com (Martes, 9 de octubre de 2018):
Escribo fantasía para dar sentido a la realidad”

 

Invasión

 En la consulta del doctor Schrödinger (Relato encontrado)
Por favor, espere a ser atendido y no abra la puerta.
Puede haber una persona dentro, y podría ser usted.

[Relato incluido en el libro  “Invasión” / David Roas.- 1a ed.-  Madrid : Editorial Páginas de Espuma, 2018. (Voces / Editorial Páginas de Espuma ; 257. Literatura) 978-84-8393-236-0]

 

Estructura y contenido de Invasión

Invasión es un volumen de cuentos que apuesta, siguiendo la trayectoria literaria del autor, por la distorsión y esos límites difusos entre la normalidad del día a día y la aparición de lo inquietante.  No hay que olvidar que lo fantástico busca, desde sus inicios decimonónicos, quebrantar los códigos hermenéuticos y cognitivos del lector. Y en eso Roas es un auténtico maestro, con unos rasgos escriturales que lo convierten en uno de los representantes más genuinos de la ficción no mimética actual. El propio autor sostiene que «el relato fantástico sustituye la familiaridad por lo extraño […] destruye nuestra concepción de lo real y nos instala en la inestabilidad y, por ello, en la absoluta inquietud», pero en esta obra, si bien está muy presente la materia fantástica, es posible observar un mayor peso del terror y el horror en todas sus dimensiones.

“Invasión”, de David Roas

La obra presenta una estructura tripartita, que responde a distintas formas de invasión. Así, el acecho de lo ominoso, como sugiere la portada a través de la impactante imagen de un niño zombi en lo alto de un tobogán, afectará a «Objetos» y a «Cuerpos», persistiendo en la última sección del libro, «Cuentos contados», a través de la óptica paterna.

El libro comienza con un conjunto de citas de Elena Garro, Edward Gorey, Thomas Ligotti e Ignacio Padilla. El uso de paratextos es algo frecuente en la prosa de Roas y, en muchas ocasiones, supone un avance significativo de lo que el lector encontrará en las páginas del libro. Es lo que ocurre con el siguiente fragmento del mexicano Ignacio Padilla, que incide en cómo la cotidianeidad puede derivar en cualquier momento hacia lo desconcertante:

La mente nos protege de la realidad, pero el ángulo del horror se encuentra siempre a escasos grados de nuestra rutina, aguardando el momento en que algo o alguien nos empuje de golpe a verlo todo desde una dimensión distinta, desde ese punto secreto en el que de pronto ha ocurrido una inversión acaso mínima, acaso risible, que sin embargo termina por exhibir una verdad inquietante.

(Ignacio Padilla, «Of Mice and Girls», en El androide y las quimeras)

Las diecinueve historias breves que componen Invasión van trazando universos absurdos y delirantes que emanan del espacio doméstico, del entorno que rodea a los personajes o del propio individuo. Algunas guardan concomitancias con relatos recogidos en Distorsiones, como el que inicia el volumen, que recuerda a «La casa ciega» por retomar el motivo del espacio como fuente de desasosiego. Otras se inspiran en experiencias vividas por el propio autor o parten de su peculiar visión de la realidad, como «La casa vacía», ambientada en Providence, «Agua oscura», homenaje al personaje de Frankenstein, o los cuatro microrrelatos finales.

Trophy hunter (Tilo Uischner)

Trophy hunter (Tilo Uischner)

Por las páginas del libro transitan niños aficionados a construir féretros, dentaduras postizas parlantes, editores destinados a comerse sus propios libros, dobles, muñecas animadas que revelan toda su perversión sexual, alfombras que albergan misteriosas entidades, habitaciones de hotel malditas, resucitados personajes decimonónicos o plagas de hormigas que, a través de la masificación, se acaban convirtiendo en una parte más de nosotros mismos. A ello se añaden distorsiones en la órbita temporal, paisajes apocalípticos repletos de criaturas sin conciencia y niños que descubren el poder multiplicador de los espejos.

Asimismo, la poética roasiana se inscribe en una tradición no realista que remite a las propuestas estéticas de Howard Phillips Lovecraft, Edgar Allan Poe, Mary Shelly, Stephen King, Rod Serling o Georges A. Romero, sin olvidar a Cristina Fernández Cubas, Eduardo Berti o su coetánea Patricia Esteban Erlés.

 Con esta publicación, David Roas vuelve a hacer gala de su talento creativo para explorar y experimentar las nuevas vías de lo fantástico, al tiempo que demuestra que las manifestaciones de lo monstruoso no están tan lejos como queremos creer

Lectura:

Con el fin de acercarnos a Invasión y poner en común las distintas impresiones que nos han suscitado los relatos de David Roas, trataremos de responder a las siguientes cuestiones. Estas, a modo de orientación para guiar el coloquio, nos permitirán profundizar en los particulares mundos ficcionales del autor, incidiendo en sus aspectos más relevantes y enriqueciendo la lectura individual que cada uno ha realizado.

  1. ¿Qué pesadillas, traumas o miedos inconfesables laten tras las historias a las que da forma David Roas? Si bien todos los relatos se desenvuelven en el territorio del terror fantástico, hay alguno que destaca, quizás, por su tendencia hacia lo desagradable ¿Qué invasión te suscita más miedo, más malestar? ¿Te ha recordado a alguna otra ficción?
  2. ¿Qué te parece la utilización de la ironía y el humor en la representación de acontecimientos anclados en el territorio del terror? ¿Esta combinación te resulta efectiva?
  3. En Invasión, Roas establece continuos guiños y rinde tributo a grandes creadores de lo insólito, de los que se siente, en cierta medida, deudor y un profundo admirador. ¿A qué autores homenajea y cómo se establece el diálogo intertextual?
  4. En diversos relatos, el autor recurre a las relaciones familiares y a la figura del niño como eje central o protagonista de la acción. ¿Qué connotaciones predominan en ese retrato de la infancia?
  5. ¿Qué peculiaridades tiene el niño-zombi que protagoniza el relato «Altruismo»? ¿Transgrede algún rasgo prototípico de la ficción de zombis? ¿Por qué?
  6. ¿Cómo calificarías la actitud de los personajes ante la irrupción de los acontecimientos inexplicables o sorprendentes que viven? ¿Cuál es su visión del mundo? ¿Ese comportamiento nos genera algún efecto como receptores del texto? ¿Nos dice esto algo de la concepción de lo fantástico que defiende el autor?