II Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (III)

— ¿Y las azules, las del abuelo? -preguntó Marius  sacando dos varitas del arcón.
— ¿Funcionan?— le contestó su madre sin mirar.
El niño las examinó despacio. Una era celeste con un remate blanco en la punta. Tipo Merlín, sin duda. Conjuros de transformación. Hizo una filigrana y un chorro de chispas salió disparado, impactó sobre una tela y la convirtió en hierro.
La segunda era muy oscura. De Nigromancia. Hizo un movimiento y un humo negro y espeso serpenteó hasta alcanzar una mosca muerta, que empezó a frotarse las patitas.
— Sí. Las dos.
— Pues escóndelas aquí, rápido. La Inquisición no tardará en llegar.

(Pepe Fuertes Tarazona. VIII Edición de Relatos en Cadena, de la SER. Ganador Semana 29)

Ahora te toca a ti:
¡Participa!
(ya estamos esperando tu relato…)

 

La realidad social de España

Aviso de última hora:
Hemos pospuesto esta sesión debido a causas imponderables 

Continúan nuestras Lecturas de divulgación para el curso 2016-2017. Con ellas nos acercamos a textos de disciplinas bien distintas de la literatura.

La asistencia a esta sesión es libre y gratuita,
abierta a cualquier persona que desee acudir al encuentro:

Esta sesión emitirá en vídeo streaming para que quien lo desee pueda seguirla en tiempo real desde cualquier ubicación a través de este enlace. Te invitamos a  participar y a enviarnos tus preguntas y comentarios  a  @tULEctura_ULE con el hashtag 

   

La ciencia de la sociología

La ciencia, bien sea de la naturaleza, bien de las  Ciencias Sociales, trata siempre de encontrar regularidades, que nos ayuden a prever el futuro, o cuando menos, a tomar decisiones correctas y/o efectivas en un momento dado.

Tenemos el convencimiento de que observando la realidad encontraremos las suficientes regularidades para poder hacerlo. En el mejor de los casos hasta podríamos formular leyes. Es decir, soluciones definitivas a los problemas. La física de Newton, nos enseñó que esto era posible.

Ahora bien, el científico social se enfrenta a un problema crucial y único: observa una realidad de la que forma parte y al hacerlo transforma esta realidad. En este contexto, ¿es posible la objetividad? ¿Es posible, observar esa realidad social “hechos sociales” en palabras de Durkheim, como si fueran “cosas”?  ¿Puede un sociólogo observar la realidad social, igual que un físico puede observar la realidad natural? ¿Puede el científico social desprenderse, a la hora de la observación, de sus creencias, estereotipos, creencias o ideología?  ¿En qué se diferencian, entonces, las propuestas del político y del científico?

La lectura de  “La realidad  social de España” les ayudará a responder a algunas de estas preguntas y, espero, también a formular otras nuevas que ayuden  a seguir avanzando en el conocimiento de la realidad social

 

El ponente: Roberto Jáñez Álvarez

Para guiarnos en esta lectura contamos con Roberto Jáñez Álvarez,  Licenciado en Sociología por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense  de Madrid.

Desde el curso 1991/92 hasta la actualidad es  profesor-tutor de la UNED en el Centro Asociado de Ponferrada donde imparte las asignaturas de “Sociología de la Educación”, “Filosofía y Metodología de las Ciencias Sociales” y “Sociología General”.

En la Universidad de León, y también como profesor,  ha impartido docencia en distintas facultades y escuelas de la Universidad de León, así como en el Programa Interuniversitario de la Experiencia de Castilla y León, del que fue coordinador en Ponferrada durante 4 cursos académicos.

Su faceta de investigador se expresa en las múltiples ponencias presentadas a congresos, cursos y seminarios. Por su formación competencia y experiencia profesional, es requerido con frecuencia como asesor para la dirección cuestionario y diseño de muestras para encuestas y proyectos organizados por empresas, organizaciones e instituciones oficiales.

 

 La obra

Esta obra recopila un ciclo de conferencias celebradas en 2014  bajo la dirección de Julio Iglesias de Ussel e impartido por  intelectuales españoles de renombre. La temática del libro aborda el tema español recogiendo desde conceptos recientes como la globalización y realidades tan actuales como la crisis económica, hasta reflexiones sobre la democracia o el Estado del bienestar, sin olvidar aspectos más concretos como la problemática del asunto catalán.

“La realidad social de España” analiza la situación actual de la sociedad española, pero de manera transversal el libro está recorrido por una CRISIS que, aunque tenga una proyección económica notoria, viene acompañada  -tal vez precedida- de la no menos grave del sistema político. Lo político y lo económico se solapan así, esparciendo sus efectos en todo el sistema social.

A continuación ofrecemos los enlaces al contenido multimedia que ofrece la  página del Instituto Nacional de las Administraciones públicas, editor del libro y promotor del ciclo de conferencias. Cada  punto  remite a la conferencia correspondiente a cada uno de los de los capítulos del libro.

  1. Capítulo I. Amando de Miguel Rodríguez, catedrático de Sociología. Conferencia “Las consecuencias sociales de la crisis”
  2. Capítulo II. Julio Iglesias de Ussel, catedrático de Sociología y académico de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. Conferencia “El malestar social en España”
  3. Capítulo III. Juan Emilio Iranzo Martín, catedrático de Economía Aplicada y decano-presidente del Colegio de Economistas de Madrid. Conferencia inaugural del ciclo  “La economía española ante la globalización”
  4. Capítulo IV. Elisa Chuliá Rodrigo, profesora de Sociología y secretaria de la revista “Panorama Social”. Conferencia “El envejecimiento del Estado del Bienestar”
  5. Capítulo V. Isabel de la Torre Prados, catedrática de Sociología. Conferencia “Solidaridad y acción social en España”
  6. Capítulo VI. Javier Gomá Lanzón, director de la Fundación Juan March y letrado del Consejo de Estado. Conferencia “El ideal democrático”
  7. Capítulo VII. José Juan Toharia Cortés, catedrático de Sociología y director de Metroscopia.  Conferencia “La evolución de la opinión pública en España”
  8. Capítulo VIII. ¿Por qué algunos sondeos fallan? Jesús de Miguel Rodríguez, catedrático de Sociología.  Conferencia “La calidad de la democracia: España en perspectiva comparada”
  9. Capítulo IX. Emilio Lamo de Espinosa, catedrático de Sociología. Conferencia “El lugar de España en Cataluña”

 

Para provocar el debate, piensa en las siguientes cuestiones:  

¿En qué rasgo de nuestra sociedad crees que España, en su conjunto, destaca en relación a otro países de la Unión Europea? ¿Crees que España posee un modelo de sociedad diferente a los países de su entorno? (si es así ¿en qué aspectos es diferente?) ¿Piensas, por el contrario, que un mundo globalizado no permite diferentes modelos sociales?

¿Cuál es el problema de la fiscalidad en  España? ¿Todos (grandes empresas y fortunas, clases medias y bajas) pagamos lo que nos corresponde en justicia? ¿o lo que nos corresponde por ley?

En el actual modelo de sociedad ¿es inevitable la existencia de un importante sector instalado en la pobreza? Las extremas desigualdades que se han alcanzado en España ¿se van a incrementar, a desaparecer o a mantener para el futuro? ¿crees que la movilidad en las escalas sociales va a ser fluida?

¿Hemos iniciado un camino sin retorno hacia el desmantelamiento del Estado de Bienestar o, por el contrario, este puede ser un buen momento para adaptarlo a desafíos como la creciente desigualdad, las nuevas necesidades de las familias, la pobreza laboral, el envejecimiento o la mayor exigencia de las clases medias?

España no es un país violento, es el noveno país del mundo con menor tasa de homicidios. Pero uno de cada seis asesinatos en España durante 2016 fue un crimen machista.  ¿Crees que, como sociedad, lamentamos los asesinatos de víctimas de violencia de género pero toleramos, promocionamos o incluso incentivamos esos micromachismos que son la base necesaria para que se produzca el asesinato?

¿Crees que es casual la aparición de los partidos de ultraderecha con opciones a ocupar amplios espacios de poder político en contraposición a la práctica desaparición de los partidos socialdemócratas? ¿Te molesta la multiculturalidad en “tu” país? ¿Crees que  es necesario redefinir la organización del Estado español?

Encuentro con Vicente Muñoz Álvarez, autor de “Regresiones”

El pasado jueves 16 de febrero dimos por finalizados nuestros encuentros en torno a Regresiones, la penúltima lectura de este curso del programa “Leemos juntos”, que organizamos en colaboración con el Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León. En esta última sesión, recibimos la visita de su autor, Vicente Muñoz Álvarez, que atendió a todas las preguntas de nuestros lectores y compartió con nosotros numerosas anécdotas sobre su proceso de creación literaria.

Vicente Muñoz con Marisa Fernández, del Servicio de Bibliobuses

Regresiones surgió, en palabras de Muñoz, de una combinación entre su eterno impulso de creación artística y su largo deseo de escribir sobre una etapa fundamental de su vida que nunca había cubierto en su literatura anterior, pues para ello necesitaba de una cierta perspectiva temporal que le permitiera mirar atrás con objetividad. Esa época predilecta, los ochenta, “La Fiesta”, fue el panorama ideal para la formación de una generación adolescente que crecía a la par que una democracia también adolescente pero que, sin embargo, fue capaz de crear ciertos movimientos literarios y musicales que quizás conformaron la etapa histórica más enriquecedora desde el punto de vista cultural de la ciudad de León. Sus regresiones tuvieron la acogida deseada en el seno de Lupercalia, una pequeño sello alicantino especializado en literatura alternativa, underground, una línea editorial muy definida y coherente, alejada del dominio de las grandes editoriales, que también ha sido propicia para otros autores leoneses como Gabriel Oca Fidalgo, Carlos Salcedo y Julio César Álvarez.

Una de las cuestiones por las que nuestros lectores habían manifestado un mayor interés en los coloquios anteriores sobre Regresiones había sido su inusual empleo de las minúsculas al comienzo de los capítulos, que se relacionó con un deseo del autor de presentar sus recuerdos como un todo continuo, una suerte de stream of consciousness. Muñoz aclaró que se trata de un sello de su literatura, aunque también aseguró que sus propios flashbacks carecían de una estructura definida, algo que intentó plasmar en su escritura. Su idea inicial era hablar tan solo de los años ochenta, pero al regresar a esa época empezaron a emerger fragmentos sobre su infancia y madurez, que están estrechamente interconectados con los sucesos de su adolescencia y juventud. Para sorpresa de los participantes, el autor trabajó únicamente con su propia memoria, sin basarse en diarios ni anotaciones de cada época que narra, aunque posteriormente a la escritura realizó una labor de documentación.

Al ser preguntado por su pasión por los cómics de superhéroes, Muñoz destacó la importancia que tuvo en su niñez la irrupción en los kioskos de los héroes de Marvel, personajes “marginados y marginales” que sustituyeron en su imaginario a los héroes de los tebeos españoles del franquismo, apoyados por la ideología oficial. Los recuerdos de este medio de entretenimiento son un ejemplo más del carácter de testimonio generacional de Regresiones, que no obstante tan solo pretende ser un testimonio subjetivo de la realidad vivida por un solo individuo. El autor reconoció que la primera parte de la obra, dedicada a su infancia, propicia una identificación con un número amplio de lectores de su generación, pero las vivencias individuales, como resulta lógico, difieren mucho más en épocas vitales posteriores. Por ese motivo, aclaró, resulta relevante la participación activa en la obra de quienes comparten sus mismos recuerdos de juventud, pues aportan credibilidad a sus historias y contrarrestan cualquier posible, y probable, distorsión de su memoria.

Varios lectores comentaron haber disfrutado del tono reflexivo de la obra acerca del paso del tiempo, una perspectiva que solo la edad puede aportar, y aplaudieron la sensibilidad de su prosa. Aquellos que ya conocían la obra narrativa de Muñoz, consideraron que Regresiones era, probablemente, su libro más maduro y complejo a nivel literario. El autor, por su parte, destacó que su género predilecto a la hora de escribir es la poesía y que muchos fragmentos de Regresiones, como el titulado “Días extraños”, pueden entenderse como poemas en prosa. En cuanto al elemento catártico de Regresiones, Muñoz aseguró que “escribir este libro me ha hecho entenderme mejor a mí mismo como individuo y a la sociedad en la que vivo”.

Las Regresiones de Muñoz, desde luego, no están completas. Quedan cientos de recuerdos sin plasmar sobre el papel. Varios lectores se interesaron por una continuación, aunque el autor prefirió invitar a que cada uno realizara un ejercicio de regresión y escribiera su propia segunda parte. Actualmente, trabaja en un poemario, una obra de prosa poética y otro libro sobre cine, en concreto sobre cult movies, tema sobre el que ya tiene dos publicaciones. Desde tULEctura y el Servicio de Bibliobuses de León, agradecemos su visita y le deseamos mucho éxito en sus próximos proyectos.

La próxima lectura del programa “Leemos juntos” será Palabras mayores: un viaje por la memoria rural, de Emilio Gancedo, cuyos tres coloquios tendrán lugar en el mes de mayo.

 

Feliz día de San Valentín

Edward Gorey

Edward Gorey

La primera cita

Después de reunir los dientes de todos los muertos dispersos por la casa y asignarle un nombre a cada montoncito, Ella les pidió que aquella noche no hablaran, que no se visitaran ni hicieran ruido, que cesara la locura. A las ocho, como esperaba, llegó su recién amante con una sonrisa amplia, muy amplia y muy abierta. Y los muertos de la casa lo reconocieron y aplaudieron en silencio.

Declaraciones inconfesables
Miguel Rodríguez Otero
© Miguel Rodríguez Otero
© Editorial Aurora Boreal® ebook
Puro cuento
Páginas 169
ISBN 978-87-998986-3-3
2016

 

(Más “Declaraciones inconfesables” de Miguel Rodríguez Otero en Aurora Boreal)

 

Regresiones, de Vicente Muñoz. Coloquio participativo de los socios

El jueves 9 de febrero, nos reunimos con nuestros lectores para intercambiar opiniones sobre Regresiones, la autobiografía del leonés Vicente Muñoz Álvarez, segunda lectura de este curso del programa “Leemos juntos”, que organizamos en colaboración con el Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León. Durante el coloquio salieron a la luz interesantes perspectivas sobre el valor literario de la obra y sobre la figura del autor que si algo pusieron de manifiesto es que estamos ante una lectura controvertida, capaz de generar tanto odios como pasiones, lo cual resulta sumamente enriquecedor a la hora del debate.

Los que los lectores más apreciaron de Regresiones es su valor como documento generacional. Sus largas recopilaciones de lugares, ambientes, películas, series, músicas, tienen la capacidad de transportarnos a las décadas de los setenta y ochenta de una forma lírica, esencial, muy diferente a la que nos puede ofrecer un simple relato costumbrista. La intención de Vicente Muñoz es que sus vivencias trasciendan lo puramente autobiográfico y puedan ser revividas por el resto de personas de su generación. Sin embargo, algunos de los participantes en el coloquio encontraron que sus regresiones resultan totalmente ajenas para cualquier lector que no pertenezca a su misma generación y a su mismo círculo de influencias, por lo que dejan una incómoda sensación de exclusión deliberada de todo aquel que no se sienta identificado en ellas. Por este motivo, los participantes concluyeron que, lejos de ser una experiencia literaria, Regresiones es una experiencia vital de lectura intencionalmente minoritaria.

Un elemento que sin duda conquistó unánimemente a todos nuestros lectores fue la percepción que el autor tiene de Mirantes de Luna como su Shangri-La, su Arcadia, su Paraíso Perdido. Casi todos los capítulos terminan con una desoladora conclusión: no es posible volver atrás, no podemos volver a vivir una época ya vivida. Vicente Muñoz sabe exactamente quién ha sido, pero, mientras intenta descubrir quién es ahora que ha perdido su juventud, se hace consciente de que siempre le quedará Mirantes, el lugar intacto, el espacio eterno fuera del tiempo que solo le pertenece a él, donde puede volver a ser tan feliz como cuando era un niño. Los participantes encontraron un momento clave en la obra, precisamente ambientada en Mirantes, en la que el autor parece describir la pérdida definitiva de la inocencia: la regresión titulada “La cueva (Angustia)”, en la que se pierde con sus amigos en el interior de una cueva, en la más total oscuridad, hasta que consiguen salir y lloran de forma histérica por haber logrado superar el trance. Si bien el joven Vicente ya conocía lo que era la muerte, es este el primer momento en el que muestra ser consciente del peligro y de la fragilidad de la vida.

Vicente Muñoz adentra a los lectores en la cultura subterránea, contracorriente, marginal, algo que los socios del club identifican incluso en sus elecciones tipográficas (por ejemplo, las letras minúsculas de todos los versos que sirven de colofón a cada regresión). Durante el debate, muchos admiraron su capacidad de trascender lo underground y ofrecer una prosa limpia, clara, pero a la vez llena de interrogantes y profundamente sugerente, síntoma de una perfecta asimilación de sus diversas influencias culturales. Otros, por su parte, manifestaron sinceramente el tedio que les habían producido las largas listas de referencias literarias, cinematográficas y musicales, de amigos, de bares, de rincones, una recopilación repetitiva que no despertó su interés. Lo mismo sucede con lo que algunos lectores denominaron “puntuales hallazgos literarios”, como ese “hijos sietemesinos de la democracia”, que repite hasta la saciedad y que puede resultar estridente. La sección final de la obra, que lleva por título “Ojo de pez” y recopila opiniones sobre la misma emitidas por el círculo de amistades del autor, todas ellas positivas e hiperbólicas, que también resultó tediosa y sobrante para varios de nuestros lectores, en cambio fue considerada como tierna y necesaria para otros.

Tal como afirma Julio César Álvarez en el prólogo a Regresiones, esta es una obra de “emociones sin coartada”, que, consecuentemente, provoca el mismo efecto emocional en quienes se adentran en ella. Su intimismo ha sido interpretado como un brillante ejercicio de memoria generacional, pero también como una tarea pseudointelectual que solo resulta atrayente para sí mismo y para su círculo cercano, sin considerar a cualquier otro lector potencial. El debate está servido.

II Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (III)

Queridos abuelos:

Siempre me habéis dado las lecciones más importantes de mi vida. Parece que fue ayer cuando el abuelo me enseñaba a escribir mi nombre en una hoja de periódico y la abuela me leía en voz alta todas sus recetas de cocina, cuidadosamente anotadas a mano en cuartillas azuladas. Veinte años después, he visto al abuelo entrar en la página web del periódico para comentar en un artículo de opinión, y a la abuela participando en blogs de cocina, donde sus recetas causan furor. Mis amigos me advirtieron que internet os volvería adictos, que me atosigaríais con cientos de videollamadas, comentarios edulcorados en todas mis fotos y cadenas de mensajes falsos sobre virus letales en el zumo de piña. Se equivocaban. La semana pasada, tarde lluviosa en Berlín, recibí vuestra primera llamada de Skype. “Hija mía, es como si estuvieras aquí con nosotros”. 

Esta historia sobre abuelos y nietos en la era tecnológica solo tiene 145 palabras. Si eres capaz de crear un relato así de breve sobre las relaciones intergeneracionales, no puedes perderte la II edición del concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones”.

¡Lee ya las BASES y participa! 

Regresiones, de Vicente Muñoz. Guía a la lectura

Por Marisa Fernández
(Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León)

Pincha para ver el vídeo de esta sesión: 

Booktrailer de la obra Regresiones:

Regresiones es una novela escrita por Vicente Muñoz Álvarez sobre el León subterráneo de las décadas de los 80 y 90. Escribe sobre la cultura que iba creciendo con efervescencia al margen de la cultura oficial, escribe también como homenaje a una generación de músicos, escritores y artistas que eclosionaron de una forma natural con la llegada de la democracia y la libertad a España de la mano de la transición. Una época llena de arte desarrollándose como un camino natural y lógico después de la dictadura. Esa movida de los 80 que imbuyó el espíritu de España también se dio en aquel León de provincias, y Vicente Muñoz Álvarez nos narra con una mirada introspectiva la vida del León de su infancia, adolescencia y juventud. Un recorrido autobiográfico por un periodo que abarca tres décadas. Los recuerdos de la niñez, en los años 70, y la adolescencia y juventud en los 80/90.

Regresiones es una novela escrita en primera persona, que narra con destreza y ternura, y también sin concesiones parte de los recuerdos de Vicente Muñoz Álvarez.  Recuerdos puntuales, diseccionados bajo epígrafes muy descriptivos (93)  y acotando como subtítulos entre paréntesis lo que parece ser a veces el recuerdo de una sensación o la descripción del leitmotiv de la regresión. El autor se desnuda ante los lectores, desnuda sus recuerdos, desnuda todo lo que en su vida le ha configurado como la persona y el escritor que es.

A través de 235 páginas se produce la magia que atrapa al lector; nos devuelve a una época que en palabras de Julio César Álvarez es “un canto a un tiempo que no volverá”, y esa magia se produce porque de forma intuitiva el lector vuelve a su propia vida. Consigue de esta forma el autor que nos identifiquemos con él y que seamos cómplices página a página del relato de su propia vida; porque los que vivimos aquellos años recordamos cada uno de los escenarios de su memoria y nos asombra la lucidez con que abre la puerta de su infancia y de su juventud y nos lleva por caminos que nos hacen recorrer también nuestra propia memoria.

Torreón de casa Botines (foto de Silvia D Chica)

Torreón de casa Botines (foto de Silvia D Chica)

Estructura de la obra:

  • PRÓLOGO por Julio César Álvarez
  • VISTA DE PÁJARO (poema)
  • LA DICTADURA: Estigma (18 epígrafes)
  • LA TRANSICIÓNFiesta (24 epígrafes)
  • LOS 80: Héroes (27 epígrafes)
  • DÍAS EXTRAÑOS: Temblor (22 epígrafes)
  • CODA (2 epígrafes) (epílogo)
  • OJO DE PEZ  (20 epígrafes) (epílogo coral con 19 músicos y escritores de su generación que escriben sobre “Regresiones”)

La obra está prologada por el también escritor Julio César Álvarez y contiene un apéndice a modo de epílogo coral de 19 músicos y escritores de su generación.  Se inicia con un poema (vista de pájaro) que nos sitúa al autor en su contexto de forma emotiva y directa y que es la antesala de lo que nos depara la obra, un texto de un narrador excepcional escrito de una forma impecable.

La primera parte del libro titulada “LA DICTADURA: Estigma” nos habla del León de provincias de los años 70  a través de la mirada de un niño, el propio Vicente Muñoz; entretejiendo su vida con la imagen de la ciudad en la que vivía. Construye esta parte a través de 18 epígrafes [Regresiones] que configuran sus recuerdos más significativos que se van entremezclando, creando un retrato de su propia vida y de todo lo que le rodeaba en ese momento. Así nos cuenta el descubrimiento de la muerte (Morir: el diablo) , la relación tan estrecha con su familia (manzanas de caramelo/ Los cromos / platillo volador/ Cangrejo de río/ casa Botines…)  un niño que juega y sueña, que recorre la calle Ancha, que cambia sus cromos al pie de la casa de su abuela en el edificio botines, que pasea con su padre por la plaza mayor y la catedral….y que recuerda su colegio, los Agustinos, y su parche en el ojo que en cierto modo el propio autor señala como un  principio de estigmatización que marcó para siempre la diferencia, y le hizo buscar infatigable su propio destino.

El autor sorprenderá al lector por la abundancia de datos puntuales y recuerdos tan lúcidos que ofrece en este relato.

La segunda parte del libro titulada “LA TRANSICIÓN: Fiesta” comienza con un capítulo titulado “Franco ha muerto (Así comenzó la fiesta)” y durante 24 capítulos breves Vicente Muñoz nos deja ver el adolescente en el que se convirtió. Y también una ciudad que va cambiando al ritmo de los nuevos aires de libertad. Esta parte del libro es sin duda la que nos desvela cómo se va forjando el escritor que ha llegado a ser. Habla de sí mismo, de sus intereses, de su avidez de conocimiento, de lo que leía, de las películas que veía, de sus pasiones y sus animadversiones pero también habla de aquel León, de sus cines, de sus salones de juegos, de los veranos en el Pantano de Luna, de la casa al lado del Cine Mary (Villa Asunción), de la montaña de León ….en un retrato de los hijos sietemesinos de la democracia que hace que el lector no quiera que se acabe nunca el libro. Una narración tierna, sin artificios ni engaños, con la memoria intacta, un relato desde el corazón, nostálgico, un mapa interior del autor, de visiones y recuerdos que no nos dejan indiferentes y que el lector siente en la piel como suyos propios. Además Vicente Muñoz nos da las claves documentales de la época; termina este relato de la transición con un capítulo dedicado al 23 de febrero de 1981, al golpe de estado.

La tercera parte del libro titulada “LOS 80: Héroes” es un canto a una generación, la suya propia, para recordarse y recordarnos el León de la Movida y no dejarlo perdido en la memoria. Testigo de una época excepcional, ve eclosionar una cultura subterránea de una España y de un León que hay que contar y del que también es protagonista… “Me miro en el espejo y soy feliz” así comienza esta parte, con una frase del grupo de música Parálisis Permanente.

Nos sumerge a través de 27 capítulos en la denominada MOVIDA, la eclosión de la música nacional con una fuerza imparable (Volver al Colinón), aquel fue también el momento en que el autor nos cuenta en sus Regresiones como creó su propio grupo Veredicto final (Veredicto Final /Platillos Paistes verdes). Los conciertos en León, la Mandrágora y la Tropicana, los grupos de León (Cardíacos, Deicidas….), las noches del Toisón,  también nos habla de los grupos españoles que aún resuenan en sus regresiones (Songs of my life: Gabinete Caligari/ Smash)

Vinalia Trippers Plan 9 Del Espacio Exterior

Vinalia Trippers Plan 9 Del Espacio Exterior

Pero en esa galaxia maravillosa y lejana que fueron los 80, en palabras del autor, en ese tiempo Vicente Muñoz se hizo el escritor que es, su pasión por el cine y la literatura de terror, su frenesí gótico y su percepción de la vida le llevaron a mediados de los 80 a empezar a escribir sus propios relatos al amparo de la recién estrenada cultura underground o subterránea que también acabaría llenando la ciudad de manifestaciones culturales al margen de la cultura oficial. Imprescindible el capítulo titulado Underground (pág. 125) para conocer las fuentes o las influencias del autor. Se suceden por los distintos capítulos o regresiones toda una lista de escritores, libros, películas, revistas… que definieron definitivamente el rumbo de su literatura, fundamental el capítulo Malditos (pág.137) en el que nos cuenta qué y quién le marcó definitivamente para ser el escritor que es.

Nos habla también de sus filias y sus fobias (frenesí gótico / tunos & papones), de los garitos de noche, del Barrio Húmedo (el hígado y la piel), de las acampadas, del ácido (Ácido [y el país de las maravillas/ Panorámix])  como experiencia mística en la búsqueda de sí mismo, y de Castaneda (la realidad es otra y aparte…). Recuerda a sus amigos, sus hermanos en el viaje de la vida (Gabi Oca Fidalgo/ César Fernández/ Vinalia Trippers).

“Los 80: Héroes” es el retrato de una generación que gestó la cultura outsider y subterránea del León de los 80 y que Vicente Muñoz narra como si estuviera allí de nuevo “benditos 80, hacia vosotros caigo de nuevo…aunque no haya carretera”

La última parte de éstas cuatro  “DÍAS EXTRAÑOS: Temblor” es un relato autobiográfico en tiempo presente alejado ya de los 80, un relato sincero, valiente del escritor y hombre que es, como una conclusión de todas las regresiones. Esta parte en mi opinión muestra un Vicente Muñoz más maduro, más lírico y dando claves de lo que ahora siente y hacia dónde va… “el caso es estremecerse y que las cosas te atraviesen la piel” (temblor: la pasión y las lágrimas) [pág.166]. Pero también nos habla de viajes, amigos y sueños… Pura vida y libertad.

“Mézclalo todo dentro de ti, tus sentimientos, tu vida y tu pasión, tu pasado y tus experiencias, tus regresiones y fantasmas, tu ira y tu felicidad, las personas que has amado y las que te han amado a ti (…) y luego quédate con la esencia, lo que eres aquí y ahora, estos latidos, este momento, el tiempo que desgasta y renueva…hasta arrancar de nuevo”
(Regresiones.  Mixtura: the blues. pag.184 )

CODA: epílogo (Mirantes Shangri-La/ This is the end)

OJO DE PEZ. Apéndice: Epílogo coral de 19 escritores y músicos de su generación que escriben sobre Regresiones.

Para abordar la lectura, el debate  (próximo jueves, 9 de febrero) y el encuentro con el autor (jueves 16 de febrero) podemos plantearnos los siguientes interrogantes:

Sobre la obra y su estructura

  • ¿Encuentras que es una obra fácil para encajar en un género determinado? ¿Qué crees que es esta obra: una autobiografía, unas memorias, una crónica, un retrato (alternativo de la ciudad de León)…?  ¿Piensas que el autor pretende hacer un relato autobiográfico que sirva como retrato de una generación?
  • ¿Cuál crees que es la intención del autor al escribir “Regresiones”?
  • ¿Cómo crees que el escritor se retrata así mismo en la obra?
  • “Regresiones” ¿te parece  una obra nostálgica?
  • ¿Qué opinas de la estructura del libro?  ¿Qué valor le das a  la coda? ¿por qué crees que los 20 epígrafes finales se agrupan bajo el título “Ojo de pez”? ¿qué ofrece de especial este encuadre que veas en los últimos epígrafes?
  • ¿Qué impresión te produce respecto a las partes anteriores la parte titulada Días Extraños? ¿Encuentras que hay un tono distinto en la narración?
  • ¿Crees que a pesar de la fragmentación de la obra en 93 epígrafes o regresiones como fashbacks  hay una continuidad en la narración?
  • En el libro hay temas que se repiten ¿Crees que las repeticiones responden a algún propósito?
  • ¿Te parece interesante la imagen recurrente del Shangri-La aplicado a distintos lugares a lo largo de la obra?
  • ¿Encuentras interesantes las referencias literarias  en la obra? ¿Y las referencias de cine, música en la obra …?

Sobre la época de la que habla

  • “Todo está en la infancia, recupérala” ¿estás de acuerdo con esta afirmación?
  • ¿Ofrece esta obra una visión que tú recuerdes del León de los años 80?
  • ¿Crees que el capítulo titulado Underground (pág. 125) define la contracultura de los 80  en León? ¿la refleja, la idealiza?
  • ¿Crees que los 80 fueron una “galaxia maravillosa y lejana” como afirma Vicente Muñoz?
  • La obra refleja la vida de una generación en el León de los años 80. ¿Solo eso?  ¿se podría extrapolar este retrato generacional y local a cualquier otra ciudad de provincias en la España de la época?

Y sobre ti:

  • ¿Has vivido directamente alguna de las épocas de las que habla el autor? ¿conecta esta obra con alguno de tus recuerdos?
  • ¿Qué parte te llama más la atención o conecta mejor contigo, te sientes identificado con algunas regresiones como mapa interior también tuyo?
  • ¿Qué opinas de la edición del libro: cubierta, elección del blanco y negro…etc?
  • ¿Hay algo que no te haya gustado del libro?

 

Club de lectura “Leemos juntos”: Regresiones, de Vicente Muñoz.

Por Marisa Fernández
(Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León)

“Mézclalo todo dentro de ti, tus sentimientos, tu vida y pasión, tu pasado y tus experiencias, tus regresiones y fantasmas, tu ira y felicidad, las personas que has amado y las que te han amado a ti (…) y luego quédate con la esencia, lo que eres aquí y ahora, estos latidos, este momento, el tiempo que desgasta y renueva…
hora de arrancar de nuevo”

 

El Club de Lectura “Leemos juntos” (Biblioteca de la Universidad de León y Servicio de Bibliobuses de la Diputación de León)  te  propone su segunda lectura  programada para este curso 2016-2017.

Regresiones / Vicente Muñoz Álvarez.– La Romana, [Alicante] : Lupercalia, D. L. 2015.
235 p. ; 21 cm.– (Leviathan ; 15)
ISBN 978-84-943332-1-7

Calendario 

  • 2 de febrero: Coloquio participativo de guía a la lectura.
  • 9 de febrero Coloquio participativo de los socios.
  • 16 de febrero: Encuentro de los socios con el autor.

La participación en este Club de Lectura  es gratuita y está abierta a todo el mundo. Según tus gustos o tus posibilidades, hemos arbitrado para ti diferentes canales de participación. Puedes seguir las sesiones y expresar tu opinión:

  1. Asistiendo físicamente a los encuentros.
    • Los encuentros presenciales de las  lecturas tendrán lugar los  días indicados en el calendario,  en la sala de conferencias de la Biblioteca General San Isidoro a las 19:00 horas. Se ruega puntualidad.
  2. Siguiendo los encuentros por streaming.
    • Todas las  sesiones  se emitirán en directo a través de vídeo streaming para que quien lo desee pueda seguirlas en tiempo real  desde donde quiera a través de este enlace
  3. Participando a través de las redes sociales.
  4. Dejando tu comentario en el  blog tULEctura.

Acceso a la obra

Si lo deseas, puedes solicitar un ejemplar de esta obra en el propio bibliobús o en el teléfono 987234 612. Te facilitaremos el acceso a la obra de la manera más pertinente.

esquema participación

 

Vicente Muñoz es un autor leonés (León, 1966), poeta, narrador  y editor. El autor cultiva todos los géneros, y es y ha sido un personaje fundamental en la cultura subterránea de León desde los años 80. Creador del fanzine Vinalia Trippers, coordinador de antologías, cinéfilo, músico,  inquieto, soñador, erudito, coleccionista…

La obra está estructurada en cuatro partes definidas cronológicamente (la dictadura, la transición, los 80, días extraños) un epílogo (Coda) y un apéndice a modo de epílogo coral de 19 músicos y escritores de la generación del autor. El prólogo es de Julio César Álvarez, escritor y amigo de Vicente Muñoz.

A través de un relato autobiográfico, Vicente Muñoz en “Regresiones” parece haber encontrado la llave que abre su memoria con nostalgia al recuerdo de su propia vida (años 70/90), con la determinación de contar a través de sus ojos y de su percepción lo que ocurría en León durante los años en los que España resurgía como el Ave Fénix de sus cenizas grises y se tornaba en una Fiesta. El autor nos propone un viaje -su viaje-, pero nos convoca también a emprender el nuestro, cómplices de un tiempo que no volverá pero que todos guardamos dentro como un tesoro.

El recuerdo de la infancia es la primera parte del libro, La Dictadura: estigma, aquel León de las manzanas de caramelo, de la Casa Botines, de los cromos, de los cangrejos de río, de las series de televisión, de los tediosos días de colegio, de los amigos, del parche en el ojo… nos hacen querer leer más, querer saber qué fue del Vicente niño inocente despertando al mundo con curiosidad y avidez.

Llega la época de la transición, segunda parte del libro (La transición: fiesta), el adolescente viaja a un mundo desconocido, tritones, salamandras, minerales, superhéroes de cómic, ensoñaciones y misterios (la casa al lado del Cine Mari), sesiones de espiritismo a la luz de la luna en el Pantano de Luna, la familia, los amigos, el descubrimiento de la literatura y el cine de terror (H.P.Lovecraft, “Historias para no dormir”), la fascinación por la naturaleza, las películas orientales, el despertar del sexo, cine erótico, los salones recreativos, las peleas (Rambo), los perros, las primeras revistas XXX, y la noche de los transistores (23 F) .

La tercera parte del libro, Los 80: héroes, es un canto a una generación, la suya propia, para recordarse y recordarnos el León de la Movida y no dejarlo perdido en la memoria. Testigo de una época excepcional, ve eclosionar una cultura subterránea, outsider, de una España y de un León que hay que contar y del que también es protagonista … ”me miro en el espejo y soy feliz”  así comienza esta parte, con una frase del grupo Parálisis Permanente.

Y el lector no querrá otra cosa que adentrarse en la memoria magistral de Vicente Muñoz que nos devuelve a nuestra juventud. A lo largo de 27 capítulos nos habla de sus filias y sus fobias (frenesí gótico, tunos & papones), de literatura (Underground /Malditos…), de música (Volver al colinón /Veredicto final /platillos Paistes verdes) de cine , de los primeros fanzines, de las noches del Toisón que cantaban los Cardiacos, de los conciertos de La Mandrágora, de los garitos de noche, del Barrio Húmedo (el hígado y la piel) de los grupos de música españoles (Gabinete Calligari / Smash) de su propio grupo (Veredicto Final), de las acampadas en las Hoces de Vegacervera, del ácido (Ácido [Y el País de las Maravillas] / Panorámix) y de Castaneda (la realidad es otra y aparte…)

Retrato de una generación que gestó la contracultura outsider y subterránea del León de los 80 y que Vicente Muñoz narra como si estuviera allí de nuevo “benditos 80, hacia vosotros caigo de nuevo… aunque no haya carretera”.

La última parte, Días extraños: temblor, es un relato autobiográfico en tiempo presente, un autorretrato del escritor y del hombre que es, conclusión de todas las regresiones; el resultado de la suma de todas las pasiones que conforman a la persona que nos describe en esta fantástica novela.

¿Quieres regresar? Hazlo con nosotros. Ven y lee “Regresiones”. Compartiremos nuestra lectura y hablaremos de aquel León quimérico y crepuscular que nos propone Vicente Muñoz Álvarez.

Coloquio participativo de guía a la lectura
Sala de Conferencias de la Biblioteca General San Isidoro
jueves 2 de febrero de 2017,   19:00 horas

Asistencia abierta y gratuita (y con ronchitos 🙂 )

Si lo deseas, puedes visitar el  tablero que hemos creado en Pinterest para ambientar esta obra. Pero además, también puedes participar añadiendo imágenes o vídeos que nos sugieran tus regresiones a la época. Para ello debes tener cuenta en Pínterest y enviarnos un correo para que te invitemos a colaborar en el tablero Regresiones.

 

II Concurso de microrrelatos “Unidos por generaciones” (II)

¿Ya has participado?

(Esta historia tiene casi 300 palabras, pero nosotros solo te pedimos 150. Consulta las BASES DEL CONCURSO)

Me gusta que me lean cuentos cuando estoy en la cuna

Me gusta que me lean el cuento del pato Renato cuando estoy en la cuna. Me hablan, me miran y se ríen. Ponen voces extrañas, usan palabras que son nuevas para mí y me narran la vida de animales y personas que no conozco. Yo hago como que les entiendo: les miro muy atentamente y de vez en cuando respondo a sus gestos haciendo gestos  parecidos.

A pesar de que no comprendo mucho lo que dicen, noto que cada día usan los mismos grupos de palabras; ya voy reconociendo algunas de ellas, e incluso entiendo varias cosas. Lo extraño es que aún con el mismo cuento, cada miembro de mi familia narra la historia de forma distinta y así, ante el pato Renato que no sabe nadar (yo ya sé lo que es un pato porque lo he visto cuando me llevan al parque)  mi mamá se muestra tierna,  mi papá valiente, mi abuelo experimentado y mi hermana audaz.  Al final Renato  siempre aprende a nadar muy requetebien y todos se ríen y se ponen muy contentos. Yo también. peinados-bebe-600x600

Luego me dicen que yo aprenderé  muy pronto a caminar y que en casa vamos a escribir un cuento sobre ello, como el de Renato. Yo creo que contarán su propia historia, porque ahora, aunque Renato hace todas las noches lo mismo, parece que lo que ocurre  es distinto según quien me lo lea.

Cuando sea mayor yo también escribiré historias y leeré cuentos, y quien los escuche sabrá si soy tierno, valiente o aventurero. Y sabrá que a pesar de contarla una y otra vez, siempre la misma,  cada día será una historia nueva.

 

I Concurso de ensayo breve El Cazario de León (II)

¡Seguimos con nuestros concursos! Os agradecemos enormemente vuestra participación en el II concurso de fotografía “Lectura. Conectando generaciones”, cuyo plazo de presentación de fotografías damos por finalizado. Mientras esperamos a conocer a los ganadores, os animamos a armaros de tinta y papel (o más bien de teclado y procesador de textos) para participar en el I concurso de ensayo breve “El Cazario de León”.

“La caza es un esparcimiento fundamentalmente dinámico. El morral hay que sudarlo. La cacería se monta sobre madrugones inclementes, ásperas caminatas, comidas frías en una naturaleza inhóspita, lluvias y escarchas despiadadas…  […] la caza, más que una afición, es una pasión. […]” Miguel Delibes

Es innegable que la caza es una actividad humana de gran repercusión social, económica y simbólica. La necesidad primitiva de encontrar vestimenta y alimento se ha llegado a convertir, con el paso de los siglos, en una entidad con carácter propio en torno a la cual existen todo tipo de constructos socioculturales que nos hablan, entre otras cosas, de la relación del ser humano con la naturaleza y con los demás seres vivos que la habitan.

Siguiendo con el objetivo de tULEctura de servir de espacio común a todos aquellos miembros de la sociedad interesados en la escritura y la lectura en todas sus vertientes, así como el compromiso de la Universidad de León de trabajar por el desarrollo económico y cultural de la provincia desde el plano académico, os presentamos este concurso de ensayo breve promovido por el Ayuntamiento de Encinedo, que pretende poner de relieve la identidad etnográfica y la riqueza natural del territorio de La Cabrera.

El tema del concurso es “la caza como actividad humana: comida y vestido”. Los participantes deben elaborar un ensayo de un máximo de 4000 palabras que enviarán en formato PDF a la dirección cazario_lb@hotmail.comjunto con sus datos personales y de contacto. El plazo de admisión de originales finaliza el 5 de mayo de 2017 y el jurado hará público su fallo en la página web del Ayuntamiento de Encinedo el día 1 de junio. El ganador de cada una de las tres categorías de participación recibirá un premio de 200€. Además, se sortearán otros 200€ entre todos los participantes.

Para más información, os recomendamos que echéis un vistazo a las BASES DEL CONCURSO.

Edificio El Cazario de León, en la localidad de La Baña (Ayuntamiento de Encinedo)